PROYECTOS DE VIDA (segunda parte)

Publicado: 16-02-2011 en Sin categoría

              

 Tener un proyecto de vida significa la aceptación, tanto por la sociedad como por el individuo, de que no todos los días van a ser iguales, que con el esfuerzo limpio de hoy se mejora el futuro personal, y que desear algo mejor no es pequeñoburgués y mezquino. Implica que, tanto como te reta, la sociedad te premia. Que, si vas a comprarte un carro, no tengas que explicar primero de dónde sacaste el dinero, porque eres culpable en tanto no pruebes lo contrario. Que el dinero sirva para algo más que para reproducir el ahora. Que uno puede y tiene derecho a dar pasos sólidos sin que venga de pronto una ley que lo ponga todo cabeza abajo y te devuelva, como en ciertos juegos de tablero, al punto de partida.

 Tener un proyecto de vida implica, también, planificar tus excentricidades y tus viajes. Que si quieres vivir comiendo sushi, o coleccionando ediciones príncipe de Marx Twain o bootlegs de Led Zeppelin, o viendo porno o reuniéndote con abducidos, tengas un ámbito social para hacerlo. Y que si te viene en gana planificar, con tu pareja  y tus hijos o tu mejor amigo, viajar a Francia en cinco años, puedas ahorrar el dinero para ello y, llegado el momento, comprar tu boleto de avión como sugiere, cáustico, Pedro Luis en Cien por ciento cubano. Es verdad, puede que entonces Francia te niegue la visa. Pero entonces podrán ir a Polonia, a Viet Nam, a Guatemala.

 Viajar. Subir a un avión, que una aeromoza te pregunte si prefieres pollo o pasta. Ir a museos, asistir a conciertos, comprar pacotilla. Ver a la gente usando, con total normalidad, equipos electrónicos de última generación y no desechos de la penúltima revolución tecnológica. Chapurrear otro idioma, exponerse a tentaciones y peligros exóticos. Tener libertad de movimiento. Alguna vez alguien debió creer que tenía sentido impedirnos todo eso, que estábamos más seguros o éramos más revolucionarios si no nos contaminábamos. Alguien habrá dicho que el dinero que el cliente cubano pagaría a una aerolínea extranjera no debería salir de Cuba. No sé, tendrá que haber sido un razonamiento de esa índole, paternalista e inhumano y bastante hijo de puta, una opinión que enseguida se tornó en úkase. Lo siguiente que supimos es que había que pedir un permiso de salida, tener una carta de invitación, conseguir visa para todos los países (hubo épocas, hace relativamente poco, en que ciertos países no exigían visa a los cubanos). Y luego viene un cerebrote de las altas esferas a responderle a un estudiante que los cubanos no viajan porque hay demasiada gente viajando a la vez, y que cuando él era joven, allá durante la dictadura de Batista, tampoco podía costearse un viaje.

 Como dice Nicanor en Pas de Quatre, “lo cierto es que viajar es uno de los derechos humanos más importantes”.

 

 

Anuncios
comentarios
  1. ozzy dice:

    poque sera qeu a veces pretendemos como dices tu mismo . hacernos un concepto de cada cosa o persona , te veo como un personaje de ficcion como mismo te autotitulastes , este blog es personal y el qeu no le guste qeu no lo lea , pero tu ya dejastes de ser tuyo para convertirte en nosotros , eres , quieras o no , parte de el deceo cubano de gritar y hacer , cada uno de nosotros tiene dentro un nicanor , y muchos te admiramos por eso , conoci tu obra por el libro “obstaculo” qeu aun es uno de mis preferidos , no porque sea el mejor si no porque me acompano en momentos dificiles ,despues vinieron otros pero nunca logre disfrutar tanto , me gustan tus reflexiones o mas bien tus escritos , porque creo qeu de reflexiones ya tenemos qeuin se encargue de eso , y siempre vengo a disfrutar de la frescura con qeu escribes y cuatno de mi hay en ti , porqeu tu te has convertido en nosotros el pequeno grupo qeu te sigue y te admira

  2. bacallao dice:

    Eduardo,

    Permíteme felicitarte. A mi juicio, logras conjugar tu siempre directo modo de decir las cosas (quien te conoce personalmente seguramente sabrá a que me estoy refiriendo) con la maña literaria. El producto terminado es algo claro, preciso y lindo. Me sumo a los fans del blog, y aún sin suscribir cada opinión tuya, disfruto tu manera descarnada y grácil de decir las cosas…Esperando más posts

    El Baca

  3. I - moi - yo dice:

    El fracaso del socialismo cubano se explica, entre otras muchas razones, en que el proyecto de vida del individuo se subordinó siempre al proyecto social. Y si en un principio se dijo -como cantó Silvio- “que es más grande que el más grande nosotros (y) que se hace para otros”, ya van tres generaciones de “otros” que no ven realizada la utopía… Y aquellos que nos llevaron a renegar de los que disentían, a morir en guerras ajenas, a creernos que éramos “el hombre nuevo” (utopía cristiana, antes que guevariana) aún siguen predicando con la retórica de siempre (la del más “grande” de nosotros), la cual no por satirizable deja de ser la tragedia de un pueblo entero.

  4. Ray dice:

    Bueno por el contenido y la exposición PROYECTOS DE VIDA. Pero en verdad para mi tiene un enfoque algo individualista, aunque ya se que de que nos “inyecten” lo colectivo estamos bastantes saturados. De todas formas usted es el escritor y yo el lector. Me gustan en general sus escritos, independiente de este comentario.

  5. ericfle dice:

    eres grande! a la espera de más posts..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s