MI MALTRATO FAVORITO

Publicado: 20-11-2012 en Sin categoría

 Hoy propongo algo para ese masoquista que llevamos dentro. No es exactamente un concurso, porque no habrá premios, pero sí algo de interactividad y competencia.

 Les pido que me cuenten su maltrato favorito. No tiene que ser el peor, sólo el más pintoresco. No tiene que haber ocurrido en Cuba, aunque supongo que así será en el noventa por cierto de los casos. La estupidez burocrática, la rigidez, el desprecio al otro son tan universales como las cucarachas y la calvicie. Relaten algo interesante, hagan catarsis.

 Por mi parte empiezo con dos. El primero me ocurrió en Suiza hará diez o doce años. Regresaba de Austria a Cuba, debía tomar el avión al amanecer del día siguiente en Zurich, de modo que me expidieron por tren de Innsbruck a Zurich. Poco después de cruzar la frontera helvética hubo una inspección en el tren… y el policía no me creyó cuando le expliqué –en mi pobre alemán, pues el tipo no hablaba una palabra de inglés- que los cubanos con pasaporte oficial no necesitábamos visa para Suiza. Seamos justos, era bastante lógico que no lo supiera, no creo que pasaran muchos cubanos por allí. Ahora bien, la cosa continuó, me bajaron del tren con todo mi equipaje en un pueblecito mierdero, me interrogaron como a un espía novato, registraron mis maletas, sonrieron condescendientes al ver los regalos que le llevaba a la familia… en fin, que casi cuarenta minutos más tarde averiguaron por teléfono que yo tenía razón, y entonces, sin una disculpa, me subieron al próximo tren. Sólo que, claro, quienes me esperaban en Zurich, suizos al fin, al no verme llegar en el tren anterior pensaron que algo había cambiado, y se fueron. Me vi, entonces, de noche en la estación de una ciudad extraña, cargado con dos maletas pesadísimas con las que no podía avanzar veinte metros, sabiendo que no podía perder de ninguna manera el avión de las ocho de la mañana para Cuba. Como los teléfonos de la estación sólo funcionaban con tarjeta, traté de comprar una para llamar a quienes me remitieron desde Innsbruck –era el único número que tenía- pero la tienda donde vendían tarjetas ya había cerrado. Media hora después, desesperado, le compré una tarjeta a una mujer sudamericana que las vendía en una esquina junto a otras mercaderías interesantes… y bueno, con esa finalmente conseguí llamar a los austriacos, que llamaron a los suizos, que me recogieron una hora más tarde.

 El otro maltrato es de producción nacional. Hay tantos donde escoger, tan obvios y frecuentes, que por una vez he elegido algo más sutil -si bien igualmente humillante, porque cualquiera se molesta ante el abuso telúrico y frontal, pero muchos se acostumbran al maltrato de bajo calibre-: tiene que ver con una expresión particular que puso hace pocos días un dependiente en una tienda de los bajos del FOCSA, cuando le pregunté por una pieza concreta que -se supone- venden en esa clase de establecimiento. No es, ni muchísimo menos, la primera vez que enfrento semejante expresión en el lamentable sistema comercial de las tiendas estatales, apenas la más reciente, pero siempre me encabrona. Es la cara, ya saben, que pone el botero cuando le dices a dónde vas y resulta que no toma por allí: una mezcla de desprecio por hacerle perder su precioso tiempo con burla por ser tan iluso de creer que resolveré fácilmente mi problema. Algo así como “¡Mira a este, tú..!Para ese individuo, yo soy un infeliz al que ni siquiera vale la pena sonreír o sugerirle opciones; simplemente hace esa mueca, me ignora y sigue hablando con la cajera. Pobre tipo. Seguro se cree una buena persona.

 Adelante. Cuéntame tu maltrato favorito.

About these ads
comentarios
  1. Nestor Aragon dice:

    Si de maltratos se trata…. Yo siempre digo que en lugar de condenar a alguien a 20 anos de prision podian hacerlo entrar y salir de Cuba con pasaporte cubano unas 10 veces y ya quedan chao.
    En fin, llegas de viaje de visita. No tienes nada que declarar porque sabes que llevas lo que se puede llevar . Vas a salir por donde dice “Nothing to declare” y alguien te detiene y te dice “TU eres cubano? -notese el TU subrayado- entonces tienes que pesar…..
    La aduana en todo el mundo tiene derecho a pararte y revisarte aun cuando no tengas nada que declarar, eso esta claro, lo que jode es eso de TU ERES CUBANO?

