LOS POSEÍDOS

Publicado: 24-10-2011 en Sin categoría

 Como le ocurre a casi cualquier cubano que viva en la isla, buena parte de mis amigos ha emigrado. En lo que me concierne, ninguno ha dejado de ser mi amigo por eso. Creo que todos hemos tenido razones para considerar marcharnos –económicas, políticas, las que sean, sin olvidar a quienes vieron agredida su dignidad por razón de su comportamiento sexual, su credo o sus ideas acerca de lo que es mejor para su patria, e incluso porque escuchaban la música del enemigo– y la verdad es que cada vez resulta más difícil entender, no a quien se va, sino al que se queda.

Si respeto muchísimo a los emigrados –incluso mi mujer es una- en cambio detesto a los extremistas. Hay una subespecie de individuos que por huirle al rojo (o al verde, según se mire) se atrinchera al otro extremo del espectro. Aunque muchos de ellos no recibieron ni un cocotazo en su país natal –algunos lo hubieran querido, cómo no- no hay nada ni nadie en la sociedad cubana a salvo de su odio. Son quienes, si hay diez explicaciones posibles para una medida del gobierno, apuestan invariablemente por la más siniestra; los que, si algún opositor muere atendido en un hospital, aseguran que lo mató la Seguridad; los que abogan por ideas tan delirantes y ofensivas como que Cuba probó la independencia y no resultó, así que lo mejor para su patria en las presentes circunstancias es volver a ser parte de España.

Los hay que, aunque se marcharon de su país en el primer chance sin haberse comprometido en actos de protesta cívica de mayor envergadura que mirar atravesado el Comité Central o limpiarse el culo con el Granma (y ahora cacarean allá afuera y viven más pendientes del Granma que quienes nos quedamos en Cuba) retuercen curiosamente la historia y la semántica para decir que ellos, los que abandonaron el campo de batalla, son los valientes. Su ausencia dura diez, quince, veinte años, pero en su mente nada ha cambiado en el país que dejaron atrás. Como tampoco nada hecho en Cuba les parece bueno, y les escuece si tiene éxito; ninguna crítica, ningún razonamiento vale para ellos si no es una crítica demoledora: ni siquiera Silvito o los Aldeanos les parecen lo bastante audaces. Desde la –muy relativa- comodidad de su nido en un cachito del Primer Mundo, aseguran que la izquierda y la derecha han perdido sentido, que el mundo actual pivota únicamente sobre democracias y dictaduras, entendiendo democracia como una suerte de patente de corso que justifica represión en el suelo que habitan y guerras sin motivo en los suelos que molestan. Tienen a sus espaldas a los indignados –parte visible de un enorme iceberg de insatisfacción social- pero no pueden apartar la vista del objetivo del microscopio, enfocado en un empujón dado en la Habana.

No sabría decir quiénes son peores, si los intelectuales que tuvieron cierto calibre en Cuba y no han conseguido –ni conseguirán jamás- hacer nada que los aúpe en el suelo que ahora los cobija y donde nadie esperaba por ellos o los necesitaba, o los subnormales con un blog en la mano -y la posibilidad de husmear en blogs ajenos- que con un aplomo increíble desbarran sobre temas que desconocen por completo o intentan zaherir a personas con una estatura artística, moral o simplemente humana que los deja reconvertidos en pigmeos. Dan por sentado que el mérito en Cuba es sospechoso y sólo puede ser político, que si un cubano sobresale un poco, sobre todo en lides culturales, es un agente de la Seguridad que se toma unas cervezas con su oficial durante el fin de semana. Es comprensible: aceptar otra cosa sería reconocer de facto que tal vez la que asumieron no era la única salida.

Gente como la que describo –o como sus iguales en el lado oficialista- sólo complicará el futuro de Cuba, sea este cual sea, porque si de algo estamos urgidos los cubanos es de tolerancia y objetividad. Necesitan reescribir la historia de Cuba pasada y presente, burlarse de sus héroes y sus grandes hombres, renegar de todo lo que pueda ser sagrado para un cubano –antiguas amistades incluidas- porque así se sienten más libres. Infelices. Están poseídos por una rabia diabólica. No se han limitado a marcharse a otra tierra: están poseídos por ella. De hecho, están poseídos en todos los sentidos.

P.S.   Subí dos cuentos nuevos a la sección de Literatura. Y aquí les dejo un tercero, muy reciente, en que toco el tema de los poseídos.

                                   EL GUERRILLERO

Mis frases salen vibrantes, justicieras, precisas como navajas.

Definitivamente, se lucha mejor desde un IPhone. Hasta ahora combatía al comunismo que oprime mi país desde una vieja Pentium con escasos 256 megabytes de memoria RAM. Así la batalla se hace lenta y aburrida, tienes que estarte quieto como el soldado en la trinchera, atado por una disciplina contra la que cada átomo en ti desea sublevarse. Por demás, el año pasado sufrí un par de apagones y varios cortes de servicio por impago; durante esos períodos dejé, de facto, indefensos a mis sufridos compatriotas frente a la opresión que en ellos se ceba. Lo que es peor, el enemigo habrá creído que al fin conseguía silenciarme. Entonces juré comprarme el IPhone.

Mi método de lucha es siempre el mismo: me aventuro en los blogs oficialistas, o en todos aquellos que no son lo suficientemente enérgicos en su denuncia a la dictadura, y dejo comentarios en que denuncio a la satrapía y sus lacayos, categoría la última que por lo general incluye al titular del blog y a los tres visitantes que opinaron antes que yo. Sí, mi verbo es agresivo y a menudo hiriente, porque me guía la convicción de que a gente de esa ralea no se le da cuartel. Aunque firmo con seudónimo y no doy pistas acerca de mi identidad, no me hago ilusiones: sé que los esbirros me conocen, pisan en mis huellas y cualquier día vendrán por mí. O mejor, a por mí, que es como se dice en este país que generosamente me acoge.

Mi seudónimo es Chichi. Bueno, el actual. Cada cierto tiempo lo renuevo.

Llevo cuatro años en el mundo libre. Desde que conseguí escapar tuve claro que, si bien esperaba integrarme en mi nuevo hogar, no iba a cruzarme de brazos mientras mi patria se caía a pedazos. Al parecer, allá la cosa está cada vez peor. Quede claro que no he ido de visita ni una vez, y no lo haré en tanto no se respire libertad. (Y, ya puestos, en tanto no bajen los precios de los boletos). Sin embargo, la prisa no soluciona ningún problema, y crea en cambio problemas nuevos; así, la metamorfosis que me llevó de la mera condición de civil a la de combatiente por la libertad no fue inmediata. Durante meses y años navegué por Internet, estudiando el campo de batalla, reconociendo el estilo de correligionarios y enemigos y detectando sus fallas. Si bien la osadía que ensalzan quienes me conocen me llamaba a empezar la lucha enseguida, conseguí controlar mis ansias libertarias y, prudente, me aseguré de ser un experto en el terreno antes de atacar. A guisa de entrenamiento, escribí consignas anticomunistas en las paredes de algún edificio semiderruído –cuyo emplazamiento no revelaré- y en los muros de acceso de un par de estaciones del Metro. En una de estas ocasiones en que, spray en mano, graffiteaba encima de un poster de Ricky Martin, un anciano me interpeló, irritado, con vehemencia y maneras que me hicieron temer lo peor. Sin embargo, el individuo sólo me advertía que el texto, La dictadura procede, era un alarde fascista que no estaba dispuesto a tolerar. Le expliqué que el espacio no era lo bastante grande para el texto íntegro, pero que según el muro doblaba a la izquierda, podría leer allí inconstitucionalísimamente, la palabra que completaba mi dura acusación al régimen.

Mis primeras acciones, en la vieja Pentium, pasaron inadvertidas. Acaricié la idea de edificar mi propio blog, pero al final me sedujo la posibilidad de arrebatarle al enemigo el concepto de la lucha de guerrillas, del que tanto se jactó en su día. Eso, me dije: pagarles con su misma –y débil- moneda, golpear y desaparecer, ponerlos nerviosos, desmoralizarlos. Considerada en retrospectiva, creo que asumí la estrategia apropiada: no hay más que leer las noticias, la dictadura se ve desorientada, tira picotazos a ciegas, agoniza. Estoy seguro, repito, de que a estas alturas ya saben quién es este paladín de la libertad que los ha mantenido en jaque, pero desde luego no les puse las cosas fáciles.

Tengo miedo, no voy a negarlo. En una batalla convencional, el soldado se escuda en el anonimato uniformado. En una acción encubierta -poner una bomba en un hotel, digamos, o en un avión- normalmente hay un plan B y un plan de fuga (excepto, claro, cuando la conciben y ejecutan musulmanes o japoneses, que no es el caso y además es terrorismo). Una página web, por muy radical que se autoproclame, eventualmente da noticias culturales u ofrece videos humorísticos, sin contar con que tiene links a otras páginas, de manera que es más difícil desaparecer al propietario. Mi lucha, en cambio, no deja un minuto de sosiego, te expone a riesgo constante, exige valor y entrega absolutos. Si persisto es porque creo que mi patria lo merece.

