MENDIGOS

Publicado: 22-10-2013 en Sin categoría

 Una canción del prematuramente desaparecido trovador Jorge García hablaba de los mendigos nuevos. Comenzaba con una grabación realizada in situ a un percusionista indigente que a menudo se apostaba en la parada de Coppelia a ejecutar su música con latas y tapas de tachos de basura para, con suerte, ganarse unos centavos.

 Personas que viven al margen, vencidos, durmiendo en portales y estaciones, existen en toda clase de sociedades. Ahora bien, la nuestra pasó de ser la que más iba a preocuparse por los humildes a mirar a otra parte y fingir que no están ahí; dicho de otro modo, parece que nuestros menesterosos no le importan a nadie. Para cierto discurso, es como si su lastimoso estado fuese exclusivamente culpa de ellos. Y eso es inaceptable porque si el individuo puede darse el lujo de ser mezquino, el Estado no. ¿Para quién queda el bien común si de él se excluye a los incómodos?

 En una ocasión presencié cómo los vecinos de un elegante edificio del Vedado llamaban a la policía para que se llevara a un desventurado que llevaba días durmiendo a la entrada del sótano. A ninguno se le ocurrió ayudarle; a todos les molestaba. De mi infancia recuerdo la crueldad con que la gente se burlaba de los locos que deambulaban sin rumbo fijo, hablando para sí, sucios y perdidos. Frente a mi primaria solía pasar una mujer negra de cierta edad –o eso me parecía entonces, tal vez no rebasara la treintena- a la que llamaban Tabaquito; los niños se arracimaban para gritarle y enfurecerla. Ahora, Manolito es un loco joven que pasea por el Vedado cantando y conduciendo un auto imaginario. La gente se burla igual, se cree mejor.

 Piden dinero, soportan ferocidad e indiferencia, beben, rebuscan en la basura; los más emprendedores venden latas. ¿Son estos técnicamente mendigos o no? ¿Lo son las mujeres que corren con un niño en brazos hacia el grupo de turistas? ¿Lo son los ancianos que venden maní? En ciertos casos resulta difícil saberlo; con todo y lo dramática que resulta su existencia cotidiana, lo peor no son los pordioseros, sino cuán indistinguibles de ellos nos vamos haciendo los ciudadanos corrientes. Entre un vecino de cualquier cuadra cubana y un pobre diablo que duerme en la calle hay una línea cada vez más fina y desdibujada. La gente no da limosnas sólo porque su corazón se haya endurecido, sino porque lo que lo separa del indigente es apenas que uno de los dos está tumbado y el otro de pie. Eso en una Habana que parece un suburbio de sí misma, donde cada vez hay más barrios y manzanas con el espíritu y la traza de pueblos de campo. De hecho, es como si todo el país, harapiento y resudado, viviera en un portal, tapándose con un Granma y con una botella de ron casero al alcance de la mano.

 

(22 de octubre 2013)

Anuncios
comentarios
  1. Edier Valdez dice:

    Valiente reflexion Eduardo. Hace solo unas horas hice referencia a una articulo de hoy del periodoco Juventud Rebelde que reproduzco de nuevo por su relacion con lo que acabas de escribir: “La Habana clasifica entre las 7 nuevas maravillas del mundo” …Junto a otras 27 ciudades, la capital cubana fue seleccionada como finalista para integrar el listado de las siete urbes más hermosas del planeta.
    Como parámetros de calificación los jueces evalúan, entre otros elementos, los valores arquitectónicos, geográficos, culturales y elementos identificatorios únicos de las ciudades finalistas. Beirut (Líbano), Atenas (Grecia), Chicago (Estados Unidos), Durban (Sudáfrica), Praga (República Checa), Estanbul (Turquía), San Petersburgo (Rusia), Bangkok (Tailandia), Mumbai (India), Vigan (Filipinas), Kuala Lumpur (Malasia), Londres (Inglaterra), Casablanca (Marruecos), Shenzhen (China), Reykjavik (Islandia), Phnom Penh (Camboya), Perth (Australia), Barcelona (España), Ho Chi Minh (Vietnam), Doha (Catar), Vancouver (Canadá), Kyoto (Japón), Mendoza (Argentina), La Paz (Bolivia), Seúl (Corea del Sur), Quito (Ecuador) y Ciudad de México (México). (fin de la cita)
    A quien se le ocurre comparar a La Habana con las ciudades antes mencionadas? No me explico como nuestro periodico tiene la semejante desfachatez de publicar este articulo en una ciudad que se cae a pedazos y llena de podredumbre.

