CLAPTON, DEEP PURPLE

Publicado: 23-10-2011 en Sin categoría

   

Hay un pantano conceptual en torno a los viejos rockeros. Hacen una música originalmente entendida como juvenil; si tienen suerte, logran convocar a varias generaciones, y proveen una excusa para que un puñado de veteranos muevan la cabeza y toquen guitarras imaginarias sin que los colegas de la oficina los miren raro.

Hace años, en Cuba, entrevisté a los Quarrymen sobrevivientes. Ya saben, aquellos que una vez fueron compañeros de banda de Lennon, en un universo pre-Beatles. Después de todo ese tiempo, se reunieron para divertirse, grabaron un disco –Get back together– con los viejos temas que hacían entonces, y se presentan eventualmente en congresos de fans por todo el mundo. A mediados de los noventa, convocados por Ernesto Juan Castellanos, tocaron en la Habana. Hablé con Colin Hanton y Pete Shotton; Pete me cantó un tema inédito de los Beatles que él recordaba de los primeros ensayos de la banda: conservo la grabación de ese pelirrojo sesentón entonando –es un decir- I´ll wait till tomorrow, una canción de Lennon-McCartney que sólo sobrevive en su memoria. Y la cantaba con una mezcla de cinismo y ternura, la de un hombre de negocios, seguramente abuelo, que cuarenta años antes había sido rozado por la magia.

Cuento todo esto porque el domingo 16 fui a ver a Eric Clapton al Movistar Arena de Santiago. No sé si él supo exactamente dónde estuvo, porque el concierto fue tanto un arquetipo de profesionalidad y virtuosismo como de distancia: ni siquiera se esforzó en chapurrear un buenas noches o un hasta la vista en español. Eso sí, nosotros levitábamos. Hizo todo lo que uno esperaba; Lay down Sally, Layla (en una versión lenta estilo Unplugged, introducida por unos suaves redobles de batería), Keys to the highway, Wonderful tonight, Cocaine, una larguísima Old love, Badge, Crossroads, Nobody loves you when you´re down and out… en fin. Por poco tengo una bronca porque me paré a filmar con la cámara fotográfica y no dejaba ver a un tipo, un sesentón que venía con una chica más joven, Lqqd. Fue un concierto tranquilo, para diletantes y gourmets, con espíritu juvenil pero para un público sentado la mayor parte del tiempo.

…Y el viernes 21 vi a Deep Purple en el mismo sitio. Si Clapton fue imperturbable, la vieja banda optó por el otro extremo: con el público de pie y saltando todo el tiempo, Gillan saludó varias veces, Don Airey introdujo pasajes de Gracias a la vida en su solo, Roger Glover disparaba ráfagas imaginarias empuñando el bajo como una metralleta. Hicieron algunos temas raros, para conocedores de su obra: Mary Long, No one came, When a blind man criesMaybe I´m a Leo, y luego, claro, los hits: Highway star, Lazy, Perfect strangers, Space truckin´, Knocking at your back door, Strange kind of woman y, ¡sorpresa!, Smoke on the water; los encores fueron Hush y Black night. El único sobreviviente de los fundadores es Paice, que con los años se ha metamorfoseado en una especie de hobbit; Steve Morse, aunque un extraordinario guitarrista, padece del pecado original de no ser Blackmore, y Gillan ya no es el que era, se sabe, pero estos Deep Purple están más allá del bien y del mal, gozan la papeleta y nos la hacen gozar, y a nadie le importa gran cosa que los aullidos del vocalista los tape el público. Antes de que todo empezara tuve que meterle una velocidad a un gordito empujante, pero por lo demás fue también un concierto pacífico, un ritual masivo de fieles en adoración. Durante Smoke cargué a Camila –la única chica en hombros en toda la sala- y el cabrón de Gillan la saludó. En fin, si es por una causa justa…

En los setenta ya los Stones parecían viejos, ya los periodistas trataban de averiguar si se retirarían tras la próxima gira. Cuando David Frost le preguntó a Jagger en 1972 si se veía haciendo lo mismo a los sesenta años y Mick contestó: “Sí, fácilmente” el público que escuchaba la entrevista se rió. Y es que el concepto mismo de una banda de rockeros cincuentones resultaba impensable. Chuck Berry y otros pioneros no parecían cansados, pero las bandas de los sixties, todo esos chicos que blasonaban de melenas y rebeldía, ¿no tendrían que haberse retirado al cumplir los treinta? Bueno, por suerte la mayoría no lo hizo: se adentraron en territorio desconocido y han seguido empujando el límite. Ya no son rebeldes –muchos, en realidad, se han vuelto conservadores- pero ahí están la música y la energía. Y seguimos necesitando ambas cosas. Por demás, aunque a las viejas leyendas les sobran los epígonos, tengo para mí que no ha aparecido nada que las supere.

