EMIGRADOS

Publicado: 26-04-2011 en Sin categoría

Hay un tipo de emigrado que cree que el país se detuvo donde él lo dejó. Nunca imagina edificios nuevos en la ciudad que abandona, y acoge con desconfianza noticias de que algo mejoró, de que algo no es como antes. Todo lo que venga o se produzca en Cuba, si sigue aquí, les parece imperfecto o con trasfondo. Toma por verdades absolutas las que descubre en su nuevo hogar, y piensa que sólo ahora conoce realmente cuán jodido estaba el país en que vivía.

Hay emigrados que se vuelven intratables si se encuentran con alguien que, como yo, viaja y vuelve, que ha vivido un tiempo afuera y regresa. Sospechan que eres algo más que lo que dices ser. Los hay que te quieren enseñar lo equivocado que has vivido hasta ahora. Que dan por sentado que lo que dices es mentira, que dices sólo lo que te dejan decir. Algunos no se limitan a disentir: ofenden. No soportan el éxito de quien no siguió su camino, como si por el mero hecho de no emigrar uno pusiera en tela de juicio la pertinencia de la decisión que tomaron. A algunos el bandazo los lleva a hacerse tan ferozmente de derecha que creen que, de ganar el Partido Socialista en un país europeo, a los pocos meses aparecerán allí los CDR.

Una porción de emigrados goza con mostrarse nihilista, con descreer de cuanto le enseñaron en las escuelas de su tierra. Por rechazar un sistema político rechazan también una ética que dan por contaminada. Ríen si algo que dices les suena ideologizado, y te miran como a una suerte de buen salvaje. Los más extremistas juran no regresar nunca hasta que las cosas cambien; otros vienen de visita y se esfuerzan en mostrarse solventes, libres y enterados, y hacen que te sepa amarga la cerveza a que te invitan.

El emigrado del que hablo suele despreciar, no sólo al que se queda, sino al emigrado que no piensa como él. Al emigrado que está orgulloso de serlo pero viene con humildad a visitar la ciudad que fuera suya, que todavía le pertenece. Que no habla con uno con la arrogancia del conquistador o del que inventó la democracia. Que sigue oyendo sus viejas grabaciones de Silvio o disfrutando el cine cubano. Que no tiene a los que nos quedamos por un rebaño indiferenciado y cobarde.

Por otra parte, es verdad que hay millares de emigrados a los que su país ha tratado –y trata- como a basura. Rectifico: no su país, sino el gobierno de su país. Hay muchos emigrados con los que el gobierno haría bien en disculparse. Con ellos ha cometido demasiados errores sin remedio, sí, pero hay algunos que aún podría enmendar. Debería hacerlo. Que lo veamos es otra cosa. La nobleza y la grandeza de espíritu son virtudes al alcance de los individuos, no de los gobiernos.

Anuncios
comentarios
  1. Luis dice:

    Un tema con muchas aristas Eduardo, me gusto el post pues me toca de cerca.

    Como bien dices, somos muchos los tipos de emigrados, me gustaria agregar otro tipo mas: el que estando en su pais, se siente extranjero, se siente que no pertenece a ese lugar a pesar de hablar el idioma, comer lo mismo que el resto de su familia y amigos y gustarle la musica.

    Pondre tu post en mi pared de Facebook, pues estoy seguro que muchos amigos lo disfrutaran (y quizas comenten como yo). Slds

    • Orlando Arriola Chang dice:

      Yo haré lo mismo, lo colgaré en mi Facebook porque describe de forma sencilla lo que muchos cubanos queremos decir.

  2. Tula Gomez dice:

    Hijo: si son emigrados pero pero diferentes porque media un destierro o un exilio, si no no perderían las propiedades al irse, ni tendrían que pedir visa para entrar.

    ¿Por quee insistir en el uso de la palabra emigrado?

    • Marla Sánchez dice:

      Tula (y tod@s). En el mundo hay decenas de millones de exiliados por el hambre, la miseria y la ignorancia. Los ven, los fotografían y los dejan morir en las aguas del Mediterráneo, por ejemplo (los reglamentos ahora prohiben a los buques llevar náufragos). En USA no existe “ley de ajuste” para nadie más que para los cubanos; los demás son perseguidos como ratas. No me parece que los cubanos y cubanas sean víctimas del hambre, ni de la ignorancia, ni de la indiferencia mundial (ni unos, ni otros). Los problemas que leo aquí son de otro nivel, muy superior a los dramas que me ha tocado ver por trabajo en numerosos países. El derecho al libre desplazamiento es un derecho humano, sin duda, y en Cuba está conculcado. En los demás países se puede viajar sin restricciones: sólo que la inmensa mayoría no está formada ni siquiera para pensar en eso. Discúlpenme, pero percibo que los cubanos, de uno y otro lado, se sienten merecedores automáticos de la admiración, la lástima y la solidaridad mundial.

  3. Carlos Yllobre dice:

    Eduardo:
    Pienso que me moriré sin recibir las disculpas de ese gobierno que retrasó injustificadamente mi entrada a Cuba para ver a mi madre moribunda, mientras seguiré criticando la violación de mis derechos como cubano, abiertamente , públicamente y pacíficamente también hasta que me muera

  4. rafael dice:

    Yo agregaría que hay otro tipo de emigrado, aquel que como yo, va mas allá del rechazo al país que lo vio nacer y rechaza en si, todo el modelo totalitario implantado por una mente mégalo-egocentrista diabólica, (FALSOS PROFETAS), cuyo único afán en “la vida”, es la figuración mundial a toda costa, sin importar nada mas que su persona y su trascendencia histórica. Y por hende, ese emigrado tambien rechaza, al pueblo y a todos aquellos que lo ensalzan donde quiera que esten!!! Porque Fidel, no es mas que otro personaje, de equellos que leemos en los libros de épicas históricas, que “masacraron” a todos los que se les interpusieron en el camino hacia “La Gloria”!!! Pero tan culpables como ellos, también son, todos aquellos que se subieron al carro de la “Victoria”, ya sea por ignorancia ó por conveniencia, para compartir ese “Destino Manifiesto”!!!

  5. Gabriel dice:

    Soy español. Mi primer contacto con un cubano fue hace un montón de años. Creo que era a finales de la década de los sesenta. Era mi profesora de música.

    Era una señora mayor. Me contó que era una pianista muy famosa, y también componía música. Vivía en Cuba en una casa donde tenía un piano que lo había fabricado expresamente para la medida de sus manos.