    DE NUEVO: !!!MUY VALIENTE EDUARDO!!!

  2. […] Del Llano, sobre la depauperación: […]

  3. Gabriel dice:

    La falta de consideración con los mendigos es un mal de todas las sociedades. Vivo en España y mi mujer trabaja en un instituto. Hace unos días a la psicóloga del centro se le ocurrió la idea de preguntarle a los alumnos que harían si durante un día se levantasen todas las prohibiciones. Se oyeron todo tipo de barbaridades.

    Uno de ellos respondió: “Le daría una paliza a un mendigo por feo.”

    • EZapo dice:

      Gabriel: La diferencia entre la sociedad española y la cubana es que todos los sacrificios que vienen haciendo varias generaciones de cubanos, impulsados primero, e impuestos después, por el gobierno, y de los cuales (sacrificios) dicho gobierno no participa, se supone que eran para que ambas sociedades no fueran lo mismo. Al final, antes de llegar al capitalismo total al cual va encaminada, la sociedad cubana está “disfrutando” de lo peor de ambos sistemas. Es una prueba práctica de aquél enunciado teórico de que “El socialismo es el camino mas largo para llegar la capitalismo”.

      • Gabriel dice:

        Ezapo,

        Sé perfectamente que la situación de los mendigos en España es mucho mejor que en Cuba. Pero además voy a añadir algo que te va a sorprender:

        En Cuba existen más desigualdades que en España.

        Es un dato objetivo reflejado en las estadísticas internacionales cuando se mira en índice de Gini, un índice que mide la desigualdad de ingresos de una sociedad. Este índice valdría 1 en un país hipotético con la máxima desigualdad, es decir donde todos los ingresos los tuviese una sola personas; y valdría cero en un país donde todos tuviesen los mismos ingresos.

        Te voy a dar algunos valores que te sorprenderán:

        http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_igualdad_de_ingreso

        Noruega: 0,225
        Alemania: 0,290
        Unión Europea: 0,307
        Francia: 0,308
        España: 0,340
        India: 0,368
        Vietnam: 0,378
        Cuba: 0,380
        Venezuela: 0,390
        Rusia: 0,401
        Estados Unidos: 0,469
        Nicaragua: 0,503
        China: 0,610

        En fin, son número para reflexionar.

        En los países europeos occidentales se ha logrado una igualdad económica superior a los países comunistas, sin sacrificar libertades ni prosperidad.

  4. One dice:

    Muy bueno Eduardo. Ya no hay diferencias. Los andrajosos somos todos, una masa que se mueve por inercia, en el mejor de los casos.

  5. EZapo dice:

    Desgraciada y tristemente excelente.

  6. EZapo dice:

    Gabriel: La diferencia entre la sociedad española y la cubana es que todos los sacrificios que vienen haciendo varias generaciones de cubanos, impulsados primero, e impuestos después, por el gobierno, y de los cuales (sacrificios) dicho gobierno no participa, se supone que eran para que ambas sociedades no fueran lo mismo. Al final, antes de llegar al capitalismo total al cual va encaminada, la sociedad cubana está “disfrutando” de lo peor de ambos sistemas. Es una prueba práctica de aquél enunciado teórico de que “El socialismo es el camino mas largo para llegar la capitalismo”.

  7. Jarley dice:

    Muy buen artículo… la verdad me entristece. Recuerdo cuando se celebraban las “tribuna abierta”, como internaban en hospitales psiquiátricos a los mendigos, locos y discapacitados, que deambulaban por las calles de mi pueblo… en aquel momento era un niño y la medida me sorprendía… hoy me aterra solo de recordar los sucesos del Hospital Siquiátrico de la Habana, hace algún tiempo… No vale con hacerle una estatua la Caballero de Paris.

