PADURA

Publicado: 11-07-2011 en Sin categoría

Acabo de leerme El hombre que amaba a los perros.

Padura está escapao. Confieso no haber leído mucho de lo que ha escrito antes, apenas un par de volúmenes de la tetralogía de Mario Conde y algunos cuentos; aún no he chocado con La novela de mi vida que muchos socios me recomiendan, pero bastaría la novela sobre Trotski para encumbrarlo en las Letras Cubanas (y obviamente no me refiero a la editorial).

Lo primero que asombra es la monumental investigación que hay detrás del texto, y la prolijidad con que está escrito. Padura nos cuenta la historia desde el punto de vista de la víctima, del asesino… y de un tipo corriente, un cubano que de pronto roza a algún protagonista de eventos que marcaron el siglo (un cubano en cuya biografía podría reconocerse, al menos en parte, cualquiera de nosotros, y cuyo final, que no revelaré, me temo sea el de muchos de nosotros). Aunque erudito, el texto no es denso, y muy pronto empieza a interactuar con la memoria del lector, a dinamitar saberes incorporados en la escuela, a hacerle sentir escalofríos ante lo que vivió mirando a otro lado. Quienes hayan estudiado o trabajado en la URSS o recuerden el cine soviético verán lo que apenas captábamos con el rabillo del ojo. Al terminar, recordé cuando, en las clases de marxismo, se nos hablaba del papel de las masas populares y de la personalidad en la historia. La masa era la importante, la que contaba. La masa: ese organismo pluricelular que hacía guardias, se congregaba en mítines y le ponía entusiasmo a los trabajos voluntarios. El individuo era una mierdita de nada, salvo que se tratara, ya saben, del Individuo.

Me alegra que una novela cubana exitosa no sea otro ajiaco de pobreza, jineterismo, corrupción y balseros. No es que haya que callar la realidad, todo lo contrario, pero tampoco obrar como el aldeano vanidoso que decía Martí. Hay que mirar afuera, aunque las más de las veces tengamos que hacerlo desde la perspectiva del voyeur.

El hombre que amaba a los perros tuvo una edición cubana que se lanzó –es una manera de decirlo- en la última feria del Libro. Pocos ejemplares, caros, con serias erratas de imprenta, casi inaccesibles y obviamente insuficientes. De cualquier manera, me alegro de que haya sido publicada acá. Luego he sabido que ha obtenido varios premios por ahí que nuestra prensa no ha mencionado. Ya eso me sorprende menos.

Padura es un cubano universal. Un tipo que ha jurado quedarse en Cuba, come what may. Y no sólo en Cuba, sino en Mantilla. Como asegura la vieja frase, para eso no hace falta estar loco, pero ayuda.

Anuncios
comentarios
  1. Ein zuverlaessiger Freund dice:

    a mi me gusto mucho el libro tambien, un poco flojo el final, pero habia que terminarlo de alguna manera y despues del climax, resultaba dificil hallar un evento similar para concluir, como no fuese un magnicidio.
    de muchacho vi muchas veces al hombre que amaba a los perros. se paseaba por la 5ta avenida en miramar con sus borzoi. solo al leer el libro supe quien era y la sensacion fue escalofriante. eso a pesar de que hay pocas cosas ya que consiguen impresionarme hasta ese punto.
    el analisis de padura sobre el estalinismo es realmente de lo mejor que he leido en literatura cubana en muchos annos. pero sobre todo los paralelos con la sociedad cubana post-59 valen una misa, tal vez en el kreml (a.k.a kremlin).

  2. carlos dice:

    excelente libro…recomiendo el documental sobre Ramon Mercader…ahora bien :que “raro” que la prensa “oficial” no ha hecho ningun comentario….no es algo “sospechoso”??????

  3. Frank dice:

    Justa valoración, Eduardo. Padura es motivo de orgullo para el cubano contemporáneo, en cualquier latitud. Saludos.

  4. Paola dice:

    Yo ya la lei y me gusto muchisimo. En Cuba se publico hace poco pero esa novela anda rodando hace tiempo por muchos paises..Yo tuve que comprarla por pedido porque cuando fui a la libreria mas famosa del DF, la Gandhi..estaba agotado.

    Paola

  5. roddyromo dice:

    Un libro excelente. Lo triste es que su venta fue limitada en la Feria del libro. Muchos cubanos se quedan desconertados cuando les pregunto por el triste suceso del asesinato del líder ruso. Es una propuesta que obliga a reflexionar sobre el pasado del movimiento obreo y comunista mundial. Las traiciones de ayer y hoy volverán sobre nuestras cociencias para concebir, al final, el arrepentimiento de los responsables.

  6. eduardo dice:

    Eduardo, no nos conocemos personalmente, pero no hace falta, yo he disfrutado de materiales audiovisuales (por ponerle un nombre) con los que sospecho, tú has disfrutado también escribiéndolos o actuando, esta nota es solo para decirte que tengo el libro de marras en un documento de word y aunque eso es penado por la SGAE en nuestra Cuba bella, la nuestra, será para muchos la única forma de acceder a este material que alabas aqui, si te parece bien mándame un correo a eduardo_diaztelecom@hotmail.com y te lo devuelvo hecho trocitos si hiciera falta para que siga de mano en mano, como son las cosas cuando son del alma, si no me mandas el mensaje seguirá sus andanzas, pero más lento porque sospecho que el ejemplar que llegó a tus manos no aguante cientos de lecturas, o será digital también????
    un saludo

    un tocayo, uno cualquiera, otro…. jajajaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s