GAY

Publicado: 30-10-2012 en Sin categoría

 Cuando estudiaba en la Vocacional Lenin, en la segunda mitad de los setenta, las expulsiones de homosexuales constituían todo un espectáculo. Algunos adolescentes buscaban la forma de no salir de pase el fin de semana, de quedarse encerrados por cualquier leve indisciplina, para tener toda la escuela para ellos y poder materializar a escondidas sus fantasías. Con todo, a menudo eran descubiertos, y ahí venían la expulsión casi inmediata, el abucheo, el acto de repudio (con otro nombre e idéntica sustancia) en que la violencia estaba no sólo justificada, sino bien vista. Los padres -apelando al ideal comunista o a la hombría de barrio, según su comunión- preferían un hijo muerto antes que uno invertido, y cazaban cualquier gesto o entonación amanerada que se te escapara. Maricón y mariconada trascendían el significado de género para denominar a un tipo miserable y sin principios, y acciones de este corte; maricón era el insulto supremo.

 Por otra parte, aunque la represión fue dura por acá, con la UMAP y el Congreso de Educación y Cultura del setenta y uno, hay que decir que no sólo en Cuba la homosexualidad era considerada una enfermedad vergonzosa, una especie de gonorrea del espíritu. En el cine norteamericano, los homosexuales siempre eran motivo de burla y terminaban mal. Se les mostraba llevando una vida abyecta y soterrada que los arrastraba y de la que no tenían fuerzas para salir; dicho de otro modo, era culpa suya, de su debilidad, de su falta de firmeza. Personajes del showbiz como Rock Hudson y el británico Brian Epstein tuvieron que esconder sus apetencias para rehuir el escándalo. Milk, de Gus Van Sant, refleja una realidad de bares clandestinos, redadas e intolerancia, y muestra que no fue hasta finales de los setenta que el movimiento gay norteamericano obtuvo sus primeras victorias.

 No creo, como sostienen algunos, que la sociedad cubana haya dado un bandazo al polo opuesto y ahora haya demasiado exhibicionismo gay, demasiado mal ejemplopara los niños y jóvenes. No estamos resignándonos a convivir con bichos raros; simplemente nos vamos acostumbrando a coexistir con la diferencia en el terreno sexual, como algún día lo haremos en el político.

 Recuerdo haberme detenido hace años frente al David de Miguel Ángel, allá en Florencia, y sentirme nervioso –y por ello culpable- ante su tranquila belleza. Los hombres crecimos con ese tabú, y buscamos toda suerte de frases oblicuas para referirnos a la apostura masculina, frases que ocultaban cualquier atisbo de flaqueza:fulano es bonitillotiene la jeta fáciles de cara tranquila, o todo lo contrario, tiene tremenda indisciplina en el feis. Como si encontrar bello a un individuo de tu propio sexo implicara automáticamente el deseo de saltarle a la bragueta. Yo no soy gay, nunca lo he sido y no creo que vaya a cambiar en el futuro, pero desde mi punto de vista, quien tiene un problema realmente serio es el tipo que diga que le da exactamente igual contemplar a Sting que a Machado Ventura.

Anuncios
comentarios
  1. Jajajaja por el final. Saludos

  2. Sofia dice:

    Siiii, el final. Jaja

  3. Raissel dice:

    Este post como todos, es interesante, educativo y refrescante de leer. Sin embargo, la última frase es cuando menos, genial jejejeje.

  4. Samuel Smith dice:

    ¡Apretaste, Selena! – Como el cuento del guajiro.
    Ahora me hiciste recordar el cuento del borracho y el cura en un pueblo del interior por los años 70’s. El borracho -que venía con tremenda juma- se encuentra al cura a la salida del pueblo y empiezan hablar de la creación. El cura enfatizaba que todo había comenzado con Adán y Eva, el borracho afirmaba todo lo que decía el párroco con tanto júbilo que hasta lo abraza. En ese momento se da cuenta que el secretario del PCC municipal los está escuchando sigilosamente. El borracho ni lento ni perezoso le dice: Si Padre, Dios creó al hombre pero muy importante con la ayuda solidaria del pueblo soviético. O sea, hablas de la injustificada represión a los homosexuales y de la UMAP, pero como para que sea tolerable tu critica, hablas de la represión a este grupo en la sociedad americana. No obstante, me gusto muchísimo tu análisis.

  5. Erick Dovale dice:

    Genial la frase final. No podria ser mas elocuente.

  6. Liborio Mendigutía dice:

    Cuidadito, del Llano, cuidadito… métete con la cadena pero no con el mono. El comentario relativo a vicepresidente cubano sobra.
    Ah, y sobre la aceptación de las diferencias, mira, en este país se acepta sin reparo cualquier diferencia. No solo sexual sino también política. Fíjate: puedes manifestarte a favor de todas las decisiones gubernamentales y también tienes la opción de quedarte callado. ¿No te basta? ¡Ambicioso!

    • Camilo J Marcos dice:

      No se por que dices eso. La verdad es que Machadito es uno de los personajes mas sexis del buro politico….ese cabello, y esa estatura….hum!!!!