Finalmente conseguí comprarme el IPhone. Mi jefe es un hijo de puta, sigue negándome el aumento escudado en la tesis de que soy un electricista del montón, así que desde hace varios domingos empecé a vender artesanías en la Feria callejera, y es increíble la perspectiva que hay ahí. Mulatas de plástico y madera y viejos carros americanos de papier maché y en colores feroces, eso es lo que mejor vende… En fin, la cosa es que con el IPhone, si bien el peligro no ha mermado, todo es increíblemente más fácil. Es, de lejos, el arma más eficaz que el dinero puede comprar. Deslizas los dedos, escribes… y paf, la tiranía siente en pleno rostro la nueva bofetada. A veces, después de escribir mis comentarios, dejo el IPhone en casa y tomo el Metro al azar, para desorientar a los verdugos si justo hoy se deciden a buscarme. Claro que no siempre puedo hacer eso, vivo en un barrio malo y pueden facharme el arma. Y, además, Belén siempre me está mandando mensajitos de texto y se pone insufrible si no le contesto enseguida.

                                                                                      18 de octubre de 2011

Anuncios
comentarios
  1. Maria Aurora dice:

    Si alguien nos metio en el cerebro el odio y la intolerancia ese fue Fidel Castro ¿Cómo quieres que se comporten ahora si crecieron en eso? Yo por mi parte no me siento poseida de odio pero siento que me deben mucho aunque nunca fui luchadora alla en Cuba, fui intolerante mucho tiempo, me crei el cuento, porque en eso creci, solo cuando tuve lucidez suficiente me di cuenta de todo lo que me engañaron de como subestimeron mi inteligencia en ese Granma que no leo ahora ni muerta, como me hicieron creer cosas falsas, como me aislaron del mundo real que no es perfecto pero donde al menos puedo comparar y ver quien tiene razon o no y donde esta lo bueno de cada uno. Tengo muchos motivos para odiar aunque no me tocaron ni un pelo jamas y aunque no odie aunque quiero ver a Cuba libre de mentiras estupidas, libre de abusos que si se comenten aunque los de alla ni se enteren, libre de hipocritas, de mentirorsos y toda esa plaga que abunde mas d ela cuenta alla. No soy intelectual pero me meti un dia en tu blog y empece a leer lo que dices y la verdad no siempre me gusta lo que dices, otras veces me asombro y Nicanor en definitiva me encanta.

  2. Julio Oyarzabal dice:

    Eduardo, leo tu blog cada semana desde hace ya un tiempo. Gozo, en buen cubano, de los giros de tu prosa y comparto o no tus opiniones, que considero tan validas como las de cualquier hijo de vecino. Dicho esto,una observacion personal, probablemente ingenua. Me aburre la previsible ideologizacion forzada de cualquier tema tratado,tarde o temprano, en las paginas de cualquier blog escrito por y para cubanos,de adentro (los mamotretos oficialistas) o de afuera (los viejitos de “Ya viene llegando”). El dia en que sali definitivamente de Cuba,mi abuelo, un viejo canario de 97 anos y fidelista a morirse me dijo que no me preocupara, que lo que yo estaba haciendo era proseguir el viaje que habia emprendido su padre:la busqueda de un mejor lugar ( y no hablo aqui de economias), donde mi familia pudiera prosperar. Asumi la leccion del abuelo y veinte anos despues mis hijas, nacidas en diferentes paises no tratan de ver el mundo desde opuestos bastiones ideologicos. Su interpretacion de la realidad se basa en valores universales inherentes al ser humano y nada saben de partidos ni bloqueos, ni les interesa. Mi punto, pobremente expuesto, es que mas alla de nacionalismos tribales, mesmerismo colectivo o razonamientos Numantinos, el mundo esta y el hombre se mueve. Y cinco generaciones despues de mi, mi tataranieto chino no va a tener nada en absoluto que ver con Marchas del Pueblo Combatiente ni con vejetes en bulldozers. El articulo muy bueno. El cuento tendencioso y caricaturesco.

  3. Dolores dice:

    Has ridiculizado muy bien al exiliado cubano, que después de años viviendo en Cuba reprimido o autoreprimido, con el antifaz de la doble moral (impresindible para sobrevivir en Cuba). Recibiendo noticias solo del Granma o del Noticiero de TV, conociendo el internet solo por los cables e informaciones que los elegidos de la “Mesa Redonda” tienen a bien seleccionar para sus supuestos oyentes, llega de pronto a un país cualquiera donde el acceso a Internet es libre y gratuito en muchos sitios, sin necesidad de comprar IPhone para disfrutarlo. Ese momento es inenarrable, por supuesto que tu nunca lo entenderías pues tienes acceso a lo que millones de cubanos no tienen. Ese cubano que nació y creció en la intolerancia, que otra cosa puede pregonizar? Es una fase por la que muchos hemos pasado y requiere años de vivir en libertad sobreponerse a ella.
    Aunque no me gusta nada este post, creo que si, que es bueno que lo hayas escrito y que muchos de esos cubanos lo puedan leer, estoy convencida que los ayudará.

    Te invito a escribir con ese mismo sarcasco un post sobre los ciber-castristas, yo he pensado muchas veces hacerlo pues visito de vez en cuando algún que otro blog oficialista, aunque solo me limito a leerlos, digamos que es un ejercicio mental de reafirmación “antirevolucionaria”, pues cada vez que los leo me felicito de haber abandonado mi país, pero sobretodo de haber sacado a mis hijos de ese diabolico engendro que ni es socialismo, ni capitalismo, ni ocho cuartos. Y para terminar solo agrego, que me encanta “El Escuadrón Patriota” y algo de los “Aldeanos”, lo cual no quiere decir que critique a los que no le gustan porque para eso seleccioné vivir en un pais libre.

    • otro emigrante dice:

      me encanta eso que dices de “ejercicio mental de reafirmacion “antirevolucionaria” es una especie de terapia.. la practicare mas a menudo….
      muy bueno tu comentario..

  4. damian dice:

    Tolerancia????, aveces creo que esa palabra no existe ni en Cuba ni en la Diaspora. Cuando los cubanos hablan de política o pelotula(perdón, quise decir pelota) los puntos medios en cuba son inestables, la fuerza centrifuga nos lleva a los extremos(shit, esto sonó a: The bing bang theory).

    Como dijo el (General Máximo Gómez???): Los cubanos o no llegan o se pasan.

    Si no nos podemos de acuerdo y dejamos los radicalismos, estamos embarcaos.
    Parafraseando la famosa frase del final de los discursos de Fidel Castro…….

    TOLERANCIA O MUERTE…., VENCEREMOS?????.

    !!!Ya ven¡¡¡, creo que fui muy radical en la frase anterior, Máximo Gomez tenia razón, jaja.

  5. mas vale tarde dice:

    A ver si te hago unas criticas sin animo de ofender y con la espera de que resulten lo mas contructivas posible.
    Yo veo una necesidad creciente entre la gente publica de nuestro pais de explicar una y otra vez ante los cuestionamientos el por que se quedan o el por que no hacen nada para cambiar el estatus quo.
    ?Sera que es tan inminente la necesidad de “hacer algo”? En este sentido me parece que es evidente por que lado va cediendo la cuerda.
    Tu vas mas alla, tu agredes, desacreditas y ridiculizas al que te cuestiona.
    Yo no entiendo que para estar en contra del gobierno sin dejar ser de izquierdas y aintimperialista -cosa bastante facil, no veia la complicacion hasta que metiste lo de “dentro de la revolucion”- haya que recurir a semejante pataleta.
    Esa falta de vocacion para el dialogo es tan danina como la intolerancia misma. Para gente que ha aprendido a vivir en sociedades donde el no saber dialogar es considerado senal de debilidad estas actitudes resultan un poquito risibles a veces.
    Me parece que para que el futuro de nuestro pais no sea tan complicado, tanto los extremistas de ultraderecha, esos mismos que compadeces en tu articulo y caricaturizas en tu cuento, como los reformistas “dentro de la revolucion”, deberian hacer un esfuerzo por comprender la posicion de cada cual, y por que se piensa de una manera especifica. Con mas entendimiento tendriamos mejores resultados aun cuando se continuara pensando de manera diferente.
    Tambien deberias meditar un poquito mas en lo que significa ser un emigrado, que no es mas que ser un amigrante en otro pais. Un emigrante es una persona que vive mejor que tu en cuanto a condiciones materiales, que quizas viaja, pero que sufre constantemente la ausencia de afectos, la inseguridad que le causan el estar lejos de todos y de todo y a veces hasta depresiones y trastornos de personalidad. El hecho de estar en Cuba comiendose un cable -no creo que sea tu caso pero igual se aplica- no significa que ignoremos estas cuestiones. Para una persona que sufre el sindrome del emigrante o que simplemente anore su tierra natal o haya probado la soledad es muy facil dejarse llevar por el odio y el resentimiento de no poder vivir de manera digna en su pais. Esto le puede pasar al mas izquierdista de los emigrantes.
    Lo peor de estar afuera es constatar que ya la guerra fria se acabo mientras que tu pais sigue amurallado por cuestiones que uno preferiria no explicarse para no incurrir en este tipo de sentimientos mezquinos pero hay que echarle la culpa a alguien no?

  6. habanero dice:

    Retrataste a Zoe Valdes, jajajajajaja…………………….