  2. EZapo dice:

    Estudiaba en la CUJAE, un domingo tuve que ir a una práctica de las MTT, al salir al mediodía, hacía trasbordo en Av. Boyeros y llevaba una camisa de mezclilla azul y un pantalón militar, regalo de un amigo hijo de un General. Un policía se me acercó y me dijo que no podía usar ese pantalón y me llevó a la estación de policía de 100 y Aldabó. Allí me comenzaron a decir que de dónde lo habia sacado, le dije que un regalo de un amigo y me dijeron que eso no podía ser, que tenía iba a tener que declarar y me mandaron a una celda con un borracho. No sé de donde saqué tranquilidad y me quedé dormido en un banco de cemento. Mientras los compañeros que iban conmigo avisaron a mi casa, mi madre se apareción en lada negro (todo un simbolo de esa epoca) y me soltaron. Esto es un resumen. Yo no dejaba d epensar que le roncaba el mango, me habia levantado un domingo a las 6 de la mañana para un ejercicio de las MTT y terminaba en una estación por un policia que a todas luces quería mi pantalón. Y me preguntaba matado de risa qué hubiera pasado si el tema llegaba al General . . .

  3. Alain dice:

    A mi una cosa que me fastidia mucho de Cuba son algunos taxistas, en julio pasado me paso unas cuantas veces, tu los paras y le dices para donde vas y ellos te prguntan cuanto pagas, uno claramente tira un numero favorable a su billetera y si el valor que les das no les cuadra ni siquiera te hacen una contraoferta, pisan el acelerador y se largan como si no les afectara en nada dejar de ganar o como si supieran que no les vas a pagar lo que piden, que falta de talento para hacer negocios es lo que veo que tienen.

  4. César Rodríguez dice:

    Yo debo ser muy intransigente o incomprensivo porque recuerdo muchos maltratos. Las reuniones del CDR, especialmente la que me interrupía una buena película (de esas de Eduardo del Llano)
    Los trabajos voluntarios, al último fui allá por el 80. Coger una guagua después de haber esperado mucho por ella (si sumara los tiempos de espera sumarían varios años)El día del cobro, no por saber cuanto ganaba menos descorazonador. Los discursos de Fidel, que cuando apagaba la tele aun se escuchaba el del vecino que quería destacarse. Hacer las compras con la libreta, cosa que nunca entendí, si me tocaba o no, que novena vino…Las propagandas políticas que lo rodean a uno allá..31 y P’alante..coñoooo. Venir cansado del trabajo y que la mujer me dijera: …-No te sientes, que aquí no hay nada de comer….Que se ponchara la bicicleta 20 km antes de llegar y con una “movida” amarrada en la parrilla”………..¿Para qué cansarlos?…por eso me fui.

  5. F. Hebra dice:

    Mi maltrato favorito , aunque de “producción nacional” cubana, ocurrió en NY en el “backstage” del Carnegie Hall en 1999. Una conocida actriz cubana amiga mía de años estaba de visita en NY y compré dos entradas, una semana por adelantado, para ver a Buenavista Social Club. Ella tenía sus contactos con las oficinas de la Cancillería de Cuba ante la ONU en la ciudad y allí “resolvió”, además, dos “back stage passes” para una recepción con los músicos después de la función en el salón detrás del escenario. En el pase decía claramente que la presentación de un documento de identidad era requerida al presentarlo. Un cubano empleado de la cancillería, me lo confió ella después, se ocupaba de chequear las identificaciones y el pase, yo le mostré mi licencia de conducir. A mi amiga la reconoció el empleado y no le pidió el documento; como yo iba con mi mochila de trabajo el señor también me pidió que la abriera y le enseñara su contenido, hasta ahí todo normal. Dentro de mi mochila estaba mi pasaporte estadounidense pues estaba a punto de caducar y en algún momento de esa semana quería renovarlo en las oficinas del Rockefeller Center. El guardia lo abrió sin pedirme permiso y comentó muy naturalmente: “usted es cubano de aquí”. Le dije que sí y nos dejó pasar. Había muchas personas en la recepción: periodistas, los músicos, invitados y hasta Wim Wenders pues estaba en plena filmación de su documental Buenavista Social Club.
    Al rato le pregunté al mismo cubano de la entrada (ya todos estábamos dentro y había acabado el chequeo) dónde estaba el baño. Me indicó y me fui feliz a descargar tres horas acumuladas en la vejiga.
    Estaba orinando y todo lo recuerdo a la vez: el puñetazo en la cabeza desde atrás, el “gusano de mierda, ¿qué pinga haces tú aquí?” y finalmente la cara de él y el otro tipo que me inmovilizó para que no me defendiera. Me sacaron a empujones por una puerta lateral del pasillo que iba al baño.
    Ya de madrugada y yo en mi casa me llamó mi amiga, me preguntó que por qué había desaparecido y que cuándo nos veíamos para devolverme la mochila que ella me cuidó mientras yo fui al baño. Me dolía mucho la cabeza por el golpe y a esa hora no quise explicarle lo sucedido.
    Nos vimos al día siguiente, le conté el “acto de repudio a lo newyorkino” y se quedó pasmada. Le insinué que estaba considerando presentar cargos contra el teatro y ella me rogó que no lo hiciera, y tenía razón; posiblemente aquel individuo tenía inmunidad diplomática y , lo peor, revolver la mierda iba a afectarla a ella de alguna manera.
    Finalmente no hice nada, ella todavía vive en Cuba, todavía somos amigos y todavía recuerdo el incidente como mi maltrato favorito, pintoresco y reafirmante.

