YO, CHICO

Publicado: 24-05-2011 en Sin categoría

Parece constituir un requisito para ser actor de Hollywood la absoluta incapacidad para pronunciar correctamente cualquier frase en español. Los más avisados, vaya, intelectuales como Schwarzenegger, no pasan de Hasta la vista, babyMi casa, su casa. Si aspiran a triunfar, los actores de origen latino deben hablar inglés con fluidez, pero los  angloparlantes no consiguen proferir un par de frases con entonación medianamente verosímil.  Cuando uno de ellos debe representar un personaje nacido al sur de sus fronteras la cosa se hace realmente divertida. Y si el personaje es interpretado por un latino, al director cualquier acento les viene bien, y así ponen a un español a hacer de argentino, o a un mejicano a pasar por cubano. Es como si, para ellos, el castellano fuera una lengua de segunda, que no vale la pena pronunciar bien, según el razonamiento de que un plato mal preparado termina estropeando el paladar.

En el cine norteamericano de hace algunas décadas, en especial en westerns, los latinos siempre se llamaban Chico. Una vez vi incluso una película barata de ciencia ficción de los años cincuenta en que una muchacha se llamaba Chica. Es como que una girl se llame Girl. Nice to meet you, Girl Smith.  Supongo que habrán pensado: si funciona para el macho, con la hembra debe ser igual… Aunque ya no hay muchos Chicos, la subvaloración y simplificación del universo latino parece gozar de buena salud. A la hora del casting, o nos buscan muy feos o con aspecto de chulos. Las actrices empiezan haciendo papelitos de novias desechadas, y si consiguen llegar a la cima, enseguida se trata de blanquearlas. En cualquier grupo enfrentado a aventuras peligrosas, se puede apostar a que el hispano es de los primeros que mueren.

En el extraordinario mockumentary A day without a mexican, de Sergio Arau, los mejicanos desaparecen de pronto de Los Ángeles. Se manejan diversas teorías, desde una estrategia para llamar la atención hasta la abducción extraterrestre, y se entrevista a supuestos transeúntes. Una chica dice algo así como “Ellos tienen sus pueblecitos, Guatemala, Argentina, esos nombrecitos tan exóticos, pero son todos mejicanos”.

Anuncios
comentarios
  1. Gabriel dice:

    El doblaje de películas de vaqueros al español se complica mucho cuando parte del diálogo está en inglés y otra parte en español. Por ejemplo, cuando interaccionan personas que hablan dos idiomas con uno haciendo de traductor.

    En Galicia cuando se doblan esas películas al gallego se recurre a algo a lo que no acabo de acostumbrarme. Ponen al vaquero anglo hablando en gallego y al mejicano en español. Ese contraste gallego-español al que tan acostumbrados estamos en Galicia resulta completamente fuera de lugar en el entorno de un western.

  2. Jacques del Valle dice:

    No se qué estará verdaderamente pensando el articulista, creador admirable por demás.
    El cine es un medio de comunicación, un vehículo para el entretenimiento, pero un negocio más que nada. La gran audiencia (USA), ese espectador que lleva a su familia el fin de semana a la sala oscura (MRA) y que en su mayoría es anglosajón, poco sofiísticado, pobremente educado, y politicamente ausente, es decir la mayoria de la clase media norteamericana, no va a pagar con entusiamo once dólares por luneta para ver a un chipotle lleno de plumas en el papel de genio universitario, salvador del universo, o superman. Claro que en el resto del mundo, esos otros que también van al cine o ven las películas en su casa seguramente tienen una imagen y opinión diferente. Al final lo que importa es lo que los productores consideran adecuado para poder vender su producto. Las producciones hollywoodenses estan llenas de “hispanos” que hacen fama y fortuna con sus papeles, bastante malos (actores) en su mayoría, por cierto. Ahí tenemos el ejemplo de Penélope Cruz cuyas actuaciones son peores que su inglés y todavía no se deciden a doblarla. Pero la lista es larga y me resulta penoso estar citando nombres. Después de todo se trata solamente de mi opinión personal. La América Española o Portuguesa, tiene su cine, cinamatografias que han creado, marcado pautas, con sus estilos y sus historias propias. No se por qué continúa existiendo la percepción de que para ser actriz o actor se ha de serlo en Hollywood? Será porque es allí adonde verdaderamente se logra notoriedad, fama y fortuna? Tal vez, pero como hay gente que no está motivada por ninguna de las tres, entonces cabe preguntarse: por qué aceptar un papel en una producción de Hollywood que a ojos vistas menoscaba la integridad social del participante?

