LOS MALOS SUBTÍTULOS

Publicado: 16-04-2013 en Sin categoría

 Hace poco empezó acá en la Habana el XVI Festival de Cine Francés, con la presencia de actores como Pierre Étaix y Sandrine Bonnaire. La noche del 12 de abril, durante la inauguración, pasaron Intouchables, de Eric Toledano y Olivier Nakache. Yo había tenido la suerte de ver la película con anterioridad, en DVD, mientras la copia exhibida en el Chaplin era en 35 mm. Bueno, esta vez la traducción era absolutamente diferente. Recordaba muchas situaciones y algunas frases, y los subtítulos decían otra cosa que a menudo ni siquiera equivalía a la versión primera. Claro que esto no está mal per se: ninguna traducción me pareció obviamente peor que la otra, y en definitiva también existen numerosas traducciones de cualquier texto literario, que los especialistas cotejan y jerarquizan ad infinitum.

 Pero hay una amenaza mucho más oscura, una conspiración contra el espectador inocente. Veamos: en su novela Lo demás es silencio, Augusto Monterroso atribuye al pintoresco intelectual provinciano Eduardo Torres el divertidísimo artículoTraductores y traidores, donde se afirma que

 Después de largos años de experiencias mezcladas con no pocas satisfacciones de toda especie, a estas alturas nadie ignora ya que traducir es tal vez –y aun, para no exagerar, sin tal vez- de todas las ramas que abarca la curiosa mente humana, si no la más difícil sí una de las menos fáciles. Traduttore traditore, se dice oscuramente en italiano. Nada más claro, en verdad, pero, ¿hasta qué punto? (…)

 El estilo imposible de Torres me recuerda, más que nada, los subtítulos de ciertas películas, fruto de un traductor automático o perpetrados por alguien con una noción muy especial de la gramática y la lógica discursiva del castellano.

 Consumo mucho cine. Es raro el día en que no vea tres o más largometrajes, y la semana en que no pasen por casa uno o más socios con doscientos gigas de material nuevo en un disco duro. De cuando en cuando encuentras una joyita que buscabas hacía tiempo, y entonces te topas, horrorizado, con una de estas anomalías:

1- Los subtítulos están adelantados o atrasados. Tienes que llevar un complejo cálculo mental de quién habló ultimo y decidir cuál de las líneas que aparecen medio minuto después corresponden a la muchacha, cuales al tipo y cuáles al asesino.

2- Los subtítulos son incomprensibles. Un par de sencillos ejemplos: en mi versión de Black gold de Jean Jacques Annaud, un personaje dice: Hagan copias de seguridad a las mujeres. Genial. Me encantaría que me explicaran el procedimiento, de verdad. En otra película alguien extiende un papel y conmina gravemente a su interlocutor: ponle el sello al documento… pero el traductor automático se fue con la acepción errónea de seal y nos regaló ponle la foca al documento.

3- Hay dos o tres bloques de subtítulos: en español, en francés… e, inesperadamente uno en árabe o en chino. En lo que buscas el tuyo se te fue la escena.

4- Los subtítulos están adelantados, son incomprensibles… y además vienen empotrados en la imagen, no puedes quitarlos, de manera que lejos de aclarar distraen, no te permiten echar mano a tu inglés (o el idioma que sea) y concentrarte en lo que hablan los personajes.

 Cualquiera que sea la mente diabólica que está detrás de eso, vaya, como diría el encargado de Aquí no hay quien vivaun poquito de por favor…

                                                                                      (15 de abril, 2013)

Anuncios
comentarios
  1. Grimmjow dice:

    Es lo malo de estar “al día”. Si no me equivoco, muchas de esas películas deben ser “camrips” (un tipo que lleva su cámara al cine y las graba) y luego alguien las subtitula.
    Para poder ver películas con subtítulos decentes, es mejor que la fuente sean los DVD o BluRay, pero esos salen meses después del estreno, y el riesgo de spoilers es alto.

