PIENSO A LOS CRÍTICOS

Publicado: 27-11-2012 en Sin categoría

 Hace algunos años publiqué en Revolución y Cultura un artículo titulado Calandracas para los críticos. En él la emprendía, de manera bastante agresiva, con la profesión de crítico de cine. Valgan dos salvedades: la primera, que no mencioné nombres; la segunda, que no lo hice porque la hubieran tomado conmigo. En verdad, aunque unas cuantas veces me han criticado ásperamente, con mayor frecuencia elogiaron mi trabajo. No, no fue ni es algo personal: siempre me ha molestado la arrogancia con que la mayoría de los críticos se toman por iluminados, por iniciados, verdaderos destinatarios del cine y razón de ser de los festivales; la perfidia con que a menudo dan golpes bajos. Tipos, en suma, que no escriben tanto para orientar a la gente como para sobrepujar a sus iguales. Como era de prever, si algunos del oscuro gremio se lo tomaron deportivamente, otros se enojaron por un tiempo, y hubo quien dejó de hablarme para siempre. Es igual. Fui sincero: puedo llevarme con este o aquel en términos sociales, pero sigo pensando que algo muy triste debe ocurrir en la vida de alguien para terminar siendo crítico de cine. O policía.

 Quede claro que no me refiero a los ensayistas que realmente piensan el cine e investigan con criterio científico. El séptimo arte (como los seis anteriores y los que vienen después y las infinitas combinaciones resultantes) exige sistematización, análisis, teoría. Hay autores sensatos y agudísimos con quienes puedo no coincidir, pero ante cuya capacidad de análisis me descubro: el finado Rufo Caballero, Luciano Castillo, Juan Antonio García Borrero y algún otro; mi texto, por el contrario, iba dirigido a los gacetilleros, los perdonavidas que no pasan de estropear un par de cuartillas inocentes divagando sobre películas concretas, para luego enquistarse en un periódico o un programa televisivo y autoproclamarse especialistas en un género, en un área geográfica. Son una pandemia a escala planetaria: sin ir más lejos, hace un par de días estaba leyendo una entrevista de Rufo a Victoria Abril, donde la espigada actriz pone a los críticos a parir.

 Si ridículos se me antojan muchos del patio, tengo menor consideración todavía por cierta clase de críticos emigrados, los que arremeten contra toda nueva película cubana por el hecho de serlo. Algunos de esos jueces implacables son escritores de cierta valía, pero a la hora de digerir la producción cinematográfica de la tierra que abandonaron son tan poco objetivos como un majá frente a un pollo con problemas existenciales. Hay que convenir en que este ha sido un año particularmente flojo para el cine nacional, pero es que la ferocidad de los ataques no conoce distingos. Con frecuencia los referidos escribidores no tienen la menor idea de cómo transcurre el proceso de producción de una película o del significado real de las especialidades implicadas, pero suponen que su misión es desenmascarar alguna turbiedad ideológica que sólo ellos han descubierto y, lo que es más grave, que el mundo no puede pasarse sin su opinión; echan mano entonces a argumentos y acusaciones absurdos, sin sustentación alguna, que dan por buenos sin molestarse en demostrar: que todos los actores nativos suenan falsos, que el cine cubano es mera propaganda comunista, que este o aquel cineasta vuelve a filmar porque es políticamente confiable cuando no un agente cabal, que el ICAIC sobornaba jurados y hacía proselitismo en otros países. Más que de críticas, se trata de embestidas.

 Fernando Pérez me dijo alguna vez: hacer una película es como salir desnudo a la calle. Te atacarán, te elogiarán, pero no te dejes provocar. Al final, la película seguirá su propio camino. Aunque no he seguido al pie de la letra su consejo de emular a Gandhi, entiendo que tenía razón: el milagro de la creación (ajena) resulta incómodo para mucha gente.

 Una noticia: El 7 de diciembre se estrena en el Chaplin La película de Ana, de Daniel Díaz Torres, con guión a dos manos entre él y yo. Es nuestra quinta película juntos, y la primera coproducción cubano austriaca. Las protagonistas cubanas son Laura de la Uz y Yuliet Cruz.

About these ads
Comentarios
  1. Yanet Rodríguez Sarabia dice:

    Esto me suena a advertencia a los críticos para que hablen mucho de su próxima producción!!!!

  2. Gonzalo dice:

    Fernado Perez es sin duda el hombre de cine mas libre,digno y valiente que ha dado Cuba en la etapa castrista, por demás es brillante

  3. EZapo dice:

    Siempre el que hace está adelante de cualquiera que dice (o escribe). Éxitos!!!!!

  4. charlitos dice:

    Todo muy bien , hasta que pusiste , “una noticia” , !!que lastima!! , pues ahora pienso que estas poniendo la yagua antes que caiga la gotera .