    • osmany dice:

      te creo completamente, tipico actuar de los diplomaticos cubanos, jajaja. Algun punto querian ganarse esos lame botas.

    • ernesto dice:

      Muchas películas has visto tu. Sinceramente creo que te has pasado con inventarte esta historia.

      • F. Hebra dice:

        ¿Riña o romance?

      • ernesto dice:

        yo no soy de la otra acera mentiroso. No esperes homofobia tampoco. Tienes as cuento tu que tu amiga Zoe la zoez.

  6. Luck dice:

    Yo soy medico y trabaje en el sistema de atencion a reclusos en uno de los centros penitenciarios de la isla como parte de una especie de servicio social que teniamos que cumplir mucho de nosotros. Como supondran nada tiene que ver esto, aunque a veces se preste a CONFUSION, con la politica de estimulo que hacia los profesionales lleva a cabo nuestro gobierno.
    Este no es el maltrato a que me voy a referir , este no me involucro a mi, sino a uno de los reclusos. No tiene trasfondo politico, solo habla de la ignorancia, a veces la inocencia de gente comun que tambien se ven envuelta en hechos medio serio, medio comico pero maltrato al fin y al cabo ahi le va la historia.
    Me encontraba ejerciendo como medico en prisiones cuando visitando a una colega mia durante su consulta en una de esas carceles se aparece un guardia con un preso que debia ser consultado. Le pedimos que le quite las esposas y el guardia obedece. Mi colega tambien recien graduada me pide que me quede, al fin y al cabo dos cabezas reciengraduadas casi que piensan como una. Comienza la entevista, escuchamos como el reo nos explica que ha tenido varias “confusiones”. Profundizamos en el interrogatorio medico exigiendo saber las circunstancias en las que ocurrian estas “”confusiones”. El recluso nos explica que segun testigos el pierde el conocimiento, cae al piso y todo su cuerpo empieza a contraerse violentamente, suelta espuma por la boca. Insiste en que despues de estas “confusiones” no recuerda nada. Continua diciendo que el padece de estas “confusiones” bastante amenudo. Durante este periodo el guardia se notaba bastante incomdo, a veces hasta ansioso. Nosotros, haciendo acopio de profesionalidad y otras cosas, aguantamos la risa varias veces cuando el enfermo reo repetia insistentemente la palabra “confusion” para describir lo que nosotros ya habiamos diagnosticado, dada su propia descripcion, como convulsion. Pero con el interes de no interrupir la espontaneidad de los detalles que nos ofrecia le permitimos usar el termino una y otra vez sin corregirlo.
    Nosotros no lo hicimos, lo hizo el guardia. Evidentemente de descendencia humilde y original de la parte conocida en Cuba como “La palestina”, el custodio no pudo aguantar mas aquel dezliz recurrente del reo. Le ha rayado un cocotazo(un yiti o algo asi) al preso que nos dejo con la boca abierta casi instantaneamente, y cuando estabamos a punto de recriminarle por abusar del recluso que a su vez parecia no haerse enterado de la agresion a que le habian sometido de esa forma en nuestra prescencia, el oficial mira al paciente casi con instinto paternal y le dice:
    ¿Que va a pensar el medico de ti? ¿Que eres un imbecil?
    Esta bueno ya de decir que tienes una confusion, y que te han dado tantas confusiones, y que cuando tienes las cofusiones esto o lo otro.
    Da la vuelta y se para delante de el y como un padre que regaña a su hijo le dice cara a cara:
    eso no se llama CONFUSION y le grita como para que todo el mundo lo oyera:
    Eso se llama INFUSION¡¡¡
    Y hasta ahi duro la consulta del recluso y empezo, despues de nuestras incontrolables carcajadas, la del carcelero.

  7. El mío comienza cuando llego a Cuba y todo me hace sentir que ya no soy de allí.

    Y continúa al llegar acá y sentir que tampoco pertenezco a este lugar.

    Y así, ad nauseam.

  8. Luck dice:

    Encontre uno bueno por ahi por el blog de Paquito, este es nuevo:

    La Habana, 18 nov (AIN) La posibilidad de ampliar la dieta del cubano con el consumo de la cactácea como alimento es una de las exposiciones más atractivas del Festival de cactus y suculentas, que sesionará en el Jardín Botánico Nacional (JBN) en diciembre próximo.

    Especialistas del eco-restaurante “El Bambú”, del JBN, ofrecerán detalles sobre las virtudes nutritivas de las raíces, tallos, hojas y hasta las espinas de estas plantas, que han sido utilizados como comestibles para cerdos y caballos desde tiempos remotos.

    Sin embargo, sus yemas y espinas son poco empleadas con tal propósito, sobre todo especies de Opuntia, Myrtillocactus, echinocereus y ferocactus, que sí son aprovechadas por campesinos turcos y brahanabes en la India, A tal efecto se comenzara un experimento en el Ciculo Infantil ” Los Enanitos” del municipio Songo la Maya. Este circulo infantil atiende ninos que padecen de autismo y por tanto sera mas factible que no se quesen por la ingestion de espinas y flores de cactus.