    Al llegar la revolución se tuvo que ir. La obligaron a dejarlo todo y tomar un avión. Nada más que pudo salir con la ropa que llevaba puesta. No le permitieron sacar las partituras de música, que eran el trabajo de toda su vida. Por supuesto no pudo sacar nada de dinero. Pero me contó que lo que más le dolió es que ni siquiera dejaron que llevase en el avión el albúm de fotos familiar.

    De ese modo mataron todos sus recuerdos.

    Con más de setenta años se encontró de repente en España sin nada. No sólo no tenía nada de dinero, sino que no tenía las fotos de todas su vida; y tampoco le permitieron telefonear o cartearse con sus familiares. Toda su familia que dejó en Cuba desapareció para ella.

    En España se tuvo que empezar a ganar la vida muy malamente dando clases de música.

    A los pocos meses de llegar tuvo un infarto celebral y poco después se murió.

    De su obra no quedó nada. Su piano se pudrió con la humedad y sus partituras se las comieron las polillas.

    • Pirata Somaly dice:

      Gabriel ,Como telenovela o guion de Cine de Aprendiz,pero aun mejor cambias el Pais y pones que fue en la Alemania Nazi y quizas hasta un Oscar te den ,sigue con esa muela bizca y quizas hasta Eduardo te de un Taller para escribir Guiones y Frank Delgado te haga la Musica

      • Say dice:

        Pirata somaly: No hace falta decir que fue en la Alemania nazi. Aunque nadie tiene la supremacía del sufrimiento, a muchos como Ud., esas historias que sí son verdaderas (las hay incluso más trágicas), les parecen concebibles sólo en la Alemania nazi. Me temo que peca de una gran ignorancia. Es cierto que el futuro de un país no puede construirse sobre la base del odio y el rencor, (y eso deberíamos aprenderlo también de Alemania que ha sufrido el despotismo por igual del nazismo y el comunismo) pero todos debemos aprender a ponernos en el pellejo de otros, sólo así comprenderemos a los que son iguales a nosotros, aunque toda la vida algunos se hayan empeñado en negarlo. Y creo que el último párrafo de Eduardo le hace justicia a esas personas. Por demás, creo que ud. no tiene mucha cultura de opinión en blogs -y seguramente tampoco en otros lugares-, porque si así fuera no escribiría sólo para descalificar la opinión de otro comentarista.

  6. Gaya dice:

    Aunque es cierto que existe este tipo de personas, creo que es mayor el grupo de emigrados que desea poder viajar sin limitaciones y vivir un tiempo fuera y regresar cada vez que le plazca. Esto supera el tener que vivir fijo siempre en un sitio. Al final el estar en Cuba y saber que puedes salir cada vez que quieras te da como cierta tranquilidad, cierta libertad de saber que cuando las cosas vayan muy mal puedes buscarte la vida en otro sitio, aunque al final nunca lo hagas, es todo psicológico, pero tranquilizante. De igual forma, si extrañas tu tierra cuando estás lejos, el saber que puedes regresar cuando lo desees te da mucha fuerza. Saber que quien te dio a luz siempre te recibe con los brazos abiertos. Imagino que hay muchas personas que coinciden conmigo.
    En Cuba se trata el tema de los emigrados con mucho dramatismo. Hoy día todos viajan y deciden donde quieren estar, es un derecho que todos debemos tener. Se mezclan culturas, razas, ideologías. Es lo que ha traído la evolución humana y en lugar de renegar de ello creo que se debería hacer por aceptarlo.

    • Say dice:

      Completamente de acuerdo con este comentario. También quiero agregar y sin ánimo de ofender, que también muchos cubanos, dentro y fuera de la isla, les embarga un chovinismo bastante pedante y hasta ridículo

      • Say dice:

        Perdón, el comentario anterior salió sin acabarlo. Continúo:
        … como si les asistiera la verdad absoluta y vociferando las cuatro consignas aprendidas, como si ellos tuvieran la “fórmula” para arreglar Cuba desechando cualquier otro criterio emitido por otros tan cubanos y con tantos derechos como ellos a opinar sobre este país. Me alegro que Eduardo haga la salvedad de individuo-gobierno, a pesar de que esa nunca ha sido la idea transmitida. En Cuba han hecho de todo lo normal un trauma: de disentir, de viajar, de la individualidad… De hecho hay hasta palabras que son tabú: Sociedad Civil, Derechos Humanos… Es bueno salir para comparar, para comprender, para verlo con perspectiva, para enriquecernos culturalmente. No se puede pretender que todas las personas piensen igual, que estén de acuerdo en todo. Pero me temo que esto llevará años y varias generaciones para poder entenderlo de verdad.

    • Observadora dice:

      Exactamente.

  7. javier dice:

    me considero un emigrado diferente. soy de un tipo q no pusiste ahi y casta q considero abundante cuando te reunes con gente q tiene dos dedos de frente del lado de aca del mar.

    en mi raza de emigrados vivimos orgullosos de ser cubanos, y llevo la bandera en mi frente (metafora) doquiera q voy. Soy de los q me duelen muchas cosas q aun se hacen alla. Y me enorgullezco de otras.

    esto por supuesto no lo digo en todas las tribunas.

    abrazo, bonito post

  8. Arturo Lopez Levy dice:

    Estimado Eduardo Del Llano:
    He recibido su post a traves de dos amigos. Quiero felicitarlo y agradecerle. ?Como hacemos para reforzar el patriotismo con matices, que ama a Cuba pero no es reticente a discutir sus faltas y abusos entre la nacion toda, los que viven en la isla y su emigracion?

  9. ManuelS dice:

    Los emigrados son como todo en la vida. Recuerdo mi amigo de la infancia que se movio de Guantanamo a la Habana y regreso las proximas vacaciones como si fuera otra persona o mi buen compañero de trabajo que salto a Jefe de Departamento (departamentico, diria yo) y hasta me quizo hacer la vida un yogur.
    Creo conincidir en cierta forma con Rafael. Todos sabemos lo que somos a los ojos del gobierno cubano cuando decidimos salir del pais. Desde un mismo principio se inventaron aquellas granjas tipo “Gulag” ruso donde mandaban los que se querian marchar y despues de aquello siguio el “tramite de la salida” hasta hoy dia el cual en algunos de sus momentos es humillante.
    Por otro lado “triunfar” en Cuba Socialista y Castrista significa en el 99.9999998% de las veses “entrar por el aro” del sistema de los hermanos Castro. ¿Alguien puede decirme un “triunfador” que no se atenga al pie de la letra a los dogmas Castristas? Por lo tanto despues que uno es practicamente excretado por el gobierno cubano fuera del pais que lo vio nacer a uno y de vuelta se encuentra en la calle a un “triunfador” dentro del sistema socialista cubano deberia estar justificado psicilogicamente actuiar como un ninja japones mesclao con marquez gallego. Pero si de construcciones se trata caminando por La Gran Habana uno se da cuenta que todo esta peor que hace 40 años atras. Los edificios hablan por si solos.

