BRRRR

Publicado: 25-11-2011 en Sin categoría

Ver la nieve. Ver caer la nieve. Verla caer encima de uno. En Hacerse el sueco, la película de Daniel Díaz Torres de 2000 con guión mío, la secuencia inicial de créditos y la canción tema muestran una Habana donde nieva. También recuerdo un tema de Dagoberto Pedraja, no una de sus mejores canciones pero justamente la que titula su primer disco: Nieve en La Habana. Parecería que nos encanta cagarnos de frío. Ahora, en noviembre, con los primeros frentes fríos, la gente saca sus pulóveres de mangas largas, las muchachas se ponen gorras y bufandas y de pronto parecen estudiantes europeas. El frío habanero, de tan húmedo, es sorpresivo, y he visto a algún alemán tiritar en diciembre con catorce grados que muerden como bajo cero. La época de Festival se nos viene encima y, con todo y que es obvio que la fascinación que generaba hace años agoniza, el evento consigue que la ciudad luzca distinta: hay vida en la calle, hay algo que hacer. Una buena nevada, una nevadita pequeña y no una colosal, y se haría el milagro: todos felices, todos con algo que contar a los nietos. Para el cubano, la nieve es el mundo y el misterio: simboliza aquello que tal vez no verá nunca. Es algo fresco y exótico; tal vez por eso nos suena raro que la definición meteorológica de buen tiempo sea un día de calor, seco y sin nubes. El invierno donde oscurece a las cinco de la tarde es una noción que el cine ha vuelto romántica y familiar, asociada a estufas y pavos asados, a quitarse el abrigo al entrar a casa, a un auto que durante la noche se metamorfosea en túmulo blanco. O sea, el invierno implica tener casa, comer bien y tener carro. De la misma manera, para europeos y demás primermundistas el calor es atractivo porque viene asociado a tragos con sombrillitas, playas, topless y cremas bronceadoras. No tiene mucho sentido, por consolador que suene, un comentario del estilo “la política climática de este gobierno es un desastre”. No se puede culpar a una administración de las veleidades del clima, como de un terremoto, un alud o la erupción de un volcán. Sin embargo, la responsabilidad es suya por la muerte de la climatización en los taxis, las dificultades durante todos estos años para conseguir un aire acondicionado de uso doméstico, los decretos que, en atención al ahorro, exigen ahogarse de calor en tiendas y oficinas hasta bien avanzada la jornada laboral. Hemos resistido como espartanos, año tras año, treinta y cinco grados nacionales… que, todo el mundo lo sabe, no tienen nada que ver con, pongamos por caso, treinta y cinco grados madrileños. El calor, diríase, es más revolucionario que el frío.

Anuncios
comentarios
  1. Bueno Eduardo, también la nieve es más de las montañas que del Llano, ahora que descubrí tu blog a través de un Habanero en Nueva York no me queda más remedio que hacerte un link en el mío, vaya que no basta con tus guiones y cortos, GRRRR

  2. Contra, se me olvidó decirte, Edell, mi hermana que estudió contigo te manda saludos y vai de gu-ey, por qué te pusiste el nombrete ese de “oficialista”?, o fué una condición pa’ permitirte el Blog?
    Un abrazo.

  3. 26 nov 2011 dice:

    […] BRRRR […]

  4. andrix dice:

    ja, me encantó. Y sí que hacen falta los aires acondicionados por allá.

  5. Mariana dice:

    Yo, después de catorce inviernos escandinavos, también he tiritado de frío en el otoño habanero. Y lo de los anocheceres a las cinco de la tarde tengo que aclarar que es para los privilegiados de Europa: en Oslo anochece ahora a las 15.30, ni más ni menos.

  6. Ray dice:

    BRRRR……

    Que frió está esto Eduardo. Pero creo que es bueno que te tomes un tiempo para la meditación después de los líos del Dossier VINCI.

    Como dijo Federico, de quien no me quiero acordar: “La teoría es gris, pero el árbol de la vida es eternamente verde”:

    Saludos

  7. Ray dice:

    Eduardo:

    Veo que has introducido la “moderación” , dígase censura, en tu blog. La duda que tengo ahora es si ha sido un requerimiento de las autoridades para poder mantenerlo activo, o es una iniciativa propia para poder guardarte las espaldas.

    Saludos jíbaros.

  8. El Recalcitrante dice:

    Con Batista estábamos mejor… No hacía tanto calor en verano ni tanto frío en invierno.

  9. mas vale tarde dice:

    Lo mismo por aca por Quebec, donde en enero a las 3pm ya es de noche.
    Tambien me he muerto de frio de visita en Cuba, y es que 8 grados afuera son 8 grados adentro. Yo les digo a amis amigos quebecos que ellos no saben lo que es morirse de frio. Morirse de frio es vivir en el campo en una casa de tablas a 5 grados y taparse con una colcha vieja; tener que lavar los platos con agua fria; dormir en un albergue sin ventanas.
    Extrano los dias del festival, tambien tuve siempre esa sensacion de estar en otro pais cuando llegaban los primeros frios.

    • Augusto Juarrero dice:

      Coño brother, me recordaste la beca de Batabano, con un frio del carajo y sin ventanas, aparte de los raquiticos desayunos y para el campo a las 7 de la mañana, y a bañarse con esa agua congelada, con el baño tambien sin ventanas, una tortura esos meses de noviembre y diciembre. Coincido contigo, el frio mas grande de mi vida no lo he pasado aca en Toronto..no recuerdo haber pasado frio mas jodido que en Cuba.

  10. Veroco dice:

    Mi ardor anticastrista me mantiene cálido en toda circunstancia.

    • jorge dice:

      ¿por qué no pasa un tirmpito en el 7mo circulo, vaya, algo mas fresco que el 9no.?

    • ernesto dice:

      Los antis son sobre todo, ante todo y solo, solamente solo, eso: unos antis. Dependientes en todo momento de su antitesis, la cual con su conducta le marca sus caminos y si algo dice que es verde ya se sabe que el anti dirá cualquier color que no sea el verde.

  11. Veroco dice:

    El infierno está lleno de castristas, no se soporta.

    • ernesto dice:

      El infierno no existe pero cuando empiece a existir se llenará de antis, de anti eduardos de anticastristas, en fin el infierno se llenará de antis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s