    • anticompañero dice:

      está un poco fuerte eso de que todo el público anglosajón es poco sofiísticado, pobremente educado, y politicamente ausente…. vaya seria lo mismo que decir que todos los cubanos son gritones, mal educados y comunistas

  3. CarlosRuiz dice:

    Lo siento, pero otros temas te van mucho mejor. Lo de hoy es un rosario en que cada cuenta es un cliché muy selectivo que no abarca a toda la producción de películas estadounidenses.
    ¿Te has dado un paseíto por las televisiones y cines en países donde se habla castellano?
    Siguiendo la misma lógica excluyente tuya, entonces verás que los hispanos tampoco pueden pronunciar correctamente el inglés y la imaginación no les da más que para llamar Johnny a todos los hombres supuestamente yanquis. Eso sí, ni siquiera nombre tan sencillo lo pueden pronunciar bien, todos se convierten en “Lloni”.
    Ya sé que “viste mucho” criticar a los yanquis por cualquier nimiedad pero te consideraba un poco más serio para perder tu tiempo en progresismo de parvulitos.

    • Lloni, una cosa es hablar inglés con acento y otra ser incapaz de pronunciarlo.
      Tú sí pareces un experto en lo que viste mucho y lo que no. Y prefiero el progresismo de parvulitos, como lo llamas, a tu extemporánea defensa de “toda la producción de películas estadounidenses”. Eso suena como cuando en Cuba uno critica, pongamos, un hospital, y el periódico se cree en la obligación de aclarar “pero esa es una excepción, un rezago que no refleja la situación de nuestro sistema de salud”.
      Los americanos son arrogantes y comepingas con América Latina, esa es la verdad. Llegan a un pueblo perdido en las montañas del Perú, van a la tienda y le piden lo que quieren en inglés a una estupefacta señora indígena. Tal vez porque su propio cine les ha hecho creer que eso es así.
      En cualquier caso, gracias por considerarme serio. Quizás puedas incluso darme una lista de los temas que, según tu opinión, son lo bastante serios para mí. Claro, espero que la lista no sea sólo de problemas políticos en Cuba. De cuando en cuando es bueno recordar que uno también es licenciado en Historia del Arte, escritor y cineasta. Y hombre.
      E.

      • CarlosRuiz dice:

        Bueno, no defendí a todo el cine estadounidense, sencillamente lo comparé con el cine hispano y las barreras idiomáticas entre ambos; repito, en todas partes cuecen habas en cuanto al desconocimiento de otras lenguas. Siempre te he considerado serio, pero sencillamente no coincidimos en este muy específico punto de vista.
        Y otro detalle, lo de “Hombre” al final de tu respuesta es una reafirmación, creo yo, sencillamente innecesaria de un historiador de arte, escritor y cineasta hacia un lector, yo, que es filólogo y profesor universitario. Suena más bien a cañona de cantina ante la posibilidad de la pérdida del honor porque miré a tu jevita.
        Gracias por tu respuesta. No voy a sugerirte ningún tema, este es tu blog y escribes sobre lo que tú quieras; al igual que yo aprovecho la posibilidad que das a tus lectores de dar opiniones. Un blog, después de todo, es un ejercicio de benigna vanidad donde tanto el autor como los comentaristas opinan sobre algo que, por lo general, nadie les ha preguntado.
        Salud y peseta.

      • Ricardo dice:

        “Los americanos son arrogantes y comepingas con América Latina”.Eduardo del LLano se ve que no conoces a los cubanos.

  4. Ruben dice:

    El post y Gabriel me hacen recordar un western que vi con unos amigos alla por los años 80 (coño, meti el western en lugar del “oeste” … pero entonces hubiera tenido que poner “pelicula del oeste”, que es mas largo … viva la globalizacion !!!).

    Hubo una escena que nos hizo reir y que aun conservo en la mente. Entra Clint Eastwood a una taberna donde se hace silencio a su paso, recuesta el codo izquierdo en la barra y le espeta al cantinero en perfecto acento gallego: “Mozo, sirvame un jerez” … JODER !!! que para mi perdio el encanto !!