  10. Eduardo, siempre me es bueno pasar por aquí. Un tema el de este post que poco se trata.

  11. kisosita dice:

    Interesante. Lo triste es lo que se puede “sentir” en lo posts de algunos, el dolor, la fractura, el desarraigo… todo cuanto lleva el inmigrante, politizado o no. Lo digo de manera general, porque no es patrimonio del cubano. Emigrar es lo mismo para cualquier ciudadano del mundo. Y claro, seria y es mucho mejor poder salir y entrar con libertad, y para algunos, poder entrar, o sea,. retornar.

  12. rosakiel dice:

    Eduardo, gracias desde acá, desde entre los emigrados que hace rato rumiamos casi exactamente lo que escribes. Ahora ya no tengo que hacerlo. Tú lo has dicho. Aunque siempre quedan tipos de emigrados y sentimientos de ida y vuelta por enumerar… porque si bien, como dice Habana Abierta, Lahabanaestaentodaspartes, al mismo tiempo, siempre lo digo Labanaestaenlabana (http://labanaestaentodaspartes.wordpress.com/2010/05/24/labana-esta-en-labana%E2%80%A6/). O como escribía una amiga el otro día, de cierta forma, de una muy íntima, “el que se va, se muere” (http://elaguacero.wordpress.com/2011/04/28/el-dia/).
    Un abrazo, r.

  13. Alfredo murzzi dice:

    Un emigrante sin lugar a dudas tiene sus razones para hacerlo, y el común denominador de cualquier emigrante de cualquier país es simplemente que existe una inconformidad ya sea económica o política, en el caso de ustedes los cubanos están presentes ambas situaciones, ya que lo político en este país prela sobre todas las cosas,en especial lo económico, y esto se evidencia al escuchar hablar a niños adoctrinados de una ideología absurda que repiten como grabadoras sin saber ni entender el fondo de lo que dicen, pero esto no es culpa de los niños, es culpa de ese régimen absurdo , trasnochado, equivocado, prehistórico y obsoleto en el que los castro se empeñan en mantener. Lo triste es ver como los cubanos emigrantes añoran su tierra sin poder regresar, es una añoranza que cualquier individuo sufriría por su tierra natal. Otro engaño de este gobierno castrista es su ficticio desarrollo económico, que se traduce solo en el petroleo que Venezuela le regala, ahora que los ingresos son menores, comienza la crisis cubana de nuevo, porque Venezuela también esta en crisis, pero eso es difícil de percibir para muchos, ya que el castrismo es especialista en mostrar solo lo que ellos quieren que los demás vean, y los que logran ver lo real, entonces son disidentes, traidores, anti-revolucionarios y hasta conspiradores, esto es lo triste de esta realidad. Aquí podemos escribir sin parar sobre este tema, pero no los voy aburrir, lo cierto es que el primer paso para que cuba avance, es que los castro se vaya o se mueran y verán que el drama se acabara para ese pueblo bueno que se encuentra pisoteado por un regimen militar desde hace mas de 50 años y que mas de una generación no han tenido la oportunidad de ver algo diferente para tener un punto de comparación. Bueno gracias

  14. voltairexxi dice:

    Eduardo, el problema es que presentas las acciones del gobierno cubano como una simple serie asistémica de nebulosos yerros por enmendar… y visto así, tal pareciera puro berrinche la actitud de esos emigrados a quienes pones en tan mala luz. Para nada, Eduardo: el gobierno cubano es mucho más que erróneo, es perverso, es mucho más que maleducado, es inhumano. Si esos emigrados berreados le otorgan sus perdones individuales al gobierno, si eligen actuar unilateralmente como no beligerantes ideológicos, no están siendo sino carneros. Concluyo, no hay mal extremo en la actitud de los emigrados a quienes insistes en oscurecer en tu retrato, y sí lo hay en el gobierno a quien tan poco espacio dedicas a criticar, y tan tenuemente. Visto así, por la sencilla razón del balance, uno en efecto podría pensar que Eduardo del Llano es más de lo que dice ser.

  15. Alejandro Canton dice:

    Eduardo:
    Vivir en Miami hace que me identifique con tu escrito totalmente; es aquí donde se fabrica ese androide desalmado del que hablas; es en Miami donde al parecer el oxígeno está repleto de bacterias cromagnonicas, donde nos deformamos mentalmente, donde perdemos el rumbo, la identidad, el sentido común, la tolerancia.
    Todo lo que escribes en enteramente cierto y eso por supuesto, en tierras de nostalgia y frustración te convierte en comunista; si, no importa cuanta crítica e irreverencia hay en tu obra, no, nada de eso importa, si vienes a Miami ya tendrás preparado un meeting the repudio, en donde se romperan CDs con Monte Rouge, Brain Storm, Photo Shop y cuanta obra tengas en tu haber; pregúntale a Los Aldeanos.
    Pero sabes mas? tambiene existen esos emigrados humildes que aman a Cuba muy por encima de gobiernos e ideologías; pero muchos están contaminados con ese oxígeno, y la cura aún no se inventa.

    • juan carlos menendez dice:

      Por su criterio deduzco que las Brigadas de Respuesta Rapida,los Mitines de Repudio,La Mesa Redonda Informativa,Los infamantes CDR y otras organizaciones intolerantes y neo fascistoides tuvieron su origen en la infernal ciudad de Miami?

  16. Ruben dice:

    Creo que con este comentario mio vas a tener 21 en este post. Buena estrategia.

    Lo que en el mundo es conocido como “rating” (si, asi entre comillas para que se destaque) se suele conseguir facilmente cuando tocas algun tema de los mas buscados en el sector de mercado donde quieres ser conocido. Si pretendes ganarte audiencia entre cubanos, pues a darle por donde se debe al exilio que es quien unico te puede leer ya que es de sobras sabido que el cubano en la isla no tiene apenas acceso a internet y el que de “alguna forma” lo tiene no lo emplea en temas politicos. Yo use mucho tiempo el hablar de sexo … mas amplio … mas flexible … mas audiencia potencial.

