LOS RODRÍGUEZ

Publicado: 01-02-2012 en Sin categoría

Alfredo y Osvaldo fueron arquetipos del kitsch musical durante cosa de tres décadas. El primero, en la arena romántica; el segundo en cualquier terreno, aunque fue prácticamente imbatible en la canción política.

 Contra lo que puedan sugerir esas líneas de arrancada, los recuerdo con algo muy parecido a la admiración. Ay, que me encapricho, Sagitario… Se requiere talento para pergeñar versos a la altura de estos de Alfredito:

 

 Buena persona, buena persona

 Que se respire parejo, que el aire huela a buena persona

 

 No podría estar más de acuerdo. La invitación a respirar parejo me sugiere la curiosa imagen de multitudes en concertación inhalando precisos volúmenes de aire a una señal autoritaria, aunque supongo que es mi culpa no entender nada. En cambio, si no es fácil ver o escuchar a las buenas personas, olerlas resulta desde luego compensatorio. Y si la buena persona se ha rociado un buen perfume francés, mejor.

 Osvaldo era mejor músico, qué duda cabe, con una respetable carrera marcada por la tímbrica del rock. Algunos de sus temas con los 5 u 4 fueron himnos absolutos, melodías pegajosas con textos de regusto vagamente surrealista, como Se me perdió el bastón o Son cosas que se me ocurren. Pero luego, en solitario, se superó a sí mismo. La Canción del XX aniversario consigue empotrar en verso todos los clichés políticos al uso, y eso es mucho decir. Fue muy popular con temas como Enhorabuena, San Nicolás, El amor se acaba, Canción a mi compañera; en esta última nos regala

 

 Hablamos del trabajo cotidiano

 Muy juntos y tomados de la mano

 Admiro tu carácter bello y sano

 

 el cuarto verso bien pudiera ser y a tu lado me siento un enano.

 A Alfredito lo adoraban las mujeres, en especial las de cierta edad, que veían en él al galán correcto y sacarínico, sucedáneo de cantantes intensos como Aznavour, Dyango, Leonardo Fabio o Julio Iglesias; Osvaldo era un favorito de las autoridades, un ciego talentoso que cantaba cosas comprensibles y comprometidas. En cotarros intelectuales era inevitable hacer bromas a su costa, pero ahora mismo puedo recordar una decena de canciones de cada uno, y atesoro dos CDs de Osvaldo en mi ordenador.

 Silvio y Pablo tenían su propio público, a los trovadores los pasaban en la radio a veces nada más, el rock era una criatura extraña, el jazz materia de festivales… Era el pop quien dominaba la palestra, y durante varias décadas los Rodríguez reinaron en el pop cubano, junto a una realeza que nos regaló una joyita tras otra; Siempre internacionalistas o Heridas por Annia Linares, las versiones de Maggie y Luis, los dúos de Mirtha Medina… those were the days, my friend.

Anuncios
comentarios
  1. 2 feb 2012 dice:

    […] LOS RODRÍGUEZ […]

  2. ernesto dice:

    muy ciertamente, cierto.

  3. pp dice:

    el primer rodriguez fue mas coherente consigo mismo, el segundo amplió su espectro musical hasta el más allá (donde tú sábe) incluyendo entre sus temas actuales un homenaje a los balseros…y seria interesante soñar que le publicaran a osvaldo una antologia de su obra (a él le alegraría, pero qué pondría)….mira, me quedo con el alfredo, que segun me dicen, anda por mérida cantando sus mismas cosas de siempre, incluso en descargas con frank dominguez que gracias a dios, ya ronda la eternidad…cuando saquen la antología de osvaldo te la enviaré en agradecimiento por tus articulos y las sex machines productions, que han estado geniales.

  4. Segundo dice:

    Eduardito, que a Silvio, (el otro Rodriguez), ¿No lo pasaban en la radioooo?,¡¡¡¡¡¡¡¡¡, ¿Pero de que vas?, si, La era, Fusil contra fusil, El elegido, Te doy una canción y digo patria, Cuba va, Playa Giron, Preludio, Y en la trastienda de una bala un militar que no ha dormido,(cheisimo por cierto), El hombre de Maisinicu, etc, no paraban, se llegaron a convertir mas en cantaletas que en cantos de combate Castristas, de tanto ponerlas en las emisoras, ¿Donde estabas tu?. Silvio se ponía mas en la radio que cualquiera de los mencionados. A no ser que te refieras al programa Nocturno, donde gracias a Dios nunca lo pusieron aunque no dudo que lo intentaran.
    Si hay alguien que le debe mucho de lo que es y de lo que tiene al régimen, ese es Silvio Rodriguez, el Dpto ideológico del CC, lo disfrazo de “rebelde” y vendió esa imagen “rescatada” por una Sra de la cúpula, que el interpreto e interpreta aun muy bien a los ingenuos, hasta la campaña publicitaria millonaria que se gasto el gobierno a través de la embajada cubana en Argentina antes de que fuera a los conciertos, y de la radio tampoco se podrán quejar nunca.
    Saludos a Nicanor.
    (no me preocupo por los acentos, ¿OK?).