  9. ema dice:

    La mía en el IPVCE Lenin en pleno año 92. El villa interna recogía los blumers y ajustadores que dejábamos mal colgados en el albergue y se los llevaba, hasta que un día decidió en pleno matutino, llegar con una caja y tirarlos al centro de la explanada para darnos una lección. Todas tuvimos que ir a remover y encontrar los nuestros, pues tampoco era cosa fácil hacerse de nuevos. Era una escena de lo más patética, y por supuesto, sin mucho que ver con el espiritu de un centro de estudios de excelencia.

  10. Jorge Gonzalez dice:

    Interesante sugerencia, habría para contar, en ambas orillas, y como dice Eduardo, los sutiles son los que mas joden, venidos de personas que de ninguna manera se esperaría maltrato, como el tendero de tu propio relato. Claro que los realizados desde el poder ya son peligrosos para la vida humana, así que si me lo permiten yo voy a darle voz a una persona que ahora mismo esta encarcelada injustamente, tras ser ilegalmente maltratada por el estado cubano. Este maltrato sucedió hace unos días contra la persona, no solo el, de Antonio Rodiles. El y algunos amigos esperaban frente a la sección 21 de la seguridad del estado para saber por una amiga que según los indicios dados por la policía se encontraba allí. Un grupo de mas de 50 personas, vestidas de civil, se abalanzo sobre el y otros que lo acompañaban. Los golpearon, los metieron a la fuerza en autos de la policía, los detuvieron sin razón. De todos solo Antonio Rodiles sigue encarcelado. El es director del proyecto cultural “Estado de SAT” y uno de los lideres de la “Demanda ciudadana por otra Cuba”. Creo que todos los cubanos sinceros, demócratas, de todas las tendencias políticas, debemos apoyar la demanda por su liberación, para que al menos uno de los tantos maltratos del estado cubano no se convierta en una encarcelación injusta. ¡Liberen a Rodiles!

    Jorge Gonzalez

  11. Carlos Cabrera Pérez dice:

    Sucursal de BFI en el edificio Sierra Maestra; voy a sacar dinero con mi tarjeta MasterCard, expedida por el banco donde tengo mis cuentas en España y contra mis documentos españoles.

    No había cola, era temprano. Y el cajero-pagador -ataviado con corbata y sortija relumbrona- al leer q nací en La Habana, se empeña en que debo mostrarle mi pasaporte cubano.

    Cuando viajaba a La Habana, iba siempre preparado para maltratos, triquiñuelas, e incidentes varios. Así q nunca me altere ante las pequeñas maniobras de esa fauna área CUC, experta en manicura made un Hialeah y en putear a sus paisanos.

    Así q le doy mi pasaporte cubano y, al meter el número como identificación, MasterCard deniega la operación. Así hasta cinco veces; pero no me canso; le voy dando tarjetas Visas y MasterCard hasta la extenuación. Ninguna funciona con mi pasaporte cubano.

    Me mira y me pregunta q que pasa y le digo, debe ser la máquina. Vuelve a intentarlo. Mi mujer española esta que se sube por las paredes; yo sigo con mi flema british, y ya viene el Supervisor o así, le cuenta lo que pasa. El hombre me pide la tarjeta y mi DNI español y Operación Autorizada. Le echa una mirada terrible y se aleja; entonces, me musita: y allá afuera uno puede tener tantas tarjetas, teniendo un pasaporte cubano?

  12. Muy buena idea la de este post Eduardo. En el 2003 Trabajaba en el Hospital Viejo de Santa Clara, había acabado de regresar de Brasil donde había terminado mi maestría. El entonces director del hospital, ante tantos señalamientos recibidos en inspecciones por causa del mal desempeño de quien ocupaba el cargo de Responsable de Protección Radiológica, me pidió como “tarea de la revolución” que yo volviese a ocupar dicho cargo (lo había desempeñado años atrás con excelentes resultados, pero me había cambiado para otra plaza de físico medico en radioterapia). Yo amablemente rechace la oferta, recordando que la revolución nada tenia que ver con ese problema. Algún tiempo después, el propio director me llamo a su oficina y delante de quien era el subdirector administrativo en aquella época, me dijo que si yo no aceptaba el cargo, pues nunca más podría viajar, ni seria bien visto por la dirección del hospital. Le sonreí y le dije que claro que si, que aceptaba el cargo. Sentí en carne propia el sabor del chantaje y la extorsión. Fue la gota de agua. A finales de 2004 viaje a trabajo para Brasil, no regrese más. Pena que hasta hoy, no le halla podido agradecer, como su chantaje me quito todo vestigio de duda que podía tener entonces. Y después hablan de robo de cerebros. Saludos desde Rio de Janeiro

  13. IváN dice:

    Eduardo: Hay “gusanos” que somos testigos de algo similar a lo que te ha pasado. Y hemos intentado ayudar, dentro de nuestras posibilidades. Normalicemos las cosas, pelase. Hay suizos, austriacos… y !cubanos!

