PEÑA

Publicado: 17-12-2012 en Sin categoría

DSC03714

 Desde mi ya lejana adolescencia me convertí en un adicto a las peñas.

 Con diecinueve o veinte abriles, integrando el grupo NOS-Y-OTROS, empezamos a actuar en el Guiñol, en la Casa del Joven Creador de la Avenida del Puerto, y luego en el Acapulco, en el Almendares, la galería Habana… seguíamos a Santiago, Gerardo, Carlos y Frank en sus presentaciones y en descargas posteriores en casa de amigos o al aire libre, a menudo hasta el amanecer. Por supuesto que las chicas trovadictas constituían una buena razón para nuestra militancia, pero había algo más, aquellas canciones y poemas que nos dejaban boquiabiertos, sintiéndonos, como diría Frank, miembros de una cofradía de gente sensible, rebelde, inteligente.

 La nostalgia es el gran idealizador, pero tengo para mí que aquellas eran peñas puras, en el sentido en que, generalmente, no se consumía nada en el recinto (muchos llevaban canecas y botellitas que sacaban a escondidas, y material para ciertos pitillos, pero eso es otra cosa) a veces ni siquiera se pagaba la entrada, no se bailaba, no había sino el disfrute del arte que todavía olía a recién hecho. Los trovadores, escritores y poetas no eran consagrados: entonces no los ponían, ni siquiera a veces, en la radio. (Los cubanos no inventamos las peñas, pero aquí han tenido mucho mayor contenido de trabajo, por cuanto muchísimos artistas pasan años y años sin acceder a los circuitos nacionales de distribución, medrando justamente en espacios alternativos). Nosotros apostábamos por ellos porque hablaban por nosotros.

 He asistido, invitado o no, a un montón de peñas durante varias décadas: en facultades universitarias (Periodismo y Comunicación, Artes y Letras, Biología, Matemática, en la CUJAE, en el ISCAH) en instituciones más o menos culturales (desde el Museo de Artes Decorativas hasta Fresa y Chocolate), en casas y sitios improvisados. He visto la luz del amanecer con un grupo de trovadores en el parque Lennon. El GNYO mantuvo varias peñas, y luego he creado yo mismo algunas más: El peñasco del llano (en la sede de Revolución y Cultura, de 2002 a 2005), Del Llano en llamas (en Fresa y Chocolate, del 2009 al 2010) y Llano más (desde septiembre pasado, en la casa del ALBA) sin contar que mantengo una (impura, pues se paga la entrada, se come y se bebe) todos los miércoles en el Pepito´s bar junto a mi colega Jorge Bacallao.

 A veces temo que las peñas estén decayendo, transubstanciándose, que ya no sean ceremonias iniciáticas sino meros espacios de levedad y gozadera. Sin embargo, el miércoles pasado fui invitado a una peña en la facultad de Matemática, conducida por un tipo extraordinario, Fernando Rodríguez, vicedecano de la facultad, y además humorista y… malabarista (de ese mismo edificio, curiosamente, han salido otros humoristas como Luis Silva y el propio Bacallao). Con todo y que Fernando es un comunicador fuera de lo común, me sorprendió que siendo a las seis de la tarde, después de las clases y en pleno Festival, el sitio estaba repleto de estudiantes, que rieron y aplaudieron como Dios manda.

 Quién dijo que todo está perdido.

 Bueno, terminó el Festival de Cine. Para mí, la gran decepción fue Elefante Blanco, del argentino Pablo Trapero.

 Les recomiendo Días de pesca, del argentino Carlos Sorín, No, del chileno Pablo Larraín, y Melaza, del cubano Carlos Lechuga. Y La película de Ana obtuvo cuatro premios: del círculo de periodistas culturales de la UPEC, de Amazonia Films (muy importante, pues implica la distribución en América Latina) y dos Corales: el de Mejor Actuación Femenina para Laura de la Uz, y el de Mejor Guión.

About these ads
comentarios
  1. Alache dice:

    “Hablaban siempre de dinero y soñaban asaltar un banco
    pero en el próximo febrero ya se querían pirar en un barco
    uno se hizo maricón, otro se hizo marino mercante
    aquel esta con la revolución
    mientras su hermano es un traficante”
    ……..
    Para mi, una de las mejores canciones de Santiaguito.

  2. [...] Eduardo del Llano, sobre las “peñas” culturales. [...]

  3. charlitos dice:

    De la “Peña de Periquito” en el parque de mi pueblo a principios de los 60 , los sabados por la noche , no se me olvida la decima por la cual fue satanizada y prohibida por las autoridades y
    todavia no estaba en marcha el quinquenio gris. ?o si?

    En una pachanga en songo
    me encontre una negra conga
    que poseia una tonga
    de gusto en el borondongo
    yo enseguida le propongo
    salir a bailar la samba
    le arrime la burundanga
    cuando tocaban la rumba
    ya al poco rato Lumunba
    estaba entrando en Katanga .