  7. robe dice:

    Creo que el cuento se queda un poco lejos de la realidad.Pienso que la mayoria que opinamos en sitios como este es por las ansias que tenemos de decir lo que no podemos decir alla ,por razones obvias.
    Uno toma un seudonimo tambien por razones obvias.Quien se atreva escribir con su nombre ,corre el riesgo de no poder visitar mas tu pais y ver a tus seres queridos.El miedo, claro que siempre esta presente .La primera vez que me sente frente a internet aqui pensaba que alguien me tocaria el hombro y me diria: que haces, tu no puedes hacer eso,parate.Las veces que me conecte en cuba solo para revisar el correo porque nunca navegue , siempre teniamos que vigilar al jefe o la chivata de la pincha.Y cuando voy alla dos miedos siempres me acompañan .El primero que no me dejen entrar ,el segundo que no me dejen salir.
    Triste Eduardo se parece nuestra isla a 1984 con todos sus minesterios.El gran hermano siempre nos vigila.
    Saludos

  8. no gracias dice:

    100% de acuerdo con “mas vale tarde” y con “robe”. Este post sinceramente me decepciona, porque me parece a la vez intorelante y superficial. Eduardo, si usted se quiere referir a una persona en particular, mejor le pone nombre, porque “pitar regao” suena o a cobardia en el peor caso, o a la misma intolerancia que critica en caso contrario.
    Un motivo real para odiar, que a veces la gente olvida, es que muchos emigrantes (en especial los de Florida) son los que han puesto los muertos (o la mayor parte de ellos) de esta infinita contienda. En estos casos es normal que la gente busque ciertos “culpables”, es normal que genere odio, y es normal que ese odio sea extremo. Olvidar este detalle es cuanto menos, ingenuo.

  9. Cerillas dice:

    Ah, quién fuera puro y limpio como Eduardo del Llano, quién tuviera su estatura moral, quién tuviera su sabiduría preclara, su visión de las variadas opciones y de la validez de unas y otras.
    Inclinémonos ante el hombre nuevo… no somos más que una partida de deficientes humanoides inmigrantes.

  10. Ray dice:

    Eduardo:

    No sé si te das cuenta de una cosa. Internet no es para los cubanos de a pie, quiero decir que lo que publiques aquí solamente será leído y comentado por cubanos en el extranjero o una mínima parte de la población dentro de la isla a las que el gobierno –y nadie más, porque a otros se los niega- les permite tener acceso a Internet como un privilegio.

    Ello, desde mi punto de vista hace muy parcial y poco objetivo tu análisis –cuento incluido- ya que no podemos saber lo que el cubano –no emigrante y no privilegiado- pudiera decir de su país y su gobierno si tuviera libre acceso a la red.

    Por otra parte, creo que lo único que logras con este comentario es echar más leña al fuego de la discordia y valoraciones como los que haces, para usar tus propias palabras: “solo complicará el futuro de Cuba, sea cual sea, porque si de algo estamos urgidos los cubanos es de tolerancia y objetividad”. Y entiendo que ello ya lo habrás podido apreciar en los comentarios que anteceden a este.

    Saludos

    Aclaración porsia: Aprecio que Silvito y los Aldeanos son audaces y aunque no coincida muchas veces en la forma, concuerdo con ellos en el contenido.

  11. Carlos Alberto dice:

    Hola a todos, Eduardo incluido, … es increible, llevo meses leyendo este blog, muy interesante por cierto, sobre todo porque la discusion (en el mejor sentido d la palabra) a mi juicio y a grandes rasgos esta expuesta de una forma podriamos decir medianamente culta, … primera vez q escribo, y creo q ultima, … aunque seguire leyendo, … vivo fuera de mi pais, y tengo 27 años, … creanme q albergo el logico temor q este blog pudiese estar siendo chequeado por la bonita seguridad de estado y tengo mucho q perder ante una negativa de visitar a mi familia en mi patria, … ustedes creen q yo quiero pensar asi?, ustedes creen que yo debo pensar asi?, claro que ni quiero ni debo, pero asi le sucede a muchos q decimos adios a medias tintas, como es logico tambien si tenemos familia q ver, atender y querer, …. en fin, … al punto que voy , el odio y la mala fe, tal asi q me la inocularon, junto con las mismas vacunas q nos protegian de otras enfermedades reales, … de que valen, si me enfermaron el alma … !

  12. Carlos Cabrera Perez dice:

    – Hola, doctor; ¿cómo está usted?
    – Bien, señora, gracias, pero no recuerdo cuándo la atendí
    – No, doctor. Su paciente fue mi marido, aquel que no quería acostarse porque creía que debajo de la cama había un cocodrilo…
    -Ah, sí, ya recuerdo, un poco paranoico; pero nada grave, eh. ¿Se curó, verdad?
    -No, doctor, se lo comió el cocodrilo

    Hola, Eduardo. He usado el viejo chiste para intentar ilustrar que el fenómeno que tan bien describes es más complejo de lo que alcanza el espacio que puedes dedicarle en tu blog.
    He pensado muchas veces en lo que comentas y creo -pero tampoco tengo una comprensión cabal del fenómeno- que esa actitud de muchos compatriotas nuestros, que convierten el aeropuerto José Martí en la máquina del tiempo, obedece a: miedo fundado, déficit democrático y dolor de exiliado.

    El miedo fundado creo obedece a que la mayoría nos criamos en la disyuntiva trágica de Patria o Muerte y Socialismo o Muerte; asumo que hago un reduccionismo, pero lo que quiero decir es que muchos de los neoexiliados -a los que Rafael Rojas llama el exilio heterodoxo- vivieron con la angustia de elegir entre una opción y otra, mutuamente irreconciliables y excluyentes en teoría.

    El déficit democrático es evidente. Una cultura basada en la exclusión del enemigo real y del enemigo fabricado a golpe de orientación bajada; raramente puede generar personas con capacidad de escuchar con tolerancia y de rebatir con respeto profundo por el otro y sus razones. Es cierto que algunas posturas adentrinas y afuerinas conciden por su grado de empozoñamiento; pero es lo que hay, Eduardo, es el hombre nuevo; y fíjate la que liaron esos hombres nuevos en Sarajevo Y Sbrenica, por ejemplo, en 1994.

    Y el dolor de exiliado es el extravío de caracol permanente (con la casa a cuestas) en el que vive la mayoría de los cubanos que no vivimos en Cuba. De hecho, muchos ni viajan a otro sitio que no sea su antiguo CDR, pese a estar a dos horas o poco más o poco menos de París, Londres, Budapest, Praga; Nueva York o San Francisco.

    Por supuesto, que con este análisis no pretendo -ni remotamente- justificar dichos comportamientos que -como a ti- me parecen injustos y excesivos; aparte de que no solo complicarán el futuro de Cuba, sino que complicaron el pasado y complican el presente. Si pones tu cámara inteligente en las relaciones entre nación (o lo que queda de ella) y emigración, verás casi siempre un vínculo dolorido; salpicado de estrépitos mutuos y con alternancia entre períodos de silencio y otros de intentos de dialogar a gritos o sobre premisas imposibles momentáneamente como que nos dejen comprar casas y carros o imposiciones previas como reclamar la libertad de 4 espías más uno en condicional.

    Tristemente, pero solo en apariencia, volvemos a movernos en la disyuntiva: adentrinos o afuerinos feroces; aunque parece que lo más abundante en ambas orillas son los gusañeros (mitad gusano, mitad compañero) y esta dicotomía irreal oculta que cada vez hay más gente “normal” en ambos lados; deseosos de que Cuba viva con libertad, prosperidad económica real y solidaridad entre cubanos. Mientras no haya libertad, y ahora mismo el Buró Político no tiene esa prioridad en su agenda, no podrá haber una relación normalizada entre Cuba y sus millones de caracoles, que representan, una parte, de nuestra plural geopolítica.

    Gracias, Eduardo, por este espacio, por tu libertad y tu talento

  13. andrix dice:

    Primero que nada un saludo, pues creo que nunca había comentado aunque te leo desde que empezaste. Tu primer post, en muchos sentidos parecido a éste, carecía del aire, y disculpa que lo diga así, de petulancia que encuentro en esto último post. Creo en ese sentido, que después de haber sido sometido a muchos de esos que perfectamente caen en la caricatura que describiste en tu cuento, es normal en última instancia que reacciones de esa manera. El problema está que la “revolución” por cada uno que de forma libre o no tan libre, suelta su aberración en tu blog y en el de muchos, tiene a otros iguales que hacen lo mismo desde la acera contraria. No es cierto que todos los blogs sobre Cuba realizados en el exterior sean extremistas. Hay ciertos consensos: se aboga por mayores libertades civiles y no se desconoce todo lo que pasa en Cuba. No es cierto tampoco que todos crean que la democracia es perfecta. Ahora, estoy convencida que sí creen que Cuba no es democrática.
    Por lo demás, no pidas síndrome de Estocolmo, para aquellos que saben que por decir lo que piensan- extremo o no- les puede ser negado su entrada al país donde nacieron. Esa es la mayor aberración de todas: que te secuestren la posibilidad de caminar por tus calles, de ver personalmente a tu familia después de haber ahorrado un dinero que te costó muchísimo obtener, quizá en un trabajo muy feo.

    • Uf, he leído de un tirón esta primera camada de comentarios y detecto algo raro. Todo el mundo se siente aludido, y sin embargo yo dejo bien claro que hablo de un puñado de extremistas -que, también lo digo, tienen su contrapartida del lado oficial- y no de la gran masa de “normales” que menciona Carlos Cabrera. No implico que todos los autores de blogs, o quienes dejan comentarios en ellos, me resulten despreciables. Por favor: hablo de gente que ustedes conocen, que no debate sino que insulta, que para decir que no le gustó, digamos, Habanastation, tiene que meterse con el director, con el talento de los artistas cubanos y con la historia de Cuba; el que no tiene suficiente con criticar determinada actitud reciente de Silvio Rodríguez, sino que necesita insultarlo y ningunear su obra; el que cree que Cuba debe volver a ser española. Si ellos tienen derecho a decir eso, yo tengo derecho a que me caigan mal. Relean todos vuestros comentarios a este post: ninguno me parece obra de un poseído, todos argumentan con sensatez. Yo no quiero que opine sobre lo que escribo sólo el que me apoya, ni mucho menos, pero es que en realidad hablo de algo mucho mayor, que siento leyendo blogs de aquí y de allá. No se trata de que donde dice digo diga diego: reitero cada una de las palabras del cuento y el artículo, pero léanlas con cuidado y no se me pongan tan susceptibles.
      E.