  14. Cygnus dice:

    Salía de mi trabajo en Cuba, un famoso cabaret. me disponía a tomar un taxi frente a la ceguera y de pronto un coche de turismo lleno de extranjeros se detuvo casi frente a mi y de inmediato comenzaron a insultarme llamándome de todo, como eran muchos y evidentemente borrachos di media vuelta y camine en otra dirección justo antes de que uno de ellos a menos de diez metros me lanzara una coca cola directo a la cabeza que esquive a duras penas, el policía que estaba en la acera frente a mi se reía a carcajadas…! El, que estaba supuestamente destinado a mantener el orden y en ese caso intervenir para defenderme, se encogió de hombros y me dio la espalda! Por suerte otro coche se detuvo y pude marcharme! La homofobia es terrible!

  15. Liborio Mendigutía dice:

    Señores, dejemos de sucumbir a las delirantes propuestas de Eduardo del Llano. ¿A quién se le ocurre esto de ponerse a contar si a uno lo maltrataron o no? Hay que enfocarse en el marabú, en la reforma económica, en la nueva ley tributaria. Coño, Eduardo, no nos hagas perder el tiempo… Es más, si sigues con la bobería me retiro del blog y no entro más, óyelo bien, ¡no entro más! Después no te quejes.

  16. Jorge dice:

    No recuerdo exactamente el an~o. Debe haber sido principios de los 90, hace 30 y pico de an~os y no recuerdo bien los detalles . Estaba yo acabadito de emigrar para el pais europeo donde vivo desde aquel tiempo (no viene al caso cual). Principios de los 90, ya practicamente estaban desapareciendo los discos (los prietos, no se de que material, que se ponian en un “tocadiscos”) y estaban siendo sustituidos por cassettes o CD (?). Bueno el caso es que paseando en un supermarket encuentro un departamento con pilon de discos cubanos, mosqueados. Recuerdo Van-Van y Silvio Rodriguez entre otros. Desde luego, recorde mis raices cubanas, y me dirigi a comprarlos, yo todavia tenia un tocadiscos bueno.
    Cual no fue mi asombro, cuando la dependienta me dijo que no podia vendermelos, porque no sabia cuanto costaban, no tenian precio. Me quede frio. Entiende, no es que fuera mercancia nueva que todavia no estaba inventariada (al contrario), simplemente esos discos llevaban tiempo ahi, nadie los compraba, ya no valian lo de antes (por la inflacion) y el nuevo precio todavia no estaba. Bueno, yo eso lo puedo entender. Pero cuando a mi pregunta “Cuando estaran los precios de los discos” la mujer me dijo que no sabia, asi como que no sabia quien era responsable de ese negocio, me explote y le arme un escandalo. Increible: los discos a la vista, en la vitrina, y no se pueden comprar.
    Al fin mi esposa me calmo, vino una jefa, y mando venderme los discos a precio mas o menos aproximado.
    Saludos.

  17. Charles dice:

    Fresco, ayer en la panadería del Monaco la señora terminó la venta del Pan Duro, recogió la caja con el dinero se metió tras bambalinas a contar el dinero, yo aguanté 15 minutos y me fui lo que quería comprar era pan suave, su capacidad solo le daba para despachar un solo tipo de pan y parece que hasta que no cuadrara no volvía a la caraga; después pasé por la del Sevillano y a pesar de estar los anaqueles repletos de pan, el dependiente tuvo la gentileza de decirme que hasta las 9:30 pm, eran las 7:00 pm, ese es el pan por la libre, si te coge el de la libreta tienes que estar dispuesto a aguantar todo tipo de atropellos y ese no es el bloqueo, somos nosotros.

  18. El Lapón Libre dice:

    Mi maltrato favorito ocurre cada vez que visito la isla, donde en el aeropuerto José Martí, especificamente en su control de inmigración, te hacen “sudar la gota gorda” con preguntas, realmente estúpidas y después de hacerte sufrir una, prácticamente, “tortura china” -porque sabes todo lo que puedes perder si te retornan por un simple errorcito o mal entendido, estás tan agotado que hasta le das las gracias al torturador, !perdón!, quise decir aduanero(a) de turno; aunque los ha habido muy amables también.

    • EZapo dice:

      Este entra dentro de los mas sutiles, porque en realidad los que vivimos fuera comenzamos a sufrir desde antes de llegar, es un maltrato psicológico que nos sembraron de pequeños, uno puede ser el ser humano mas honorable e íntegro del mundo, pero si es cubano y vive fuera por decisión propia, algo te dice que cuando llegas a Cuba para las autoridades eres escoria, traidor, etc.

    • Omar dice:

      Ustedes son medio conejones. Yo entro a Cuba relajado. Excepto la primera vez. Recuerdo sonrisas amables, ‘bienvenido’ y ‘tenga una buena estancia’. Ando convencido de que nadie me quiere dar la mala. El que no la debe, no la teme. No se de donde puede salir ese miedo para quienes escriben con seudonimos. Saquense esos fantasmas de la cabeza de una vez. La inercia los esta empujando al ridiculo constantemente. por cierto, si tienes un hijo en el extranjero y te interesa incribirlo como cubano, lleguense al consulado y pregunten.

