ÍDOLOS Y RIVALES

Publicado: 24-07-2012 en Sin categoría

 Cuando, con seis o siete años, empecé a escribir mis propias historias, el objetivo era imitar a Verne, Salgari y J.H. Rosny. Leía sus  pintorescos relatos fascinado y seguro de que constituían el non plus ultra de la perfección literaria; así, a los doce ya tenía cuatro novelas y trabajaba en la quinta. Una nueva influencia surgida en el camino era la CF soviética, libros como La nebulosa de AndrómedaGuianeya y La tripulación del Mekong, que en esa época aparecían por la editorial Mir. Ninguno de aquellos frutos iniciales de mi pálido estro ha sido publicado y, créanme, ninguno lo merecía. Este es un mundo mejor sin el relato de las aventuras espaciales de dos niños soviéticos en el siglo XXIII.

 A eso de los quince empecé a escribir cuentos, abordándolos de manera tan empírica en lo tocante a técnicas y estilo como al material precedente. Sin embargo, los modelos mejoraron, y cómo: descubrí las narraciones cortas –y, elemento clave, humorísticas– de Chéjov y Mark Twain, a quienes todavía hoy tengo por los dos maestros supremos en el género. Mis condiscípulos en la Vocacional Lenin acogieron con notable entusiasmo los cuentos del Filo –ese era mi apodo en esa época- y los devoraban apenas manuscritos en aquellas libretas de basta carátula azul o rosado oscuro.

 Años después, cuando estaba absolutamente seguro de que quería ser escritor (aunque eventualmente me ganara la vida en una oscura oficina del Ministerio de Cultura o impartiendo Arte Latinoamericano en la Facultad de Artes y letras de la UH) mi admiración se focalizó en nuevos ídolos, sólo que ahora, por primera vez, el grupo incluía autores locales. Es verdad que desde niño fui un devoto incondicional de Juan Padrón, pero el padre de Elpidio Valdés era entonces caricaturista y animador, no escritor propiamente dicho (lo fue después: por si fuera poco con Elpidio, los Vampiros, los Verdugos y las Historias de la Prehistoria, ha publicado hasta la fecha tres excelentes novelas). Aparecieron en mi vida Roberto Fontanarrosa, Tom Sharpe, Jorge Luis Borges, Milan Kundera y Terry Pratchett, pero también Enrisco y el Yoss (fue, de hecho, Enrisco quien me pasó los primeros libros de Sharpe y del rosarino). No me tenía, ni me tengo, por un conocedor profundo de la literatura cubana emergente, leo sólo a los autores ya familiares o que me recomiendan con insistencia, pero leía todo del Yoss y Enrisco, no sólo porque los disfrutaba, sino para evaluar a su luz mis propias creaciones. Yoss es el mejor escritor cubano de CF que ha habido jamás; la obra de Enrisco (por lo menos la que conozco bien, la que hizo antes de emigrar) es magistral en el terreno del cuento satírico, el pastiche histórico, el apócrifo. Luego conocí a Francisco García, un escritor de Bauta, Lorenzo Lunar, de Santa Clara, y el habanero Jorge Bacallao: tipos geniales, relacionados igualmente con la cuerda humorística, Francisco en el terreno de la historia (su libro Leve historia de Cuba, escrito a cuatro manos con Enrisco, es una joya absoluta), Lorenzo en la narración policial, en tanto Bacallao  maneja el absurdo y la sátira como una versión juvenil de quien suscribe. A los dos primeros he tenido la suerte de prologarles libros, todos me han dedicado textos o citado en ellos, y a menudo tuvieron la gentileza de pedir mi opinión acerca de materiales inéditos.

 La serie de Wilt, de la autoría de Sharpe, en especial las dos primeras entregas (Wilt y Las tribulaciones de Wilt) es exquisita; de él, como de Kundera, aprendí a llevar historias de un principio lógico a una cadena de absurdos sin que sea perceptible el momento exacto en que todo enloquece. Pratchett, con su saga del Mundodisco, crea un mundo plano asentado sobre cuatro elefantes, y estos sobre una inmensa tortuga, como en ciertas cosmogonías orientales, donde todo puede ocurrir… y seguramente ocurrirá, tarde o temprano. Con una cuarentena larga de novelas que se desarrollan en ese universo, Pratchett parece, no sólo inagotable, sino a salvo de la repetición y la decadencia. Borges, bueno, sus cuentos fantásticos resultan insuperables, nadie se le acerca siquiera. Y su compatriota Fontanarrosa fue (es) el mejor escritor humorístico latinoamericano, seguido de cerca por el guatemalteco-mexicano Augusto Monterroso.