    • No me meteré con tus acentos, pero aprende a leer: Silvio y Pablo tenían su propio público, a los trovadores los pasaban en la radio a veces nada más, el rock era una criatura extraña, el jazz materia de festivales… Ahí hay una enumeración. Como dirían Les Luthiers: Silvio y Pablo tenían su propio público, y ahora, aparte, ¿comprendes? a los trovadores (al resto de ellos, a Varela, a Frank Delgado, a Santiago Feliú, etc) los pasaban en la radio a veces nada más… etc. El resto de tus comentarios delirantes acerca de que a Silvio lo disfrazaron de rebelde o de que su éxito en Argentina fue pagado por el gobierno cubano son tan repugnantes que no me esforzaré siquiera en contestarte. Segundo, eres un poseído (busca mi artículo al respecto). Y que afirmes que la letra de Cuando digo futuro es cheísima me hace sentir lástima por tu almita inmortal.
      E.

  5. Ileana dice:

    Ay, como me he reído con esto! Abrazos, Eduardo, desde Tenerife.

  6. Segundo dice:

    Ahhhhh…. porque entonces Silvio según tu respuesta, no era trovador, eran solo Varela, Frank Delgdo,etc, etc, que por cierto, tenían y tienen también su propio publico, y es que una cosa no quita a la otra con una coma, te guste o no, aunque yo tenga que aprender a leer y tu a escribir sin riesgos de ser trivial ¿Entiendes tu ahora?.
    Alfredito, concepto musical aparte, sin dudas es una buena persona, la gente lo lleva y lo quiere y sobre todo lo asumen en la calle, ademas no firma carticas comprometidas con fusilamientos, ni engalana la boñiga de “congresos” gerantocraticos con autoretratos de necio, para el disfrute, sonrisa, palmaditas y confort de la “presidencia”; el otro el Osvaldo, estoy de acuerdo, creo compro pescado y le cojio miedo a la cabeza, no fue ni el primero ni sera el ultimo.Vaya Eduard, que te falto “valorar” a un Rodriguez, son tres y te quedaste en dos y por cierto los mas fáciles. Por tu insulto ante mi opinión libre y personal, que te voy a decir que no sea que demuestras ser al final mas de lo mismo, intransigente con la opinión distinta y molesta, se sentirán muy bien ahora mismo lo que no transijen y censuran las opiniones que pones en boca y actos de Nicanor, quizá con el pretexto de considerarlo un poseído y un almita inmoral.
    Mis mejores saludos al Nicanor.

  7. German Garcia dice:

    tremendo Raspe JA JA JA, bien por ti Segundo,
    si, Eduardo, sabes muy bien como nadar sin mojar la ropa, eres mas de lo mismo, seguro eres junta del Silvi….?cuando vas a escribir otra historia sobre huelgas de hambre?…..chaooooo

  8. Tercero dice:

    Política aparte, decirle al guionista de “La Vida es Silbar” que tiene que aprender a escribir es sencillamente un error.
    Habiendo dejado esto claro, Segundo tiene razón entre otras cosas, en cuanto a la parte gramatical del debate. Cuando se escribe:

    “Silvio y Pablo tenían su propio público, a los trovadores los pasaban en la radio a veces nada más,”

    el hecho de que se esté enumerando, no implica que Silvio y Pablo estén excluidos de la palabra “trovadores”, por ende, el lector asume que lo que sigue a la coma es una aclaración de lo dicho antes de la coma. Supongo que una manera mas clara de expresar la idea hubiera sido:

    “Silvio y Pablo tenían su propio público, a los [demás] trovadores los pasaban en la radio a veces nada más,”

    Interesante como la omisión de una palabra puede causar roces como este. Eduardo y Segundo ambos tienen mi respeto.

    PD: Sin ánimos de ofender, la frase de Silvio: “en la trastienda de una bala un militar que no ha dormido” si me parece bien chea.

  9. Tercero dice:

    Eduardo, escribí un comentario a este post hace unos días. El contenido fue respetuoso, ningún lenguaje abusivo. Porqué no lo publicaste? Creo que mientras se cumplan las normas de tu blog, no debería haber motivo para la censura.
    Gracias.

  10. Tercero dice:

    (Lo vuelvo a intentar…)

    Política aparte, decirle al guionista de “La Vida es Silbar” que tiene que aprender a escribir es sencillamente un error.
    Por otro lado, Segundo tiene razón entre otras cosas, en cuanto a la parte gramatical del debate. Cuando se escribe:

    “Silvio y Pablo tenían su propio público, a los trovadores los pasaban en la radio a veces nada más,”

    el hecho de que se esté enumerando, no implica que Silvio y Pablo estén excluidos de la palabra “trovadores”, por ende, el lector asume que lo que sigue a la coma es una aclaración de lo dicho antes de esta. Supongo que una manera mas clara de expresar la idea hubiera sido:

    “Silvio y Pablo tenían su propio público, a los [demás] trovadores los pasaban en la radio a veces nada más,”

    Interesante como la omisión de una palabra puede causar roces como este. Eduardo y Segundo ambos tienen mi respeto.

    PD: Sin ánimos de ofender, la frase de Silvio: “en la trastienda de una bala un militar que no ha dormido” si me parece bien chea.

  11. Segundo dice:

    Por mi parte quedas disculpado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s