    Buena estrategia, tecnica buena tmabien. Solo que si hubieses elegido el tema sexual no hubieses tenido que tomar posiciones comprometidas … ¿o si?

  17. Ruben dice:

    Oh, se me olvidaba .. es que los años no pasan por gusto y asi ademas dejo el vigesimosegundo comentario de este post.

    “… otros vienen de visita y se esfuerzan en mostrarse solventes, libres y enterados, y hacen que te sepa amarga la cerveza a que te invitan.” Se me ocurrio una pregunta ¿la buena cerveza no tiene que ser algo amarga? … y sinceramente, aunque huela a sarcasmo no lo es.

  18. Miguel Grillo Morales dice:

    La verdad que me identifico con el primer párrafo. Yo alcance a ver solo, el comienzo de la película. El León no había hecho ni HARRRRRRRR cuando el viejo Miguel tuvo a bien sacarme del cine, yo era apenas un chaval. Fui mirando la pantalla hasta que se me perdió de vista. Después me entere que el León se comió gente y todo…. Ya no sé, si nos exiliamos, nos exiliaron, emigramos o nos emigraron. Lo que si se es que le debo al viejo Grillo el haber puesto kilómetros entre aquel paraíso y mi fisiología, creo que me ahorro un par de malas noches y algunas malas mañas. Respeto al que se quedo, respeto al que se fue, respeto al que escribe este Blog aunque no siempre estoy de acuerdo con lo que diga. Yo padezco (lo confieso) de castrofobia, con manía a desaprobar la mayoría de las cosas logradas bajo o durante el sistema. Par mí, desde el Lada hasta el PPG son la gran mierda. Me gustan las canciones de Silvio, pero me da asco su adoración por Fidel. Tengo una confusión del carajo, pues he visto a Juan Formel hacer piruetas revolucionarias en contra del Imperio y después salir de un Brandsmart en Miami cargado de televisores plasma. También algún que otro exiliado requetecontracastrista cargado como un mulo en vuelo hacia La Habana. Ya lo dijo Raúl (Rivero, el bueno, no Castro) “Los cubanos somos hiperbólicos: / a los hombres que no tienen moral, los acusamos de tenerla doble.” Leyendo chanchullos como este solo puedo decir ¡Hay Cuba, como me gusta verte! desde lejos.

  19. Ruben dice:

    Grillo … para mi gusto social Silvio es asqueroso, para mi gusto literario es mas poeta que Guillen (recontraparafraseando a Neruda y a ti mismo … Guillen el malo, el cubano)

    • Mike G Morales dice:

      Ruben.
      “… otros vienen de visita y se esfuerzan en mostrarse solventes, libres y enterados”
      Podíamos añadir: ¡Y hasta nos tumban la jevita, los muy pendejos!
      “y hacen que te sepa amarga la cerveza a que te invitan.”
      Ahora no me acuerdo, pero creo que fue un cubano el que dijo: “Nuestra cerveza es agria, pero es nuestra cerveza” ¿Coño quien fue? Haaaaa yaaaa fue Pánfilo. No espera, espera, Pánfilo dijo “Es agria, caliente y viene en pipa”
      Al final y después de un simple análisis, dejando la coña a un lado, es triste muy triste, pero como dijo Guillen: “Tenemos lo que teníamos que tener”

  20. Ray dice:

    Eduardo:

    Primero decir que en mi criterio emigrar o no hacerlo es una opcion personal, como teñirse el cabello, ser fanitico de los Industriales o del Real Madrid, gustarte la merluza o la pizza, etc. Por ello creo que cualquier catalogo de emigrantes que se haga sera siempre incompleto. Al igual que alguien ya dijo: “Respeto al que se quedo, respeto al que se fue, respeto al que escribe este Blog aunque no siempre estoy de acuerdo con lo que diga”.

    Me autodefino como un emigrante economico, como cualquier pobre que ha salido de su pais buscando mejoras personales para si y para su familia, pero me permito, sin su permiso, introducir otro tipo de emigrado en su catalogo, al cual pertenecí antes de mi estado actual y al cual pueden pertenecer muchos de los que usted conoce, y me atrevo a decir, sin animo de ofender, hasta usted mismo.

    Ese emigrado olvidado de su catalogo es el emigrado interno, con lugar de residencia en Cuba. Ese tipo de emigrado abarca una gama muy grande de personas, desde generales y directores de empresa, hasta bloggers, artistas, oportunistas, hijos de papa, casados con extranjeros, mantenidos por familiares, opositores a sueldo, etc.

    Sus dos características distintivas son que por una parte, por su esfuerzo o capacidad personal, simulación o suerte, han alcanzado una posición económica que les permite disentir, dentro de los parámetros permitidos, es decir jugar con la cadena y hasta con el mono, criticar en su circulo de amistades y hasta a veces públicamente al gobierno o a los disidentes, pero no a los responsables, dejando siempre “anónimo al compositor” y por otra parte cuidan que sus “criticas” y/o “alabanzas” no vayan a afectar su status económico.

    Públicamente tratan de dar una imagen de neutralidad y estar en sus criterios por encima de los directamente involucrados en la lucha, con el autobombo de decir que ellos si, porque están en vivo y en directo con la materia y de que “sufren” las consecuencias de sus actos.

    • Yo no pretendía hacer un catálogo de emigrantes. Tienes razón en que, si catálogo, el mío es incompleto.
      Ahora, dicho eso, sí me parece irrespetuoso que trates de definirme sin conocerme. Dirás que me conoces por mis escritos, pero entonces tendrías que prestar más atención a lo que lees. Afirmas que ese tipo de emigrado en el que me incluyes critica al gobierno y a los disidentes, pero no a los responsables. ¿Quieres decir con eso que, según tú, el gobierno no es responsable de lo que pasa en Cuba? Interesante. Pero como supongo que no es eso lo que quieres decir, te remito, por ejemplo, a mi artículo Las intermitencias de la censura, donde critico a los hermanos Castro con todas sus letras, y por un tema concreto. Y en otro artículo, Herejías, a Ricardo Alarcón de Quesada. Claro, puede ser que para ti los responsables sean otros.
      Por otra parte, en tu comentario dices claramente que en Cuba, la capacidad personal es una vía para lograr una buena posición económica, y una vez adquirida se puede disentir, criticar al gobierno incluso públicamente, jugar con la cadena y hasta con el mono. Si eso es cierto, no suena como la definición clásica de dictadura, ¿verdad? De hecho, no difiere mucho de una posible definición de la democracia al estilo occidental.
      Ya que me defines, te definiré. Creo que eres uno de los que retrato en mi artículo, uno que piensa que todos los que nos quedamos aquí estamos soñando con irnos, que sólo simulando podemos sobrevivir, que tenemos una especie de barómetro que nos avisa hasta dónde llegar. Como dices en tu segundo párrafo, así eras tú antes de emigrar. Me alegro de que seas tan sincero, pero ya no me alegro tanto de que creas que todos estamos hechos en el mismo molde del que saliste.
      Ray, das por sentado que aquí todos estamos en contra de todo. Bueno, mira, yo critico lo que no me gusta de este sistema, pero también defiendo, o al menos matizo, lo que me parece bien. Con eso, como yo lo veo, no me cuido las espaldas; todo lo contrario, consigo que me tomen ojeriza de ambos lados. Para convencerte te bastará con leer los comentarios a mis artículos más polémicos -Internarse en Internet, por ejemplo- donde me atacan y defienden desde todas direcciones. Y sí he sufrido las consecuencias de mis actos, pero no voy a exagerar inventándome un falso martirologio. Aplícate el consejo que me das y amplía tu catálogo de cubanos que viven en Cuba, que está, desde luego, bastante incompleto.
      E.

