MUÑEQUITOS

Publicado: 06-11-2012 en Sin categoría

 Con los libreros de la Plaza de Armas he conseguido rescatar, a precios duros, un grupo de historietas publicadas en Cuba durante la década del 60 y cuyos pormenores recordaba con increíble precisión. Ya he dicho antes que en 1968, con seis años, empecé a coleccionar el semanario Pionero, de formato tabloide, pero por esa época también estaban disponibles las revistas FantásticosAventurasMuñequitos y Din Don, con portada y contraportada multicolor y treinta y dos páginas presilladas, que no tuve el tino de conservar. Algunos de los artistas que trabajaron en ellas eran muy jóvenes, otros venían de Mella y publicaciones similares. Fue en estas revistas de la empresa Ediciones en Colores donde nacieron personajes y estilos decisivos para el arte cubano: en Muñequitos, por ejemplo, aparecían San Nicolás del Peladero, dibujado por Virgilio; Kashibashi, de Juan Padrón (que entonces firmaba Padroncitto); González, de Lillo; Tere y Cari (las criollitas) por Wilson; Casos y cosas de casa, con dibujos de Fran Valdés o Miguel Artiles y guión de Enrique Núñez Rodríguez, y El Circo, de Luis Castillo. El primero y los dos últimos reproducían programas televisivos de éxito que cualquier cubano de mi generación o la presente recuerda con nostalgia; en los dibujos es fácil reconocer a Enrique Santiesteban, María de los Ángeles Santana, José Antonio Rivero o el Trompoloco de Erdwin Fernández. Din Don ofrecía historietas dirigidas a los más pequeños, Fantásticos historias de ciencia ficción (soviéticas, norteamericanas, cubanas), en tanto Aventuras era el emporio de Kombey (con dibujos de Luis Lorenzo y, a menudo, guión de Juan Padrón), Guabay, de Roberto Alfonso Cruz (Robe), Recuerdos de Chamaco (con dibujos de Pedro Martín o Tulio Raggi) ySherlock Holmes (con adaptaciones de Froilán Escobar y dibujos de Domingo García) además de reproducir cuentos de autores como Juan Rulfo, Ray Bradbury o Pablo de la Torriente. En algún momento alrededor de 1968 esas historietas desaparecieron, y varios dibujantes y guionistas se consagraron a publicar en Pionero, que había surgido en 1964 y en su etapa más temprana contó con Onelio Jorge Cardoso como jefe de redacción.

 Los muñequitos, comics o como se les llame son una afición operativamente muerta en Cuba. Zun ZunBijirita y el mismo Pionero degeneraron, y con excepción de eventuales reediciones de las Aventuras de Elpidio Valdés –el único clásico nacional del género en las últimas cuatro décadas- no ha aparecido nada sistemático que los reemplace, apenas algunas historietas que nos cuentan y vuelven a contar episodios patrióticos con soso patriotismo. En otros sitios el universo del comic –con su parafernalia de tiendas especializadas y eventos temáticos- se convierte cada vez más en feudo de gente al estilo Big Bang Theory; los de tema erótico o de ciencia ficción y fantasía se las han arreglado para sobrevivir, con autores y personajes de culto, pero es frecuente en todas las grandes ciudades del mundo encontrar colecciones de comics, a precio de saldo, en el fondo de las cada vez más despobladas librerías. Por otra parte, es fácil ver en las notas con que Isaac Asimov presentaba cada texto, en las versiones fílmicas (no todas felices) de las aventuras de Asterix o en Tintin, la reciente película de Spielberg, la fascinación que el arte del comic ejerció (y presumiblemente ejercerá siempre) sobre creadores de pelajes diversos.

 En mi casa no hubo televisor hasta que tuve doce años, de manera que las historietas y los libros constituyeron el principal entretenimiento, fuente de historias, héroes y modelos, matriz de mi vocación literaria y cinematográfica. Por eso, cuando regateo con un librero de la Plaza de Armas para hacerme de una de aquellas revistas amarillentas y frágiles, el tipo siempre se huele que terminaré cediendo.