      • F. Hebra dice:

        Bueno, Eduardo, creo que la última frase que escribes en tu comentario (“no se me pongan tan susceptibles”) es el quid de la cosa; porque pides lo imposible. “Seamos realistas, pidamos lo imposible” fue un lema del mayo del 68 que inspiró a muchos pero nunca ha sido ni será viable porque lo imposible es eso, imposible. Sin embargo, redescubro el agua tibia y la excepción confirma la regla: tantos comentarios y ninguno llama al degüello.
        Creo que, como dices, todos nos sentimos aludidos porque como nacionalidad hemos creado una máxima moral de lo que no es más que una odiosa bobería: “mal de muchos, consuelo de tontos”. Y así las cosas nos hundimos en los disparates, chapoteamos en el absurdo y en eso muchas veces casi nos va la vida. Nuestro lema parece ser “too much is never enough”.
        Es tan estéril y tonto ningunear a Silvio Rodríguez como a Yoani Sánchez o Las Damas de Blanco. O ensalzar en la televisión a Pavón y a Serguera allá, y al ex agente “fulano” del MININT aquí.
        Espero que el relevo biológico y generacional no nos vaya a jugar una mala pasada a los cubanos y no nos enseñe nada, pero por ahora la cosa va lenta, lamentablemente lenta.

  14. Desde el Exilio dice:

    Eduardo, aunque no soy fanatico de tu trabajo, admito que algunas de tus ideas son muy buenas. He disfrutado mucho del humor de los guiones de tus peliculas, me han parecido mejor que los cortos y este blog. Pero como dices hay muchos blogs y realmente para mi la mayoria de ellos son muy interesantes, no me parece que ninguno sea subnormal y por supuesto todo el que esta fuera de Cuba tiene la posibilidad de husmear en blogs ajenos y opinar libremente. Pides tolerancia y objetividad y no la estas demostrando en tus escritos y mas tarde en tus comentarios. En ellos se percibe un aire de superioridad y en ocasiones hasta de autosuficiencia de mal gusto, lo cual podria ahuyentar a los lectores.
    No todos tuvieron la suerte tuya de brillar un poco en Cuba, sobre todo aquellos que pensabamos diferente, esa fue una limitante para muchos.
    Permiteme darte mi opinion sobre un concepto que manejas. “Emigrados”, son las personas que independientemente del país que provengan, buscan mejores oportunidades y/o mayor calidad de vida para él y su familia, “Exiliados” son las personas que se encuentran lejos del lugar natural, puede definirse como la expatriación, voluntaria o forzada, de un individuo, donde pierde sus derechos. En este caso me parece que exiliados es aplicable para la mayoria de los cubanos. Cuando dejas Cuba pierdes los derechos y deberes como ciudadano, ademas de tus bienes materiales.
    Estos son terminos que en este mundo tan global no tienen mucha cabida. Las personas actualmente, en casi todos los paises, escogen donde vivir, el pais donde esten cubiertas sus necesidades individuales y sueños.
    No le veo sentido a buscar la diferencia entre quien se fue o se quedo. Siempre y cuando haya respeto y tolerancia a las ideas de cada cual. Los extremos siempre son malos, y llevan a cometer errores, tenemos el experimento con Cuba.
    Tu hablas de extremo y si algo se ha llevado al extremo en Cuba es el odio engendrado a las personas. Desde el momento en punto en que piensas diferente estas frito, a partir de ahi comienza tu tragedia. La mayoria de las personas que hemos decidido vivir en otro pais hemos sufrido mucho el exilio y en gran parte por la sensacion de perdida de tu identidad forzada. Para conocer de ese sentimiento tienes que haberlo vivido, sino no entiendes de lo que hablo.
    Pero para tu tranquilidad te puedo decir que de ese exilio extremista que hablas solo un pequeño porcieto lo es, el resto son personas del mundo, difrutando de las alegrias de la vida.
    Una cosa mas, no es que las criticas y analisis se lleven al extremo, es que es dificil de entender que despues de 52 años de “Revolucion” aun no se vean los logros. Cuantos años mas hay que esperar? No creo que el cubano este diseñado para este aguante…mejor dicho ningun ser humano.

    • Para tu tranquilidad, si no eres extremista, ¿por qué te intranquilizas?
      Pido tolerancia y la espero de todos, excepto de los extremistas. Me encantaría que ellos también tuvieran tolerancia y me demostraran que estoy equivocado.
      Tienes razón en que en Cuba se ha engendrado e incentivado el odio. Tienes también razón en que exiliado es mucho mejor que emigrado para describir la situación de muchos que se fueron. El PRE incorpora un matiz, pero no es suficiente.
      Si no pudiste brillar en Cuba pero admites que es posible, ya eso es un avance. Los extremistas dirían que sólo es posible si uno es un cordero del gobierno.
      Y hay que poner las cosas en perspectiva, bróder. A los diez años de revolución, Cuba mostraba un montón de logros que eran envidiados por los sectores más progresistas de América Latina. Eso es un hecho, como también lo es que había ya numerosos errores junto a esos logros. Que luego la sociedad y el pensamiento político hayan desacelerado hasta estancarse, es otra cosa.
      E.

      • Desde el Exilio dice:

        Vivo con absoluta tranquilidad, si algo he aprendido a ser fuera de Cuba, es a ser tolerante.
        Si todo se hubiese quedado en esos primeros años de revolucion hubiese sido magnifico, pero la ambicion los sego. El poder corrompe, sin excepcion. Ha sio un pena, el pueblo esta sufriendo mucho, no lo merece.

      • mack anthony dice:

        ud me disculpa amigo mio,pero se queda ud sin argumentos,esta cambiando de palo pa rumba,he leido uno por uno cada comentario expuesto aqui incluido tu post y hasta ahora no he leido ninguno q exprese lo q ud dice,sin embargo tambien tengo mi derecho a no gustarme lo q expones pues soy un exiliado como millones de cubanos y como dijo alguien antes,hay q vivirlo para saber q se siente ,ud ridiculisa con desfachates a los emigrados ,y no solo a los extremistas,llevo poco tiempo fuera de cuba y le digo con franqueza,q despues de salir de aquel infierno y ver lo q era la libertad,mi odio a todo lo q representa el gobierno de cuba se acresento,aunque ya venia inoculado desde hace mucho tiempo….

  15. Herminio dice:

    Este blog se define como un “sitio oficial”. Sabemos que en español ‘oficial’ significa algo que representa o responde al Gobierno. El DRAE define el término así: “Que emana de la autoridad del Estado”. De modo que si es un blog oficial, difícilmente podría considerarse independiente. Sin embargo, parece que el autor conserva un cierto grado de independencia. Mi pregunta es: ¿Cómo logra el autor compatibilizar su independencia de criterio con el carácter oficial del sitio? Gracias.

    • Ya. Ve a los official websites de Paul Mc Cartney, Deep Purple u Oasis y pregúntales en qué medida responden ellos a las orientaciones del gobierno inglés.
      E.

      • Herminio dice:

        En inglés ‘official’ significa lo mismo que en español: que emana del Gobierno. Me sigue pareciendo innecesario y hasta de mal gusto ponerle a un blog personal la etiqueta de ‘oficial’. Pero si usted desea parecerse a McCartney et al., ese es su derecho y su libre opción. Cada cual se busca el role model más a su gusto. Sería menos pretencioso y menos pomposo, pienso yo, si su blog se llamara simplemente: ‘Sitio de Eduardo Del Llano’. Así, a lo breve y con ritmo octosilábico, como sus cortos de tan largo alcance. Piénselo y porfa no me tome por un extremista oficioso del exilio. Yo no ejerzo como martillo de herejes.

      • A ver, compadre, si te parece que por quitar o poner la palabra oficial reflejaré mi relación (o la falta de ella) con el gobierno, pecas de una ingenuidad casi conmovedora. En este contexto, como de seguro sabes o deduces,oficial significa autorizado por. Coincido contigo en que tal vez no sea una acepción autorizada por la RAE, pero es algo que desde luego no inventé yo. El sitio me lo construyó, de gratis, un socio informático hace cosa de un año; me preguntó si le parecía bien ponerle así, y no lo pensé dos veces. Había visto en Internet un par de intentos de suplantar mi identidad, y me pareció que la palabra ayudaría a diferenciar el sitio de lo hecho por esos impostores. En todo caso, no escribiste aquí para debatir sobre semántica, supongo, así que voy a tu pregunta. Tengo criterio independiente y no le consulto a nadie -especialmente no al gobierno- qué escribir o subir a mi blog. Hasta el día de hoy no me han molestado por ello. Ojalá se mantenga tan saludable tendencia.
        Un saludo
        E.

  16. Jalomor dice:

    Finalmente despues de leer asiduamente tu blog llego a la conclusion de que es mejor que te dediques solo a hacer cortos humoristicos para los cubanos de alla y para los que sentimos la nostalgia/alegria de no estar mas, porque como bloguero no sirves mas que para hacer ejercicio intelectual y recibir feedback de ti mismo, y entretener al que le gusta el cubaneo inteligente. Es eso lo debes detectar, no es “algo raro”.