 No se trata de rivalidad en el sentido de superar a los modelos: en mi puta vida escribiré como ellos. La cosa es, simplemente, poner la varilla bien alta, aprender de los mejores. En definitiva, como apuntara el propio Monterroso citando al doctor Eduardo Torres, en Literatura no hay nada escrito.

Anuncios
comentarios
  1. Augusto Juarrero dice:

    Coño brother, me trajiste a la memoria las tribulaciones de wilt, uno de los libros que mas he vacilado en mi vida, que manera de pasarla bien en cada pagina. Recuerdo igual “animo wilt”. Tom Sharpe siempre fue uno de mis favoritos.

  2. Juan Pablo Noroña dice:

    Excuse me, pero la de trapo.
    El Yoss es my socio y un escritor admirable… pero Agustín de Rojas forever.

    • Bueno, Agustín era mi socio y tremendo escritor, pero yo prefiero al Yoss, y así podemos seguir hasta la consumación de los siglos.
      Un abrazo
      E.

      • Juan Pablo Noroña dice:

        Y ahorita salta uno que si Daína, y otro que alto ahí Chely Lima, y un tercero la madre pa to el albergue dónde me dejan a Serret…

  3. Alache dice:

    Me quedo con la genialidad y el anticomunismo manifiesto de Kundera y con el fascinante talante y la prodigiosa imaginación del Yoss.

  4. charlitos dice:

    Reconozco que hay genialidades que me son ajenas y no por ello las tengo a menos , pero el cuento “El dia que llovio dinero” del libro Relatos de Pueblo Viejo de Juan Angel Cardi , es sencillamente delicioso . Ahhhhhhhhhhh y bueno , para apretar un poco que me dicen de O Henry y sus cuentos , entre ellos el de “El Pollito Rugless” .

  5. Odraude Onallled dice:

    Eduardo:

    Aunque no tiene que ver con este post, creo te va a interesar esta ponencia sobre el cine cubano:

    http://eichikawa.com/2012/07/la-habana-y-el-hombre-nuevo.html

  6. Liborio Mendigutía dice:

    Oigan, lo del tal Alachito y el Charlitos y el Juarrerito no tiene nombre. ¿Qué límites pondrán a su guataquería para con Eduardo del Llano? ¿Son sus mucamas o qué?
    Juan Pablito, hijo, mira: el Yoss será tu socito fuerte, lo entiendo, pero vaya, eso de que es un “escritor admirable”. Bueno, yo creo que su mejor trabajo fue aquella vez que hizo de guerrero peludo en “Shiralad”, ¿se acuerdan?
    Bien, seguid halando vuestras respectivas levas, si eso os hace felices…
    Partida de mediocres.

    • charlitos dice:

      Señora MIERDIGUTIA , sus excrecencias ano-rectales depuestas aqui , son solo eso , fetidas eyecciones de un sujeto del genero epiceno . Mas claro , por si su ilustracion no le da para entender lo dicho “VAYA A CAGAR A OTRA PARTE”

    • Alache dice:

      Estimado Sr. Liborio Mendingueria:
      Atenta y humildemente reconozco y sobretodo acredito que si Ud. practicara y entrenara para lerdo y frustrado, seria en vano, no puede serlo mas.
      Con todas mis nauseas,
      Saludos.

    • Augusto Juarrero dice:

      Libollo Morrongueria,
      por que todo en diminutivo? por que no tienes cojoncitos para publicar tu nombrecito? ya se que vives en Cubita y tienes un miedito del carajito, pero algun dia tienes que tener genitalitos y dejar la mierdita a un ladito. A proposito LIbollito, cuidate del coleritica o el denguesito no vaya a ser que tu atrofiadito cerebrito se ponga peorsito.

