PECCATA MINUTA

Publicado: 10-09-2012 en Sin categoría

 Hay algo raro en las películas de zombies. Siempre vemos un océano de muertos vivientes contra un grupito de héroes sanos y sucios que se las apaña como puede. Todos los infectados lo fueron en pocos días, como resultado de una epidemia de la que se habla poco o nada. Al parecer, la enfermedad es muy contagiosa: de otra manera no se explica que enfermara el noventa y nueve por ciento de la población. Perdón, sí hay otra manera, y ahí empieza mi problema: cada vez que los zombies tienen la dicha de caerle encima a un humano vivo y saludable, lo devoran, lo destrozan, se lo comen. Entonces, ¿cómo es que aparecen zombies nuevos, cuando resulta obvio que los sobrevivientes, por alguna razón inexplicable, pueden ser toqueteados por los muertos vivos, restregarse contra ellos, ser incluso salpicados con su sangre, y sin embargo permanecerán inmunes mientras no traguen hemoglobina infectada o resulten mordidos? ¿Por qué un exmiembro del grupo de héroes que tuvo mala suerte -y poquísima velocidad- y resultó atrapado permanece lo bastante entero para que el resto de los sobrevivientes lo reconozca al verlo entre la multitud de zombies, por qué sus nuevos cofrades se limitaron a morderlo y no se lo comieron, como hacen con otros desventurados que caen en sus huesudas manos?

 En Hook, de Steven Spielberg, el bebé Peter Pan, todavía en su cochecito, se escapa hacia la isla de Nunca Jamás, donde se es niño para siempre. Bien, pero, ¿por qué, una vez allí, siguió creciendo hasta detenerse en los nueve o diez años que tuvo mientras permaneció en la isla mágica? Si es que en Nunca Jamás el crecimiento cesa a los nueve años, ¿por qué cuando vemos a todos los niños residentes –ninguno de los cuales es un recién llegado- es obvio que tienen edades diferentes?

 Las películas y los libros, incluso los clásicos que admiramos, están llenos de pequeños errores e imprecisiones que muchas veces no son perceptibles a primera vista. En una ocasión leí que cierto estudioso había detectado varios errores graves en Cien años de soledad, la novela de García Márquez. En Citizen Kane, un criado asegura haber escuchado al viejo magnate agonizante pronunciar la palabra Rosebud antes de morir, pero cuando vemos esa escena objetivamente, al comienzo de la película, no es evidente que haya nadie junto al anciano en sus últimos momentos. Es cierto que la escena está resuelta en planos muy cerrados, pero por otra parte el moribundo susurra apenas la palabra, de manera que para escucharla habría que estar prácticamente doblado sobre él, con el oído muy próximo a su boca. Y claro, si nadie la escuchaba toda la pesquisa del periodista se vendría abajo, y no habría película.

 La realidad es a menudo ilógica; el arte no debería serlo. Todo creador busca la perfección, salvo cuando es tan arrogante que la da por sentada. Conseguirla es imposible. Eso no resta mérito a las obras maestras, al buen cine, la buena literatura, la buena música. La frase errar es de humanos no describe tanto una limitación como un privilegio.

Anuncios
comentarios
  1. Charlitos dice:

    Eduardo, coño socio , elevaste el nivel intelectual del discurso y dejaste ”botaos” una pila de aceres .
    Imaginate el dilema , que ahora no saben si eso de Parole parole es una acccion de la inmigracion yuma o palabras en lengua bosquimana .

  2. Liborio Mendigutía dice:

    Eduardo, no, no, no, no… Concéntrate en lo tuyo: Lo tuyo es hablar mal del gobierno, ¿ok? A ver, hagamos una prueba: 1, 2, 3, ¡me gustaría tener una antena parabólica! ¿Se oyó alto y claro?

    • Bróder, debe haber sicoanalistas que accedan a atenderte gratis. Con un caso como el tuyo tendrían la portada de cualquier revista científica.
      E.

