EN LA SOMBRA

Publicado: 27-06-2011 en Sin categoría

Directores y guionistas son entes casi desconocidos para el gran público. Se suele decir “la última de Tom Cruise” convirtiendo al actor, la cara visible, la estrella, en el autor o por lo menos el membrete identificador de una película. Es comprensible: salvo un puñado de directores manieristas cuyos dichos y actitudes son comidilla de los medios, la gran mayoría en el gremio no deja marcas tan ostensibles como el Zorro ni ve demasiado la luz de los flashes. Es muy rara la revista de cine de gran tiraje que no exhiba la foto de un actor o actriz guapo en la portada.

Hoy día, otra manera de identificar favoritos en la gran masa de ficciones es echando mano a su nacionalidad. “Me gustan las películas norteamericanas y argentinas, de las cubanas sólo le descargo a algunas” podría ser un enunciado típico. Esto puede tener sentido con el cine norteamericano de mediano calibre, que es raro que se salga de fórmulas triunfadoras y donde el estilo de un autor es casi indetectable, pero apenas funciona con otras cinematografías u otras áreas de la misma cinematografía norteamericana.

Es frecuente encontrar directores con clara preferencia por las comedias, los dramas o las epopeyas épicas pero, de nuevo, salvo algún caso de pureza casi prístina como Chaplin (que a excepción de Una mujer de París prefirió mantenerse centrado en la comedia, aunque uno también llore con ellas) el grueso de los espectadores suele referirse a los géneros por los actores: una película de Steve Martin, una de acción de Statham o Stallone. Hoy, mi director de comedias favorito es Billy Wilder (casi empatado con Lubitsch) pero confieso que hay muchas comedias extraordinarias, que atesoro y veo a menudo, de cuyos directores simplemente no me acuerdo.

¿Y los guionistas? ¿Cuántos guionistas famosos recuerda uno? Inventan la historia o al menos la construyen y colorean línea a línea, dan carne y personalidad a los personajes, pero son tan conocidos como espías en funciones.

Transcribo aquí una lista que me pidieron hace poco de diez películas que me parecieran descollantes a nivel de guión. El orden no es jerárquico en ningún sentido, son sólo eso, diez piezas que admiro. Y lo irónico es que, aunque la excelencia del guión fuera el elemento clave, las identifiqué por los directores.

Citizen Kane, de Orson Welles

Bullets over Broadway, de Woody Allen

Video de familia, de Humberto Padrón

To be or not to be, de Ernst Lubitsch

Some like it hot, de Billy Wilder

La muerte de un burócrata, de Tomás Gutiérrez Alea

Being there, de Hal Ashby

Night on Earth, de Jim Jarmusch

PulpFiction, de Quentin Tarantino

En la cama, de Matias Bize

Anuncios
comentarios
  1. ernesto dice:

    Muy cierto todo.
    Alex de la Iglesia con muy buenas peliculas sin duda ha sido más mencionado por la prensa cuando ha dejado la Academia del Cine Español, por cuestiones anti SGAE, que por obras cinematográficas en si.
    Suponía que hubiera pasado, el accidente de supresión involuntaria de los accidentes. Dan vida a los blogs y medida de las opiniones que puede generar cierto tema, por mas cotidiano que parezca.
    Yo te agradezco que todo en el blog no sea politica.

  2. veroco dice:

    Es que muy pocos guionistas americanos tienen propiamente “sello personal”. Las más de las veces, cuando ves una película muy distinguible por el guión, resulta que es también el director. Nolan, Sturges, Wilder, Tarantino, Mamet, los Coen, Allen, así. Hoy día, el único guionista impresionante que no es director es Charlie Kauffman.

  3. Frank dice:

    Mephisto de István Szabó (aunque derivó de una novela)??? Miren que ese tema muy de cerca que nos toca!!!

  4. Ray dice:

    Eduardo

    ¿Por qué La muerte de un Burócrata -mejor o preferida tuya- que Memorias del Subdesarrollo?
    Me quedé botao. Ilústrame que me interesa el tema.

    Gracias

  5. Frank dice:

    Ray, yo tambien pienso igual que tú, pero hay que reconocer que “Memorias ….” como guion del filme (independientemente de diferencias de lenguaje entre ambos medios) se queda lejos de la novela, no crees? Saludos a ti y a Eduardo, que no se los dí en el post anterior!!

  6. Anays dice:

    Siempre he admirado mucho los filmes de Tim Burton, y de los suyos mi preferido es “Ed Woods”, sobre un director frustrado que siempre soñó con parecerse a Orson Welles. Me encanta el tono excéntrico y divertido de Burton en casi todos sus filmes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s