    • A ver.
      – Me lees asiduamente.
      – Sirvo para hacer ejercicio intelectual.
      – Entretengo a los que les gusta el cubaneo inteligente (los subrayados son míos).
      Y, después de todo este tiempo, no te gusta un post y a continuación me orientas que abandone mi blog.
      ¿A qué me suena esto?
      E.

    • ana dice:

      JALOMOR:

      Gracias, me has ahorrado escribir màs o menos lo mismo. Este blog es una oda a sì mismo…

  17. Herminio dice:

    Ya veo. El adjetivo ‘oficial’ aquí quiere decir que se trata del verdadero Eduardo, el auténtico, el genuino, el insuplantable. Una ingenuidad no menos conmovedora que la mía, si se mira bien, dicho sea solo a modo de retribución pero sin acritud. Pues un suplantador, cuando está por la labor, no se detiene ante eso. Podría seguir diciendo que él es usted y nadie más que usted, oficial u oficiosamente, y si se descuida hasta le roba la billetera…
    Pues sí que me gusta la semántica, pero solo para contrariar, aunque no lo logre tanto como sus excelentes cortos con la oficialidad del Minint (y eso sí que es oficial). Pero, además, me interesa el debate sobre la tolerancia, sin importarme que sea el mantra favorito de aquellos que relegan la libertad a un plano secundario, o de los que postergan la hora de los mameyes con cantos al amor y otras cursilerías, muy en la cuerda silviana. ¿Tiene algún sentido la tolerancia que no sea una vía de ida y vuelta, o que no incluya una cláusula de tolerancia cero hacia los intolerantes? Yo no conozco grado mayor de intolerancia que la que generan el totalitarismo y sus sostenedores. ¿Se podrá ser tolerante con un castrismo que nada más desea perpetuarse en el poder?
    Saludos cordiales, HC

  18. Dolores dice:

    Eduardo,

    No olvides que los primeros 10 años de la “Revolución” estuvieron sostenidos por la entonces URSS, comenzando por un credito cien millones de dólares en 1960. Lamentablemente ese apoyo en lugar de ser utilizado para fortalecer la economia cubana y hacerla autosuficiente se utilizó en gran parte para promover y financiar movimientos de “liberación” en todas partes del mundo, así como para financiar cuanto proyecto le llegaba a la cabeza de nuestro máximo lider. Nadie previó el derrumbe de la URSS y cuando se acabaron los subsidios nos vimos de frente a la realidad. Creo que la verdadera revolución se tronchó al nacer. Hoy Cuba no es mas que un país en bancarrota gobernada por una vieja dinastia a la que solo le importa extender la situacion el tiempo suficiente para permitirles seguir viviendo muy bien y del cuentecito del “Poder del Pueblo”.

    Yo no te critico, y sinceramente te admiro, ya que haces lo que yo no tuve el valor de hacer cuando vivia allá, pero por favor te pido que si vas a hablar de tolerancia, comiences por ti mismo. Me gusta tu blog y te aseguro que muchos cubanos fuera de Cuba vemos con admiración tu obra. Te confieso sinceramente que ese cuento y este post me han defraudado, pero te seguiré leyendo a pesar de todo con la secreta esperanza de que este solo sean parte necesaria para mantener la magnifica obra que haces desde dentro de Cuba.

  19. Omar dice:

    Por favor Dolores, las comillas de “liberación” sobran. Eran movimientos de liberación en toda ley. Lo eran los argelinos contra el colonialismo francés, los dominicanos contra Trujillo, los guatemaltecos contra los golpistas del 54, los nicaragüenses contra Somoza y cuanto pueblo latinoamericano con gobierno que lacayunamente apoyo la exclusión de Cuba de la OEA y su aislamiento haciendo más fácil la intervención yanqui. Es decir, casi todos. Muy bien la Revolución Cubana en esa apuesta. Y lo que hay hoy de progreso en Latinoamérica, gobiernos que se parecen más a sus gobernados y menos a las elites, debe no poco a la Revolución Cubana y ese apoyo.
    Yo quisiera saber cuál es el razonamiento que en personas honestas y de buenas intenciones lleva a poner en entredicho la autenticidad y justeza de ese apoyo. Que alguien me explique por favor.

    Omar

    • F. Hebra dice:

      Omar:
      Hay un término en el que se escudan mucho los gobiernos, me refiero a la “soberanía”. Si el apoyo es sencillamente moral y alentador pasa a ser inspiración, seguidores de un ejemplo. Recientemente lo hemos visto en el efecto dominó de algunos países árabes y lo vimos también cuando uno tras otros fueron cayendo los gobiernos socialistas de Europa del este.
      El gobierno cubano ha entrenado y enviado personal (cubanos y ciudadanos extranjeros) a diferentes países. Para el gobierno cubano el adjetivo adecuado es “solidaridad” , para los gobiernos de otros países “injerencia”. Cuando Martí iba a los EEUU a recaudar dinero entre los tabaqueros que emigraron a Tampa era para ayudar a “los hermanos de la isla” en su muy justa guerra de independencia. Si hoy yo, que soy cubano, decido dar apoyo monetario públicamente (por poner un ejemplo) a las Damas de Blanco, yo paso a ser además de traidor a Cuba (según ellos ya lo soy por emigrar) y ellas devienen en “mercenarias a sueldo de una potencia extranjera”.
      En fin, el mar…Las comillas no siempre son sarcasmo sino herramientas del lenguaje para llamar la atención sobre el “uso” o “abuso” de la palabra en cuestión.

      • F. Hebra dice:

        Solamente para aclarar que “solidaridad” ni “injerencia” son adjetivos, quise decir sustantivos.

  20. ernesto dice:

    eduardo, por las prisas solo para felicitarte por tu articulo y tu cuento, porque aunque duela y aluda son verdades gigantes.
    Tremenda buena salud que tiene el blog.

    Felicidades.

  21. Miguel Grillo Morales dice:

    Siempre he oído decir que los extremos se tocan, se semejan. Creo que acusar a todo el que disienta del régimen castrista de asalariado del Imperio, es un acto repugnante y asqueroso. Como lo es también, acusarlo a usted de agente de seguridad, porque ha logrado hacer su obra, critica por cierto, dentro del sistema. Recientemente Pablo Milanés fue prácticamente crucificado, de un lado los que le critican que las declaraciones las realizo a medios de prensa del Imperio, del otro, los que lo acusaban de haber puesto su obra al servicio de la dictadura y reventaban sus discos con una aplanadora. No son casos aislados, recuerdo muchos cubanos criticar la visita del Papa a Cuba y casi exigir que el sumo pontífice se bajara del Alitaila con un AK-47 y despachara la cúpula del gobierno. Un angustioso y tedioso estudio sería necesario para identificar al culpable o los culpables de inocular tanto odio, tanto recelo, tanta duda entre los cubanos y ojo no me refiero exclusivamente a los de adentro versus los de afuera, me refiero a los de afuera entre si y los de dentro entre sí. No sé en qué bando me sitúa el hecho de llamar a Raúl y a Fidel dictadores. De que sí, confieso tener dudas sobre la muerte de Laura Pollan. De creer que la revolución ha sido en proceso más nefasto que ha sufrido la nación cubana. Que el bloqueo/embargo en una vergüenza. Que Silvio es un compositor genial, que tiene todo el derecho de amar a Fidel y a Raúl y yo de criticarlo aunque me llame “tábano de siete suelas”. Pueden acusarme de ser un extremista, guerrillero cibernético, asalariado del Imperio o agente de la CIA o pro-castrista. Lo que si se, es que lo que escribo lo hago con nombre y apellidos y deseo una Patria, mejor a la que he visto durante 52 años. Y por ultimo: ¡Como aumentan los comentarios en este Blog, cuando usted toca la llaga!
    Saludos.
    MGM

    • Aunque estoy en absoluto desacuerdo contigo respecto a que la Revolución haya sido lo peor que ha sufrido Cuba, aplaudo tu sinceridad al mostrar un pensamiento contradictorio y con matices. Y coincido también en que el blog se puebla de comentarios cuando la gente se siente aludida, y forman un frente común interesantísimo.. militante, diría yo.
      Más que eso, publicaciones como el Miami Herald sólo amplifican mis comentarios críticos sobre Cuba e ignoran el resto de los artículos que publico. Por supuesto que tienen el derecho de considerar noticia lo que les dé la gana, del mismo modo que a mí me resulta sintomática la selección que realizan.
      E.

      • Mariela dice:

        El blog no se plaga de comentarios cuando la gente se siente aludida, es que la mayoria de los que leemos este blog vivimos fuera de Cuba, o sea somos exiliados y nos llega mucho tu burla exagerada a personas que sufren del exilio. El Miami Herald hace exactamente lo mismo que el Gramma, publica lo que es noticia y atrae a su audiencia.
        Muy sabio de tu parte el aclarar tu absoluto desacuerdo con respecto al fracaso de la mal llamada Revolucion. Yo comparto 100 % en que la Revolucion cubana ha sido un ABSOLUTO fracaso, como soy libre lo puedo no solo pensar, sino expresar. Ha frenado la vida, desarrollo, aspiraciones y fe en un futuro de todos los cubanos.

      • Se me ocurre que, ya que están en eso, todos ustedes pueden hacer una reunión del comité de base, leer mi artículo y hacer un documento conjunto de repudio al mismo. Y sancionar al que no lo condene.
        E.