    Y sobre ese menosprecio hacia el sur de sus casas de la industria de Hollywood (Neruda:”americanos, porque hasta el nombre nos robaron”) me resulta casi siempre divertido. En Hollywood creen que bailan salsa, merengue, cha-cha-cha y cualquier ritmo latino mejor que en los paises de origen … pero a mi siempre me parecen japoneses tocando salsa … les falta … sabor.

    Eduardo, no hay remedio contra eso. Es una gran industria en la que ojala algun dia la compejidad no vaya en desmedro del comercio y nos sintamos todos mejor reflejados.

  5. Miguel Grillo Morales dice:

    Advierto que mi especialidad en cine, consiste en pagar la entrada. No obstante apuesto que esto se debe a dos razones principales. Primero: Los norte americanos se nos adelantaron y fundaron Hollywood, en California. Si los cubanos hubiésemos ideado una industria cinematográfica de esa magnitud, digamos en Bauta. Ahora tuvieran que joderce los americanos y oír a un Robert De Niro chamusquear en un enredado español: ¡Acere que bolaa! Segundo: Dios sabe lo que hace……

  6. Camilo dice:

    Mi gusto con respecto al cine es bastante particular. Vivo en USA y encuentro que la mayoria de las peliculas que sacan las distribuidoras de Hollywood no las veria ni si el cine fuera gratis. Las que mas propaganda reciben son las peores. Pero ese es solo mi gusto. Los cines se llenan de gente a las que les interesa que los entretengan un rato con persecusiones, peleas y explosiones. Esa gente tiene otras opciones y deciden pagar $10 por un producto culturalmente mediocre. Bueno, es su dinero. Tambien salen peliculas muy interesantes, de contenido social, historico, filosofico, etc., que se muestran en pequenas salas de “cine de arte” porque en los cines normales no pagarian ni el alquiler, ya que el publico que ve ese tipo de peliculas es poco numeroso. Esto pasa en todos los paises (fijate que DVDs circulan mas en La Habana). Quiero tambien decir que el cine europeo y el latinoamericano son en general igulamente pesimos, y ni hablar de Bollywood. Algunas de mis peliculas favoritas: Mulholland Drive (Lynch), Wings of Desire (Wenders), La Notte (Antonioni), Nostalgia (Tarkovsky), Memorias del Subdesarrollo (Gutierrez Alea). Chao!

  7. Ray dice:

    Eduardo:

    Tomando en cuenta que eres “licenciado en Historia del Arte, escritor y cineasta. Y hombre”. Y sobre todo lo ultimo. creo que seria bueno escribieras algo sobre el truene a Pedro Pablo Oliva, ya que hasta ahora ni la UNEAC ni otros artistas “independientes” lo han hecho. Seguro que tendrá “ranking”. (Perdon por la palabrita en english).

    • Bueno, estoy ahora mismo en Hamburgo en un festival de cine, pero ya leí algo sobre el asunto. Gracias por la sugerencia, es probable que escriba sobre eso en uno de mis próximos blogs. Por lo pronto, apoyo absolutamente la hermosa carta de Pedro Pablo.
      E.

    • nataly dice:

      pz ia nu ntndi xq t@nto0 alburo0too00

  8. Grimmjow Jaggerjacks dice:

    Mucho mejor el [i]mockumentary[i] que la película.
    Cada vez que leo/oigo a algún nacionalista hablando de emigración, me acuerdo de [i]Un día sin mexicanos[i]

  9. amiga de estudios dice:

    Filo no pasas por Roma a presentar algo de tu obra? Al final todos los caminos conducen aqui (no es solo un proverbio)… saludos

  10. veroco dice:

    Lo de Chico y Chica, nada del otro mundo: en toda Latinoamérica, aunque mayormente en la lusoparlante, uno y otro son alternativas a Pancho y Pancha como diminutivos de Francisco y Francisca, nombres muy comunes. Es tan estereotípico, no más, que llamar Francois o Francoise a todos los franceses, Bobby o Margaret a todos los ingleses, Iván y Nadia a todos los rusos. Pero supongo que si la intención es hablar mal de los americanos, cualquier base sirve, aunque sea falsa.
    Sobre la pronunciación, es por supuesto también una acusación festinada: las enormes diferencias entre la fonología del español y el inglés hacen muy difícil la pronunciación del primero a los angloparlantes, de todas partes -he hablado con canadienses, ingleses, jamacanos, anfricanos, etc. Nuestras vocales abiertas, nuestra sutileza en las consonantes líquidas, la africación de las oclusivas, los vuelven locos; eso sin mentar que se ven, los americanos al menos, expuestos a todos los acentos latinoamericanos, que son muy disímiles, y no tienen manera de asentar ninguno. Pero una vez más, si la idea es hablar mal de los americanos, el contexto lingüístico real es irrelevante.
    Por último, lo del estereotipo del turista americano, bueno, debo con pesar sostener que, en base a mi experiencia como cubano, el turismo es una actividad que atrae a las gentes más miopes, torpes y desconsideradas del mundo. Y prefiero un turista americano que, el pobre, no tuvo tiempo de aprender español -porque trabaja muy duro-, y se la juega al canelo esperando que la señora de la tienda sepa un poco de inglés -lo cual no es descabellado, si su tienda es una zona turística-, lo prefiero, digo, al italiano que aprende español -cosa fácil para él- y lo usa para insultar. ¿O no? Pero una vez más, si se trata de usar estereotipos y preconcepciones para hablar mal de los americanos, la razón está de más.

    • Pues yo calificaría justamente de estereotipo y preconcepción tu idea de que mi intención es hablar mal de los norteamericanos a cualquier precio.
      A pesar de tu criterio, lo que comento en mi post son hechos, no meras opiniones. Es cierto que una parte del cine norteamericano trata a Latinoamérica y los latinos como paisaje: películas como Visa Usa o la citada A day without a mexican ya se refieren a eso. Y que, si para los angloparlantes es difícil hablar español, por alguna razón lo es sobre todo para ciertos actores, en películas a cuyos directores les da igual, pues lo importante es el color local. Hay angloparlantes -científicos, profesores- que hablan perfectamente el castellano. El francés, por ejemplo, tiene fonemas muy difíciles, y encuentras tanto latinos como anglosajones que lo hablan perfectamente. Lo único festinado que veo en todo esto es tu pretendido análisis linguístico.
      Y a ver si te enteras, en castellano Chico y Chica no son nombres; equivalen a girl, a pal, a buddy. Sería más o menos como llamar a un personaje francés Mec o Garcon Fourniere o a un ruso Tavarich Dimítrovich Dostoyevski.
      E.

      • veroco dice:

        “A ver si te enteras”… sólo te faltó poner “majo” o cualquier otro madrileñismo al final de la frase. Ese fasting recurrente a España te está afectando.
        Nunca dije que Chico o Chica fueran nombres, dije diminutivos. Me encanta cuando acudes a la falacia del hombre de paja.
        Y sí, tu idea es hablar de los americanos, si no a cualquier precio, sí al precio de repetir estereotipos, vaguedades y afirmaciones sin base: no has dado un sólo ejemplo. Plis, si te va a dar por ejemplificar, que no sea Al Pacino: dame ejemplos de actores haciendo papeles de latinoamericanos, y hablando mal.
        Por supuesto que hay académicos que hablan español bastante bien… yo mismo he conocido hispanistas alemanes que pa qué. Toma nota: “hispanistas”, no actores que se la pasan ensayando para hacer sus películas en inglés, y no van a adquirir una dicción perfecta del español sólo para complacerte. Por ejemplo, Tommy Lee Jones hace un gran esfuerzo en “Los tres entierros de Melquiades Estrada”, que por supuesto no mencionas porque se sale de tu narrativa.

  11. veroco dice:

    Además, no sé quién te dijo que los actores latinos no nacidos en estados Unidos necesitan imperiosamente una perfecta dicción del inglés para triunfar en Estados Unidos: ahí tienes a Antonio Banderas -no me vayas a decir que habla inglés flawlessly-, Raúl Juliá, quien de hecho se tomaba a orgullo conservar su acento boricua. Está también Rosie Pérez, quien de hecho tiene una dicción horrible en cualquier idioma.
    Porque si me vas a mentar a José Ferrer, por dios, ese hombre era un monstruo de la actuación, hubiera triunfado en Finlandia. O Benicio del Toroe en “Sospechosos habituales”, si hasta le dieron un disléxico para llevarlo suave.
    Tampoco me parece válido que menciones ejemplos del Hollywood antediluviano: se parece mucho a esas comparaciones de estadísticas cubanas de 1940 con las de 1984 que tanto se estilan en este país.

