¿DÓNDE SE PASAN LAS DEPRESIONES EN LA HABANA?

Publicado: 22-12-2011 en Sin categoría

 Hace muchos años estuve en una Peña de Deprimidos. Un tercio en broma, dos en serio, nos reuníamos a contarnos desgracias -en ese entonces, como es natural, relacionadas casi todas con mujeres, sus veleidades y su ausencia-. Estaba prohibido alegrarse: la idea es que en una Peña de Deprimidos uno blasona de sufrimientos. Duró hasta que tuvimos novias nuevas.

 Ahora, casi un cincuentón, tristeza y Weltschmerz son casi seductores. Me encanta pensarme en un bar, enfrentando un vaso medio vacío, con música de fondo y un poco de humo. Después una hermosa desconocida, o un tipo que está pasando por lo mismo, aventurarán un comentario, amagarán un diálogo, vendrán a salvarme. Es una imagen cinematográfica, qué duda cabe.

 La Habana está muy jodida para emular a Bukowski o a Sabina. Hay pocos bares, la mayoría indiferenciados y repletos. O bien caros y con turistas ruidosos en medio de su séquito. Las mujeres interesantes no asoman por ahí. Si uno está deprimido y busca soledad, o al menos una soledad selectiva, ni siquiera el Malecón es lo que era. Cada vez hay menos peñas, sitios donde conocerse y hablar. Y cada vez, también, hay menos gente.

 Indiferenciados, dije. Debe haber bares para pasar después del trabajo, bares para ligar, bares de intelectuales. Hay un Café Literario en 23 y 12 que cierra a las nueve de la noche. Eso es como hacer un baile para vampiros al aire libre a las doce del día.

 Si uno se engorriona, no puede hacer mucho más que caminar a la ventura, o bien encerrarse en casa a ver películas. Emborracharse al duro con algunos socios es fácil, pero ahí la melancolía cede protagonismo al alcohol. La depresión tiene guión y escenografía.

Anuncios
comentarios
  1. Luis dice:

    Al leer este post me vino a la memoria el Bar Havana Club (estaba o esta en Prado), tenia (tiene) una barra grande (al menos asi la veia yo) de madera, me gustaba mucho, ese bar me parecia bueno para des-deprimirse.

  2. Omar dice:

    Subirse a la azotea por la noche y ponerse a mirar las estrellas. Sentirse minúsculo.
    No tirarse.
    Compadre, con lo que lo quieren a usted!

    Omar

  3. Oigame Eduardo, será q el mundo es redondo, o q existe el destino…. lo cierto es que este Post me llega en momento justo…. ando engorrionado con ganas de nostalgiar, me parece buena idea esa de una peña de deprimidos, deja ver si los socios se embullan sin mirarme de reojo como a un loco, porque ni pensar irme a un bar q la economía no acompaña mis ganas de sentimentalear…… ya veré como darle curso a estas penas tontas… Gracias por la sugerencia….

  4. Sofia dice:

    Te espero en el bar de los bajos del focsa

  5. Sandro de Perico. dice:

    Quiza “convertirse” a la comunidad Lesbico-Gay en la Habana te de un “edge” que no lo tienen los heterosexuales. Las reuniones, las pasarelas de travesti y los encuentros entre ellos son muy famosos en la capital. Al final quiza termines de bailarin y con una alegria que te sobrepasa la barriga. Embullate este muchacho, embullate!!

  6. Antina dice:

    Eduardo, si te atreves a compartir la tristeza con una desconocida, avísame, a lo mejor terminamos riendo….

  7. Elisa dice:

    Eduardo….leerte me desdeprime también, como un bar al estilo de ese guión cinematográfico…..y sin embargo,a veces, que ganas de llorar!!!!!!!!! creo que hasta este comentario, ya podemos formar la peña…avísenme. Otra desconocida

  8. Ray dice:

    Eduardo:

    Cambiando de tema, para deja las penas y las “saterias”, dime que crees de esto:

    Los mejores filmes exhibidos en Cuba durante el año 2011
    Teresita Jorge Carpio

    La Habana 29 dic (AIN) Océanos, filme francés dirigido en 2009 por Jacques Perrin y Jacques Cluzaud, encabeza la lista de los mejores filmes seleccionados por la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica.

    De acuerdo con la información dada a conocer por la organización le siguen la cinta estadounidense El árbol de la vida (2011), de Terrence Malick, y My blueberry nights, coproducción de Hong Kong-China, Francia (2007), de Wong Kar Wai.

    En ese orden, conforman el listado el filme norteamericano El valor de la ley (2010), de Ethan y Joel Coen, y El discurso del rey (Reino Unido), también de ese año, dirigido por Tom Hooper.

    Críticos, periodistas e investigadores cinematográficos también eligieron como más significativas las cintas En un mundo mejor ( Dinamarca-Suecia, 2010) de Susanne Bier, y la brasileña El abismo plateado ( 2011), de Karim Ainouz).

    Los filmes italianos Baaria (2009), de Giuseppe Tornatore, Vincere (2009), de Marco Bellocchio, y el estadounidense Cisne negro (2010), de Darren Aronofsky, figuran entre los mejores exhibidos este año en las salas cubanas de cine.

    Asimismo, en su tradicional selección anual de filmes del patio, los especialistas consideraron a Habanastation, de Ian Padrón, como el largometraje de ficción más significativo de 2011.

    De igual manera, en sus respectivos géneros resultaron los mejores el cortometraje de ficción Autorretrato con árbol, de Juan Carlos Sáenz de Calahorra, y el dibujo animado Wajiros, de Ernesto Piña.

    No hubo consenso en la categoría documental, por no alcanzar suficientes votos ninguna cinta de este género.

  9. alejo dice:

    Buenisimo!!! Hace algun tiempo hice un Phd en bares en cup y/o low profile cuc en la Habana y termine sacando tus mismas conclusiones. Con la dicha de vivir en la HV (esta vez con novia), soliamos bajar la depresion en algun banco del parque de La Punta, muy rico el aire de ese parque que junto a unas Bucanero Max (especie en extincion) le permiten a uno lo mismo discutir sobre el barroco latinoamericano que figurar como resolverse un viaje. (Perdon por la falta de tildes, cosas de mi teclado)

  10. Ray dice:

    Eduardo:

    Esto si retrata la depresión en La Habana y el hombre lo resuelve de la forma mas hermosa posible:

    Mis desacuerdos

    (Waldo Leyva)

    No sé si quiero ojear en mis recuerdos
    o prefiero salvarme en el olvido.
    A quién puede importar lo que he vivido,
    lo que fui y ya no soy; mis desacuerdos.

    Los instantes mas lúcidos o lerdos
    jamás revelarán lo que yo he sido,
    lo mejor de mí mismo se ha escondido
    tras sueños y utopías que ahora pierdo.

    Mis amores de ayer y los de ahora,
    días en que creí salvar el mundo,
    todo esta ahí, no falta ni una hora,
    ni un minuto siquiera, ni un segundo.

    Nadie podrá saber lo que atesora
    la memoria del tiempo en que me hundo
    mis amores de ayer y los de ahora,
    días en que creí salvar el mundo.

  11. gato verde de egipto dice:

    A veces… cuando me deprimo, llamo por teléfono a mis amigos y les leo cosas que me gustan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s