LA VIOLENCIA

Publicado: 24-12-2010 en Sin categoría

Cuando viví en Madrid, de diciembre de 2006 a diciembre de 2007, estaba sin trabajo, y no mucho después también ilegal –para España; para Cuba tenía un permiso de salida que a través del ICAIC fácilmente prorrogué, primero por un año, luego por otro que no llegué a usar- de manera que no salía mucho del pisito en las afueras que mi compañera de entonces y yo alquilábamos. Ella, cuyo status era mucho más boyante que el mío, consiguió trabajo, en tanto yo me internaba en Internet y veía televisión. Pronto encontré programas que me sublevaban, espacios de extrema derecha donde se hacían afirmaciones increíbles.

Para una señora que escribió un libro titulado Cien personajes que hunden España –lista en la que incluía a Pedro Almodóvar, Pilar Bardem y Joaquín Sabina- el Che había sido un terrorista, un asesino que en sus ratos libres debía pensar algo así como “Uff, no tengo nada que hacer, déjame salir y matar alguna gente a ver si hago tiempo antes del almuerzo”. Para un escritor relativamente conocido, el Che merecía el calificativo de fascista de izquierda. Encontré millares de comentarios así. De hecho, cuando salió la película de Soderbergh con Benicio del Toro interpretando al Guerrillero, mucha gente se preguntó en blogs y espacios de debate “¿Pero este es el mismo tipo del que todo el tiempo he oído que fue un asesino feroz, un genocida”?

El cómodo e hipócrita miedo de la clase media a toda violencia se basa en la presunción de que habita el mejor de los mundos posibles. La democracia occidental es la pizza de la política: a todo el mundo le viene bien, se baja fácil, la puedes encargar con diferentes añadidos y así consigues variarle un poco el sabor. El ciudadano correcto en el Primer Mundo –y en la parte más desmemoriada del Tercero- asume que cualquier movimiento guerrillero, cualquier explosión social es obra de resentidos y terroristas que gozan con la violencia y quieren pisotear nuestro sistema refrendado por la mayoría. Los movimientos que enfrentaron a Pinochet y los republicanos españoles son tan malos como los nazis, porque mataban gente. Y matar gente es malo, vaya.

Me enferma ese humanismo de la clase media, en especial la clase media latinoamericana, que olvida que absolutamente cualquier país, incluyendo el suyo, está erigido sobre guerras necesarias y honra a héroes de hace doscientos años que también mataban gente. La violencia no debe ser el primer camino contra la injusticia social. Pero a veces es el único.

Y para mí el Che sigue siendo el Guerrillero Heroico.

Anuncios
comentarios
  1. Ruben dice:

    Heroe = Icono Poder de unos sobre otros

    Sea la iglesia, el Dalai Lama, Fidel Castro, Obama, el Che o Rocky Balboa … me da igual con todos. Para mi lo que vale es mi familia y la gente con con las cuales tengo el privilegio de compartir cariños.

    Al final, prefiero vivir sin tener que asentir a algo porque un heroe lucho por eso.

  2. Chantal dice:

    Ese post sobre el Che, lo escribes por ingenuidad o por “mantenerte a salvo”?
    Estoy de acuerdo con Ruben, esos personajes mesianicos solo producen dolor a los pueblos! Hoy es la primera vez que entro a tu blog y no se si vale la pena seguuir leyendo !
    Lastima, tenia otra opinion sobre ti a partir de tus cortometrajes!

  3. Liset dice:

    Yo no se que pensar del Che y ya hace un tiempo simplemente deje de pensar, de tanto romperme la cabeza con que si heroe, como me habian dicho por 33 annos, o asesino como vengo oyendo desde hace 4.

    Lo que si no comparto es el comentario de chantal.

    Tu sigues siendo el tipo inteligente que eres, pienses lo que pienses del Che, porque al final creo que la realidad esta en el intermedio como siempre. y la gente tiene que aprender a oir a los demas. y si no compartes la opinion de un post y rechazas todo lo demas por eso, estas siendo tan extremista como a aquellos que criticamos – en las dos orillas.

    Cada cual, por supuesto, hace lo que le venga en gana. Pero realmente es hora de que la gente se oiga, y comprenda que hay un mundo mas alla de lo que cada uno de nosotros pensamos.

  4. unCUBANOmas dice:

    Que fácil se insulta la memoria de alguien a quien solo se le conoce por lo que la prensa te ha hecho creer.
    Que fácil se clama a los cuatro vientos que no se necesita de héroes cuando has nacido sobre sábanas blancas, con comida en la mesa y un camino liso y limpio listo para avanzar…
    En el tercer párrafo está bien explicado, mas bien, no puede estar mejor explicado…
    Cuando te matan a tu familia, te explotan a tu gente y no tienes cojones para hacer nada… hacen falta héroes.
    Cuando el sistema está concebido para que unos tengan el poder y para otros baste con un pan en la boca para mantenerlos callados, incluyéndote a ti… hacen falta héroes.
    Tal vez la política de estos tiempos permite creer en democracias posibles, que a la larga son sólo nuevos tipos de la misma democracia hipócrita de siempre. Pero en los tiempos en que él vivió su lucha fue la única manera posible.
    Amigo Rubén, amigo Chantal, respetuosa amiga Liset… la vida no es lo que nos muestra la prensa, la vida no es sólo la que ves en tu trabajo y en tu barrio … hay más vida allá afuera, donde no conoces, donde nunca has conocido y donde nunca conocerás.
    Si en tu país nunca hizo falta un Ché, créeme… que en el mío si.

