TODOS PARA UNO, UNO PARA TODOS

Publicado: 04-07-2011 en Sin categoría

En las tiendas consagradas a la venta de objetos aproximadamente decorativos (adornos, relojes, floreros, cuadros) reina el mal gusto más feroz, de tal densidad que casi tiene vida propia. No puedo jurarlo, pero apostaría a que vienen de sitios muy parecidos a esas tiendas de chinos que hay en todas las ciudades importantes de Europa y América. Sitios en que la mercadería barata se acumula por toneladas. Imagino algo como el almacén al que va a perderse el Arca de la Alianza.

Raro es el hogar cubano a salvo de esas manufacturas abominables contra las que ya rompiera una lanza Enrique Colina en su llorado documental Estética, de 1985. El fenómeno ya era grave en esa época, y ha ido a peor, porque ahora también vienen de afuera. Se pasó del mal gusto al parecer inherente al socialismo a rastrear y consumir el mal gusto del capitalismo.

Hay barrios habaneros como Alamar que parecen malditos: como si no le bastara ser una ciudad dormitorio, prácticamente huérfana de restaurantes, cines y teléfonos, también está cundida de adornos infernales, tapices de caballos en el río y perros humanizados jugando cartas, cuadritos con imágenes sacadas de una pesadilla manga, paisajes fotográficos retocados, multimuebles feos, de madera sintética o metal pintado, y con el concepto de pieza única que deben tener los sastres norcoreanos; relojes de pared hechos de plástico, pastorcitas y otros motivos dieciochescos de una mala pasta que imita la cerámica, y así ad infinitum.

Meditado o producto de la escasez y la improvisación, ese estado de cosas ha llevado a una homogenización del paisaje estético cubano y, en cierto sentido, a una homogenización del gusto. Y no sólo en lo que se refiere a la decoración de interiores: ahí están las telenovelas, los refrigeradores, las ollas… el criterio, como diría Zumbado, es lo funcional, vaya, lo que resuelve. Lo que resuelve en el momento y no lo que, aunque resulte más caro, tiene belleza y calidad hechas para durar. Y así ocurre no sólo con la mesa sino con lo que está encima: el concepto de paraíso gastronómico de muchos cubanos se circunscribe a la consumición, durante todos los almuerzos y comidas de su vida, de congrís, tostones, yuca con mojo y carne de puerco o langosta, preparados de la misma manera y regados con abundante cerveza. Esto no se debe tanto a un chovinismo nutricional como al hecho de que no conocen otra cosa. Algunos de los restaurantes del barrio chino sólo tienen de china la decoración.

Que unos individuos oscuros decidan comprar al por mayor basura kitsch para inundar las tiendas cubanas porque es más barata y es lo que la gente quiere, en lugar de ofrecer alternativas para que el cliente pueda escoger, es algo contra lo que habría que rebelarse. La campaña de alfabetización y las escuelas de arte estuvieron muy bien, pero no sirve pasar programas culturales en horarios de gran audiencia si uno debe verlos en un televisor Panda con perritos de yeso encima.

Anuncios
comentarios
  1. CT dice:

    rotundamente certero este artículo!!!

  2. Indira dice:

    Yo creo que hay un mal gusto generalizado. Y en muchas ocasiones no es por falta de opciones o de dinero, es simplemente falta de unas simples nociones de estética. Conozco a unos cuantos que el dinero no les falta, sin embargo, adornos, ropas, muebles que compren, lejos de elegantes resultan grotescos y ridículos. Y lo más triste es que la gran mayoría se los celebran.