    • Laura Elena Vidal Díaz dice:

      ¿Encima hay que tener cuidadito en un blog donde se dejan las opiniones más personales con absoluta libertad? ¿Hasta cuando gente como usted, Liborio, va a levantar su dedo para decir: cuidadito? ¡Tenga cuidadito usted con esas actitudes que, gracias a Dios, bien poco le quedan! NO creo que sobre el comentario sobre el camarada Machado Ventura. Entre otras cosas porque no se meten con lo que más a usted le preocupa (su inmaculada moral) sino con su cara de ratón de laboratorio que no se la borra ni Dios. Es usted un mentiroso al decir que en este país se acepta sin reparo cualquier diferencia. ¿En qué cápsula vive usted que no le permite ver que aquí las diferencias de ninguna índole se soportan? En este país unidireccional la diferencia en todo molesta, se multiplica por cero. Vaya dos opciones que da usted: Aceptar o callarse. ¿Eso qué es? ¿Y si piensa diferente no puede hablar? ¿Usted sí? Pues ambicioso es usted. Y además de ambicioso un mentecato y un caradura. Menos mal que la apertura llegará y actitudes totalitarias como la suya quedarán en lo más lamentable y por suerte olvidado de nuestra terrible experiencia de hoy. ¡No le queda nada!

  7. Eduardo,
    Coincido parcialmente contigo cuando dices que “nos vamos acostumbrando a coexistir con la diferencia en el terreno sexual, como algún día lo haremos en el político.” La sociedad cubana de los años setenta no era muy diferente a la de otros países occidentales en su aceptación de la homosexualidad, aunque habría que diferenciar la intolerancia social y las políticas de Estado, que son ya otra cosa, u otro nivel de la cosa. Los cubanos no estábamos acostumbrados a “coexistir con la diferencia en el terreno sexual” en 1970, como tampoco lo estaban nuestros padres o abuelos en 1940. Pero apenas uno repara en esa misma fecha, 1940, comienza a descoserse la analogía entre lo sexual y lo político. Porque los cubanos que eligieron delegados para la Asamblea Constituyente de 1940, y los delegados que redactaron, discutieron y aprobaron la Constitución de 1940, ya estaban acostumbrados —o al menos acostumbrándose— a convivir con la diferencia política. Repasa la diversidad ideológica de los constituyentes del Bloque Gubernamental de Batista, que incluía lo mismo al comunista Juan Marinello que al liberal Orestes Ferrara o al nacionalista Simeón Ferro Martínez; o la del Frente de Oposición, donde estaban los auténticos Chivás y Grau, los abecedarios Martínez Sáenz y Mañach o el republicano Carlos Márquez Sterling. Muchos de los debates de aquella Constituyente se pueden leer aún hoy como modelos de intercambio público civilizado entre personas con abismales diferencias políticas. No intento venderte el puente de una Cuba perfectamente democrática en 1940 ni negar el papel de la violencia, el autoritarismo, el machismo, la corrupción y otros males en la cultura política cubana de la época, simplemente reconocer lo obvio: la norma social aceptable era la coexistencia con la diferencia, no su erradicación. Su erradicación era un crimen. Y eso cambio diametralmente a partir de 1959, cuando se criminalizó y penalizó la diferencia, algo que ni siquiera intento Batista con su golpe de estado mierdero. A los cubanos nos ‘desacostumbraron’, a sangre y fuego, a buchito de agua y patata por culo, a expresar nuestras diferencias políticas. A partir de 1959, todo el mundo tuvo que remar parejo para salvar la cabeza. Y eso no fue la expresión política de una vigencia social, eso fue la imposición ortopédica del Estado sobre la sociedad, obra de un gobierno personalista y sus fanáticos. La sociedad, me atrevo a afirmar, nunca perdió la costumbre de respetar la diferencia política, como tampoco la de comprar y vender casas o carros, entrar y salir del país o tener su propio negocio. Por eso, cada vez que el gobierno ha despenalizado una de esas ‘costumbres’, la sociedad ha acogido la medida como una liberación. Y así sucederá seguramente si se despenaliza la diferencia política. En fin, que en lo sexual, el estado cubano y la sociedad han estado más o menos a tono. En lo político, no. En lo político, el Estado continúa reprimiendo a la sociedad y es mucho más reaccionario que ella.
    Saludos,
    Jorge

  8. […] Tomado del blog de Eduardo del Llano […]

  9. Nelson. dice:

    ¿ Machado Ventura ó Machado y Ventura? (Gerardo Machado y Morales y Esteban Ventura Novo)

  10. Salvo el chiste final, muy bueno, se trata de una nota políticamente correcta para los tiempos actuales. Por razones más políticas que médicas La homosexualidad está siendo retirada de los catálogos de Trastornos mentales en todo el mundo, con excepciones como la Rusia de Putin, donde por el momento “los putos no pasarán”, como tampoco irán a Irán. Mientras se siguen castigando o intentando curar otras parafilias cuyos practicantes y activistas ya están reclamando la misma aceptación que los homosexuales, me refiero a los bestialistas y a los pedófilos por citar los casos más conocidos.
    Así mismo hay una tendencia a criminalizar la heterosexualidad colgando el cartel de homófono a todo el que intente crear modelos de ese comportamiento sexual para sus hijos
    Así se mueve la sociedad global y Cuba no puede escapar a ello, como expresa este texto.
    Ayer lo avanzado era defender el derecho del homosexual a no ser criminalizado, hoy la ruptura está en defender la legitimidad de la heterosexualidad frente al embate de la cultura gay y la agenda mundial homosexualista.

