STANISLAW Y JACK

Publicado: 04-02-2014 en Sin categoría

 Desde su origen, la ciencia ficción ha sido tenida en baja estima: considerada un subproducto cultural, se le niega la condición de género literario. Bueno, la verdad es que hay que rebuscar entre la hojarasca, de la misma manera que en el cine: para mucha gente la CF es sinónimo de la última entrega hollywoodense y vale según la cantidad de extraterrestres y monstruos, disparos de láser y sangre seca en el rostro del héroe. Con todo, hay un buen montón de clásicos recomendables. Aunque no tan conocidos como Isaac Asimov, Arthur C. Clarke y Ray Bradbury, el polaco Stanislaw Lem y el norteamericano Jack Vance son de mis autores de CF favoritos. El primero es un maestro del absurdo y la fábula satírica; el segundo, de la construcción de mundos inquietantes y feroces.

 Solaris, la obra más famosa de Lem, fue llevada al cine por Andréi Tarkovski en 1972 y por Steven Soderbergh en 2002. Desde mi punto de vista, la versión del ruso sigue siendo la definitiva, la que en verdad captura el misterio y la poesía del original. En Cuba sólo se publicó la novela El invencible; sin embargo, es en volúmenes como Memorias encontradas en una bañera,CiberiadaRelatos del piloto PirkDiarios de las estrellas y Congreso de futurología donde aflora el costado irónico del polaco, su capacidad para hilvanar parábolas que satirizan el mundo de hoy, democracias y dictaduras, la investigación académica y los intelectuales, robots e individuos corrientes. En sus textos coexisten la ciencia más ortodoxa con pasajes absurdos y divertidísimos: un hospital para robots depresivos, un aventurero varado a trescientos años luz de la Tierra que regresa caminando al planeta natal… Lem no sólo es un autor brillante y prolífico, sino que tiene la encomiable virtud de resultar políticamente incómodo en cualquier contexto.

 Como nadie, Jack Vance es capaz de crear cuerpos sociales lógicos y sustentables combinando tecnología y cosmovisión futuristas con reglas y tejemanejes de estirpe medieval. Con frecuencia sus historias se desarrollan en planetas habitados por sociedades descendientes de los humanos de hoy, que en un futuro lejano colonizan la galaxia e, inevitablemente, se van diferenciando entre sí, creando estirpes y jerarquías, alianzas, razas intocables y zonas francas. En el Ciclo de Tschai, que consta de cuatro novelas (a la venta, aunque caras para el bolsillo promedio, en La moderna poesía habanera) otras tantas razas alienígenas coexisten con el hombre en un solo planeta; en la serie Crónicas de Cadwal (tres novelas) un mundo colonizado como estación de tránsito y en consecuencia habitado por un grupo de funcionarios genera con los años una crudelísima estratificación social, estado de cosas que el héroe no pretende dinamitar sino, por el contrario, preservar; en la serie fantásticaLyonesse (también tres novelas) reinos medievales situados en islas que, según el autor, existieron en edades perdidas frente a las costas de la vieja Europa viven en vecindad con una serie de criaturas míticas, todas con sus propias leyes, tradiciones y enemigos. Aunque el humor y la aventura no faltan en sus libros, me siento inclinado a señalar la crueldad como una característica a la vez atractiva y repelente de los mundos de Vance: inventa torturas, castigos y destinos desventurados; raros y a un tiempo verosímiles perfiles sicológicos. Leer dichos pasajes es como explorar con la lengua una muela cariada: sabes que te dolerá, pero no puedes dejar de hacerlo. Por encima de todo está la escalofriante probabilidad de sus distopías, la certeza de que esos mundos son posibles: después de todo, el nuestro es todavía más raro, y aquí estamos…

(4 de febrero 2014)

Anuncios
comentarios
  1. YS dice:

    Si si si…

  2. R4im3L dice:

    Disfruté mucho la lectura del libro El Invencible, lástima q haya perdido el libro… 😦 … Por cierto, ¿alguna recomendación para la venidera Feria del Libro en cuanto a CF se refiere?…

  3. Liborio Mendigutía dice:

    Que post tan aburrido. Nótese el entusiasmo de los comentaristas…

  4. Abel Lloret dice:

    Me recordaste la época de “vicio” por la CF en los años de estudiante. En la universidad algunos de los que nos gustaba el género teníamos hasta bandos por autores preferidos, y los que más sobresalían eran Bradbury y Azimov, y en menor medida, por la escasez de publicaciones disponibles, otros como Lem. Yo de Azimov no era muy devoto; de los otros dos sí. Bradbury es un caso especial que excede las fronteras de la CF. En cuanto a la especulación técnica y científica propiamente dicha, la imaginación con las posibilidades tecnológicas, Lem era quien más me impactaba. Tanto de él como de Bradbury leí todo lo que encontré, y al venir pa’ cá hasta traje conmigo aquella edición amarillenta(que así y todo me gusta) de “El Invencible” en Arte y Literatura 1988, fascinado con su “hipótesis de la evolución muerta” entre otras cosas.