About these ads
Comentarios
  1. cuco dice:

    En los 80 recuerdo que hubo auge de las historietas con las revistas Comicos y Pablo de la editorial Pablo de la Torriente. Habian tipos fuera de liga como Orestes Suarez que hacia tiras de contenido cotidiano o las de aventura, etc

    • anon dice:

      Eduardo, no se a que librerias habras ido fuera de Cuba… pero yo vivo en Montreal, y aca los comics no son para nada un feudo de un grupo reducido de personas “al estilo de big bang theory”. Las librerias aca tienen estantes nada pequennos (en tamanno absoluto y relativo) dedicados exclusivamente a comics y mangas. En la libreria local de mi barrio (que no es una libreria importante ni mucho menos) cada uno de estos dos estantes es mas grande que el de clasicos de literatura, por poner un ejemplo, y su ubicacion geografica es mucho mas favorable (en el mismisimo centro de la seccion de jovenes).

      Para seguir, aca hay dos festivales anuales de comics, el Otakuton (de manga japones) y el comicon, de comics “occidentales”, que se repletan de gente de todo tipo, no es raro ver indios con turbante y musulmanes con velos dando vueltas, y no estan precisamente disfrazados….

      Siendo Montreal una ciudad multi-lingue (la gente aca habla a lo menos 2 idiomas) sin mucho esfuerzo te encuentras comics de los origenes menos imaginados (Iran por ejemplo) a veces raducidos al ingles o frances (idiomas oficiales de la Canada), o en sus idiomas originales.

      Por si fuera poco, hay un festival anual de cine fantastico (Fantasia) que normalmente rinde bastante culto a los comics de cualquier latitud, y las presentaciones de las peliculas mas importantes ocurren normalmente en las salas de cine tradicionales y no en salas especializadas. El anno pasado por ejemplo vi Full Metal Alchemist (anime japones) en el cine mas grande del downtown de Montreal, donde mismo se estrenan peliculas como Harry Potter o Avatar.

      • desde toronto dice:

        Anon, incluso aca en Toronto te las encuentras en tiendas de segunda mano al por mayor, a veces en cajas que demorarias horas registrando, a un precio ridiculo. Hace dos meses hubo en el Toronto Convention Center un evento, que mi hijo menor fue y se quedo maravillado, de la historia de los comics y vinieron varios de sus creadores, incluyendo Stan Lee. La gente durante tres dias inundaron el centro, te hablo de decenas de miles de personas en colas inmensas. No creo para nada que sea un feudo, al menos aca.

      • Bueno, no he estado nunca en Montreal ni Toronto, me alegro de que allí las cosas no sean así. Claro que, primero, Norteamérica no es todo el mundo (por más que se esfuerce en creérselo) y segundo, los eventos no demuestran nada: ¿dirías que la gente lee mucho en Cuba sólo porque hay matazón en la Feria del Libro? Lo que digo en esa parte del artículo es que en general los comics no tienen el papel clave que tuvieron para generaciones previas, en buena medida porque deben competir con el auge de los audiovisuales y las tecnologías. Por demás, señalo que los eróticos y los de CF sí mantienen su popularidad, de manera que el festival de manga al que te refieres en realidad confirma mis afirmaciones.
        Un saludo.
        E.

  2. Perla Alcober dice:

    Me gustaría sabaer qué pasó con una publicación de la que salieron creo solo dos números: “La Hiena Triste”. Podrías contar algo sobre su “noche de debut y despedida”???

  3. Samuel Smith dice:

    ¿No se acuerdan de “Las Aventuras de los Conquistadores del Fuego”?

