DE PALO

Publicado: 02-10-2012 en Sin categoría

 He dicho antes que me gustan las malas películas, aquellas que de tan burdas devienen joyitas de coleccionista. Muchas son de ciencia ficción, realizadas en los años 40 y 50, cuando el género conoció un auge que trajo a la luz maravillas como Teenagers from outer spaceCat women of the moonBride of the gorillaThe beast of Hollow mountain (que enfrentaba dinosaurios y vaqueros), Robot monster (con un extraterrestre vestido de gorila y con un casco por única prenda) y la inigualable Plan 9 from outer space de Ed Wood. Décadas posteriores trajeron las ouvres de Ishiro Honda: GodzillaGorathLatitude zero, la increíbleCannibal women in the avocado jungle of death y mi favorita, la reina de todas, Attack of the killer tomatoes.

 Ahora bien, esas películas son malas desde cualquier punto de vista, y si me fascinan es porque la chapucería de que hacen gala termina resultando divertidísima. Eso no significa que, sólo por cargar con la culpa primigenia de haber sido producidas antes de la era digital, todas las historias con monstruos, decorados fantasiosos y efectos especiales basados en la física sean inferiores a las de hoy y deban ser consideradas con paternalismo y sonrisitas burlonas. Sin ir más lejos, la King Kong de Schoedsack y Cooper, de 1933, es infinitamente superior a los remakes de John Guillermin (con una debutante Jessica Lange) y Peter Jackson (con un imperdonable Jack Black).

 Hace un tiempo vino a mi casa uno de esos tipos a los que uno llama cuando necesita reparar algo en el ordenador o comprar con urgencia una pieza de repuesto. Era un chico de unos veintidós años que, mientras hacía con presteza lo que le pedí, echó una ojeada distraída a lo que yo guardaba en el disco duro, y se quedó muy sorprendido cuando vio que tenía cosas de Chaplin y de Laurel y Hardy. ¿Esas son películas en blanco y negro, silentes? me preguntó con la fascinación de quien recién conoce a alguien que duerme en una cama de clavos. Sí, y no necesariamente, le contesté. El tipo me miró raro, y para hacer conversación añadió que él mismo había visto hacía poco una película muy vieja… de cinco o seis años atrás por lo menos. Y que le gustó, pero que los efectos especiales le parecían de palo. Indagué; la película resultó ser Alien, de Ridley Scott.

 Vértigo, de Hitchcock, es una pieza inagotable. Aun teniendo una buena copia en DVD, hace un tiempo fui a la Cinemateca a verla en comunión con otros devotos… y no faltó el comemierda que rió con los efectos de la caída y las alucinaciones del personaje de James Stewart. Como si la historia del arte –y la tecnología- no existieran, como si en cada momento no hubiera un state of the art y sólo el presente, moviéndose como el haz de una linterna sobre la pared de una cueva, legitimara calidades y saberes.

 Gente como Ray Harryhausen en Estados Unidos o Karel Zeman en la antigua Checoslovaquia eran auténticos artesanos que enfrentaban retos para llevar a la pantalla criaturas de fantasía, para transportarnos a otros mundos y otras épocas sin otros recursos que su imaginación, algunas maquetas y efectos ópticos. (El maestro fue, desde luego, Georges Mėlies, a quien mucha gente vino a descubrir ahora con Hugo, de Scorsese). Coppola concibió su extraordinaria Drácula sin efectos digitales, centrándose en el maquillaje y los efectos ópticos tradicionales. En un mundo devorado por el 3D, Coralina, todo lo de Aardman y el corto cubano20 años son apuestas por la animación en stop motion a la vieja usanza. No digo que la imaginación y el talento no sean igualmente importantes a la hora de usar las herramientas digitales; mi punto es que la historia del cine no empezó con los Óscars de este año, y desestimar a los clásicos porque los efectos parezcan de palo es más o menos como echar a Mozart a un lado porque compuso antes del invento de la guitarra eléctrica.

Anuncios
comentarios
  1. Samuel Smith dice:

    Los clásicos del cine perduran por el genio de sus autores, las grandes actuaciones de sus artistas y la creatividad de sus directores. Los efectos digitales modernos embellecen y potencian las posibilidades de crear mundos fantásticos, animales de galaxias, e imagines increíbles y bellas. Pero si no hay talento, un buen guión y una regia actuación el resultado final será un filme aburrido llenos de luces y efectos especiales. Por eso, películas como la Quimera de Oro, Tiempos Modernos, El Chicuelo, El Pirata Hidalgo, Casablanca, entre otras, son eternas, obras de artes imperecederas hechas por genios del septimo arte.

  2. gnapse dice:

    Soy fan del cine clásico, aunque no puedo dármelas de gran conocedor. Pero por omisión estoy parcializado hacia lo “viejo”. No tengo 22, pero con 33 años sigo siendo un espécimen raro, pues la mayoría de los de mi edad no piensan así, y consideran que “It happened one night” no puede ser una buena comedia romántica con esa palidez. Me gustó mucho el post y que abordaras este tema.

    Saludos,
    Ernesto

  3. Charlitos dice:

    Mi bodrio preferido es LIMONADA JOE , un estupido pero muy divertido filme Checo de los años 60’s

  4. silver price dice:

    Sólo Evita impide calificar a todas las películas en las que Madonna interviene como, digamos, difíciles… pero de todas, está es la peor. Seguramente también es la peor que nunca haya interpretado Sean Penn, que con los años se ha convertido en el mejor actor de su generación. No hay por donde cogerla, no se salva ni el vestuario. Es del mismo año en que Madonna saco el primer disco que realmente reventó ventas : True Blue.

  5. F. Hebra dice:

    Una de mis preferidas es The Day The Earth Stood Still, creo que en Cuba la vimos en traducción literal como El día que Paralizaron la Tierra. Coincido con que The Attack of the Killer Tomatoes es una joyita que nadie puede ignorar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s