  8. Ernesto dice:

    Buen post, y buen homenaje a Jorge garcia por tan buena canción. Las tima que en youtube no esté.

  9. cubana1960 dice:

    De mi infancia recuerdo el Caballero de Parìs, casi siempre en la zona de Coppelia … y de mi juventud (en Cuba) recuerdo los versos de un poeta: … “Tengo el gusto de andar por mi paìs, dueno de cuanto hay en èl …” (?!)

  10. Edier Valdez dice:

    TENGO

    Cuando me veo y toco,
    yo, Juan sin Nada no más ayer,
    y hoy Juan con Todo,
    y hoy con todo,
    vuelvo los ojos, miro,
    me veo y toco
    y me pregunto cómo ha podido ser.

    Tengo, vamos a ver,
    tengo el gusto de andar por mi país,
    dueño de cuanto hay en él,
    mirando bien de cerca lo que antes
    no tuve ni podía tener.
    Zafra puedo decir,
    monte puedo decir,
    ciudad puedo decir,
    ejército decir,
    ya míos para siempre y tuyos, nuestros,
    y un ancho resplandor
    de rayo, estrella, flor.

    Tengo, vamos a ver,
    tengo el gusto de ir
    yo, campesino, obrero, gente simple,
    tengo el gusto de ir
    (es un ejemplo)
    a un banco y hablar con el administrador,
    no en inglés,
    no en señor,
    sino decirle compañero como se dice en español.

    Tengo, vamos a ver,
    que siendo un negro
    nadie me puede detener
    a la puerta de un dancing o de un bar.
    O bien en la carpeta de un hotel
    gritarme que no hay pieza,
    una mínima pieza y no una pieza colosal,
    una pequeña pieza donde yo pueda descansar.

    Tengo, vamos a ver,
    que no hay guardia rural
    que me agarre y me encierre en un cuartel,
    ni me arranque y me arroje de mi tierra
    al medio del camino real.
    Tengo que como tengo la tierra tengo el mar,
    no country,
    no jailáif,
    no tenis y no yacht,
    sino de playa en playa y ola en ola,
    gigante azul abierto democrático:
    en fin, el mar.

    Tengo, vamos a ver,
    que ya aprendí a leer,
    a contar,
    tengo que ya aprendí a escribir
    y a pensar
    y a reír.
    Tengo que ya tengo
    donde trabajar
    y ganar
    lo que me tengo que comer.
    Tengo, vamos a ver,
    tengo lo que tenía que tener.

    !!! QUE IRONIA !!!

    • javier monzon dice:

      A Guillen, la cara tiene que estar cayendosele de verguenza-si tuvo verguenza alguna vez- por esa basura de ciencia ficcion que escribio, sobre la Cuba “revolucionaria”

  11. El Lapón Libre. dice:

    Eduardo. En varias ocasiones, te he criticado: suave, amablemente, siempre con respeto y más por ayudar que por molestarte; acción que nunca está intrínsica en mi proceder. Te he sañalado, en ciertas ocasiones, cierta falta de modestia, la que desennoblece tu personalidad; quizás por exceso de talento -que lo tienes-; pero este post de ahora me ha dejado sin palabras: por duras, ciertas, valientes… y me hace muy feliz al conocer a ese hombre tiernamente sensible que, también. hay en tí. Ojalá lo muestres más seguidamente y, que tu voz, llamé la atención y el hacer solidarios de los responsables de tanto deterioro !Todos sabemos bien quiénes son!, aparte de nosostros mismos.

    • charlitos dice:

      Eduardo , a continuacion te reenvio el final de una participacion mia en el CINCUENTA Y UNO .
      Te rindo honores por tu valentia .

      “”Es precisamente el desaliento lo que mata el deseo de vivir , el alcoholismo como ultimo refugio de los perdedores , andar por barrios pestilentes e inundados de basuras , la vista de ciudades en ruinas que no estimulan su contemplacion como no sea para evitar ser aplastado por el proximo derrumbe . En fin , esa es la Cuba que tenemos , no se , pero no me explico como gentes sensatas a estas alturas tienen remilgos para decir las verdades crudas y desnudas .
      Si Eduardo , tu pais esta hecho mierda , su pueblo se muere en el vaho opresor del desaliento “”.

