COREA DEL NORTE

Publicado: 08-02-2012 en Sin categoría

 Mi padre estuvo una vez allá. Me contó que, entre muchos otros sitios relacionados con la figura del Gran Líder, lo llevaron a la tumba del abuelo de Kim Il Sung… un campesino cuyo único mérito revolucionario fue, justamente, ser el abuelo del tipo. Transmitir su preclara simiente le valió un mausoleo que avergonzaría a Luis XIV.

 En la Universidad, allá por los tempranos 80, teníamos el chiste de que el Gran Líder se llamaba Kill Him Soon y tenía dos hijos, Kim Zong Il y Parkin Zon Il. Fue también en esa época que escuché del escándalo que armó un estudiante norcoreano en la beca de 12 y Malecón porque alguien, al limpiarse el culo con un periódico, favoreció criminalmente el área concreta en que aparecía una foto del Gran Líder (más o menos la misma que decoraba el consabido sellito de que era celoso propietario) dejando luego la prueba del crimen a la vista de todos… es decir, de todos los que no tuvieran nada mejor que hacer que husmear en el cubito de los papeles cagados. Recuerdo haberme preguntado cómo habría descubierto el intransigente que lo que había bajo la mierda era un retrato de Kim Il Sung y no, pongamos por caso, de Richard Nixon. Supongo que una faena no muy distinta a la del arqueólogo que le quita el polvo al maxilar de un Homo Erectus le haya permitido poner el dedo en la llaga.

 Cuando hacía mi servicio social en la Dirección de Aficionados del Ministerio de Cultura, allá por 1987, en una ocasión tuve que ir a Nueva Gerona a cubrir el Festival de la Toronja o algún evento parecido. Nos alojaron en las instalaciones de un Preuniversitario prefabricado; un Preuniversitario para estudiantes norcoreanos, centenares de adolescentes devotos a la idea Suche, todos con sus puñeteros sellitos prendidos en la camisa. A ver, insisto en que era un Pre, de manera que los educandos andarían por los dieciséis o diecisiete años. Bueno, la primera noche que pasé ahí los chicos disfrutaron, a guisa de recreación, de un documental sobre su amada y lejana Patria, que los huéspedes nativos nos sonamos estoicamente, y que arrancó en ellos espontáneos ramalazos de aplausos. Luego, afuera, en vez de irse en parejas a sitios oscuros a apretar como Dios manda, se ponían en círculos a practicar juegos de manos no muy distintos a los que las niñas de primaria cubanas iniciaban con el conteo “Seis, seis, seis” (que ahora descubro debía ser una invocación a la Bestia).

 Daniel Díaz Torres me contó que en Pyongyang le regalaron un tesoro literario firmado por el Kim menos viejo y titulado El arte cinematográfico, con instrucciones minuciosas acerca de cómo concebir, escribir, producir, filmar, editar, mezclar, en fin, cómo hacer una película correcta, cuya versión en inglés tuvo la imprudencia de mirar con curiosidad el primer día; a la mañana siguiente le entregaron, forradito y virgen, tan docto tratado vertido al castellano. Eso trae a mi memoria el inmortal bocadillo en una película norcoreana, pronunciado por un contrarrevolucionario aterrorizado: ¡Huyamos como ratas, que ahí se acerca el invencible Ejército Rojo! Como para traducirlo al latín e incluirlo en las páginas rosadas del Larousse, digo yo.

 En los países socialistas europeos, con todo y la represión, debió haber momentos divertidos. Incluso momentos en que el estado de cosas dominante parecería tener sentido. En China se sabe de matanzas abominables y encarcelamiento de disidentes, pero al menos la economía prospera y los dragones tienen colores. Pero coño, es que en Corea del Norte todo es gris, la ropa es negra y gris y parece diseñada por el modisto de San Francisco de Asís. La arquitectura es gris, la vida negra, el control omnímodo. Si alguna noticia llega de allá es invariablemente una hambruna o el fracaso de una ronda de negociaciones. Y nadie va a olvidar fácilmente la coreografía del pueblo lamentando la muerte de Kim Zong Il: millares de personas vestidas en tonos oscuros, con un codo sobre la rodilla y la barbilla sobre el puño correspondiente, haciendo ostentación pública y uniforme de su dolor. Un sentimiento humano repartido entre una marejada de robots.