      Omar

  19. Simpli dice:

    El mio:

    “Este lugar es para el turismo internacional y le hacemos un favor a los cubanos cobrandoles la entrada en moneda nacional, por eso tienen que esperar que lleguen los extranjeros para poder entrar”

    Me lo dijo un “dirigente” de Las Cuevas de Bellamar”

  20. Omar dice:

    Dos maltratos.

    Uno en Cuba en mi primera visita despues de 5 años impedido de entrar por haberme extendido mas de la cuenta en un viaje de estudios a Suecia. Estabamos paseando mi esposa y yo por la Habana Vieja y nos alejamos un poco del circuito principal (Calle Obispo) hacia el malecon. Teniamos hambre y entramos a un restauran que hace esquina cerca del castillo-estacion que hay por ahi. Los precios un poco altos. No importa teniamos habre y como pagarlo. Nos sentamos y nos sirvieron una comida que dejaba mucho que desear, creo que el pollo estaba medi crudo. Eramos los unicos, el resto eran dependientes o miembros de la banda. Me fui molestando porque cada cosa era peor y mas cara que la anterior. Que si el helado que no hay, que si el jugo caliente, que si el combito tocando esa cancion que no me gusta que si el dependiente me trae el vuelto haciendo pasar una Che de tres pesos por 1 CUC…’por cosas como esta me fui del pais de mierda este’… le dije a mi mujer muy molesto justo cuando se acercaba la vocalista del combito, pasando el sombrero con una cara de ‘y no vas a dejar nada’. Con desden le doy parte del vuelto y arrancamos de ahi hechando humo. Yo, porque mi mujer se lo tomo mas suave. Con el tiempo me he abochornado. Se que suena estupido, pero me he abochornado. Cuando visite Cuba nuevamente ire a un lugar similar y los dejare ripiarme. Sin chistar. Pura generosidad y comprension.

    El segundo en Suecia, ejemplar socialista escandinavo. Acabado de llegar, sin la mas puta idea de los procedimientos y habiendo casi gastado el dinero del primer mes en las necesidades caracteristicas del primer mes, agarro un bicharraco en la garganta que intente quitarme con gargaras de agua con sal y miel de abeja. Solo empeoraba hasta el punto de no poder hablar. Me llegue al vårdcentral, algo asi como un policlinico. Me dicen que en mi condicion de no residente tenia que pagar como mil coronas que no tenia. Y me estaba muriendo del dolor y la fiebre, sin apenas poder hablar. Pero el test para saber que bicho era gratis posiblemente en virtud de estadisticas epidemiologicas en un pais famoso por sus estadisticas poblacionales. OK, tienes un estafilococo. Listo, pero no te podemos siquiera recetar si no pagas…hasta que se me ocurrio contactar al instituto que pagaba mi beca y me entere que tenia un procedimiento para estos casos y todo se resolvio con unos antibioticos orales. Extrañe a Fidel como nunca, Al mismo que me tenia arrebatado y que empujo a mi caracter estandard a agarrar e irme. Eso crei entonces. No fue maltrato, diran algunos. Difiero. Si no te atienden en un hospital por no tener con que pagar es maltrato y maltratato institucionalizado. Y estamos hablando de Suecia, el mejor pais del mundo, al que admiro y agradezco. Maltrato y mil veces maltrato. Todo sea dicho. Años despues cuando ya estaba asentado, me parti una pata jugando pelota con miembros de la comunidad cubana y me la llenaron de placas y tornillos sin cobrarme un kilo, aunque aqui tambien hay su historia, pero me la ahorro. Esta bien.

    Puesto en las mismas circunstancias me vuelvo a ir una y otra vez. Tengo trabajo gracias a la matematica del pre y a la biologia de la UH. Puedo ayudar a mi familia y a otros en Cuba. Pero todo es mucho mas complicado de lo que pensaba dentro de la isla. Y Fidel la tiene superclara en un montonson de cosas.

    Omar

  21. cesar dice:

    lo mio fue en el aeropuerto al salir de cuba,tenia residencia en Alemania pero solo tenia un billete hasta parís , bueno la señorita de facturación decía que no podía viajar hasta parís si no tenia residencia en Francia jajaja,que yo era de Alemania y tenia que ir hasta Alemania,a todo esto ya habían cerrado el mostrador de facturación ,yo le dije que no tenia prisa que si no salia ese día pues ya se encargaría emigración de deportarme,en resumen vino un oficial superior y se soluciono el tema,al subir al avión solo faltaba yo y todo el mundo me miraba de mala gana jajaja

    • Ivn de la Nuez dice:

      Alguien ha re-direccionado a mi blog un comentario que no es mo.