      Ahora para Eduardo : ?Que le diras a tus hijos cuando se den cuenta que siendo tu un hombre culto y si se quiere exitoso desde el punto de vista artistico-intelectual , no les has dado una vida mejor ?. ?Cual va a ser su futuro? , ?Tu presenre? , no creo que sea eso lo que tu quieres para ellos , y tu bien lo sabes “”. Charlitos .

  12. Ruben dice:

    Mucha razon tiene Eduardo, el valor del escrito es muy simple. En Cuba no hay mendigos, Cuba es una sociedad de mendicidad que es mucho peor.

  13. Liborio Mendigutía dice:

    Ño! Apretaste, Eduardo del Llano. “Cuba, Paraíso de la Mendicidad”.
    Buen tema, bien escrito.
    Dices bien, todos somos mendigos. Algunos mendigamos al primer paseante. Otros al Estado omnipotente. Otros a los familiares y amigos en la Yuma. Otros no tenemos ni a quien mendigar.
    Pobre pueblo, del Llano, pobre pueblo.

  14. Liborio Mendigutía dice:

    Y lo peor, como dice del Llano, es la indiferencia. No solo del Estado, sino de nosotros mismos, un poquito menos escachados, pero como el más indigente, hechos tierra…

    • Edier Valdez dice:

      De acuerdo don Liborio, hace rato no veia nada tan bien escrito, tan descriptivo, simple, exquisito, sin vulgaridad. En sencillas palabras Eduardo refleja la realidad nuestra de hoy. Me quito el sombrero.

  15. Pedro pablo dice:

    La solidaridad es un rasgo distintivo del ser humano. La empatía y la solidaridad con el sufrimiento ajeno nos distingue dentro del mundo animal. Cualquiera de nosotros en un momento crítico puede llegar a necesitar de la solidaridad de otros, de recibirla, solo nos queda una cosa, el agradecimiento y la responsabilidad. Nadie tiene derecho “per se” a recibir la solidaridad de otros, la solidaridad es mérito exclusivo de quien la ejerce. Cada cual llega a la vida con la carga insoslayable y la responsabilidad ante su propia existencia. Muchas personas llegan a la mendicidad por diferentes causas, un accidente, una enfermedad, una situación x que la ha sido adversa en la vida. Aprovechar la oportunidad que le da la solidaridad de otros y de tomar las riendas de su existencia es una responsabilidad única y exclusivamente personal, existen personas que las aprovechan otras no y otras simplemente en su infinito egoísmo se creen con todo el derecho a que los demás hagan por ellos lo que les corresponde a ellos como responsables de sus propias vidas. Conozco muchas personas que llegados a un punto difícil en sus vidas han sabido aprovechar las oportunidades que les han brindado, otros hasta sus propios familiares les han dado la espalda por egoístas, irresponsables, vagos y borrachos. Otra cosa son las personas que están verdaderamente incapacitadas o enfermas que merecen toda la ayuda. El Estado cubano no es precisamente un ejemplo de solidaridad ni de responsabilidad pero, ¿por qué está ahí todavía? Engrosar esa linea fina y borrosa y convertirnos en una sociedad próspera es nuestro deber como cubanos y está en nuestras manos pero para eso hay que ponerle el cascabel al gato… nadie quiere.

  16. Marite dice:

    “Entre un vecino de cualquier cuadra cubana y un pobre diablo que duerme en la calle hay una línea cada vez más fina y desdibujada…”
    Muy cierto… un gobierno que no protege a sus ciudadanos, está de sobra

  17. Me adhiero al comentario del Lapon Libre. Igual he tratado de dar un poco de cuero a Eduardo cuando no he estado de acuerdo con algo. Siempre con el mejor sentido de la discusion.

    En este articulo, saco lo mejor de el para bien de su imagen, pero sobretodo para alertar a muchos hacia donde conduce a veces esa inercia social con el peligro de destrozar los sentimientos que nos hacen humanos.

    Bien por Eduardo. Felicidades.