      • Miguel Grillo Morales dice:

        No solo eso, se podía comisionar un par de grupitos para que lleguen hasta su casa, señor Del Llano, tomen toda la cuadra y griten a todo pulmón: “pin pon fuera…” “que se valla” “mercenario”. Y al día siguiente otro que grite: “seguroso” “comunista” “castrista” Yo me pregunto. ¿Qué pasaría? Si yo levanto mi mano en esa reunión y digo: – No, no estoy de acuerdo en firmar ese documento, no estoy de acuerdo en sancionar al que no lo firma, no estoy de acuerdo en mandar ningún grupo a casa de Eduardo y no me llamo Nicanor. Puede que después, no me dejen ni mear….

      • Puede ser, es cierto. De ahí que tu verdadero valor radicaría en no firmar, aún sabiéndolo.
        Y sería “que se vaya“, no “que se valla“. Aunque no me extrañaría que lo pusieran en un cartel y lo colgaran en una.
        A pesar de que está claro en el artículo y ya lo dije en alguna ocasión en un comentario, lo repito por última vez: no me estoy metiendo con los emigrados, ni espero que de pronto estén de acuerdo con todos mis puntos de vista, mucho menos que dejen de detestar al gobierno. Mi artículo atacaba a los extremistas -no voy a citar nombres, pero todos conocemos algunos- y estoy convencido de que si todos ustedes en verdad desean un futuro mejor para Cuba, deberían rechazarlos tanto como yo, y no ponerse a emularlos.
        E.

      • Mariela dice:

        Que palabras mas fuera de contexto “comite de base”, “repudio”, “sansionar”, los pobres, que adoctrinados estan, siento pena por ustedes. Cualquier documento lo defiende y firma quien quiera y sienta que es por una causa justa, no impuesta. Tal vez son palabras mayores, probablemente es mucho pedir de nuestra parte, lo entendemos perfectamente.
        Solo estamos expresando nuestros criterios, como tu diste los tuyos. Algun problema con no coincidir? Recuerda que estas criticando a los EXTREMISTAS…

      • Por favor, que alguien le explique el sarcasmo a esta compañerita.
        Sería sancionar, no sansionar. Salvo, claro, que te refieras a Sansión y Dalila.
        Y también me caen mal los adictos a la Macrobiótica y los oboístas. Te lo digo por si tú (o ustedes, ya que empleaste el nosotros) también quieres salir a defenderlos.
        E.

      • Mariela dice:

        Te vas por lo vanal, disculpame profe…no me vas a SANCIONAR por esto, no? A dormir, que manana se trabaja…de verdad.

      • No es vanal, es banal. Mami, debería cobrarte por las clases de Español.
        Es curioso que los exiliadoS, que son tan libreS, opinen casi todos lo mismo. Creería mucho más en tu libertad si te atrevieras a ir contra la corriente.
        Aprende de Grillo: él no está de acuerdo conmigo en muchas cosas, pero tiene sentido del humor y criterios con matices. Tú deberías volver a ponerte una pañoleta, no él.
        Que descanses, que mañana tienes que trabajar de verdad. Yo, en cambio, voy a dormir hasta el mediodía.
        E.

      • Mariela dice:

        Ah se me olvido, digo nosotros, PLURAL, porque hablo de exiliadoS, personaS libreS, profe.

    • Miguel Grillo Morales dice:

      Espero que esta Mariela no sea de apellido Castro. ¡Porque me da un miedo! ¿Me confiscaran mi laptop? Señores un poquito de coña no hace daño. Además, me retiro, estas son las grandes ligas y yo un simple carga bates. Mira que escribir VAYA con LL. Sorry Eduardo, prometo regresar a la escuela, ser mas aplicado y prestar atención, pero por favor, no me pidas que sea pionero, yo no soy ni asmático.
      Un abrazo, gracias por la clase y por el espacio.
      MGM

  22. Pirata Somaly dice:

    Excelente comentario ,pues mucho vivimos en carne propia los extremismo de algun HP que hoy vive en la otra orilla y sigue siendo el mismo extremista ,lo unico que ahora del otro lado …en fin que es una Discusion Bizantina,espero y sinceramente creo que si queremos cambiar el Sistema primero tendremos que cambiar nosotros , aprender a vivir en DEMOCRACIA y Respeto Social ,no solo pregonarla como Perico Marinero y cuando nos conviene ,ejemplos sobran …

  23. mas vale tarde dice:

    Hola Eduardo y demas lectores,
    Permitanme comentar aqui de nuevo, y ya que te gusta corregir la ortografia de los comentantes, te advierto que mi teclado esta en frances y no me interesa cambiarlo para el espanol ni puedo, asi que puedes darte gusto. Lo de corregir la ortografia me parece un poquito futil y pretencioso puesto que los verdaderos entendidos de la lengua reconocemos que en el espanol caribeno, mas especificamente el cubano, se pronuncia comepletamente diferente del espanol peninsular, donde se concibio la norma, y que de no ser por la hegemonia de la Real Academia Espanola tendriamos hasta nuestra propia ortografia.
    A lo que ibamos. Tu puedes pensar que los comentarios que se han dejado aqui son en defensa porpia pero te equivocas. Al menos en mi caso y en el de algunos de los demas comentaristas no lo veo asi. No me considero parte de ese grupo de emigrados que recalcas, nunca he sido comecandela ni de un lado ni de otro, de hecho me considero sumamente moderada. Por ejemplo: no estoy de acuerdo con el embargo, ni me interesa que en Cuba se arme otra revolucion, aunque si me gustaria tener las mismas libertades que tengo fuera de ella.
    Te puedo decir que una vez terminada la corta etapa de luna de miel del emigrante me he sentido bastante miserable y resultado de ello es el estar aqui leyendo estos blogs y a veces hasta consultando el Granma-por suerte el trabajo me permite vaguear lo suficiente. Como casi todos los cubanos que se van, anoro el dia en que en mi pais pueda vivir con las mismas libertades que tengo fuera de el. No tengo en mi agenda meterme a terrorista ni a guerrillera para poder obtener esas libertades, pero dado que hay un espacio, siempre que pueda expresar mi opinion en momentos en que percibo equivocos salvables-como es el caso de este blog, aqui me tendras. En realidad no comento muy a menudo.
    Sin embargo, aplaudo a todo el que le de la real gana de comentar en los blogs de otros para cuestionarlos, desmoralizarlos y demas puesto que se trata solo de dialogo, al final de cuentas. No se esta haciendo dano a nadie, al contrario, a veces nos hace falta un espejo.
    Es sabido que el gobierno de Cuba libra una batalla de ideas, y hoy en dia una lucha cibernetica. Semejante ridiculo solo se les ocurre a ellos. Son ellos los que temen el dialogo con el exterior y reciben todo lo que viene de afuera con las unas, por eso hallo curioso que el calificativo de guerrillero se lo hayas puesto al agente equivocado.
    Una cosa que deberian acabar de entender lo que aun viven en Cuba es que en esta lucha, los que se fueron so los que han perdido. Hacer lo que tu has hecho es simplemente convertir en carbon el arbol caido.

  24. Mariela dice:

    Disculpa las faltas de ortografia, es que fui educada por maestros emergentes. Mis padres me pagan un maestro de espanol asi que no te preocupes pronto espero haberlas superado.
    Evidentemente no estamos equivocados, sino no seriamos casi todos hablando lo mismo. Puedo o no ir libremente en contra de la corriente, nadie se esta fijando en eso, es la diferencia. Seguire viviendo de la misma forma y no me negaran un tv panda por pensar diferente.
    De volver a ser pionera ni loca, no me gusta rendirle pleitecias a una persona cada manana de mi vida.
    Si, trabajo para ganar mi comida y cubrir mis necesidades. No tengo que ir a otro pais para resolver las necesidades minimas imprescindibles de todo ser humano. No dormire todos los dias la manana, pero lo hago los fines de semana y en las vacaciones, como casi todas las personas en este mundo- con algunas excepciones. Pero cuando me jubile estare durmiendo cada manana y disfrutare con mi pension de mi vida. Lo pueden o podran hacer los cubanos en Cuba?

  25. mas vale tarde dice:

    Besos para ti tambien.

  26. Ray dice:

    Eduardo:

    Te invito a que leas un artículo de Guillermo Rodríguez Rivera que aparece en “Espacio Laical Digital” [http://espaciolaical.org/] que trata sobre la situación de la prensa en Cuba y que en mi criterio tiene que ver mucho con el tema de este post y el que anteriormente publicaste con el título de Glasnot.

    Por cierto, que Silvio lo reprodujo en su blog “Segunda Cita”, pero casi inmediatamente en el mismo post, publicó de su autoría una respuesta a un comentario enviado por unos de los lectores que no tiene desperdicio:

    Silvio dijo…
    Estimada Zule:
    No estoy dispuesto a permitir que se reproduzcan aquí textos contrarrevolucionarios, mucho menos de cobardes escondidos como Taoro. Por eso he tenido que eliminar tu entrada y desde ahora tendré más ojo contigo. Tampoco te voy a publicar comentario alguno sobre mis decisiones como autor de este blog. Si quieres seguir participando en Segunda cita, te recomiendo que busques en los tres primeros meses el por qué tuve que monitorear los comentarios.
    26 de octubre de 2011 13:47

    Respuesta que me parece en completa contradicción con el artículo de Rodríguez Rivera que reproduce, a no ser que aspire a ser director del periódico Granma. Pero qué le vamos a hacer, así de contradictorios son los genios. Sólo estoy criticando la actitud de Silvio, no ofendiéndolo, ni menos ninguneando su obra musical, ya que considero que está entre los mejores compositores cubanos de todos los tiempos. Solo que en muchos de sus análisis políticos es un desastre de extremismo y como dice el dicho: “en todas las partes se cuecen habas”. Me recordó aquello de: “Mis frases salen vibrantes, justicieras, precisas como navajas”

    Saludos

    • Sí, justamente hoy me enviaron el texto de Rodríguez Rivera, gracias.
      Me gusta tu último párrafo. Desde luego, no todas las actitudes de un tipo admirable son admirables. Claro que habría que distinguir -supongo que estarás de acuerdo- entre la responsabilidad social de quienes conciben y dirigen un periódico, cuya obligación (y por lo que les pagan) efectivamente es o debería ser informar y dar espacio al debate, y un blog personal, que aunque ofrece también un espacio público obedece a los intereses y decisiones personales del autor, quien está en todo su derecho de decidir lo que quiere oír y qué dosis de alabanza y cuestionamiento es capaz de soportar.
      E.