Anuncios
comentarios
  1. Pirata Somaly dice:

    Que buen Par te echaste ,estilos muy diferentes pero buenos los dos …Eso da Oxigeno x Vivir .

  2. Frank dice:

    Coño, a Eric no podía por trabajo, pero de Purple ni siquiera me enteré!! Damn it!!
    Abrazos
    F

  3. F. Hebra dice:

    Ayer fue mi cumpleaños # 63 y el “efecto Facebook” me inundó el correo con felicitaciones. Ya sé que es el programita que tienen, cada día les recuerda el cumpleaños de tus “amigos” incluso a aquellos que ni conoces personalmente. Fascinante la experiencia porque ya en dos ocasiones me había acordado de que era mi cumpleaños solamente porque me llamaba un familiar o amistad queridos, de esos que ni siquiera los tienes como “amigo” en el FB pero no pasa un día sin que te venga a la mente, por cualquier razón.
    Y la cosa es que ya me estoy pareciendo demasiado a mis padres, para ellos el “ruido” de Deep Purple o Eric Clapton era eso, ruido. Hoy por hoy sigo empecinado y sigo metido en esos ruidos.
    Me imagino que muchos de esa época le hemos dado vuelta al tema. ¿Son los “ultrajes de la vejez” de que hablaba Sor Juana Inés o una arrogancia cagalitrosa ante lo nuevo?
    Para colmo, cuando sale una Amy Winehouse nos dura unos meses.
    Va y alguien tiene algo que comentar sobre mi trova anterior.

  4. Augusto Juarrero dice:

    Hace par de meses fuimos a un concierto de deep purple aca que nos dejo perplejos, pues los viejucos se presentaron en plena forma, complacieron con gusto a toda la audiencia y demostraron ser aun una de las bandas grandes de verdad. Lo disfrutamos muchisimo!!!!

  5. no gracias dice:

    Te entiendo perfectamente aunque mis gustos son de unos 10-15 annos más adelante. La sensacion que describes fue muy similar a la que yo senti cuando fui a ver a Iron Maiden y a Roger Waters (Pink Floyd) el anno pasado. En el concierto de Iron Maiden el cantante pregunto cuantos de los espectadores los veian en vivo por primera vez…mas de la mitad del estadio levanto la mano y dice el tipo: bueno, parece que tenemos trabajo para rato. Por cierto, los conciertos fueron en Montreal, y el cantante de Iron Maiden hizo buena cantidad de charlas, todas en Frances, la gente estaba euforica.

  6. Coño, dichoso tú que los viste, y creo recordar una crónica tuya en Caimán de un concierto de Oasis: yo, salvo el milagro de Audioslave en La Habana, tengo que conformarme con la generosa piratería asiática, que me proveyó de una descomunal colección de recitales de los Crossroads, CCR, los Rolling y lo más venerable de la guitarra blusera, desde el BB hasta Stevie Ray y otros demonios… Hubo un tiempo en la Universidad que me dio la furia del nu-metal, pero con el tiempo y las escuchas -en el sentido menos paranoico del término- he aprendido a amar aquella música de los 60 y 70 porque, y quizás sea medio talibán, todo lo que vino después me parece bastardo… Un abrazo desde el Fufú!!!

  7. Luis Gustavo Delgado dice:

    Un abrazo, Eduardo,, y me alegro que disfrutaras de los Purple.. ¿Te acuerdas como hablabamos de ello cuando nos conocimos en el “Programa de Ramon”? Yo estuve hace muy poco entrevistando a Glenn Hughes, y tuve la suerte de conocer a Ian Anderson… No sabes la energia que aun destilan esos “viejitos”… Suerte con la peli,

    Luis Gustavo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s