  18. Ariel Maceo dice:

    Realmente no sé que decirles, de mendigos extranjeros siempre está lleno nuestro noticiero
    estelar. Nos muestran (a veces con orgullo) todas las vicisitudes de esas personas sin techo que desamparadas por el gobierno duermen en las calles y mueren en las nevadas. Nunca hablan de los programas que tienen muchos países para darles refugio y comida, o de los llamados shelters que existen en todas las ciudades de Estados Unidos. Y mucho menos mostrar a los nuestros,

    “a los deambulan por esta Habana gris que llora a los suyos por irse a la frontera. Como si fuera fácil quedarse en esta ciudad que todos los días naufraga y se alimenta de sí misma para no hundirse”, así lo escribí una vez.

    Es muy difícil imaginar a los locutores de nuestro noticiero hablando sobre los mendigos en Cuba, o de cómo esa triste realidad no está muy lejos de alcanzar al cubano promedio. Y sí, somos mendigos, pequeños pordioseros que andamos encadenados a la misma cadena que el dueño de esta islita desinflada tiene atada al cuello.

    “Los culpables somos nosotros y hay que decirlo francamente […] Hombre, que nos condenen, que nos cambien, que nos fusilen, que hagan cualquier cosa, pero el problema está aquí”

    Ernesto Guevara de la Serna (Che)

  19. javier monzon dice:

    Crudo y fiel retrato de la realidad cubana. Siempre he dicho que los cubanos somos mendigos con casa (los que tenemos esa suerte).

  20. OsoMichuacano dice:

    Chapeau Eduardo.

    Tu post me recuerda una escena de la película “Veridiana” de Buñuel , donde el protagonista trata de salvar a un perro, que el dueño lleva amarrado a una carreta.

    La propaganda en Cuba siempre dijo que la caridad individual no resolvía los problemas, lo que creo es verdad, lo triste es que ese mismo estado ahora haga como el avestruz y quiera desconocer lo que ha creado y desentenderse de ello.

  21. Juan de los Palottes dice:

    En mi reciente visita a la Habana tuve el “privilegio ” de ser testigo de un acto de mendicidad cuando un anciano en la zona del vedado cerca de un restaurante se acerco a una mesa sin cliente pero con restos de comida y se llevo lo que en sus manos cabia y fue devorando su manjar tal como una fiera salvaje en la jungla devora a sus victimas ,aquello me dejo en estado de shock y con una tristesa infinita era a mi juicio algo insolito pero al comentar con personas que residen en el area me confirmaron que en la Habana eso es comun…..Coño excleme!!! como es que se ha degenerado tanto la sociedad que supestamente somos?…a donde ha llegado la falta de humanidad del gobierno?Por que se ha abandonado a la suerte a los mas desposeidos?El estado tiene el deber y el derecho de proteger a los mas necesitados y como sociedad tenemos que hacer valer eso principios.

    Conosco otras sociedades ,otros sistemas de gobierno que el nuestro ha criticado por mucho tiempo pero en estos paises como mencionaba alguien el foro.y hablo de paises desarrollados o en vias de serlo las ciudades tienen albergues para indigentes y programas de ayuda a los mas necesitados como el pago de rentas ,bonos para comida, seguro medico, busca de empleo..ect tambien el sector privado coopera con la autoridades locales en proveer fondos para esto servicios ,las Iglesias son de gran ayuda,yo no digo que no hay mendigo solo digo que la sociedad debe ser conciente del problema y proveer soluciones cosa que en mi Habana no vi pues para muchos son tiempos dificiles y todos sufrimos de lo mismo..

  22. Miguel dice:

    Eduardo: no coincido contigo.

  23. cubana1960 dice:

    Què extrano que nadie haya dicho que la culpa es del embargo usa, etc …

  24. cubana1960 dice:

    Hola Edier, vives en Cuba si no recuerdo mal, sì? Hace tiempo leì un artìculo sobre nuestro paìs en la revista “The Economist”… y la teoria del autor era -màs o menos- que si no existiera el embargo, el gobierno cubano no tendrìa excusas para justificar el desastre economico y social de Cuba … Yo creo que tenìa razòn … Saludos, ana.

  25. Roberto dice:

    Me has estremecido con este texto. Gracias por el humanismo.