 

Anuncios
comentarios
  1. Dejo un enlace sobre Corea del Norte: http://manuelalvarezlopez.blogspot.com/2011/12/corea-del-norte.html
    Interesante reflexión la tuya.
    Un saludo.

  2. Brother: the equivocaste. Con la muerte del Kim mas pequeño, los norcoreanos debieron llorar con muchas ganas. Aquellos que no lo hicieron, los metieron al bote.
    Nada, que tratar de predecir los exabruptos de las tiranías es muy difícil….

  3. Grimmjow Jaggerjacks dice:

    “Si alguna noticia llega de allá es invariablemente una hambruna o el fracaso de una ronda de negociaciones.”

    Y la detonación exitosa de artefactos nucleares.

  4. Sofia dice:

    Sobre todo la parte de la isla me recuerda un cuento de kundera. Si no estuviera hablando de lo que esta hablando diría que me gusto 100%…. Esperando el próximo post. Saludos desde Londres

  5. Augusto Juarrero dice:

    Una persona muy cercana a mi estuvo, par de veces, descargando azucar prieta en un puerto de Corea del Norte. A la madrugada veia a muchas mujeres embarazadas trepar los palos por donde rudimentariamente bajaban los sacos para raspar los restos de azucar que quedaban entre la madera. Me contaba que la ciudad , solo de tonalidades grises ( no vio un cabron color por todo aquello) , estaba llena de autoparlantes que constantemente transmitian cantos al gran lider y marchas triunfales.
    Recuerdo que tuve dos estudiantes norcoreanos de Biologia en la decada del 80, que estaban asombrados que Cuba permitiera peliculas americanas y musica en ingles, se quedaban deslumbrados con los bluejeans y no sabian quienes fueron los Beatles, Mozart, Shakespeare, Chaplin, Van Gogh, etc. Llevaban constantemente el sellito de cabeza de chichon y se vigilaban el uno al otro con informes y reportes semanales; un mal comportamiento su familia completa iria a los campos de trabajo de por vida.
    Me contaban, como dato curioso, que en su pais no se estudia ni psicologia y psiquiatria pues no existen locos; que al cine van una o dos veces al año con un pase de buen comportanmiento para ver una pelicula de como Corea derrota a Japon o como el gran lider sentado en un tronco a los 2 años ideo la idea Suche.
    Les recomiendo buscar en Youtube videos sobre la vida de esos pobres infelices, hay por montones y dan mas miedo que paranormal activity.

  6. Osvaldo dice:

    Estuve en Corea del Norte en 1989…. lo unico que recuerdo era la enorme tristeza de esa gente que parecian automatas. Recuerdo que ya en ese momento “El Gran Timonel” tenia una tremenda bola en el cuello (pero era enorme) y yo le preguntaba a la gente que que le pasaba y me respondian que nada…hacia alucion a la bola y me decian que no habia ninguna bola…. Otro detalle que recuerdo fue cuando tuve que ir hasta uno de sus monumentos (el mas grandote), hacerle una reverencia y ponerle una flor en los pies….tambien nos hicimos una foto gigante con el Gran Lider…no recuerdo a donde fue a parar esa foto… en realidad no me animo a guardarla como buen recuerdo….. han pasado 22 años de aquella visita y esa gente sigue comiendose tremendo cable….

  7. moraima dice:

    Recuerdo la anecdota de la foto del Gran leader mancillada por la heces de algun estudiante ignorante del culto a la personalidad de ,los coreanos , pero creia recordar que sucedio en el albergue de F y Tercera y ademas debio de haber sido a finales de los anos 70 , cuando aun estudiaba en la Universidad .Lo que queria agregar es que no solo se quejaron por la profanacion , segun me contaron tomaron la hoja con la foto mancillada , la lavaron y la pusieron a secar , por lo menos asi me lo contaron en aquella epoca .De todas formas la anecdota se rego como polvora y era motivo de broma general /.