    De verdad que la CF está subvalorada, y los Nobel literarios parece que no tienen interés en premiar el ingenio y la imaginación, si no estos dos autores debieron tener uno. Pa’ escribir, por ejemplo, algo como Ciberiada, con su derroche de ingenio, humor, combinación de cuento filosófico y fábula alégorica, además de la prosa de altos quilates, hay que ser un verdadero prodigio. A través de amazon he adquirido varias obras de Lem que no había leído, en la magnífica colección libros de bolsillo Biblioteca Lem en Alianza Editorial (Madrid). De Bradbury el único que no encontré nunca en Cuba fue “Las doradas manzanas del Sol” . Aquí pasé trabajo para adquirir una edición en español(siempre por Internet), y finalmente lo leí en la original inglesa, que viene junto con otra colección de cuentos de Bradbury “R is for Rocket”, para mí, el libro completo, una de las mejores, si no la mejor colección de cuentos de CF que pueda juntarse.

    Con los amigos estoy también tratando de conseguir varias antologías mixtas del género, de aquellas en ediciones Huracán y otras, que traían muy buenos cuentos, como la de título “El precio del peligro”, y otras. Recuerdo también muchas buenas de autores rusos, como “Juegos para mortales” de Viacheslav Nazarov, con su distópico cuento “La manzana de Silai” . Una con un inquietante cuento llamado “Lázaro”, sobre la fugacidad de la existencia, y…otras.

    No tenía referencia de J. Vance, ni nunca vi libro alguno de él, gracias por informar. En cambio sí me cayó y leí “¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas? del americano Philip K. Dick, libro que inspiró la película Blade Runner. Una reciente adquisición fue “Qué difícil es ser Dios” de los hermanos Strugatski, del cual se hizo una película ruso-alemana que recuerdo haber visto en el Chaplin.

    Aunque no precisamente o del todo género CF, recomendaría dos obritas sui géneris y en extremo ingeniosas e imaginativas. “Flatland” del inglés Edwin A. Abbott, una superoriginal fantasía filosófico-matemática, swiftiana sátira de la desigualdad en la Inglaterra victoriana; y “Los huevos fatales”, una obra no muy conocida de Mijaíl Bulgákov, aparentemente futurística y alegórica, pero otra mordaz sátira de actualidad contra los cambios politicos y sociales en el entonces jóven estado soviético.

    • Abel Lloret dice:

      Perdón, Asimov, no Azimov, que una vez posteados, los gazapos y deslices no pueden corregirse.

      • Edier Valdez dice:

        Solaris, Bolek and Lolek, Nu, pogodí! (Me las pagaras), Pedrito el Policía, El Viejo Jotavich, El jinete sin cabeza, Limonade joe, El payaso Ferdinando, Koleto y Mur, 17 Instantes de una Primavera, Moscu no cree en lagrimas, El Tanque T-34, Kathy Kovacs, Karel Gott, Locomotiv GT, Karat, Puhdys, Anton Chekhov, Fiódor Dostoyevski, León Tolstói, Maxim Gorki, “edición amarillenta”, “ediciones Huracán”, Ciberiada = Eduardo del Llano = Frustracion = Trauma psicologico.

        A proposito Abelito cuando los sovieticos tuvieron humor? Has hecho una disertacion de literatura sovietica que ni los rusos recuerdan, solamente tu y tu idolo. !!!Que horror!!!

        Mi caro amigo Don Liborio tiene Ud mucha razon, un post muy aburrido.

  5. charlitos dice:

    Por mi parte voy a señalar que el maximo exponente de la CF en Cuba es “”UN VASO DE LECHE””.
    Guion , produccion , direccion y actuacion de La China .

  6. Edier Valdez dice:

    Ya que este post esta muy aburrido vamos con algunas noticias de nuestra prensa.

    1-“Correos de Cuba ha creado un área dedicada a la protección del consumidor y a la atención de las quejas y reclamaciones (…) las cuales establecen como principio el amparo y resguardo de nuestros usuarios y de la población en general”

    Esto es una satira? Van a perfeccionar la forma de abrir los paquetes para robarse lo que traen o la forma en que la correspondecia nunca llegue?

    2-“La cosecha cafetalera 2013-2014 se cumplió al recolectarse 3 233 205 latas, equivalentes a 6 211 toneladas del preciado grano”

    …Café?

    3-“La labor de Cuba en la protección y conservación de su patrimonio fue calificada de excepcional (…) ya que existe un respeto que no se ve en otras ciudades del mundo con similar categoría”

    Esta gente nunca estuvo en La Habana?

  7. yoandoyoando dice:

    Reblogueó esto en .

  8. Anon dice:

    Terminando de leerme por enesima vez El Invencible me sale una publicidad de Amazon para que me compre un libro llamado “El Universo de al lado”. Lo empiezo a leer y empieza con una dedicatoria a Stanislaw, vaya, como que empezo bien.

    Esta buenisimo el libro, me lo acabo de terminar. No tienes otros? En Amazon solo me aparecio ese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s