  5. CASE dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con unCUBANOmas, nada mas q añadir… solo una pregunta, de q pais es Chantal?? de q pais es Ruben?? q no necesitaron heroes…

  6. Tomás Martínez dice:

    Este tipo de cosas no salieron en la película. Al Che lo pintan como justiciero que solo mataba violadores y criminales. He aquí un fragmento de su libro “Pasajes de la guerra revolucionaria” para que saquen sus conclusiones sobre este personaje que algunos se empeñan en mitificar.

    “En esa misma zona de El Hombrito existía un campamento que era como una antesala para las fuerzas guerrilleras donde grupos de jóvenes que llegaban a incorporarse quedaban bajo la autoridad de algunos campesinos de confianza de la guerrilla. El jefe del grupo se llamaba Arístidio, había pertenecida a nuestra columna hasta días anteriores al combate de Uvero en el cual no participó por haberse fracturado una costilla al caerse, demostrando luego poca inclinación a seguir en la guerrilla.
    Este Arístidio fue uno de los casos típicos de campesinos que se unieron a la Revolución sin una clara conciencia de lo que significaba y al hacer su propio análisis de la situación encontró más conveniente situarse en la “cerca”, vendió su revólver por algunos pesos y empezó a hacer manifestaciones en la comarca de que él no era bobo para que lo tomaran en su casa, mansito, cuando las guerrillas se fueran y que haría contacto con el ejército. Varias versiones de estas declaraciones de Arístidio llegaron hasta mí. Aquellos eran momentos difíciles para la Revolución y en uso de las atribuciones que como jefe de una zona tenía, tras de una investigación sumarísima, ajusticiamos al campesino Arístidio.
    Hoy nos preguntamos si era realmente tan culpable como para merecer la muerte y si no se podía haber salvado una vida para la etapa de la construcción revolucionaria. La guerra es difícil y dura y durante los momentos en que el enemigo arrecia su acometividad no se puede permitir ni el asomo de una traición.”

  7. Tomás Martínez dice:

    Eduardo, porque te toquen a un mito que te sembraron en el subconsciente emocional desde niño no te dejes cegar. Es verdad que hace doscientos años se mataba gente, pero recuerda que más o menos hace la misma cantidad de tiempo (un poco más) el mundo se empezó a dar cuenta de que era posible vivir en el diálogo y la tolerancia. Esa forma de vivir ha sido muy dificil de implantar, pero personajes como el Che (un extremista) son los que impiden que se haga realidad. Lo mismo digo para los extremistas de derecha. El Che no soñaba con una democracia en que todas las formas de pensar tuvieran cabida (lo cual Si es el mejor de los sistemas posibles), sino con un sistema totalitario comunista en todos los países del mundo.

    • Tomás, evidentemente tú y yo vivimos en planetas distintos. En el mío, esa anécdota que extraes de los “Pasajes…” no hace sino caracterizar a un buen jefe militar, y es el tipo de decisiones que todos los jefes militares han de tomar alguna vez. Juzgarla desde la perspectiva de la paz y fuera del contexto que el mismo Che describe, es de bastante mala leche. En mi planeta hace doscientos años la cosa se está poniendo peor, y ahora mismo hay mucha gente por ahí matando y sembrando el terror en nombre de esa democracia que defiendes como un credo, y utilizando muy poco el diálogo y la tolerancia. Yo, por cierto, también creo en alguna clase de democracia, aunque me asusta la tuya. Por demás, no me gusta ese paternalismo de “no te dejes cegar”: a mí no me sembraron nada, ni de niño ni después; escribo lo que creo, lo que integra mi cosmovisión y mis principios.
      E.

  8. Gerardo Verdecia dice:

    Afirma el autor que no se deja cegar y parece que solo desde Cuba puede tenerse la cosmovision correcta. O sea la mejor visión del mundo es la suya. Solo un año en Madrid y mucha telebasura le han bastado al autor para conocer la falsedad del mundo democrático. Se asusta de esa democracia y la despacha con arrogancia. Puede que no este ciego pero la vista la tenga dañada de tanto escudriñar las fantasmagorías y la seudorealidad del planeta Cuba. Es una actividad interesante para el arte en muchos sentidos pero nada mas. Para conocer lo que es la democracia no es suficiente ver la telebasura en España. Y menos cuando crees que en Cuba no te han dañado la vista. Si crees eso es que el daño es profundo, tanto que ya no lo sientes ni lo ves.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s