  8. F. Hebra dice:

    Hace pocos años estaba en Shanghai por asuntos de trabajo y en el hotel vi durante tres o cuatro días a un grupo inseparable de siete norcoreanos, seis hombres y una joven, evidentemente la traductora. Los hombres todos siempre vestidos con el mismo traje y las mismas corbatas, y los siete con el sellito de Kim Il Sung en la solapa. Me imagino que era una delegación de alto nivel porque se trataba del Ritz-Carlton. Una noche en que yo venía del bar del hotel con mi pea desinhibidora, subí al elevador y allí estaban los siete, como siempre muy serios e inseparables. Les dije- Hello, I’m Cuban. La muchacha sonrió y les tradujo. Hasta el piso en que bajé, veinte y algo, no dejaron de aplaudirme los siete, muy recatados, sincronizados y en bajo volumen. Yo mudo. Surrealista aquello de verme encerrado en el elevador con aquellos coreanos aplaudiéndome. Ya cuando me bajaba la muchacha me entregó un sellito del Gran Líder idéntico al que ellos llevaban.
    No los vi más pero por dos o tres días siempre miraba alrededor para evitar encontrármelos, ya sobrio yo, y aguantar otra ronda más de aplausos norcoreanos. Todavía conservo el sellito.

  9. F. Hebra dice:

    Les recomiendo una película norcoreana que ha pasado a ser un “cult classic”: Pulgasari, la versión de ellos de una especie de Godzilla. No tiene desperdicio. El director es un cineasta surcoreano que fue secuestrado por la inteligencia de Corea del Norte cuando buscaba a su esposa que había desaparecido (en realidad ella fue el cebo para atraparlo a él). La historia es real, la del director. Fue obligado a hacer varias películas hasta que logró escapar en Viena, adonde lo habían llevado para promocionar el film y la naciente “industria” cinematográfica del país. Pueden verla en varias partes en youtube, escriban Pulgasari y ahí está. Vale de verdad la pena verla, tiene subtítulos en inglés y los diálogos son del tipo de que habla del Llano: ¡ Huyamos como ratas…. !

  10. danielfdezl dice:

    Sobre el ultimo parrafo, te pregunto: …y en Cuba?

  11. Liborio Mendigutía dice:

    Pues yo no estoy de acuerdo. La República Popular Democráctica de Korea es un estandarte de resistencia contra el poder hegemónico del imperialismo, en una era de asqueante globalización que apuesta por entontecer a los humanos para que no podamos pensar. Donde hay hambrunas y crisis de todo tipo es en Miami. Los hermanos koreanos han sufrido un golpe demoledor con la muerte de su líder histórico, pero la marcha continuará siendo indetenible. ¡Abajo el imperialismo y sus acólitos! ¡Viva la Revolución victoriosa de la RPDK y también la bolivariana!
    Por cierto señor Del Llano, ese OLPL a quien usted califica justamente de pederasta, es un enemigo jurado de nuestros hermanos koreanos. Me lo ha comentado en privado. Dígale algo al respecto, ande, con ese humor suyo que lo caracteriza.

  12. Osvaldo dice:

    Liborio, Liborio…..no tienes “gandinga”…..

  13. Augusto Juarrero dice:

    Jajajajajaja Liborio compadre, mira que has hecho reir, jajajaja,
    You made my day bro, jajajajaja

  14. Segundo dice:

    Con un corte muy tropical y caribeño, aquí en Cuba es muy parecido, claro con Salsa, Festivales de cine y Carnavales. Allá es la dinastía IL, acá es la dinastía Castro, aya es abuelo, hijo, nieto, aquí es Big Brother, hermanito y próximamente sobrino. Allá se insultan si limpias tu trasero con la foto del líder, acá no te vigilan a ese extremo tus partes, pero NI SE TE OCURRA comentarlo. Allá es histrionismo desmesurado en los funerales, aquí los 1ros de Mayo y pronto nos graduaremos del ISA, cuando vengan los próximos 2 funerales que están al caer,…. Ya veremos.
    Saludos a Nicanor.

  15. jUAN fERNANDEZ dice:

    ¡¡¡¡ Del Llano si sigues así Nicanor las va a pasar requetemal !!!! y EL GRAN TIMONEL DE LA CAGASTROFE TE VA A ELIMINAR!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s