  12. veroco dice:

    Y en cuanto a eso de hablar francés perfectamente… ¿le has preguntado a un francés qué opinión tiene del franchurre de Kevin Kline? Yo sí, a una francesa, y se rió en mi cara.
    Lo que a ti te parece actores hispanos hablando bien inglés, o actores anglos hablando bien francés, puede ser idea tuya, no eres tan competente en esos idioamas para ser juez. Sólo eres suficientemente competente en español, y en eso te basas para crucificar a actores angloparlantes en conjunto -aún no vemos ejemplos-. Lo tuyo es un error de paralaje lingüístico, hasta cierto punto: más allá es negligencia, prejuicio y soberbia.

    • No voy a hacer eterno este debate, dilecto Veroco. Ya escribí lo que tenía que decir. Si te doy ejemplos (y hay millares; aquí te va uno: Charlton Herston haciendo de un mejicano que, claro, se llama Vargas, en Touch of Evil de Orson Welles) buscarás la manera de contradecirme, y así ad infinitum. Si eres feliz defendiendo el honor del cine norteamericano, be happy. Si quieres pensar que me ganaste, be happier.
      Es cierto que hablaste de diminutivos, pero ejemplificaste con nombres. Por demás, no voy a España desde comienzos del 2008, hace algo más de tres años. Gracias por considerarme competente en español. Creo ser bastante bueno en inglés, pero tampoco te discutiré eso. Pareces saber mucho sobre mí.
      E.

  13. veroco dice:

    Qué va, sobre ti no sé nada.
    ¿Charlton Heston? ¿Orson Welles? ¿Había nacido alguno de nosotros dos cuando se hizo ese filme?

  14. el cojo dice:

    Bueno, esto se acabo o continua? Con mucho respeto permitame comentar aqui en este blog por primera vez.
    El articulo parece bastante vago en cuanto a razonamiento, -una de esas veces en que a uno, por mas culto que sea se le van opiniones asi, precipitadas, y le da la gana de escribirlas-y aun asi lo considero valido.
    El cine norteamericano es asi, le gusta hacer peliculas sobre el mundo entero, y aun asi no se prepara lo suficiente, sin importarles que ese cine ya no esta hecho solo para el publico nacional sino que se ven en todo el mundo, lo cual los deja en ridiculo muchas veces. Y aqui pondre el ejemplo de la pelicula Che con Benicio del Toro, que ademas en su version original esta en espanol. Creo que el senor Benicio, Oscar Issac y algunos otros hicieron un trabajo espectacular para lograr un acento creible, sin embargo, los demas companeros de guerrilla se quedan muy atras, te encuentras acentos de todos lados, pero lo peor es que hay actores latinos que se nota a la legua que ni siquiera saben hablar espanol y se han aprendido el guion, lo que quita mucha credibilidad a la historia.
    Aun asi, coincido con Jacques del Valle, segundo comentarista aqui arriba, conque no podemos esperar de Hollywood una representatividad equitativa de todas las culturas de este mundo, porque al fin y al cabo, es cine estadounidense. Los latinos tenemos nuestro cine, que ha demostrado ser de calidad aunque no pague tanto como el estadounidense. Pero nuestros actores prefieren ser cola de leon. Como el caso de Penelope, Salma Hayek y demas, que han demostrado ser buenisimos actores en nuestro cine y prefieren hacer papeles de tercera con guiones de tercera, simplemente por una cuestion de quien te paga mas y quien te garantizara el estrellato mundial. Esta es una realidad con la que tenemos que vivir.
    En cuanto a los estereotipos, bueno, es que los estereotipos existen en todo el mundo, lo que pasa es que como Holliwood es lo que mas se exporta, pues es lo mas visible.
    Mis saludos y las gracias por este blog.

  15. el cojo dice:

    Ah, el mockumentary no lo he visto, pero la peli si la vi hace algunos annos y a la verdad me dejo un disgusto tremendo por la falta de dignidad del latino en Estados Unidos al nada mas y nada menos que esperar ser apreciados por servir como los esclavos de esa sociedad. Y es que simplemente los mejicanos no pueden hacer un boicot, porque son ellos los que necesitan el trabajo, y no al reves.

  16. Eddy dice:

    veroco, has ganado, la razón y los argumentos se imponen( sin tanto rollo de lenguas para los que no conocemos)

    Vi unos capitulos de una telenovela donde un actor español intrepreta a un ruso, se me hace increible que una producción de tanto dinero no le haya exigido hablar el idioma sin acento, que verguenza.