  5. OtroQueOpina dice:

    Eduardo:

    Esto me parece que se llama tratar de currarse en salud. A mí en verdad la critica ni me va ni me viene, me gustaba la crítica de cine de GCain hasta que leí una que decía que “Casablanca” era una mierda. Además, la autosuficiencia no es obstáculo para que alguien sea buen o mal critico de cine, las del difunto “Pepito Jruchov” me gustaban y casi no tomaba en cuenta su pedantería.

    Como no se puede negar que en Cuba se ha hecho buen cine, también hay que destacar que se ha visto en sus pantallas (pasado, cuando existían cines) las mejores películas de todo el mundo y que han existido buenos críticos. Una pequeña muestra para recordar seria: José Antonio Glez., Manuel Teurbe Tolón, Guillermo Cabrera Infante, Carlos Galiano, Mario Rodríguez Alemán, Héctor García Mesa, Vicente González Castro, Enrique Colina, etc. por lo que hay para escoger según el gusto de cada uno.

    Y hablando de lo mismo, recordé que en el barrio en el que vivía, cerca del Prado, había mas de 10 cines a los que podía ir caminando desde mi casa, recuerdo: Fausto, Negrete, Payret, Cinecito, Rex, Duplex, America, Radio Cine, Campoamor, Capri, Majectic, Verdun, Actualidades y que desgraciadamente, hoy gracias a ¿ ¿??, no sobrevive casi ninguno y la programación es pésima, algo que para mi explica en parte la euforia general cuando, una vez al año, se ven nuevas películas en el Festival de Cine Latinoamericano.

    Saludos

  6. OtroQueOpina dice:

    Eduardo:

    Un ejemplo de “critica de cine” basura, que seguro conoces, pero para que la vuelvas a disfrutar:

    http://www.radiorebelde.cu/noticia/vinci-pantallas-cubanas-20120105/

    Saludos

  7. Luck dice:

    Eso suena a intimidacion. JAJAJAJA!!!!! dando antes que te den por aquello de el que da primeroda doble? o poniendo el parche antes de que salga el hueco???

  8. El Lapón Libre. dice:

    Señor Eduardito. Hoy no estás por la labor, sino que estás ramando para tí solito en aguas turbulentas. Lo críticos de cine -buenos y malos- existen justamente par los realizdores no se crean que son el centro del mundo y éso quedó claro con tu reacción cuando excluyeron tu filme por -supuesta- falta de calidad en aquel festival. Enaquel caso, reconocí y apoyé tu “derecho al pataleo” por la necesidad de ver tu obra expuesta a la luz, pero recuerdo muy bien que entre las primeras frase que adornaron tu protesta estuvo que “Vinci” era una buena película, lo cual; aparte de no ser cierto, fue como ver a Narcizo deleitándose con su imagen en las aguas del río. O lo que es lo mismo, siendo crítico más que constructivo de si mismo. Por ello, creo que es bueno que existan los críticos -no solso de cine, sino; en nuestra isla secuestrada , sociales, pues es uno de las oficios más agradables que se puedan tener. Y sino piénsalo dos veces, porque en este, tu buen blog lo que sobra es pura crítica hecha por tí. Lo que pasa es que, al verdadero talento no lo daña la opinión mezquina de ningún crítico con mala leche, pues la valía de cada obra -si verdderamente la tiene- supera las premisas de cualquier mordaz opinante y su valor crece aún más, sin ese realizador conoce y practica el término modestia. Verdadera cura para una infeliz revisión de nuestra obra.

    • Lapón, siempre he creído que el humor era bastante obvio en mis artículos, pero comentarios como el tuyo me hacen dudar. En lo adelante tendré que poner un punto rojo, una alarma, algo, en los posts con intención provocadora y satírica, a ver si de esa manera se dan cuenta tú y algunos otros de que estoy pinchando para generar polémica. Los críticos profesionales son a menudo arrogantes, y un ataque como el mío de cuando en cuando sirve, creo yo, para hacerles recordar que son humanos y (muy) falibles. Por demás, respeto tu opinión de que Vincies una mala película; si quieres saber la mía, es una de las diez mejores películas cubanas de todos los tiempos. Ya ves cuán distinto podemos pensar. Incluso algún Festival me ha dado la razón premiándola…
      E.

      • El Lapón Libre. dice:

        Estimado Eduardo . Disculpa por mi comentario. Quizás no me di cuenta en la lectura y me excedí. Te conozco desde hace mucho tiempo, aunque nunca hemos sido amigos. Sí, puede que haya mal interpretado tu artículo. En ese penoso caso, reitero mis más sanos perdones. Sobre “Vince” mantengo lo dicho y te repito, creo más en los críticos -arrogantes o no- que en la forma en que premian “ciertos” festivales. !Qué hay de todo en la villa del señor!. Por otro lado, te agradezco mucho la modestia de la corrección de tu correo. Ese es el Eduardo del llano que recuerdo, muy talentoso, pero con muchísima discresión en los grupos de “monstruos” del pensamiento y la cultura cubanas. Algún día en La Habana, te llamaré y con gusto estrecharé tu mano.