      El 24 de noviembre de 2012 01:41, Eduardo Del Llano escribi:

      > ** > cesar commented: “lo mio fue en el aeropuerto al salir de cuba,tenia > residencia en Alemania pero solo tenia un billete hasta pars , bueno la > seorita de facturacin deca que no poda viajar hasta pars si no tenia > residencia en Francia jajaja,que yo era de Alemania” >

  22. Alen dice:

    Lo recuerdo como si hubiera sido ayer mismo. Me habían hecho pasar nueve interminables meses en una cueva oscura, caldeada y latente, en el mayor de los silencios solo roto por extraños ruidos viscerales y alguna que otra conmoción llegada más allá de mis paredes. Nueve meses allí dentro, ¡figúrense ustedes! Sin derecho a moverme, a protestar, a hacer las cosas que hubiera gustado hacer. Tan solo conectado a la existencia por un misterioso tubo por el que se me alimentaba y se me mantenía en vilo, segundo tras segundo, en espera de lo que podría pasar con mi vida, sumido en el mayor de los enigmas. Pero ya iba creciendo, ensanchándome, hasta que un día los siento hurgar ya muy cerca de mis confines, ya me agarran por la cabeza, ya escucho sus comentarios, casi sus risas, aunque gritos de inenarrable dolor también eran sentidos, oigo instrucciones en un tono burocrático: “pásame no sé que´”, “dame la número no sé cuánto”. ¡Qué indescriptible agobio señores!, !qué minuto de pura humillación! Siento como cortan con un filoso metal el tubo existencial, mi única garantía y me creo ya perdido para siempre cuando alguien me agarra y me cuelga bocabajo en la más extrema desnudez, bajo una luz fría y lacerante al mismo tiempo, ¡habráse visto! Una brutal nalgada viene a interrumpir mi inicial consternación, para dar vía a un grito incontenible, mitad rabia, mitad liberación. Oigo una voz enronquecida de ulular dolores enunciando el veredicto: “¡pero si es un varoncito, doctor!”
    Tamaño maltrato nunca jamás fue superado. Rindo cuentas.

  23. Ron dice:

    Ser Cubano….

  24. daniel dice:

    Mi maltrato favorito ha sido de manos de la aduana general de la republica de Cuba. En el 2006 un funcionario de ese cuerpo me hizo pagar indebidamente 50 cuc cuando iba llegando al pais, por lo que presente un reclamo ante esa institución. Al cabo de unos meses recibo un correo de la Aduana diciendo que había fallado a favor mío y que en mi próximo viaje a Cuba me iban a devolver lo que me cobraron de más. Al año siguiente fui y en más de dos meses que pasé en el país no fueron capaces de pagarme. Funcionarios de la aduana me dijeron que era muy poco tiempo para hacerme el pago (me lo cobraron indebidamente en menos de 10 minutos, pero así es nuestra justicia) pero que podía dejar que mis padres hicieran efectivo el cobro (en definitiva el dinero es para ellos porque yo no necesito 50 cuc donde vivo). Pasó el tiempo y después de ir mi madre varias veces a las oficinas de nuevo vedado, le dijeron que sólo yo podía cobrarlo. En el 2009 volvi a Cuba al igual que en el 2010 y el 2011, en todos los casos más de 2 semanas de estancia allá era insuficiente para hacerme el pago. Este es un típico maltrato “Hecho en Cuba”.

  25. Nati dice:

    El maltrato que prevalece en Cuba es el de abuso de poder. Este no me sucedió a mí pero sí a mi primo que junto con sus hermanos y padres viven en Estados Unidos y vinieron a pasar 15 días para estar con su familia, estar cerca de las personas de las que te alejaste, resolver un poco de problemas materiales y toda la serie de cosas que motivan una retorno aunque sea de visita a tu país. Bueno el caso es que rentan un auto mi tía y mi tío y otro los muchachos, ya que vinieron hasta con sus respectivas novias y nos llevan disfrutar de Varadero, al pasar por el puesto de control le imponen una multa a mi primo por exceso de pasaje ya que como se pueden imaginar junto con ellos iban dos primos más y un hermano que vive aquí todavía, las edades entre 20 y 23, música alta, bueno todos sabemos como derrochan alegría los muchachos, el caso es que la multa estuvo bien puesta. Lo llevan a la estación de policía, mi primo paga la multa y no lo dejan irse hasta que llegue no sé quien y bueno, después de tratar de entrar en razón a aquel policia decidió dejarlo ir. Nos fuimos pues a disfrutar nuestro día en Varadero. El día del retorno a Estados Unidos, ellos hacen la entrega del auto rentado en el mismo aeropuerto y cual sería susorpresa al decirle que debe pagar una multa pendiente que tenía. Trató de explicar de contraexplicar, mostró el comprobante que efectivamente afirmaba el pago de la multa pero al final no entendieron, si el auto se rentó ahí es ahí donde debía pagarla. Resumen, tuvo que pagar la multa nuevamente pero con recargo o perdía su vuelo.