  3. voltairexxi dice:

    Es lo mismo en todas partes…

  4. Pirata Somaly dice:

    AMEN ,si embargo eso parece generalizado en Miami hay algunos paisanos que se gasta un millon de dollares en la casa y van a comprar los cuadros a SEARS ,ya no te digo lo demas pues es para salir corriendo ,lo CHEO lo mamaron y como dice el refran puedes sacar a una mujer de lo Sitios ,pero nunca podras sacar lo Sitios de la Mujer ,como dice Van Van ,Estamos Rodeados

  5. Omar dice:

    IKEA al rescate. O es mas de lo mismo? IKEA tiene a su Enrique Colina. Seguramente. Es superpopular pero no lo suficiente como para quebrar comercios mas pequeños donde puedes comprar articulos de igual funcion, a mayor precio….y de mejor gusto? A mi me encanta IKEA, pero no los perritos de yeso. Habre permutado chealdades? Aunque hay unos aborigenes americanos de medio metro con plumas en la cabeza y pantalones con flecos que se pueden enseñar con orgullo. Coloridos, abigarrados (hacha, corona, arco, flechas, balde, paleta, cintas y lazos. Magdalena, mija, no le hagas eso a “Aguila Tuerta”!), brazos cruzados, marciales, celadores de discotecas. Son Siux, no Tainos. Y los perritos no son mas que los mejores amigos de los Siux. Es una pena que los pongan arriba del televisor porque los Siux no tenian televisor. Aunque tampoco perros. No antes de Colon. O si?

    Quien saca a mear a los perritos de yeso? Nadie? Por eso andan rotos todos los televisores-repisa-cajones flamencos. Mi perro preferido se subio un dia arriba de la cama y me meo una grabadora nueva. La unica. Pero fue mi primer gato el que me robo un pollo que termino en las fauces del ultimo de mis perros, cuya comida yo solia arrebatarle. Fair play. No obstante, al gato le di unas cuantas tandas de electroshock debajo de una cazuela. Cabron! Ya me embutido unos cuantos pollos desde entonces y aun no logro olvidar aquel trauma.

    Omar

  6. Ray dice:

    Eduardo

    Con tantos temas y problemas que tenemos en Cuba, no creo que el de los perritos de yeso tenga la mayor trascendencia, El tema es verdadero, pero de importancia cero. Afila la puntería y deja las vacaciones, que esperamos de ti otras cosas. Quórum raquítico y tiempo perdido.

    • Grimmjow Jaggerjacks dice:

      Te fuiste con la de trapo, a juicio de un humilde servidor: los que compran esas porquerías no las compran por mal gusto, sino porque “se quedan con el vuelto”.

    • Ray, ocurre que no tengo ninguna obligación de hablar exclusivamente de los problemas de Cuba, y mucho menos me preocupa el quórum. Mi blog es el de un tipo de casi cincuenta años, licenciado en Historia del Arte, que está terminando una película sobre Leonardo da Vinci. Me interesa la política, pero también, y mucho, el cine, la literatura, la sociología. De lo que hablo va mucho más allá de los perritos de yeso: hablo de una estética populista que sí, para mí es un serio problema. Como apuntan Roberto y el Pirata, un problema no sólo de Cuba, pero problema, desde luego, porque implica un gusto y un mercado seudoartístico para satisfacerlo. Tu dieta exclusiva puedes encontrarla en otros blogs. O, ya que estamos en eso, puedes crear tu propio espacio, si aún no lo tienes, y darte gusto.
      E.

  7. roberto dice:

    Yo creo qeu ahí hay de todo! En el mal gusto nuestro está desde la cabroná de la importación, donde se compran productos de $3 y para revender a 20 cuc, hasta el hecho de que los cubanos no conocen más nada y no pueden comparar. Si Cuba fuese un país normal donde se pudiera vivir del salario y entraran productos que compitiesen con los internos otro gallo cantaría. La competencia genera profesionalidad y aqui, como el estado lo controla todo y no tiene sentido competir contra si mismo, la falta de profesionalidad abunda.
    Creo que los perritos de yeso fue solo una imagen que usó Eduardo para demostrar la mediocridad en la que se inmersa nuestro pueblo. Ejemplos hay muchos más (la TV cubana, las tarifas de los cellulares, etc.).
    Creo qeu la causa de todo es que hemos construido un sistema donde se viola una de las principales causas de la evolución: La competencia. Y el que tenga dudas que le pregunte a Darwin.

