MONTE ROUGE (primera parte)

Publicado: 24-09-2010 en Sin categoría

En abril de 2004 empezamos el proyecto Sex Machine. Frank Delgado me había sugerido filmar algún cuento breve con una cámara que acababa de agenciarse, una Sony de 1 CCD que cabía en su mano. Yo recién había escrito Monte Rouge, una historia satírica acerca de unos Servicios de Seguridad que visitan a un ciudadano proclive a criticar al gobierno, le anuncian que ocultarán micrófonos en su casa, le piden que les ayude a escoger una habitación apropiada, que resulta ser el baño por razones acústicas, y le orientan que en lo adelante haga allí sus críticas; sin retratar exactamente a la Seguridad Cubana –el presupuesto inicial era demasiado absurdo- de alguna manera pretendía desacralizar una zona de la realidad de la que sólo se hablaba, en televisión o cine, en términos épicos. Era una buena historia, que por otra parte no requería sino de tres actores y una locación. Nada más llamarlo, se sumó Luis Alberto García, y ahí fue cuando la cosa empezó verdaderamente a parecernos real. Yo haría el personaje menos conspicuo, de manera que faltaba un tercer actor; le ofrecí el papel a tres figuras conocidas, que declinaron involucrarse por razones que prefiero no juzgar, hasta que a tres días de la fecha de rodaje convenida, Luis Alberto llamó a Néstor Jiménez y le dijo “esto es así: no hay dinero, la historia está en candela, no tenemos tampoco recursos, le ofrecimos el papel a fulano y mengano pero no pueden o no quieren o no se atreven, el director es Eduardo, que no tiene experiencia, la filmación es en tres días y tienes que venir por tu cuenta. ¿Estás adentro?” y Néstor, sin dudarlo un segundo, dijo “Claro”.

Fijamos el rodaje para el sábado 15 de mayo. Ensayamos un par de veces en la sala de mi apartamento en el Vedado. Frank, que fungía como productor, había conseguido una buena locación, una casa enorme en Playa. Hasta allá fuimos Raúl Pérez Ureta y yo (Raúl, uno de los mejores directores de fotografía de América Latina, con quien yo había trabajado como guionista en varios proyectos, socio y además vecino mío) e hicimos un croquis de los emplazamientos de cámara y el movimiento escénico. El día antes del rodaje, Frank se apea con una noticia terrible: la persona que ofrecía el apartamento se había arrepentido, estaba involucrada en ciertos trámites de salida del país y no quería llamar la atención, y ahora tenía miedo de que acceder a que filmaran una película independiente en su casa fuera una manera de señalarse. Fuimos otra vez Raúl y yo a varios sitios, incluida la vivienda del propio Frank en el reparto Flores, pero nada nos convenía. A las ocho de la noche, con el rodaje a la mañana siguiente, Raúl me pregunta si no podría ser en mi apartamento. Yo estaba recién divorciado, apenas si me hablaba con la madre de Eva, mi hija pequeña, y ese fin de semana me tocaba quedarme con la niña. Llamé a la madre y le rogué que cambiáramos turnos. Rogué mucho y muy rápido; accedió. Luego faltaba convencer a mis padres –vivo con ellos, ya se sabe cómo está la vivienda en Cuba- que igual transigieron a regañadientes, más impresionados por el hecho de tener en casa a Luis Alberto y Néstor que por su fe en mi valía como director. Fe que, por otra parte, ni siquiera yo tenía; había dirigido el grupo NOS-Y-OTROS durante varios años, escrito y montado muchas piezas con ellos, y escribí varios guiones para Daniel Díaz Torres, Gerardo Chijona y Fernando Pérez, pero en mi vida había dirigido cine. Eso, a los cuarenta y dos años, y con semejantes actores confiando en mí. Vaya, que el sábado por la mañana podría ocurrir cualquier cosa.                  (continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s