  26. Cuco dice:

    Año 2004, hacia ya mas de 8 meses que estaba tramitando mi viaje para salir hacia mexico. Con la visa en mano solo me faltaba la autorizacion del comite militar para gestionar mi permiso de salida ya que todavia estaba en edad militar. Voy al area de atencion en el vedado y me atiende un capitan al cual por alguna razon le molesto que yo estuviera proximo a viajar. Me mete el cuento de que mis papeles estan en no se donde y que tiene que transferirlos para ahi, que vuelva la semana que viene. 8 visitas despues a la misma area de atencion ya estaba desesperado porque la visa estaba proxima a expirar y los papeles de que habia pasado el servicio militar no aparecian por ningun lado. Cometo el error de franquearme con el tipo y le digo ‘mire capitan usted sabe que estos tramites para viajar son caros y si una gestion no se hace a tiempo pues se pierde mucho tiempo y dinero’. El tipo, dandose cuenta que me habia cogido en baja me espeta con tremenda cara de singao hijoputa ‘no chico, esto seguro que el año que viene se resuelve’. Era el mes de mayo. Nunca me han dado ganas de realmente matar a alguien como ese dia. Luego de eso claro que no volvi a ir al area de atencion y tuve que desisitir de la ingenua idea de que podia resolver todo por mi cuenta. Tuve que recurrir a los tradicionales metodos de sobornos-amistades-conocidos para resolver. La visa se vencio, oh si, y hube de pagar un cojon de dinero para renovarla. En total los tramites duraron catorce meses y en todo ese tiempo tuve un tic nervioso en mi ceja izquierda que se me quito justo en el momento de despegar el avion y ver como se alejaban por la ventanilla las ultimas imagenes de esa puta isla. Hasta el dia de hoy…

  27. blimunda dice:

    Mi último maltrato
    El 28 de diciembre de 2012 entre las 4 y 5 de la tarde llamé al aeropuerto de Santiago de Cuba para preguntar cierta información sobre un vuelo muy demorado (boleto de avión vendido como Montreal-Santiago-Habana y cambiado misteriosamente a Montreal-Camagüey-Santiago-Habana).
    El señor que atendió el teléfono en el aeropuerto de Santiago me dijo que ese no era el número para averiguar la información, a pesar de que la operadora me lo había dado correctamente él insistía que mi llamada estaba “saliendo” por su teléfono (me pregunto si podía salir algo de aquella cabeza). Él no podía decir nada porque estaba repartiendo una merienda…
    Y cansando de mi insistencia telefónica descolgó el teléfono…
    Me pregunto cuántas personas, preocupadas como yo, llamaron al 022-6988612 y al 022-698 8614 y encontraron un servicio de información, de una gran ciudad, de un importante aeropuerto como el de Santiago de Cuba, fuera de servicio.

  28. Raúl Valero dice:

    Dos maltratos como Del Llano, uno de producción nacional y el otro made in USA.
    Estaba yo pasando el servicio militar obligatorio en la loma del Esperón, cerca de Guanajay. En la unidad habían cambiado la cocina de lugar y la nueva no tenía fosa, entonces un Teniente Coronel me encargó la tarea de abrir la fosa de la nueva cocina, el dio las instrucciones y con la misma se largó. Yo muchachito de 17 años acabado de salir de la Lenin que nunca había abierto una fosa en mi vida, me quedo esperando los instrumentos para abrir el dichoso hueco. Al cabo de la hora aparece de nuevo el Teniente Coronel y me pregunta que por qué yo no había empezado la tarea y yo ingenuamente le doy como razones la falta de instrumentos a lo que él me contestó con una pregunta, -¿Tú singas? Yo me quede petrificado por unos segundos hasta que comprendí que de verdad estaba esperando una respuesta de mi parte, -Si, le contesté, – Y yo te busco las jevas pa´que tú singues. Ya en este punto empecé a ver por dónde venía el Teniente Coronel.-No, respondí por última ocasión. -Entonces busca los instrumentos y abres el hueco porque hasta que no lo hagas no sales de pase. El resultado fue que pase dos semanas tratando de perforar el suelo rocoso de la loma del Esperón y no tuve pase hasta que no terminé la endemoniada fosa.
    El otro es muy largo, otro día lo cuento.

  29. Aymara dice:

    Bueno, la verdad es que no sé por donde empezar. Si por el maltrato del peloteo de los funcionarios de la Vivienda de Marianao que me tienen hace seis años en un patrás y palante. Si por el maltrato económico de entrar a las tiendas y ver como se mueren de risa el televisor, el aire acondicionado, el freezer que con mi salario no me he podido comprar. Si por el silencio absoluto del Ministerio de Salud Pública para darme una liberación para poder viajar. Tendría que hacer mi propio blog para contarlos todos. Solo cuento éste.
    Hace muchos años que cojo botella. Un día, en la liga contra la ceguera, le pregunté a uno si seguía por 31 y me dijo: Monta. Iba oyendo un disco de Pablito FG. Él iba de lo más divertido con su música y me pregunta: ¿A ti te gusta Pablito Efe Ge? Yo, ingenua, le respondo: No. ¿Qué tu dices, -enseguida saltó- que a ti no te gusta Palito EFE GE?
    – A mí no. – defendí seria mi postura.
    -¿Cómo? ¿A tí no tE GUSTA PABLITOOOO? entonces, bájate. BÁJATE. – dio un frenazo en seco y se inclinó por delante de mí para abrirme la puerta.
    Todavía me estoy acordando de ese loco.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s