    De risa este muchachón. Además, me va a ser imposible viajar de turista a ningún país que no sea de habla hispana, que tal si me tildan de arrogante y comep… por no saber hablar en Chino? A los mexicanos debemos censurarlos por presionar a los actores extranjeros a que modifiquen su acento al perfecto chilango.

    Lo que nunca entendí es lo de la marcadera de territorio con la testosterona.
    Es evidente que una de las secuelas de la enfermedad que vive nuestro país es habernos insertado en los genes la falsa bravuconeria y la vulgaridad a todo nivel, el odio al “enemigo”( habrán negado alguna visa por ahi?), ademas de la arrogancia de muchos juniors cubanos.

    Es el segundo post que leo de Eduardo. En el anterior comenté que tenia mis dudas de si el estaba halagando a su verdugo buscando dádivas, pero con este artículo es más que evidente. Atacar al enemigo con saña y de repente atacarme pero sin herirme, demuestra tu gratitud y serás recompesado o en cubano…..blanco, estira la soga sin que se parta y te dejo seguir en el jueguito pero si te pones pesao no vas a jamburgue la próxima.

    Que, que, que….?

    Un saludo

    • Claro. Tu comentario revela al perfecto turista a que hago referencia. Según tu lógica, un americano no tendría que aprender chino para ir a China. Luego, un chino que vaya de turista a Nueva York también podría pedir lo que quiere en una tienda, en chino. O no? Tal vez no. Tal vez los americanos son un poquito especiales, verdad?
      Y respecto a tu último párrafo, no te proyectes, brother. Tal vez tú funcionas así, pero no tienes ningún elemento para creer que yo funciono de la misma manera.
      Revolucionariamente
      E.

  17. veroco dice:

    De hecho, los americanos SÍ son un poquito especiales, sobre todo para los chinos. De hecho, hay más chinos hablando inglés o aprendiéndolo que angloparlantes en todo el mundo -y no es por causa del UK o la Commonwealth, sino de EEUU-. En efecto, saber inglés es hoy tal como en el siglo I N.E era saber latín, griego, maya o chino, en dependencia del lugar del mundo donde estuvieras. Es imprescindible, o por lo menos recomendable. Y también, hay tantos inmigrantes chinos en EEUU, especialmente en grandes ciudades como Nueva York, que un chino muy bien pudiera llegar a Estados Unidos y hablar inglés sólo en la Aduana y demás oficinas. Todas estas cosas son de conocimiento común, la preponderancia del inglés y las magníficas relaciones que tienen los chinos con EEUU a nivel de persona; pero de la forma en que tú funcionas, la forma rosca izquierda en que tú funcionas, se debe buscar siempre la manera de ignorar los elementos de la realidad o del conocimiento de esta que se interpongan en el camino de la crítica automática y descerebrada de EEUU.
    Todo esto lo podemos devolver al tema del cine norteamericano: es que, sencillamente, con razón o sin ella, la cultura norteamericana es actualmente el centro del mundo, es la que comenta y refiere la realidad de todo el planeta, incluidas las demás culturas. Que merezcan o no esa posición, que sea beneficioso para el resto o para ellos inclusive, sería un debate bizantino. Y en esa posición central en que están, la necesidad que tienen de referir al mundo entero sobrepasa sus recursos, incluso los de Hollywood. Por ejemplo, en la película de Soderbergh, tuvieron que arrebañar toda Latinoamérica para conseguir un buen casting, porque no había dios que reuniera tantos actores que pudieran hacer un buen acento cubano, fueran buenos, y se parecieran a las personas reales. Contra, el mismo Demián Bichir, que no acostumbra trabajar en EEUU, sería un ejemplo de buscarlo hasta debajo de una mata. ¿Y me vas a exigir que se consigan hispanoparlantes perfectos para cada filme? ¿Y que cada uno de esos personajes hispanoparlantes en cada uno de esos filemes tenga una caracterización positiva y compleja? ¿Con la cantidad de cosas que tiene que referir el cine norteamericano? Además, ¿dónde estás tú que no ves el cine latino hecho en EEUU? Constantemente ponen algo en “De nuestra América”. Y aya que estamos, ¿por qué te empeñas en usar a Hollywood, la factoría de sueños, Tinseltown, en la piedra de toque de la referenciación norteamericana de los latinos? ¿Qué hay del cine independiente? No, en la forma rosca izquierda en que tú funcionas, de todas todas hay que hallar mal en Estados Unidos, aunque sea mal de hace 50 años -Heston, por dios santo-, aunque sea mal en donde practicamente no hay bien -Hollywood-, aunque sea en estereotipos -el turista americano-, aunque sea ignorando el elefante en la habitación -el lugar REAL de Estados Unidos, y por ende sus ciudadanos, en el mundo-.
    En efecto, Eddy funciona de una manera diferente a la tuya, con ideas propias, sin torque de izquierda. Y déjame decirte, la petulancia, el esnobismo de tu comentario contra él, delata muy bien cuál es la mejor manera de funcionar. Pista: no es la tuya.