      • Ray dice:

        Eduardo:

        No discuto que cada quien tiene el derecho de administrar su blog como lo desee. Pero me parece que es, al menos inconsecuente, el que asegura en una entrevista: “Aspiro a que maduremos y seamos más comprensivos y permisivos. Aspiro a que si alguien protesta por algo que no compartimos tengamos la suficiente altura para respetar su derecho a expresarse”.

        Y después, en su blog, donde puede poner en práctica lo que predica, haga todo lo contrario. Y que además lo haga de forma grosera. A no ser que las declaraciones públicas sean solamente un fingimiento.

        Saludos

  27. Juan Carlos dice:

    Bro, me encantan tu blog y tus cortos de nicanor o’donell. Es muy dificil encontrar una critica veraz de la sociedad cubana y dirigida por un joven q sin dejar de sentirse revolucionario expresa sus diferencias de forma tan efectiva. Yo soy “balsero” y nunca me preocupo la politica y ahora menos aun, estudie malamente pero busco a menudo noticias de mi patria. Escriba quien lo escriba, los de aqui o los de alla. Me gustaria leerte un articulo sobre porque el gobierno cubano aplica las leyes de inmigracion, cual es tu posicion en este asunto q tanto nos afecta a los cubanos. Ojala te entusiasmes y nos regales tu vision sobre este asunto.
    En lo referente a tu articulo creo q todos los cubiches necesitamos urgentemente un curso intensivo sobre tolerancia ( dictado por un sueco por supuesto)
    Saludos

    • Gracias, especialmente por llamarme joven.
      A la ley migratoria creo que no le he dedicado ningún post, pero la he aludido en varios. Digo que es una de las cosas que urge cambiar, porque afecta a los cubanos de adentro a los que se nos hace tan complicado viajar, y a los de afuera con toda esa absurda gama de castigos que se les aplica. No sé a qué artículo te refieres, pero si lo tienes en versión digital cópialo aquí o pásame el link.
      Sí, todos necesitamos un curso de tolerancia. Aunque para algunos el curso sería de un trimestre, onda posgrado, y para otros, los poseídos, como reeducarse desde preescolar a la universidad.
      Saludos
      E.

  28. Juan Carlos dice:

    Bro, perdona la confusion, quise decir que escribieras algo sobre el asunto, me interesa ver tu punto de vista. Ya lei un escrito tuyo sobre tu cumpleanos 49 ( feliicades atrasadas pero igual de sinceras), dejame decirte , tengo 28 anhos pero no he visto un corto tuyo en el que no este representada mi generacion. Recuerdo estar sentado el Carmelo con mis amigos, despues de haber visto Monte Rouge, Estabamos frizados, aquello era un terremoto. No habia un disco duro el La Habana que no tuviera esa peli.
    Hay que aprender a aceptarse seamos como seamos, pensemos como pensemos. Bro si a mi me gusta la industria y al otro Santiago, donde esta el problema? Sigue asi y no te traiciones nunca.

  29. Paquito de Cuba dice:

    Los extremistas y poseidos son la desgracia de este planeta. Lo malo es que muchas veses les da por querer dirigir “las masa” y cuando lo logran todo se destruye, se marchita.
    Los extremistas y poseidos no aceptan que “el otro” tambien tienen derecho a desarrollar su proyecto. Sencillamente el proyecto “DE EL” es la salvacion y la cura contra todo lo malo mientras que hasta el derecho humano “del otro” hay que eliminarlo, arrancarlo de cuajo para que “lo bonito” prospere sin contrariedad.
    ¿Les recuerda algo esto?

  30. Paquito de Cuba dice:

    quice decir : Las Masas, en plural.
    Aclaro esto porque la “academia” que participa me puede siquitrillar!! con aquello del idioma

  31. Juan Fernandez dice:

    Del LLano:
    Los primeros poseidos que han existido en Cuba son los comunistas que entienden que debe existir un solo partido, el de ellos que tiene la razón absoluta, los que siempre han hablado de muerte, los que consideran que el que emigra es un traidor, los que enseñaron a gritar paredón por cualquier cosa, los que para subsistir como régimen subvencionado por los rusos mandaron a morir a miles de cubanos a lugares donde nadie los apreciaba y además de eso le hacían creer que aquello era lo mas altruista del mundo. No me considero poseido del todo pero lamento estar lejos de mi tierra , mi clima, mis costumbres y todo eso que representa la patria. El enfoque muchas veces viene de la posición que se ocupa, si yo hubiera tenido posibilidad de compartir el tiempo y estar fuera, tener formas de vivir decorosamente y además gozar de los privilegios del clima y las costumbres … quizas lo hubiera hecho. Así es posible que las infelices jineteras que se casan con un viejito italiano para librarse de la tanta miseria y opresión y logran dos pares de zapatos un viajecito a Cuba en el año etc no sean poseidas pues enjuagan sus penas, se les olvidan cosas tienen algo para darle de comer a los parientes en el pueblecito y a su vez cuando van alla sae sienten envidiadas. Quizas ellas no sean poseidas y de ese tipo no solo estan las jineteras, tambien estan los jineteros que se casan con la extranjerita mal encabada y hacen tambien su juego, van, vienen, esto no es tan malo, existen cosas buenas, lo que pasa es que Raul no se entera de lo que esta pasando, antes era Fidel. Ese tipo de persona no es poseido pues esta en lo que quiere, tira para dos extremos diferentes para quedar bien con ambos y vive esa vida mediatizada por su falta de decisión o porque no tiene escrúpulos de hacer ese tipo de juego….. De esos Del LLano hay mucho. Que conste, que he visto las peliculas de Nicanor, dicen mucho pero ahora concluyo que son parte de un juego

  32. Paquito de Cuba dice:

    Noooooooo si yo de esta salgo letrado y especialista en Meditacion Ortografica Racionalista.
    Gracias profe!! en buena onda!
    ahh!! sobre los acentos: Ya no se usan!! es una ley.

  33. ernesto dice:

    urge un exorcista ante tanto poseido, me incluyo , pero sin ofenderme por ello.

  34. Juan Fernandez dice:

    Quise decir al final en mi comentario: De esos, Del LLano, hay muchos. De ahi la importancia hasta de una coma, como no va a importar toda la desgracia que ha traido un sistema y que hagamos cosas para minimizar sus hechos y dulzificar su fachada.

    • Desde mi punto de vista, eso es exactamente lo que hacen los poseídos con el sistema que no atacan. Quienes ven todo mal en la Cuba del 59 acá, minimizan los hechos y dulcifican (no dulzifican) la fachada del capitalismo democrático. En fin, obviamente tienes una opinión muy sólida y no intentaré disuadirte. Por tu parte, tampoco me englobes o califiques en categorías despectivas ni presupongas que tengo un juego y que lo has descifrado. No tiro para extremos diferentes para quedar bien con ambos… cosa que, por demás, es imposible; antes bien, lo que se consigue es buscarse problemas con ambos lados, y mantener el criterio propio a pesar de eso es mucho más valiente, según mi opinión, que ver las cosas en blanco y negro, ser apologético con una realidad y satanizar la otra.
      E.

  35. Carbo dice:

    Eduardo,

    En mi opinión tu blog es invaluable por crear un diálogo público entre cubanos. Ya por eso es precioso, como otros también. Lo singular de este espacio es que, desde Cuba, opine un cubano auténtico, evidentemente abierto y atrevido, a quien el Gobierno Cubano le tolera ciertas libertades que no tienen otros – quizás porque ha tenido que reconocerle sus éxitos tan claros. Eso es valiente y raro.

    Estamos de acuerdo que extremistas e intransigentes serán siempre un estorbo para entenderse. Sucede que algunos de nosotros (los del otro lado) interpretamos demasiado cuando te ocupas de los emigrados extremistas, la pornografía y otras cosas y dejas al lado, aunque sólo por un momento, tantas otras que nos parecen más importantes y urgentes. Pensamos entonces que estamos malgastando energías. Discúlpanos y no lo tomes a mal que es sólo impaciencia.

    Tus otras entradas donde dejas entrever que apuestas por más transparencia en el gobierno, que tienes confianza en que los Cubanos pudieran manejar mas propiedad privada que la que el Gobierno nos permite hoy en día, que deseas una prensa independiente y crítica, son las que más me gustan.

    Creo que hablo por algunos cuando digo que nos interesaría saber tu opinión sobre esos asuntos medulares que son la razón de nuestras tensiones:
    ¿Quieres tú garantías del Estado para que cada cual se pueda expresar libremente?
    ¿Continuamos con la Ley 88 de “Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba” y con nuestro artículo 53 de la constitución?
    ¿Partido Único?
    ¿Cuánta propriedad privada permitirías tú a los cubanos?
    ¿Aceptaremos sobre los medios fundamentales de producción solamente propiedad del estado o común?
    ¿Qué tipo de libertades económicas queremos?
    ¿Cuánto socialismo puede sostener nuestra economía?
    ¿Qué hacemos con los errores y crímenes del gobierno pasados y venideros?