    • Raul dice:

      Ni tanto, yo he comprado DVD originales y también vienen, a veces, con problemas. Recuerdo, por ejemplo un DVD que tengo de la serie Dr. House, que en una escena House dice una frase en fransés y en los subtitulos apareció “hablando en español”. Además hay compañías enteras, como Magnolia, que han tenido problemas por lanzar DVD a la venta con los subtitulos puñeteramente malos.

  2. Rodríguez dice:

    La semana pasada estuve tremendo tiempo tratando de descargar unos cuantos subtitulos para iunas películas de Jarmusch que me llegaron. Por cada película tuve que bajar tres o cuatro paquetes y revisarlos, comparar el numero de líneas… en fin un trabajito realmente agotador.
    después de quedarme con los mejorcitos y viendo una de las películas tuve quee aguantar que un personaje dijera “Right” y en los subs apareciera “Derecho” cuando lo que iba realmente era correcto.

  3. Rodríguez dice:

    Eduardo ¿no piensas publicar nada nuevo en la sección de literatira?

  4. Opinante dice:

    El autor menciona problemas con diferentes causas. Las traducciones inexactas no profesionales hechas por robots mediante reconocimiento de voz; la desincronización, que casi siempre responde a la falta de recursos de la computadora que hizo el trabajo, o falta de instrucciones en el MMX del procesador, que afecta la base de tiempo, insertando con errores en la mezcla del BUP con el VOB en la computadora que está reproduciendo, si es un sistema de subtitulado en files separados. Y otro largo etcétera de causas técnicas.
    El uso de DVD o Videos de marcas y orígenes confiables eliminan estos problemas de amateurismo.

  5. Raúl dice:

    Eduardo, tu escrito me trae un par de recuerdos de cuando estaba en Cuba. Me acuerdo que yo mis socios estábamos calleándole atrás a lo que solíamos llamar, buen cine, y que tan difícil puede ser encontrarlo en la isla si no sabes en donde buscar, y me encuentro con una copia, con tremenda calidad, de Breaking the Waves, de Lars Von Trier. Tengo que decir que este danés es uno de mis favoritos y da la casualidad que la película venía sin subtítulos. Al principio, como era en inglés, pensé que podía devorarla así mismo, pero en cuanto vi la primera escena de Emily Watson hablando con el miembro de la iglesia acerca de sus deseos de contraer matrimonio con Stellan Skasgard y oí aquel inglés más parecido al alemán, comprendí que necesitaba subtítulos. Ahí comenzó la segunda cacería y recuerdo que al final los conseguí con un amigo que vivía aquí en lo EUA que me los mando por correo, lo que pasó con los subtítulos fue que eran de esos que vienen divididos en dos para videos en la misma situación y el video que yo tenía era en una sola pieza, o sea que en los primeros minutos de película salían dos subtítulos en la pantalla y después de la mitad de la película no había ninguno. Esto se soluciona fácil con un programa que te corre automáticamente el tiempo de aparición de los subtítulos cuando tú los unes pero yo no tenía ese programa (lo conseguí después), así que me sentía como un fumador sin fosforera, tenía una película que tenía ganas de ver y no tenía los subtítulos para entenderla, entonces me di a la tarea de cambiar el tiempo de aparición de la segunda mitad de la película a mano en un Wordpad y así lo hice hasta que par de días después pude, por fin, ver la película, está de más decir que esta gracia por poco me cuesta el divorcio. La otra historia que recuerdo fue que fui a ver Quemados por el sol, de Nikita Mikhalkov, al Chaplin. Yo no sé qué pasó ese día en Chaplin, pero aquellos subtítulos no tenían ningún sentido y si hubiera sido una película en inglés algo siempre se coge, pero en ruso?, nada que salí aquel día del cine con ganas de matar a alguien por culpa de “Los malos subtítulos”.