  4. Ahmed Depres dice:

    Y que buenas peñas hacían ustedes, Eduardo. Nunca fuí a las peñas del Acapulco, porque en esa época estaba becado en la Lenin; pero si me hice un asiduo de los martes en el Guiñol en los mediados de los noventa.
    Siempre fueron buenas las peñas para conocer si un sketch funcionaba, verdad?. Recuerdo haber ido al estreno (uno de esos martes) de Narices. Y meses después, en la celebración de los quince de GNYO en el teatro Mella (a teatro lleno, en junio de ¿1997?) cuando el astronauta que hacía Cruzata dijo aquello de: ” Y ¿para que yo quiero dignidad, si yo no tengo zapatos?”; el teatro entero ponerse de pie en una ovación cerrada.
    Ese día ustedes tenían invitado a Frank Delgado y sirvió para que él estrenara “Gallego”, “El blues del apagón” y la canción del babalao moderno (olvidé el título ahora).

    Cambiando de tema: muy buena “Cuarentena”; en especial la escena del debate televisivo entre POP, PUS y PSI.

    Sigo intentando encontrar “Utopía”, pero no aparece aquí en la Habana. En las librerías nadie lo conoce o te lo confunden con “Trovadores de la Utopía”, ¿me ayuda a encontrarlo?

    Ahmed

  5. no gracias dice:

    Respecto a Silva, cuando aun era profesor de la facultad, un profesor “vaca sagrada” dijo en una reunion, de forma “impersonal”: “Hay gente aqui que deberia enfocar mejor su vocacion, porque si uno es bueno haciendo algo, por ejemplo arte, que dando clases o programando(software), es mejor dedicar toda la energia a eso en vez de estar tratando de hacer 1000 cosas, y ninguna bien”. En realidad el tipo tenia razon, y finalmente parece que Silva le hizo caso. Curiosamente uno de los numeros mas populares de Silva en la penna de MATCOM era precisamente una imitacion de ese profesor.

    • Alen dice:

      Salvando las distancias: en el 1990 la mediocrísima Danza con lobos, de Kevin Costner gana el Oscar a la mejor película en competencia con la genial Goodfellas, de Scorsese. Tal como en el 1980 Gente ordinaria se alza con el mismo premio contra Toro Salvaje. Nadie se acuerda de estos filmes premiados aunque con toda seguridad el premio les ayudó a vender montón de entradas.
      No hay premio que rescate a un producto mediocre del olvido. Pero los críticos siempre lo tienen más fácil, ¿no?

  6. Pepeluis dice:

    Hola, Eduardo. Hoy dí con tu blog y quería saludar. Yo trabajé en Kleines Tropicana como camarógrafo de animación y trucaje, mi nombre es Jose Luis Rodriguez y estuve con Trucaje desde 1983 hasta 1997 cuando empecé mi periplo al mejor estilo “Laertíada” que es como le llamo a rebotar durante dos años por cuanta isla caribeña se me puso en medio hasta venir a dar a Boise, Idaho donde vivo por ahora. La memoria me falla un poco pero creo que mi trabajo mereció, sin estar seguro con cuánta propiedad o real mérito un premio o mención de la UNEAC. Con mejor fijeza recuerdo la premiación, posiblemente por lo de los rollitos de jamón y la cerveza gratis. Nada demasiado importante como se ve pero igual encontrar tu blog trajo la nostalgia y con ella el impulso de mandar un guiño en tu dirección. Veo con placer que sigues alerta y matando moros a mandoble limpio como un moderno Vargas Machuca; no hay otra manera si uno quiere permanenecer visible, importar y de paso esquivar eso que llaman la “mid life crisis”. Yo que también he llegado a los cincuenta reconozco que estoy pataleando más ahora de lo que nunca estuve. La ventaja de llegar a la media rueda es que hay como un segundo aire o lucidez que pone todo en una perspectiva diferente, no?
    Bueh… “Voy abajo”, como decían antes, que me estoy poniendo medio sibilino. Tal vez porque anoche me fui a ver a Dweezil Zappa y ando medio fundío luego de one too many bourbons. Abrazamientos. Pepe.
    Tírame al email si te place.

  7. Gonzalo dice:

    Lö mejor de Carlitos Varela

    En la comarca de “su majestad”
    todos hacen lo que dice “el Rey”
    el te el vino el fuego y el pan,
    pero mas tarde te cobra la ley
    Soy leñador, leñador sin bosque
    y aunque no tengo bosque…
    sueño con arboles”.

    !Viva Cuba sin los castros,
    vengan por fin los arboles¡

  8. unomas dice:

    Pobres ilusos del postsocialismo utopico, teoricos sin paga del postcastrismo castrense …que les hace pensar que las cosas podrian ser mejores despues de varios afortunados decesos, los perros de la misma camada polulan, en cada cuadra, en cada comite, en cada cuadro cuadrado y oportunista del PCC. En Cuba necesitqmos una carga bien grande para matar bribones… una carga de valentia y amor, ya es hora de la primavera cubana….lo dificil es encontrar personas que entiendan en verdad el significado de nuestro himno nacional

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s