  11. […] con sumo interés el artículo “Gay” publicado por Eduardo del Llano en su blog. Salvo el chiste final, muy bueno, se trata de una nota políticamente correcta para los tiempos […]

  12. EZapo dice:

    Geniiiiiiioooooooooooooo! Ja, ja, ja. Hace rato no tenia un desayuno con tanta risa!!!!!

  13. Alache dice:

    Como se te ocurre Eduardo comparar a Sting con el Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y 2do Secretario del unico Partido, si de belleza se trata, por supuesto que prefiero mirar mil veces a Machado Ventura, sobre todo antes de usar la anorgasmica gorrita de pelotero y usaba aquel glamouroso bisogne de pelo para el otro lado.

  14. Camilo dice:

    No es justo comparar al viejo Machado Ventura en su condicion actual. Alguien tiene una foto de cuando era joven?

  15. […] Por: Eduardo del LLano […]

  16. Augusto Juarrero dice:

    de joven estaba en llama camilo, recuerdo como se tiraba el pelo de la oreja izquierda fuertemente hacia el craneo pues estaba acomplejado de su temprana calvicie. realmente siempre estuvo bastante insingable el viejuco . La frase final esta sencillamente fuera de serie; aun me rio, jejejeje

  17. pepe dice:

    perron tu comentario, duro de verdad, la pepa

  18. Elio dice:

    Del Llano cuando estudiabas en la Lenin tu defendiste algun gay que iba a se expulsado?? acaso solo te quedaste callado, no queremos pensar que fuiste de los inquisidores… aunque a veces cuando callamos es igual. Me molesta como narras desde una esfera de cristal.

    • Elio, cuando yo estaba en la Lenin, de 1974 a 1980 (de los 11 a los 17 años) creía que a los maricones había que expulsarlos. Era lo que nos enseñaban, que la homosexualidad era incompatible con la moral socialista. No fui inquisidor, ni tampoco escribo desde una esfera de cristal. Como casi todo el mundo, con el tiempo fui comprendiendo lo erróneo de aquella ética.
      E.

      • Elio dice:

        Yo fui inquisidor, nunca me lo perdonaré.. buen post

      • Omar dice:

        Esta te quedo valiente.

        Saludos,

        Omar

      • Ernesto dice:

        Hay que tener huevos pa responder asi, que es la pura verdad. Todos rechazabamos los homosexuales y no pasaba solo en Cuba pasaba en casi todo el mundo.

  19. cuco dice:

    no me cuadra la conexion de machado ventura al final en un post sobre los gays. que quieres decir, que machado ventura es maricon?? jaja

  20. A mi no me crean, pero dicen las malas lenguas que en la Sierra Maestra dormían, por orden de presentación, en sus hamacas: Raúl Castro, Machado Ventura y Vilma Espín. Era la forma de que no hubiera revoltura porque aún no se habían casado. Pero me surge la duda ¿y un trío?

  21. OsoMichuacano dice:

    !Cuidado Eduardo, mucho cuidado!

    Del que te burlas es el Fouche cubano, siempre ha estado, mandarria en mano, haciendo el trabajo sucio del los hermanos malos. Te puede barrer de la faz de Cuba sin pensarlo mucho, como hizo con personajes mas poderosos como Aldana, Robertico, Felipe, Lage y otros muchos de los que recordarme no quiero.

  22. toledano dice:

    jajaja machado ventura es la reprobacion del amor mundano. En buen cubano esta insinglis!

  23. Carbó dice:

    ¡Qué me incumbe a mi si Eduardo es gay o le gusta el sado-maso! Que él tenga que aclarar su preferencia da a entrever lo que todavía hay por recorrer.

    Ojalá que “irse acostumbrando a coexistir con la diferencia” no sea el único camino para salir de esa oscuridad. Con una estrategia tan pasiva, ¿cuando se hará costumbre oir con respeto al contrincante político? Tenemos que proscribir la intolerancia a derechos tan elementales para vivir mejor.

  24. Gonzalo dice:

    Caballeros, si Machado Ventura es maricón, es asunto de el y de Lazo, hay que respetara los prójimos.

  25. Asirys dice:

    jajajjajjajajja 😉

  26. Macho chevere dice:

    jjajaja estuve moviliado en labores agrícolas por dos semanas.Machado Ventura estuve allí unos días..y créeme que de verle la cara ,estuve varios días con pesadilla

  27. tato dice:

    Bueno, por ahí se empieza, haciendo estas reflexiones…

  28. César Rodríguez dice:

    ¡JA JA Esa es buena!, Machado Ventura siempre ha estado preso por el rostro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s