      • Del Llano: Yo te leo y me maravillo de que opines como yo en muchas cosas y tengas un espacio para decirlo. Hasta me parece que se acabó la dictadura en Cuba y que ya no tengo porque estar escondido en el fin del mundo para poder gritar (y comer) Me froto los ojos y te releo y el asombro aumenta y me pregunto: ¿Por qué no va preso? o ¿¿Por qué lo dejan decir lo que a tantos les costó la libertad y hasta la vida de alguna manera? Quiero seguir leyendo y alejo de mi mente las suspicacias que se amontonan entre mis pensamientos, no me culpes. Quiero creer en los hombres otra vez. Te seguiré leyendo hasta que pase mi asombro. Te deseo lo mejor y esto implica el deseo de que no te Yoanisen. Suerte y un saludo desde Chile de un cubano sin fe, pero aun con esperanzas.

  21. Richelieudeparis dice:

    Este comentario se ve a todas luces que es una respuesta personal del autor dirigida a algunos “emigrados” con los cuales vivio algunas experiencias que fueron interpretadas a su optica. Hay que oir la version de la otra parte para poder formar una opinion justa lo mas cercana a la realidad. La opinion refleja resentimiento, sentimientos de inferioridad (por no decir acomplejado) y un poco de irritacion. Resumiendo, no es creible el mensaje, le falta objetividad.

    • Ray dice:

      Cardenal Richelieudepari:

      Quien le dio velas en este entierro. Porque no se mete su complejo de chicharroneria donde le quepa.

      Quien habla de cosas que no le atañen, escucha cosas que no le gustan.
      Averroes

  22. cubanitoenmadrid dice:

    muy bueno! si vienes por madrid te invito a una cerveza que no van a ser amargas 🙂

  23. pablo guedez dice:

    cuando afirmas que hay emigrados que no soportan a alguien como tu que entra y sale de cuba, estas pensando en que eres un hombre libre. Pero no, tu no entras y sales de cuba de manera libre, tu tienes que pedir permiso para hacerlo y en el caso de que te hayas buscado una residencia en el extranjero o un pasaporte moscovita, tu esposa (si es cubana) o tus hijos no lo pueden hacer contigo. Es algo desproporcionado que vengas a criticar a los que hemos tenido que pagar muy caro por una salida.

  24. Jose dice:

    Muy Bien

  25. Francisco Escobar dice:

    En Cuba no existen viajeros, la libertad de viajar esta suprimida. Solo se puede viajar con permiso del regimen y con las condiciones que te impone el regimen. Hay unos pocos privilegiados pero ser el privilegiado de un sistema totalitario es una verguenza a menos que seas un nihilista. La unica opcion para muchos es emigrar, para otros se convierte en la expulsion definitiva que impone el destierro y el exilio, es decir la imposibilidad de regresar. Los emigrantes son plantas sin raices que buscan desesperadamente prenderse en cualquier parte y que luchan ardientemente por el exito a cualquier precio, por demostrar a quienes quedaron detras todo lo que han logrado. Los exiliados son perdedores perpetuos, no pueden vivir en ninguna parte porque han aprendido muchas cosas en casa que no le serviran ya y estan atados sentimentalmente a lugares y personas que no volveran a encontrar. Son fracasados a priori, que suenan y ansian un pais y una epoca que ya no se repetira.

  26. Polito Durofrio dice:

    Y con qué contamos los cubanos para ser turistas por nosotros mismos sin tener que depender de la ayuda caritativa externa de la FE. Aclaro, trabajando honestamente como Nicanor, las profesiones de hermanas de la caridad turistica y de los monjes del cuniculo alegre no clasifican porque al fin y al cabo seran ellos los unicos con medios para poder viajar, quien sabe si hasta les cobren en un futuro un impuesto oficial, entonces los nagues de azul se joderan porque se le acabara el biznecito de la extorsion, el proxenetismo y las drogas. Doy por descartado que los hijos y los nietos de la nomenclatura geriatrica puedan viajar libremente porque entre ladrones el baro que tienen es para hacer un puente de mangas largas. Me pica la curiosisdad, quedaran muchos aun? que no hayan adquirido casas o apartamentos en Miami, Barcelona, Toronto, etc. Quien sabe si ED se decide y hace un guion donde el Nica se pregunte si se prostituye para poder turistear allende las fronteras. Felicidades Ed por todas las buenas horas que he pasado mirando tus cortos

  27. amiga de estudios dice:

    Es un tema sensible Filo éste de los emigrados…. Tanto como lo es de inclasificable, por su diversidad. Una realidad con la que nos tropezamos al improviso, sin estar preparados, porque –casi- nadie tuvo la posibilidad de saborear el lugar predestinado en el que se encuentra ni tuvo posibilidades de elegirlo. Irremediablemente estas carencias generan otras con el tiempo, refuerzan convicciones, ayudan a abrir los ojos al mundo e inevitablemente, a mirar atràs, no siempre con desdén.
    Particularmente no creo que los que se quedaron estén locos por irse, existen personas apegadas a la tierra (entendida en su màs amplio abanico). Sostengo desde hace muchos años que el mayor error del gobierno de la isla ha sido el hecho de cerrarse al mundo sin ofrecer la posibilidad de verlo. Te digo de corazòn que no son pocos los que viven con el cuerpo fuera y la cabeza en Cuba, pensando y reprogramando el regreso.
    No es mi caso. Sinceramente mi orgullo de cubana se circunscribe al reconocimiento de mi lugar de origen, las cosas que pude concretar, mi familia, mis amigos. El gorriòn de expatriada no lo he vivido, talves porque en muchos años con sacrificio he creado las bases de mi vida actual y la disfruto en la plenitud de mi tierra de adopciòn.
    Una cosa es cierta, Cuba (o mejor, la sociedad) es otra historia diferente a la que dejamos hace años y cuando voy de visita el “trauma” (no sé como llamarlo) es todavìa peor. Talves sea la vejez que me impide mirar con otros ojos, pero te aseguro que la vulgaridad y la depauperaciòn que se respiran no contribuyen a que nos roce la nostalgia.
    Un abrazo..