  9. F. Hebra dice:

    Anoche vi Siete Días en La Habana; excelente el corto de Elia Suleiman que, creo, le debe bastante a lo mejor de Suite Habana. Los demás son, en mi opinión, olvidables.

  10. Alen dice:

    Lo siento, Del Llano, he visto la película de Ana: hay que aceptar que no es buena película. Seguro que la intenciones eran las mejores por parte del equipo, pero la calidad es independiente del lado del Paraíso en que se viva (nada que ver con los de adentro o los de afuera).

    Quizá en la próxima el equipo camine con más tino.

  11. rocco parondi dice:

    Con posts perdonavidas de este tipo Del Llano no va a obtener jamás la reconciliación tan cacareada que busca entre cubanos de aquí y cubanos de allá. Y qué bueno que no la logre porque no existe, porque no puede existir, porque son razas que se niegan una a la otra, como los árabes y los judíos. Así de simple. Por otra parte, Dios nos libre de ese nuevo bodrio (sin verla sé que no puede ser una buena película; sin necesidad de verla ya sé por dónde vienen los tiros; sin tener de verla me imagino las pésimas actuaciones, los falsos diálogos, el mal uso de la música, el torpe guión y la lluvia que siempre cae en las películas cubanas) que amenaza estrenar y que dirigió nada menos que con Danielito (el diminutivo se impone) Díaz Torres –¿no tenía este personaje un cargo en el Partido del ICAIC o algo así hace años– en “nuestra quinta película juntos”. En la frase “este ha sido un año particularmente flojo para el cine nacional” se encierra la clave de su ¿artículo? ¿Nada más que este año? Desde su fundación en 1959, el cine nacional –o el ICAIC, lo que es lo mismo aunque no se escriba igual– no ha dejado de tener años no ya flojos, sino espantosos. Una tras otra, desde las tempranas intragables biografías de José Massip, pasando por las Patty-Candela, Cantata de Chile y Aquella larga noche de los años 70 hasta las más recientes Nada, El cuerno de la abundancia y ¡Afinidades¡, las películas cubanas, independientes, undergrounds, esotéricas, masoquistas, pantagruélicas, fantasmagóricas, oficialescas o “llenas de poesía, profundidad y mensajes” no han sido nada más que los mejores ejemplos del peor cine del cine del mundo. Cualquiera, un paquistaní, un chileno o un noruego (para ir a tres países y culturas muy distintos) es capaz de hacer una obra que resulte meramente interesante. Debe haber alguna maldición milenaria que impide que en Cuba se haga un cine al menos decente. Es es el toque de Midas, sólo que al revés.

    • Rocco, tu comentario ilustra perfectamente mi artículo. Te felicito, es muy difícil escribir en tan pocas líneas algo tan prejuiciado y racista. Hace un par de años se publicó una lista, elaborada por expertos españoles y latinoamericanos, de las cien mejores películas hispanoamericanas de todos los tiempos… y había varias cubanas y, entre ellas, dos con guión mío: Alicia en el pueblo de Maravillas y La vida es silbar. Es cierto que esos expertos son, ejem, críticos y no hay que creer ciegamente en lo que dicen, pero también lo es que ninguno de esos era sospechoso de simpatizar con el cine cubano en particular, ni fue obligado por el PCC a incluir películas de acá, y ya ves.
      E.

      • Alen dice:

        “Alicia en el pueblo de Maravillas”, “La vida es silbar”. En mi humilde opinión, ninguna de estas películas le llega a los calcañales incluso a títulos como “Se permuta”, “Una novia para David”, “Retrato de Teresa”, películas ya de por sí son menores comparadas a las clásicas sátiras de Titón (“La muerte de un burócrata”, “Hasta cierto punto”, etc.).

  12. rocco parondi dice:

    Muy buena esta reflexión de Parondi. El cine cubano no tiene salvación: más de 50 años haciendo horrores lo atestiguan.

  13. Liborio Mendigutía dice:

    Ed, temo que soy portador de malas noticias, aunque lo más probable es que anoche hayas visto el Sitio del Arte en la televisión, o que que no lo hayas visto y te lo haya contado algún amigo. La cosa es que apareció en el vidrio Daniel Díaz Torres hablando de “su” película de Ana… No te mencionó, hermano, cuánto lo siento. ¿Tú sabes que yo no entiendo a la gente? ¿Díaz Torres es amigo tuyo o solo colega de trabajo? En cualquiera de los dos casos te tiró a mondongo………….. Casi que te maltrató, ¿no sería ese su maltrato favorito? Jejejejejejejejejejejejejej…………

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s