      • Liborio Mendigutía dice:

        Honestamente, Eduardo, ¿tú crees que yo estoy loco? Piensa bien tu respuesta… Y gracias por lo de “bróder”.

  3. OtroQueOpina dice:

    Eduardo:

    Para cambiar un poco, porque el tema de este post no da mas, mira esta encuesta hecha por El Pais sobre las mejores peliculas y dinos que tu crees. Estan de finalistas Blade Runner y El Padrino, yo prefiero la primera.

  4. lisuja dice:

    A mi tampoco me gusto ” Juan de Los muertos” 😉 me pareció un intento que se quedó corto en imitar en lo de absurdo y ciencia ficción con un mensaje sobre la situación de Cuba a ” Alicia en el país de Las maravillas ” Una de mis peliculas cubanas favoritas.
    Me gustó la última oración del post.
    Tienes fotos de Como fue la Peña?

    • Pues gracias por lo que me toca: Alicia fue mi primer trabajo (colectivo, pero no menos mío que Vinci) como guionista en el cine cubano.
      No tengo fotos de la peña, se me olvidó tomarlas. En la próxima prometo hacerlas y subir alguna.
      E.

  5. Liz A. dice:

    Hola Eduardo, me llamo Liz y aunque muchas veces nos cruzamos en las calles del prospero Nuevo Vedado, nunca me atreví a acercarme solo para decirte que soy una mas de los tantos admiradores que tienes , que me parecen tan acertadas, certeras tus maneras de decir y de contar que no acabo de reir-llorar mientras leo (que es lo que me pasa con nuestra realidad en general) cuando leo tus post y todo lo que te escribe la gente, me queda entonces este sabor amargo de tantos encuentros-desencuentros entre amigos pero sobre todo la gran contradicción y el amor-odio hacia esa realidad tan difícil de describir, difícil de entender y dejar de sufrir…..

    yo soy hija de una ex periodista de Juventud Rebelde, de Silvia Freire, quien en su momento les vendió?? al grupo (Nos y Otros) un acordeón o guitarra, no recuerdo bien, ambos instrumentos estaban en la casa, yo era muy joven en ese momento, estudiaba diseño grafico y no estuve al tanto de la “transacción”… en fin, he visto creo que todos los cortos de Nicanor y siempre he estado al tanto de tu trabajo.

    estoy en Paris hace cuatro meses con mi hija, a donde venimos todos los años hace ya casi 15…he visitado tu sitio en varias ocasiones y siempre me regalo un buen rato de lectura cercana…..en una semana regreso al barrio para que la beba empiece la escuela y nada, q cuando te vea tal vez me aventuro y algo te comento…gracias por tanta lectura refrescante… y mucha suerte!!!!!

  6. Paola Torres dice:

    Por ejemplo en la película Vence tenemos música barroca en pleno Medioevo y dibujos grotescos fabelianos en pleno renacimiento, nada es perfecto.

    • Paola, la película se llama Vinci, y puede que tenga algunos errores, pero en todo caso no los que señalas. Para empezar, no puede ser a la vez en el Medioevo y el Renacimiento, ¿verdad? Por demás, ni la música es barroca (aunque es cierto que tiene guiños musicales a otras épocas, una guitarra eléctrica, una armonía moderna aquí y allá, pero con sabor renacentista predominante) ni habla mucho a tu favor que ignores que Leonardo, años después, hizo muchísimos dibujos grotescos; sin ir más lejos, una serie de rostros humanos animalizados.
      Estudia.
      E

  7. Paola Torres dice:

    años despues, tu mismo lo dices. yo lo veo muy joven en Vence.

  8. Paola Torres dice:

    Medioevo Comprende il periodo dal V secolo al XV secolo

  9. Paola Torres dice:

    Leonardo di ser Piero da Vinci 1452 – 1519

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s