  7. Juan Pablo Noroña dice:

    Liborio: a fuck is not given by me.

  8. Mario dice:

    Alguno de los participantes, incluyendo Eduardo, saben como adquirir un ejemplar (impreso o digital) de “Guianeya”
    Recuerdo alla en los 70’s oir esa novela por radio progreso, creo que a las 12 y media. Me gustaria leerla de nuevo. Tambien recuerdo “Jinetes del Mundo Incognito” otra obra de CF Sovietica la cual me lei cuando tenia 14 años y todavia la recuerdo. Se agradece cualquier informacion al respecto.
    Gracias

  9. Latenta dice:

    De Ídolos y Rivales:
    Primer cubano gana medalla de oro Olímpico en 400 m, natación.
    ! Felicidades ¡

  10. Alache dice:

    Tengo un amigo escritor, le publicaron en Cuba un solo relato, fue un cuento con el nombre -Ruido como de piedras que caen- Editado en la colección Dragón por los 70 en una compilación de cuentos con el titulo de Cuentos Fantásticos, para mi uno de los mejores cuentos de ciencia ficcion cubanos de todos los tiempos, por cierto, hace muy poco fuimos los dos a Cuba y visitamos el restaurante de Kcho, si ese mismo el que acaba de decir en el “parlamento” que los artistas no cobren y que a la gente trabajen o no se les debe cobrar el 100% de impuestos.
    El restaurante maravilloso, todo gourmet y glamour, les dejo el link::

    http://www.revistasexcelencias.com/excelencias-gourmet/gourmet-mirar-todos-lados/viaje/nueva-cocina-cubana-viaje-la-imaginacion-restaur

  11. Juan Pablo Noroña dice:

    Alache, ese cuento yo lo recuerdo, es magnífico, el concepto es aterrador, y ná ni ná, es anterior a Alien por años. Los personajes muy bien delineados, una partía de desalmados cagados de miedo, y el narrador en primera una joya. ¿Ese socio tuyo no escribió más? Tiene que haber escrito más.

  12. Latenta dice:

    Ñooo, entre al link y flipe, ese Kcho es un cara e guagua, ! Alabao ¡

  13. Alache dice:

    Si Juan Pablo, escribe en revistas especializadas sobre gastronomía world wide, lo cual le encanta, de ahí su visita al imperio Kcho, de cualquier manera tuvo la dicha de ser recibido por Bradbury antes de morir y conversaron un par de horas.

  14. Juan Pablo Noroña dice:

    Bueno, que puedo decir, es una pena que ya no escriba CF. ¿O es que simplemente no publica?

  15. gold account dice:

    Hace unos días hablaba aquí del libro “Los archivos literarios de la KGB” de Vitali Shentalinski. Pues precisamente Shentalinski se presenta hoy en la Fundación CaixaFórum de Madrid para dar la conferencia “ La tragedia de la cultura en Rusia: La palabra encarcelada ” como parte del ciclo “Europa eslava y su literatura”. Hora: 19:00 Lugar: CaixaForum Madrid Dirección: Paseo del Prado, 36 Localidad: MADRID Tipo de público: Público General Tipo de actividad: Conferencia Ciclo: Europa eslava y su literatura En un reportaje sobre el escritor en El País se mencionan Algunos casos siniestros [que] bordean también lo grotesco, como el salón literario de Lili Brik, la amante de Maiakovski, un nido de espías donde charlaban y bebían los escritores, y con ellos también Agranov, “el asesino de los poetas, ejecutor del primer marido de Ana Ajmátova y complicado también en el destino de Mandelstam… Lili, cuyo primer marido, Primakov, también había sido ejecutado, lo sabía. Maiakovski y el asesino de poetas eran amigos. Luego también Maiakovski se vio empujado al suicidio. En fin, estaba la fe, la ilusión de estar contribuyendo a crear un mundo nuevo, estaba el autoengaño… La mayoría no eran angelitos ni sólo víctimas. Vivían en un mundo de Dostoievski. Muchos saludaban esas ejecuciones y se hacían delatores para que no se les tocase, y luego se les encarcelaba y pasaban a ser víctimas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s