SOY DE IZQUIERDA

Publicado: 10-09-2010 en Sin categoría

Decididamente El Mercurio no deja de sorprenderme. Hay un tipo concreto que escribe a cada rato acerca de lo malo que fue Allende y lo respetuoso de la Constitución que era Pinochet. Que eso piensen muchos aquí ya me encabrona, pero es que Camila, mi mujer, me cuenta de un cubano que conoció acá hace años que llamaba a Pinochet “mi general” y decía que era lo mejor que le había pasado a Chile. Y yo digo que se puede ser todo lo anticastrista que se quiera, que se puede detestar al comunismo como a unas hemorroides, y aún así no es preciso hablar mierda de ese calibre.

Cuando apareció Monte Rouge, mi primer cortometraje, todos los días me llamaban representantes de agencias de prensa europeas y americanas, en tanto las cubanas miraban a otra parte. Concedí muchas de esas entrevistas, hasta que me aburrí: todas eran iguales, ya saben, ¿qué va a pasar en Cuba después de Castro? ¿no tienen miedo después de haber realizado un cortometraje como este?, ese tipo de preguntas. Al fin, una periodista me entrevistó para La Jiribilla, y aunque dejó de publicar importantes matices de mis respuestas, allí me definí como un tipo que no atacaría a la Revolución.

Soy de izquierda, incluso de esa izquierda. Eso sí, lo soy a mi manera. Me he buscado más problemas en Cuba y he criticado más que muchos lo que no funciona, lo que está mal, lo que viola mis derechos. Detesto a los funcionarios blanditos que nadan entre dos aguas, me dan asco los funcionarios obtusos, los mentirosos, los que explican la vida con cuatro frases que ni siquiera son suyas. Creo que tenemos derecho a viajar, a expresar lo que pensamos, a comprarnos una casa y un auto, a disentir, a una prensa inteligente y abierta, a emplazar al gobierno si no hace lo que dice, a emigrar sin culpa, a escuchar a los Aldeanos y a Yoani. Creo que tenemos que ejercitar esos derechos ya. Pero los errores del comunismo no convierten en virtud los errores de las sociedades capitalistas (más o menos) democráticas. Y, desde luego, por mucho que critique a Fidel no voy a llamar “mi general” a Pinochet. No soy de esa ralea. Aprendí a creer en ciertas cosas, y escojo mis verdades.

Anuncios
comentarios
  1. Amen… Eduardo… Pienso igual que tu!

  2. Joel dice:

    Yo también soy de izquierda. La que no es de izquierda es la revolución cubana ni ese patético gobierno.

  3. Jorge dice:

    Plaf, plaf, plaf, plaf (es un aplauso, no te equivoques), jejeje

    Es bueno e importante que la gente se pueda defender lo que es es sin tapujos y sin dogmas, sin tener que llevar las anteojeras como caballos de tiro.

    Yo salí de Cuba pensando que era de derechas, llegué a España y en dos meses estaba convencido de dos cosas:

    * Castro no es de izquierdas, sino de derecha radical, al punto del feudalismo.

    * Tampoco soy de derechas.

    Me dan asco los que critican a la izquierda y al islam como todo “El mal” y los que lo alaban como “todo lo bueno”, los que ven como se violan sus derechos por no permitirse la marihuana mientras ensalsan a Castro y al sistema cubano como el más democrático del mundo. Los que llevan una camiseta del Guevara y los que aplauden las expulsiones de los gitanos de Francia (muchas veces son los mismos).

    En fin, que un aplauso por tus cortos, por tus libros y por tu artículo.

    Saludos,

    Jorge

  4. Kurt Turing dice:

    Yo también soy de izquierda, desde que nací, escribo con esa mano….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s