  26. Edier Valdez dice:

    Saludos Ana, claro que vivo en Cuba y por eso se muy bien que el problema es del intra-embargo. Y lo se porque como dice el dicho “en Cuba hay de todo pero no para todo el mundo” o lo que es lo mismo “en Cuba hay de todo pero mal repartido” . O si no, preguntale a los que comen langosta, tienen todas las comodidades habidas y por haber, viajan a donde quieren con pasaporte abierto y todo eso con el sudor de “el del frente” que no es lo mismo que “el sudor de su frente”

    • cubana1960 dice:

      Edier, todo lo que dices lo sé muy bien. Yo salì de Cuba en el 93 … No niego que fui privilegiada (por mis padres y por el trabajo que yo hacìa), y , aùn asì, tenìa amigos que vivìan mejor que yo …. El ejemplo de la langosta creo que es banal para tantos que como yo, vivìan a dos pasos del mar, donde los pescadores improvisados del barrio metìan las nasas de madrugada … En relaciòn con la proveniencia del “sudor “… bueno, no es difìcil admitir que en nuestro paìs, los que de verdad sudan, son los campesinos … el resto es corrupciòn.
      De dònde eres?

  27. Samuel Smith dice:

    Eduardo, me quito el sombrero ante usted. Este ha sido la entrada en su blog que más me ha impresionado por la sensibilidad humana que rebosa, por ir a sus causas y tocar la llaga sin temor, esgrimiendo una verdad irrebatible. Muy valiente y objetivo.
    Le digo lo que conozco de como tratan a los vagabundos en Canadá y los EU. En el primero, existen muchísimos programas sociales que los protegen y les dan oportunidades para -si lo desean- rehacer sus vidas. En el segundo, aunque nada comparable al primero, también hay albergues y lugares donde pueden ir a comer gratuitamente. Incluso, se les protege el derecho a ser vagabundos si así lo quieren y nadie los puede detener por vivir a la intemperie o debajo de un puente: es su derecho. En su gran mayoría, son personas adictos a las drogas o el alcohol, quienes de escapan de los planes de rehabilitación o de sus casas para vivir como les satisfaga.

  28. Edier Valdez dice:

    A proposito del brillante escrito de Eduardo y a modo informativo, creo que seria una muy buena idea para acabar con la mendicidad en Cuba tomar la “trascendental” idea del presidente de Venezuela Maduro que acaba de crear el VICEMINISTERIO PARA LA SUPREMA FELICIDAD SOCIAL, el cual hara que todos los venezolanos vivan en el pais mas feliz del mundo y se acaben los mendigos. Dicen los entendidos que al ministro se le llamara el Ministro de la Felicidad.

    Nota aclaratoria: Lo anterior no es un chiste.

  29. charlitos dice:

    Ratifican lo que ya he dicho:

    La Habana es una ciudad que no ha muerto, pero languidece. Los fines de semana la mayoría de sus habitantes se dedica a deambular por ahí por tal de vencer un poco el aburrimiento colectivo. La gente se agrupa en escasos puntos de la ciudad, como el Paseo de G o Coppelia, o deambula sin más remedio por conocidas franjas de la urbe como la calle 23 o el Malecón. La diversión más extendida consiste en compartir a pico de botella, lata o cartón, el alcohol que se pueda conseguir y cualquier parque o esquina son propicios para un pequeño guateque.

    (Tomado de Cubanet)

  30. […] Cuba pasó a depender del extranjero como nunca antes en su historia. A pesar de la cuantiosa ayuda soviética, se generalizó la miseria que se ha convertido en indigencia, como reconoce el cineasta marxista cubano Eduardo del Llano: […]

    • El marxista era mi padre, ya fallecido, que jamás fue cineasta. Yo me considero de izquierda, y tengo simpatías por el marxismo teórico, pero no me definiría como marxista.
      E.

  31. […] Eduardo del Llano, cineasta marxista cubano, expone la miseria general entronizada en Cuba con los hermanos Castro: […]

  32. […] Francisco, como reconoce el cineasta socialista cubano Eduardo del Llano: […]

  33. […] Francisco, como reconoce el cineasta socialista cubano Eduardo del Llano: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s