    • Se escribe para provocar, para hacer pensar. Se canta para revolverlo todo, como dice Silvio. Desde ese punto de vista, eres mi mejor criatura, Veroco. Nadie me dedica tanto tiempo como tu.
      Desde otro punto de vista, eres un loco lleno de rabia, un infeliz con un poco de saber y toneladas de petulancia. Que la cultura norteamericana es la que comenta y refiere la realidad de todo el planeta… por Dios, lo que hay que leer. Pero si ese es tu apostolado y esa tu causa, let it be, muchacho. Yo soy Eduardo del Llano y tu eres un huevo. Ni siquiera los dos.
      E.

  18. veroco dice:

    jasjajajajajajajajajajaja
    Eduardo del Llano, el grande.
    ¿Ese es tu alegato final, la famita? En ese caso, ganaste. Reconozco que, por esa famita, haz hecho cosas en las que yo ni siquiera imaginaría caer.
    Oh, el gran Eduardo del Llano, uh…

  19. Muy bueno tu blog, por las cosas que escribes, como siempre…Lástima que muchas veces las discusiones se conviertan en largos “Me celebro y me canto a mí mismo” de hombrecillos grises que no tienen donde más descargar su verborrea…

  20. El Richard dice:

    Me gustó mucho el articulo de Eduardo sobre los acentos. Creo que tiene la razón. En el cine, hay que respetar los acentos. Claro, siempre que el presupuesto de la película lo permita.

    Para usar el ejemplo ya mencionado por el cojo, a mi no me gusto la película del Che precisamente por causa de ese detalle. No conseguí ubicar los acentos de los actores en los países de donde supuestamente eran. Y eso señores, independientemente de toda la bazofia que se pueda hablar por detrás, a mi se sacó de la película. Ya no estaba en la historia como si la estuviese viviendo (que en mi opinión es lo que debe conseguir siempre una película), simplemente estaba viendo un documental, y bien malo por cierto, porque como documental no creo que esa película tenga mucho valor.

    Pero bueno, claro, que podemos esperar en el cine comercial de hoy. Hay de todo por el dinero. Y si, da pena ver a Penelope Cruz y a Ariadna Gil, excelentes actrices en mi opinión, haciendo esos papeles de putas latinas baratas.

    Gracias Eduardo…y que vivan los Rollings Stones…

  21. Lourdes dice:

    este debate veroco, del llano, eddy…… me desconcierta y me entristece. Y si en otro post comentaba a veroco alguna idea, en este les comento a los tres, incluido eduardo. Y hablando de esterotipos precisamente, creo que ahora mismo ustedes repiten uno de los mas antiguos de la humanidad en materia de comunicacion, discutir en extremos, sin querer encontrar puntos de contacto ni querer encontrar nada en positivo que nos permita “construir” una idea que valga la pena . Esto mismo ha arruinado por miles de años la posibilidad de construir un “algo” que nos haga mas inteligentes y felices. Y a Eduardo en especial, si escribes en un blog, por mucho que te pese o te disguste, no te “fajes” con ninguno de tus lectores, en cualquier caso, puedes agregar argumentos, ideas, comentarios que no tengan necesariamente la intencion de descalificar ninguna de las opiniones. Es un buen ejercicio de la tolerancia y del dialogo, del verdadero dialogo. Pero repito, somos muchos los que padecemos esa enfermedad de la comunicacion, por tantos años aprendidas y aclaro no solo en Cuba. En el mundo llamado democratico, se padece enormemente de esta misma enfermedad. Vaya paradoja, no? Pues hay que comenzar por uno mismo, no queda otra. Y aclaro, no soy filologa, ni historiadora, ni artista, ni hombre. Perdon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s