  28. Ronaldo Abreu dice:

    Eduardo muchas gracias por tus posts. Han sido un hallazgo que he descubierto casualmente en facebook.
    Coincido con muchas de la cosas que dices y que muchas veces he querido reflejar en un blog, pero no me decido porque realmente me repugnan muchos de los comentarios que vierten los resentidos llenos de odio que pululan por todas partes, sobre todo escondidos tras la sombra de la red.
    Soy un incansable polemizador desde pequeño y nunca me he dado por vencido, pero siempre desde el respeto aunque con muchísima pasión.
    No me enmarco en ninguna categoría de emigrado, de hecho lo soy por casualidad y ni me vanaglorio, ni me arrepiento de ello, sólo disfruto de lo que poseo y sufro un poco lo que dejé atrás.
    Pero lo que más sufro es la enorme manipulación y desconocimiento de la realidad de Cuba que se refleja por todas partes.
    Para mi lo más importante es ser fiel a si mismo, más allá de ideologías y condiciones específicas de donde uno esté viviendo.
    Concluyo apoyando lo que dices que no es lo mismo pueblo que gobierno y que nunca podré entender aquellos que apoyen cualquier medida que perjudique al pueblo de Cuba, escudándose en que afectaría al “régimen”
    de los Castros.

  29. abel dice:

    Acabo de descubrir este blog y me parece acertadísimo. En particular esta pequeña reflexión encierra tantas verdades… Soy cubano en Madrid, y me considero de los emigrados que sufre del tipo de emigrados que describes… (y valga la redundancia) tienes tanta razón… La vida sigue y por más que muchos quieran convencerse de lo contrario, el éxito no está en emigrar en sí mismo, de hecho ya es de por sí un fracaso. Tener que renunciar a tu tierra, tus raíces, tu gente, por una u otra razón… no puede comprarse casi con ningún dinero… aunque muchos lo logren, o al menos se convenzan de ello para ser felices.
    Pienso que cada cual debe hacer lo que considera mejor para sí… luego está a lo que las circunstancias te obligan, o simplemente lo que te obligan directamente… Y cada uno tiene seguramente sus razones, de mucho peso, por lo que lo mínimo es respetar eso.
    En fin, felicidades por tratar de ser (con éxito) un cubano de verdad, sin antifaces ni vendas.

  30. aquellaniña dice:

    Hay un tipo de intelectual que llama cambio al hecho de que la válvula de la olla deje escapar presión cada cierto tiempo. Y a los exiliados, emigrados. No suele llamar a las cosas por su nombre y acoge con desconfianza a todo el que se permita hablar alto y claro de ciertos temas. Para estos intelectuales todo es relativo, la libertad no existe y las ocasiones en las que se han permitido salirse del guión en público le eximen de toda culpa.
    Hay intelectuales entrañables, buenísimas personas y amigos, que se vuelven intratables si se encuentran con alguien que, como yo, sostiene que hay temas insoslayables que no permiten mirar para otro lado. Sospechan que eres algo más que lo que dices ser. Los hay que te quieren demostrar que tú también has sido parte y buscan en tu biografía cuándo fue que cambiaste para recriminarte pecados anteriores. Algunos no se limitan a disentir: se ofenden y piensan en pegarte. No soportan que alguien se atreva a salirse del trillo, como si por el mero hecho de llamar a las cosas por su nombre uno pusiera en tela de juicio su honradez o sus cojones. A algunos el bandazo los lleva a ponerse tan ferozmente revolucionarios que te quieren hacer creer lo que ni ellos mismos han creído nunca.
    Una porción de intelectuales goza con mostrarse cubano, el auténtico y verdadero cubano. Por el azar del nacimiento se cuelgan méritos, y la circunstancia de habitar la ínsula (la maldita circunstancia) les hace dueños de lo cubano. Los más extremistas te dicen que no puedes opinar porque no sabes de lo que estás hablando, otros te miran condescendientemente porque como no vives allí es muy fácil criticar.
    El intelectual del que hablo suele despreciar, no solo al que se va, sino al que viviendo en la isla se permite no comulgar con el poder. Al intelectual que, gracias a esa actitud, se le cierran todas las puertas. Que no es recibido en instituciones que deberían representarlo. Que sigue intentando llevar adelante su obra, inmerso en el mayor ostracismo. Que no espera nada de los que se fueron y no reniega de su decisión de quedarse.
    Por otra parte, es verdad que hay muchos intelectuales a los que su país ha tratado –y trata- espléndidamente. Su país y el gobierno de su país. Con ellos no hay que disculparse, no hay mucho que enmendar. Ellos han podido sentirse más libres que el resto de los mortales, es lo que les pagan por su silencio. Siempre siguiendo el guión, respetando lo intocable. Ellos han cometido demasiados errores sin remedio, sí, pero hay algunos que aún podrían enmendar. Deberían hacerlo. Que lo veamos es otra cosa. La nobleza y la grandeza de espíritu son virtudes al alcance de todos, también de los intelectuales.