    Esto es simplemente retroalimentación para tu blog. Ya sé que escribes lo que te dá la gana. Gracias por tu arte.

    Saludos,
    Carbó.

    • He aquí un comentario respetuoso, comedido, inteligente.
      Mira, no estoy muy seguro de que haya nada que el gobierno “me tolera a mí y no a otros”. Hay, desde luego, cosas que no tolera, pero no creo que haya hecho una excepción conmigo. Más bien creo que con el tiempo han ido retrocediendo determinadas fronteras -no tanto como esperamos, pero de manera innegable- gracias al empuje de mucha gente.
      Puede que, en el futuro, toque algunos de los temas que sugieres. Ten en cuenta, sin embargo, que no soy quien calmará vuestra impaciencia: no soy un político ni pretendo serlo, y a pesar de tu benévola opinión, no tengo ideas claras acerca de muchísimos puntos. Cuando tengo criterios firmes, los expreso -no me limito, creo, a dejar entrever– y lo seguiré haciendo. Claro que también quiero escribir sobre arte, sociedad, emigrados y pornografía. Soy un artista de mediana edad y este blog es el reflejo de todas las aristas de lo que soy y lo que pienso, no una plataforma política. Es más, justamente porque no soy un poseído me aburre escribir de política muy seguido; esa y no otra es la razón de que los artículos fuertes -para un lado o el otro- tengan una frecuencia aproximada de uno en cada cuatro.
      Gracias por tu valoración de mi trabajo
      E.

    • Omar dice:

      Carbó y Eduardo, discúlpenme que me meta. Las preguntas que hace Carbó son interesantes y llenas de significado. Aunque tampoco soy político, si hago incursiones en la charlatanería y en una de ellas aprovecho para darte mis respuestas, esas que tú no has pedido. Los asumo como una encuesta.
      1-¿Quieres tú garantías del Estado para que cada cual se pueda expresar libremente?
      Pospongamos la utopía, una vez más. Si, todas las garantías de un estado sin vocación para el suicidio. Estas serán mayores mientras más domesticada ande la gente. Las dos componentes fundamentales y más comunes de la domesticación son la existencia de un mito nacional unificador y el consumismo. Creo que tenemos de sobra para el primero, pero en cuanto al segundo estamos muy jodidos. El énfasis en lo cultural por sobre lo material puede aliviar. Pero la necesidad urgente de no invertir tanto en lo básico y la aspiración natural de tener algún acceso aunque sea a una pequeña porción del confort moderno, complican las cosas de sobremanera.
      2-¿Continuamos con la Ley 88 de “Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba” y con nuestro artículo 53 de la constitución?
      Después de leer el artículo 53 de la constitución cubana, creo que debemos cambiarlo muy poco. Hay que abrir espacio para medios comunitarios autónomos, que discutan abiertamente los asuntos de interés para la comunidad. Pero bajo ninguna circunstancia permitir el ingreso o la creación de medios privados y mucho menos conglomerados.
      3-¿Partido Único?
      Lo importante no es la cantidad de partidos sino la lealtad. Es poco creíble que de abrirse las puertas al multipartidismo no habrá quienes respondan a poderosos intereses ajenos y cuenten con recursos para hacerlos avanzar disfrazados del nacionalismo más puro. El partido único con el perfil del PCC ha sido efectiva para evitar esa fragmentación, pero tiene un costo alto.
      4-¿Cuánta propiedad privada permitirías tú a los cubanos?
      Esta no lleva una respuesta absoluta. El límite estará en la diferencia entre los dos extremos, el más pobre y el más rico, asegurándose de que exista un centro amplio y robusto.
      5-¿Aceptaremos sobre los medios fundamentales de producción solamente propiedad del estado o común?
      No entiendo muy bien esto de común. Estatales o privados. Que quieres decir por común?
      6-¿Qué tipo de libertades económicas queremos?
      No sé. No entiendo.
      7-¿Cuánto socialismo puede sostener nuestra economía?
      No sé. En cambio, cuanta economía puede sostener un socialismo cubano?
      8-¿Qué hacemos con los errores y crímenes del gobierno pasados y venideros?
      Me enfoco en los 52 años de Revolución. En ningún caso sacarlos de contexto ni acercarles en visibilidad al éxito de la Revolución en defender la soberanía de Cuba e hilvanar una epopeya que robustece el proyecto de nación. Bajo ningún concepto olvidar que ha sido un periodo excepcional, de acoso constante. Bajo esta presión, la pifia y los posibles excesos, tienen otro significado. Así ha sido, es y será. Una nación en guerra y sin vocación para el suicidio, no puede ser tan severa consigo misma cuando se defiende. Caben las disculpas y ya se han dado algunas. Faltan otras. Disculpas si, castigo no.

      Omar

      • Carbo dice:

        Omar,

        Hay propiedad común que no es estatal: en Cuba, por ejemplo, las cooperativas de producción agropecuaria.

        Con libertades económicas me refiero, en general, al grado de libertades de empresa, iniciativa privada versus intervención estatal, libertades de contratación, etc.

        Noto que la Cuba que yo añoro es muy diferente a la tuya. No puedo entender tu propuesta de aceptar disculpas y dejar impune crímenes en nombre de la Revolución. Ni una verdadera guerra justificaría tanta injusticia.

        Saludos,
        Carbó.

  36. Miguel Grillo Morales dice:

    Seventy and still counting. Estas son las entradas que mas comentarios provocan. I wonder why?.

  37. ernesto dice:

    Llevado al laboratorio un poseido, y realizandole un corte logintudinal binario, he aqui algunas de las caracteristicas que salen a la luz sin microscopio ni ocho cuartos:
    1. Intolerancia e intransigencia.
    2.Percepción de una realidad sin matices ni grises. En Cuba o todo es blanco o negro. Cuba es o el paraiso o el infierno.
    3. Nivel de autocritica cero, ante una mtedura de pata es incapaz de retractarse, al contrario prefiere seguir metiendo la pata y justificar el error.
    4. Altas dosis de amargura, percibible porque tienen muy poco buen humor. Es muy usual en ellos el uso de la palabra, resentido, haciendo siempre alusión al otro.
    5.Nulo o escaso conocimiento del medio virtual. Muy dado tambien en muchos casos al copia y pega.
    6.Falso talante conciliador.
    7.Falso talante democrático.
    8.Muy dado a la especulación y a hacerse eco de informaciones no confirmadas y en muchos casos evidentemente falsas.
    9.Altas dosis de protagonismo y excentricidad.
    10. Se han dado últimamente muchos casos de desconocimiento de su lengua materna.
    11.Acusación al interlocutor de ser una mano negra de la CIA o el G2 según sea el caso.
    12. Exagerado victimismo del bando al que reprexenta.
    13. Uso de consignas vacias y que muchas veces ni vienen al caso. Un poseido que se respete siempre es martiano aunque nunca citará Los zpaticos de rosa.
    14.Dosis exageradas de odio y guapería.
    15. Un poseido nunca se respeta a si mismo y mucho menos la opinión del otro.
    Pensaba quedarme en un decálogo y me ha salido exte kakalogo y aun puede que se me queden otras 15 que sean muy comunes.

  38. Curso de español dice:

    Lo podemos poner en los clasificados: “Curso de español gratis”, unase al blog de Eduardo del LLano…lo unico que necesita es escribir lo que el no quiere escuchar y seguira obteniendo sus amables y gratuitos servicios.

    • Hombre, estoy pensando seriamente en lo de gratuitos. Yo lo formularía, más bien: “Si es un poseído militante, pero no sabe escribir cinco palabras en su idioma natal sin maltratarlo y ponerse en ridículo, EdelLL le ofrece un curso de español a veinte dólares la hora”. Es que, sabes, quiero comprarme un palacio en la Riviera francesa.
      E.

      • ernesto dice:

        Ya puestos, quizás te de para comprarte toda la Rivera francesa. Eduardo, con este post sin dudas tu blog ha llegado a la mayoría de edad. Ladran Sancho…

  39. 1 nov 2011 dice:

    […] Desde Cuba: El realizador Eduardo Del Llano habla de los posesos por el extremismo […]

  40. Frank dice:

    Ernesto, magnífico post! Muy buena vivsección
    Saludos

  41. g2-ba7a0694f37c6f16e28367124fb28aa5 dice:

    Para atajar las intolerancias y multiplicar la tolerancia se hizo el “Llamamiento urgente por una Cuba mejor y posible”, donde han confluido cubanos de muy variopintos lares, quizás la firma de Eduardo del Llano contribuiría a aplacar a los posesos.

  42. g2-ba7a0694f37c6f16e28367124fb28aa5 dice:

    Otra de piratas. Mientras los “poseídos” despotriquen de los “desposeídos” y los “desposeídos” de los “poseídos”, como si viviéramos en una democracia, nos agarrarán las calendas en este lío. Eduardo del Llano apunta a los que desenfrenadamente creen tener la única y absoluta verdad, los empaqueta los descalifica y los multiplica por cero, pero es que esos también son cubanos, y él hace lo mismo que ellos, se la desquita, no hace la diferencia y con eso consigue lo mismo que los posesos. Ojo por ojo y nos quedamos ciegos. Si cada cual empleara sus energías en vindicar la patria y denunciar los derechos que a todos nos han quitado, otro gallo cantaría. Claro, todos en loor de la libertad de expresión damos las mentadas que mejor nos parezcan… y seguimos girando sin fin en este molino de sangre. AGS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s