  8. Pirata Somaly dice:

    Roberto ,Creo que estas Politizando un asunto que no tiene nada que ver con el gusto ,pues entonces esa misma ecuacion no aplicaria a Miami y alli el mal gusto sobra y a monton ,por ende no metas la politica en la azucarera…El mal Gusto ,solo tiene una palabra Mal Gusto y ser Cheo

  9. Paola dice:

    En Mexico a la gente que tiene mal gusto se les llama nacos y en Cuba cheos.

    Donde quiera los hay que se pintan solos y hasta lo disfrutan..increible!!

    Para mi el buen gusto esta en la sencillez de las cosas, asi nada mas.

    Paola

  10. Camilo dice:

    Me encanto el termino ‘objetos aproximadamente decorativos’.

  11. carlos dice:

    solo agregar que sobre este tema tambien se podria hablar de la escenografia de los progarmas televisivos….

  12. roberto dice:

    Pirata,
    Si, te reconozco que me fui de rosca haciéndole énfasis a la política, pero creo qeu todo está relacionado. El gusto de cada quién está definido por tu nivel cultural. Tu nivel cultural lo está a su vez por la información que te ha llegado, lo que has visto, leído, comido, escuchado, y por que no, también a lo que tienes acceso para consumir. No es noticia que todo esto en Cuba lo controla el Estado (y ya caí en la política) y si te controlan las importaciones también, probablemente te están obligando a una ropa, una moda y un gusto. No quiero ser absoluto, el que se cultiva se libera un poco de eso. Y ya con esta frase caigo de nuevo en la política ¿puede un hambriento cultivarse?
    Lo qeu me dices de Miami y el mal gusto se responde con frases muy conocidas: “aunqeu te vistas de seda lo mismo siempre serás” o “arbol que nace torcido….”. Cuando he regresado de algún “faster” a Europa he visto que vienen un montón de mujeres de 40-45 ridiculamente vestidas como jineteras (que probablemente fueron) pero sus hijos vienen con otra pinta. Vienen un poco con la moda y los gustos que su ambiente (escuela+amistades) los hace socialmente aceptados.

  13. Pirata Somaly dice:

    Vete un Dia a un Vuelo Miami-Hav x que veas lo que es tener mal gusto,no se donde compran esa ropa ,pues creo que esa ropa habra pocos lugares donde la venden en La Florida ,peor si te llevan a su casa ahi podras encontrar desde los Perros Jugando Carta ,hasta los muebles Dorados de Metal,para que contarte lo de Las Cadenas y Medallas Tipo Palanganas ,incluyendo Dientes de Oro y muchos son nacidos y criados aca ,entonces no aplica lo que el Gob solo compra lo mismo y no hay mas opcion ,en Cuba puedes ir a lugares donde hay cosas de calidad ,lo unico es que son caras como en cualquier lugar, pues son Muebles ,Decoraciones ,Articulos Antiguos ,Cuadros ,Artesanias ,Joyeria,asi como Ropa vayan al Comodoro o en algunos lugares de La Habana Vieja ,pero como te digo son caros y para terminar que demonio es la TV Y Estaciones de Radio de Miami ,si no un Culto a Mal Gusto…. No existe un programa que valga la pena o deje un sabor de Cultura en el .

  14. javier dice:

    caballero q rico se puso esto, porque ademas el tema no tiene na de politica pero esta super polemico. bien alla voy

    Yo creo q en general el Latinoamericano tiene mal gusto, exceptuando por alla a los argentinos y chilenos q se creen los europeos de america. Pero no hay mas q ver el enfoque q le dan a la television aqui en Miami, (dirigida a los latinos), y lo q se vende. Y entenderemos q no es un fenomeno intrinseco a los cubanos.

    De alguna manera vivir en la miseria generalizada nos ha hecho q los ojitos se nos vayan tras lo q tiene un poquito de brillo. (alguien ha visto esos multibuebles todo dorados, y de hierro, cosa mas fea por tu vida).

    me parece un excelente tema para escribir, Eduardo, bastante mas alla de la politica tan manida e irresoluble. Mis mas modestas felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s