  31. torres dice:

    no se por que siempre regreso a estas paginas si me habia prometido que solo veria la television francesa, para apender una idioma que no me interesa, integrarme a una cultura que no me interesa y relacionarme con personas que no conocen el dolor de tener a cada integrante de tu familia en un pais diferente y de sentirte mutilado por todas partes, sin remedio, ni consuelo. sin embargo, aunque soy joven, emigrar es mi suenno acariciado desde hace 20 annos, no lo dude ni un instante cuando se me presento la oportunidad, y traje en mi maleta, mis discos de musica cubana, paradiso y una antologia de cuentos cubanos, no juzgo a nadie por irse o quedarse, creo que hay que ser demasiado valiente para hacer cualquiera de las dos cosas, y siento una mezcla de alivio y de nostalgia cada atardecer, tengo miedo de regresar a cuba (y no por cuestiones politicas) y miedo de no regresar nunca mas, siento que los de alla necesitan saber que estoy bien y que al fin he logrado mi suenno y me limito a cumplir sus espectativas, no se si esa necesidad nace de una autentica preocupacion por mi personas o del deseo de construirse esperanzas. me gusta todo lo cubano, el teatro (sobre todo), la musica (creo que nunca podre vivir sin esa musica), los escritores (irreverentes y transgresores), el cine y hasta la television, sobre todo porque a pesar de las diferencias y las diversas formas de manifestar nuestra rabia, desde el dia que lo dividieron todo, como dice varela, creo que nos une un dolor hondo, lejano, heredado y renovado, desde PM, virgilio, el saxo, la loynaz, carilda y la desconocida profesora de piano, para no hablar de balseros, repatriados, prostitutas y pequennos suennos. pero quiero olvidarlo todo un poco, es lo que le pido a dios todas las manannas, que no me importe lo suficiente como para pasar mi tiempo en estas paginas cuando deberia estar estudiando frances, para algun dia parecer una triunfadora… aunque tenga el fracaso bien clavado en el alma. que tipo de emigrante soy?

    • John dice:

      Tras leer todos los comentarios, algunos buenísimos, el tuyo me ha parecido el mejor. No porque me identifique, sino porque desnudas el alma. Gracias, JOHN

  32. Cuban-American dice:

    It’s not about a couple or a hundred new department or grocery stores or recognizing that gays are human beings, or allowing Cubans to travel. It is the absurdity of a social system that once pretended to be a Revolution and became nothing but a common tropical dictatorship with a lunatic, and self-righteous dictator. Cuba had the opportunity to have evolved into a modern and prosperous society, 50 years ago. Instead Cubans had to suffer the rule of the most stupid citizens, the impoverishment of a whole nation. Can you imagine how sad is haberse pasado 50 años comiendo mierda.

  33. Maño dice:

    Me he enterado de este sitio por lo escrito sobre las mesas redondas en Cuba, de la cual siempre quise escribir a pesar de que vivo hace 10 años en la Argentina.
    Sobre los emigrados que escribistes aca, me gusto mucho, creo ser un emigrado de los que se acuerdan de su tierra con añoranza, el mundo no es mejor porque dejamos Cuba, a pesar que en lo personal me pueda ir bien economicamente, seguire queriendo a Cuba con sus errores y sus horrores, porque nada ni nadie me puede quitar mi condicion de cubano, y alli en mi Lawton querido con mis vecinos, mis amigos me crie y soy quien soy gracias a eso…ojala lo que escribistes aca se publique en los diarios de la isla, puede ayudar a que seamos todos mejores personas, lo de adentro y los de afuera…
    Gracias, Maño

  34. Rivas dice:

    Es muy fácil hablar de los que tienden a reaccionar de la peor forma. Yo también podría escribir (si fuese escritor) del tipo de cubano que vive en la isla y cree que por vivir “afuera” se tiene de todo fácil. O del que va mas allá y cree que por eso esta bien que jodan “a ese que lo tiene todo” cuando regresa a Cuba. Por desgracia creo que esas dos especies son las que mas abundan de ambos lados. Ojala y esté equivocado. Pero seria bueno que nuestros escritores se concentrasen mas en buscar a esos que piensan mejor de cada lado, y hacer por enseñarles a todos que hay mejores formas de ver las cosas.

  35. Eduardo Menendez dice:

    Tocayo,
    Esta muy bueno tu blog. Me adscribo a la primera categoria de emigrados y conozco gente que son de las otras. Y tambien apoyo que los gobernantes o los gobiernos deberian pedir disculpas a sus emigrados.

    “cuando un pueblo emigra, los gobernantes sobran”, adivinen quien lo escribio.

  36. amiga de estudios dice:

    Respuesta a Francisco Escobar: su frase …. “Los exiliados son perdedores perpetuos, no pueden vivir en ninguna parte porque han aprendido muchas cosas en casa que no le serviran ya y estan atados sentimentalmente a lugares y personas que no volveran a encontrar. Son fracasados a priori, que suenan y ansian un pais y una epoca que ya no se repetira.”
    Esta afirmaciòn tuya (me permito evitar el Ud.) es una clara consecuencia de los influjos del adoctrinamiento arraigado en tantos años, lo comprendo. Te sugiero que trates de despojarte de esos lastres y reflexiones en seria autonomìa. No es posible enmarcar un fenòmeno vasto en una generalizaciòn de este tipo, porque no es real. Yo formo parte de la emigraciòn realizada, como muchas otras personas que conozco, vivo modestamente y feliz sin que el pasado me quite el sueño. Cuba es mi lugar de nacimiento. Te copio estas palabras de Padro Luis Ferrer que me parecen emblemàticas por resumir en ellas un concepto amplio y universal, despojado de ccualquier campanilismo nacional- chovinista. Justamente vivimos en el siglo XXI…
    “Yo soy un artista cubano, pero ni siquiera tengo un compromiso estético con el proceso de la cubanía. Esos son valores muy manipulados y hasta vilipendiados. Yo soy el cubano que quiero ser, siempre lo he dicho, y de la música cubana tengo derecho a decantar lo que me interesa y lo que no, y hay muchas cosas que no me interesan. Mi objetivo no es ser cubano porque considero que eso no es una virtud, sino un accidente. Es como ser bajito, o negro o rubio. Lo que pasa es que formo parte de un conglomerado donde aprendí a ser cubano y a que me gustara esto y lo otro….Yo también, en una época llegué a pensar, por ejemplo, que era una herejía que una orquesta cubana usara un instrumento de Brasil, pero eso era parte de la lógica nacionalista que le metieron a uno en la cabeza. Yo no me siento prisionero de nada, ni siquiera de lo que estoy haciendo ahora. Los nacionalismos y las tradiciones tienden a agotar a los pueblos. Los pueblos se cansan de sus tradiciones y se buscan otras, pero necesitan tenerlas en cuenta para entenderse. Si uno no maneja ciertos códigos no se entiende con la sociedad con la que, por una razón u otra, se tienen determinados vínculos…”
    Igualmente conozco otras personas que aun fuera de Cuba después de muchos años no pueden prescindir del arroz con frijoles, mas te aseguro que tambien somos muchisimos aquellos los que no sienten la falta y conducimos una vida plena en otras partes, con nuevos amigos (no significa cancelar los buenos que hemos dejado atràs, los que afortunadamente seguimos encontrando), nuevos sabores -frecuentemente màs sabrosos-, nuevos lugares de pertenencia.
    No puedes ser categòrico al comentar algo que no conoces porque como ves, puedes errar.