  6. F. Hebra dice:

    Conozco a alguien que se ganó la vida por unos meses haciendo “freelance” subtitulando películas. Simplemente usaba el “utility” Translate de Google; que funciona, más o menos, con palabras aisladas como si fuera un diccionario. Lo echaron después de muchas quejas.
    En España, donde el sindicato de doblaje es muy fuerte, es donde se puede mejor disfrutar de tantas meteduras de pata. Ver allí una versión subtitulada es difícil pues el doblaje es una tiranía impuesta por ese sindicato. Siempre me ha llamado la atención que aquí en EEUU las películas de habla no inglesa son subtituladas y no dobladas, a pesar del apego estadounidense a la comodidad.
    Eso sí, muchas películas escocesas e irlandesas son subtituladas pues no hay quien las entienda.
    Los campeones son los mexicanos con su mojigatería al subtitular: “fuck” es siempre “hacer el amor”, “asshole” es “impertinente” y “faggot” es “homosexual” y hasta he visto “desviado sexual”. En fin, el mar…

  7. F. Hebra dice:

    Quise escribir “fagot” y no “faggot”.Sorry.

  8. jeremy dice:

    por cierto la pelicula intouchable que menciona eduardo es una joya, la recomiendo. lo unico que no me gusto es que el personaje principal lo interpreta un moreno cuando en la vida real es un senor marroqui. saludos.

  9. F. Hebra dice:

    A mi me gustó Intouchables, aunque creo que se le va un tanto la mano en el tono virtuoso, piadoso. Una apreciación muy personal, tengo problemas con ese tipo de obras con “mensaje edificante”.
    Saludos

  10. rubenr25 dice:

    Y ¿que me dicen de las peliculas chinas (onda artes marciales, etc) que son dobladas al ingles y luego subtituladas al español?

    Da gusto verlas. Si sabes algo de ingles y de español (yo el ingles lo hablo pero no lo entiendo) se convierte la pelicula de accion en una comedia.

    • Raul dice:

      No, que me cuentas de las peliculas chinas dobladas al español en España, que de pronto te encuentras a Chang o a Lee diciendo ” joder tio, que te doy un porrazo”

  11. cubana1960 dice:

    Puès yo tifo por los sutotìtulos, que a pesar de los errores ya mencionados, almenos puedes escuchar la voz real de los actores y no las del doblaje con acentos improbables de los paises de origen de los actores que doblan …

  12. Anon dice:

    De entrada yo no veo películas dobladas, ver una pelicula doblada eso es como comprar un dulce fino y a la hora de servirlo echarle almibar de azucar prieta por encima.

    He chocado demasiadas veces con todos los problemas que se mencionan en el post, aunque en general los logro sobrellevar usando aplicaciones de edicion de subtitulos. Cuando vivia en Cuba, me encontre alguna que otra vez subtitulos retocados por mi en la TV, sobre todo en el programa “X distante” del Canal Habana.

    Un par de consejos simples:
    – Los subtitulos .srt (basados en time-stamps) suelen tener menos problemas de sincronia que los .sub y familia (basados en frames). La razon es que no todas las copias de peliculas tienen el mismo frame-rate, y si ves una copia de una peli a 25 fps con un subtitulo .sub que fue hecho para una copia de 23 fps, los subtitulos se te van a acabar como 10 min antes de que se acabe la pelicula.
    – No todas las copias de pelis que uno “se encuentra” por ahi son cortadas de la misma forma, por lo que puede ser que una copia tenga 10 segundos de silencio al inicio y otra tenga solo 3. Esta diferencia es facilmente ajustable con una aplicacion gratuita que se llama VobSub, con la cual uno puede desplazar todos los subtitulos de un golpe con solo editar el tiempo de uno de ellos. Por ejemplo si aparece en el VobSub : 00:01:30 “Buenos dias”, y sabemos que esa frase se dijo en el minuto 3 en la copia q tenemos, ponemos 00:03:00 Buenos dias y el VobSub ajustara el resto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s