  4. artmixfotos dice:

    Los 60, por mucho, fue la década más creativa, en casi todo el espectro de las artes, del último medio siglo cubano. Puede que hasta 1968, como bien comentas tú, Eduardo. La razón de la “caída” en picada tiene que ver con la “Ofensiva Revolucionaria” de 1968, que como agresiva guadaña se abalanzó sobre un pueblo que pensó equivocadamente, como sabemos todos, había llegado al paraíso de la libertad. Fue esa la causa principal por la que desaparecieron los comics cubanos. Y no solo ellos!!!

  5. Liborio Mendigutía dice:

    “…el tipo siempre se huele que terminaré cediendo”. ¿Qué tipo de construcción es esa, Eduardo? Tú eres escritor. Escribe bien, anda.
    Por otro lado, ¿omites de manera intencional las historietas de Jorge Oliver y su Capitán Plin? Debes repensar tu post, viejo, faltan algunas cosas.
    Saludos de Liborio el Historietista.

    • Mi querido y admirado Liborio, las historietas del capitán Plin -que fueron populares pero no estuvieron nunca a la altura de Elpidio- aparecían justamente en Zun Zun y Bijirita, publicaciones que resultaron bastante buenas en una época… hasta degenerar, como afirmo en el texto; más tarde fueron reeditadas un par de veces en formato de libro-cuaderno. Sin embargo, en los últimos quince años o más apenas si se consiguen muñequitos cubanos fuera de las matazones de la feria del Libro, y no ha aparecido ningún personaje como Elpidio. Si vas a una librería como la Fayad Jamis, de Obispo, encontrarás precisamente pocas historietas de soso patriotismo. Para terminar, me gustaría que me explicaras desde la altura de tu sapiencia qué coño hay de mal escrito en la frase final de mi artículo. Me muero por aprender de ti, cariño.
      E.

      • Liborio Mendigutía dice:

        ¿Cómo que qué hay de mal escrito? Ah, me estás jodiendo… El tipo ni “se” huele ni “se” deja de oler nada, viejo. Oler no es un verbo reflexivo, ¿conoces la nomenclatura lingüística? Son verbos reflexivos aquellos a los que puede adicionarse al final la partícula “se”: pelarse, afeitarse, pero ¿olerse?, ¿se huele? A no ser que tu tipo esté intentando captar sus propios olores… Está mal escrito y bien. Lo correcto sería: “El tipo huele que terminaré cediendo” o mejor: “El tipo puede oler que terminaré cediendo”, entendiendo “oler” como sinónimo de intuir o algo así. Y no me digas que no lo sabías. Salud, Liborio.

    • Ernesto dice:

      Ignorante: Mira el diccionario RAE,
      Huele:
      3. tr. Conocer o adivinar algo que se juzgaba oculto, barruntarlo. U. m. c. prnl.
      U. m. c. prnl.: Usase más como pronominal, y como sabes tanto averigua que es pronominal.

  6. alejandro dice:

    coj………s. como jode el liborio este. Cada cual con lo suyo, pero leer a punta de lupa y microscopio debe ser poco divertido.

  7. Pacolo dice:

    Parece que los canadiense montrealenses y torontenses no saben de qué carajo se habla en este post. O se cayeron de Marte o “se están haciendo”.

  8. Alache dice:

    Gracias a los muñequitos americanos, los fiñes del barrios aprendimos a disfrutar desde muy temprano a Chaikosvky, Estravinsky, Mozart, Beethoven, Las operas como Aida, et, etc.
    Ademas de divertirnos a bocas abiertas y risas.
    Con los muñequitos sovieticos, en general,aprendimos la mediocridad.

  9. piracetam dice:

    Como otros dibujos comenzó en revistas y comic venia del dibujante japonés Go Naga , fue escrita por Susumu Takahisa y Keisuke Fujikawa, los directores fueron Yugo Serikawa, Tomoharu Katsumata, Nobuo Onuki y Bonjin Nagaki este súper héroe fue muchas veces “copiado” y salieron otros similares Luego vino la película en 1978 con Mazinger Z .

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s