  37. He leído todos los comentarios escritos aquí hasta ahora y la sensación que me queda es una gran tristeza, una enorme dolor de esos que al rato hacen apretar los puños y desear para los Castro el mismo destino que tuvo Mussolinni.

  38. Jose Chepe Borrajo dice:

    Emigrados…Emigrados???? suena natural y clasico… pero somos desplazados…la otra diaspora…la otra tribu perdida.
    Meando contra el viento…sin pensar que vamos a ser meados.
    Cuantas veces frente a la costa converse con el mar…el me escuchaba pero nunca me respondio.
    Tal vez Eduardo tenga su mejor voluntad…su mejor idea…pidiendo una nueva palabra…una libertad de expresion…pero creo que es solo sera una brochada con
    la nueva lechada con poca cal…para la pared carcomida y sucia pos los años de bla bla bla y muerte.
    Nada puede cambiar …NADA… si los tiranosaurios que viven en la isla perdida de la Castrozoica no se extinguen.
    Nadie nos cree…y por lo tanto apenas nos respetan.
    Tendremos cambios…como los tuvimos… putas letradas y profesionales,graduadas del
    pre y la universidad con titulos pero PUTAS…como tiene China,Viet Nam y aun no NorthCorea.
    Que cambia en el hombre…que cambia en el ser mezquino que se adueño de la risa,el ron y la cubania…que reprime y vigila al vecino por el T shirt “made in usa”
    Hasta cuando tristeza…viviras donde el canario amarillo del ojo negro muere de cara al sol.

  39. torres dice:

    No entiendo las actitudes indiferentes de algunos de nosotros, y me tomo la libertad de decir “nosotros” porque lo siento de esa manera, me molestan mas que las agresivas, porque hasta donde yo se, podemos estar tristes, rabiosos, felices y hasta cierto modo celebrar la decision de construirnos una vida lejos de los ciclones tropicales. Pero si estamos aqui discutiendo y arrancandonos las tiras del pellejo, solo veo dos razones: la primera es que nuestra naturaleza de cubanos sabelotodo no nos deja simplemente observar un tema polemico sin dar una opinion y la segunda es que este tema tan controvertido que ha propuesto Eduardo nos importa demasidado. En ninguno de los dos casos el hecho de opinar refleja una actitud indiferente hacia la identidad nacional, ni un desarraigo tan despreocupado y sereno como se pretende mostrar.

  40. Luis Gomez dice:

    Entiendo su clasificacion de emigrados; pero yo no encajo en ninguna porque ni siquiera me considero emigrante. Sali de Cuba en 1984 por razones politicas, en una epoca en la que salir definitivamente del pais era considerado un acto de deslealtad politica. Cuba en mi opinion carece de emigrados, porque el mismo gobierno convierte a too el que se va en exiliado. Si para regresar de visita o a vivir tiene que tener un permiso y el visto bueno del gobierno, no se es emigrado. Emigrados fueron mis abuleos espanoles a quienes por irse de su pais, nadie persiguio, ni apaleo. No critico a nadie que salga y entre, ni a nadie que haya decidio quedarse. Soy liberal y creo que la verdad absoluta nadie la tiene. Pero no podemos meter en el mismo saco a todo el mundo y colgarle el cartelito de “emigrados”. Mis respetos para usted y lee sus articulos con gusto.

  41. eddy_bons dice:

    Hay otro tipo de emigrado del que te puedo contar. Es el que cada vez que llega a cuba se le encoje el pecho por la ruina y la misera, que con cada nuevo viaje es visiblemente mayor. Este emigrado se dice, esto no se puede degenerar mas, tiene que haber un limite. Es el que hojea FaceBook y se preocupa por que cada dia nuevas caras de personas jovenes y valiosas nacidas en su pequeño pueblo tomaron el camino de la emigracion. Es el emigrado que no se explica como con lo que cobra el gobierno cubano por los servicios consulares a un numero cada vez mayor de cubanos, que obliga a permanecer como cuidadanos del pais, so pena de perder el vinculo con su tierra/amigos/familia. Con lo que esquilma de estas obvejas descarriadas, no pueda mejorar un poco algun servicio basico.

  42. Darsi dice:

    Eduardo, eres de los que se busca problemas. Esto es un ejemplo claro. Como muchos otros post de tu blog, como tus cortos. Te felicito. Con otra materia humana, con odio, no tendremos nunca el país que soñamos. Si le cogemos miedo a hacer sin permiso, si tememos debatir sobre las cosas que duelen, por no herir, por no herirnos. Un abrazo, el amor -aquí en los comentarios hay amor de todo tipo- a veces duele, pero siempre ayuda a curar…

  43. Es un articulo inteligente, ojala Eduardo abundara en otras clasificaciones como el emigrante que solo vive cada 2 anios, durante esa semana que pasa junto a su familia en Cuba, o el emigrante que no puede visitar la tumba de sus muertos y le levanta altares en cada flor que planta en su patio, o el emigrante que guarda el tesoro de la colcha familiar, no porque no haya mas nada con que taparse, sino porque en ella lleva todo el corazón de su familia. Se ha publicado y actuado tanto en contra de los que emigramos, que una disculpa no es suficiente, sino una red de amplios comentarios y clasificaciones que nos acerquen como cubanos.

  44. bea dice:

    EL TEMA, EN LINEAS GENERALES ……………………BUENO.

    SIN EMBARGO,CONSIDERENSE MUY AFORTUNADOS, LOS QUE,POR MÀS TALENTOSOS QUE SE RECONOZCAN, ENTRAN Y SALEN DE CUBA COMO “PEDRO POR SU CASA”.
    SIN DUDAS, PORQUE LO VIVÍ, ESTOS INDIVIDUOS,CUANDO ESTÀN DE PASO POR CUBA, TAMBIÈN SUELEN HACER ALARDE DE LAS BONDADES DE SUS EFÍMERAS SALIDAS Y SUELEN DISTORCIONAR REALIDADES.DE OTRA MANERA, LES RESULTARIA MUY DIFICIL VOLVER A SALIR.

    QUE CONSTE, QUE HABEMOS, OTROS CIENTOS DE MILES DE CUBANOS TAN TALENTOSOS, Y CON SOBRADOS MÈRITOS QUE NO HEMOS TENIDO MÀS ALTERNATIVA QUE ,COMO ALGUIEN COMENTÓ EN OTRO,EXILIARNOS………………………………………………….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s