EFECTOS VISUALES

Publicado: 09-05-2014 en Sin categoría

 En una película de ciencia ficción los efectos visuales resultan significativos hasta el punto de que mucha gente los asume como requisito y aun sinónimo del género. Iron Man, de Jon Favreau, o Pacific rim, de Guillermo del Toro, tienen entre ochocientos y mil planos de efectos; Omega 3 pasa a duras penas de cuarenta. Ello no obedece, sin embargo, tanto a la dificultad tecnológica o el tiempo para realizarlos como al hecho de que la historia no necesita más. Stalker, de Andrei Tarkovski, es un clásico absoluto de CF y no exhibe un solo efecto visual, son básicamente tres hombres caminando entre ruinas. En producciones hollywoodenses del cariz de las arriba citadas la superabundancia de efectos visuales a menudo busca compensar la endeblez del relato, supliendo con la magnificencia del espectáculo las costuras de una fábula ramplona.

 Por mi parte no es la primera vez que empleo los efectos visuales: en Pas de Quatre (2009), hubo que recortar y componer el paisaje que se ve a través de las ventanillas de un viejo coche americano, en realidad inmóvil en los estudios de Cubanacán, y hacerlo, a insistencia mía, de forma que pareciera sacado de una vieja película de los cincuenta, esto es, que resultara evidente el artificio; en Exit (2011) convertí a Osvaldo Doimeadiós en un pintor cascarrabias sin brazos ni piernas, en silla de ruedas. Con todo, los efectos visuales en Omega 3 –filmada con una cámara Red One en 4 K, vale decir con una resolución extraordinaria- resultan incomparablemente más elaborados y complejos. El artífice en todos los casos fue Jorge Céspedes, uno de los mejores especialistas en gráfica VFX que viven y trabajan en Cuba. Céspedes y su equipo acometieron los efectos visuales de mi nueva película con paciencia y minuciosidad de monjes copistas.

 Por cierto, hoy no es raro que editores, especialistas en efectos visuales y en diferentes fases de la posproducción audiovisual trabajen en sus casas. Los realizadores independientes y hasta el ICAIC se los disputan: el hecho es que con frecuencia tienen igual o mejor tecnología y habilidades que los profesionales de plantilla.

 Desde la prefilmación cada efecto fue analizado, dibujado sobre papel y en animatic, pues el emplazamiento de las pantallas verdes a la hora de filmar no podía en ningún caso entorpecer el movimiento de la cámara. Sin embargo, el trabajo verdaderamente duro para la especialidad comenzó después del rodaje. A guisa de ejemplo, hay un plano en particular que dura cosa de doce segundos en pantalla y ha exigido a tres personas cuatro meses de trabajo. Detalles casi imperceptibles –la textura correcta para cada superficie, determinada fuente de luz y su efecto sobre cierto objeto minúsculo, la sombra de este artilugio, la vibración de la cámara cuando ocurre esto o aquello, hasta la dirección que toman las motas de polvo- exigieron debates y búsquedas dilatadas, decenas de capas (layers) e interminables correcciones y renders. Y esto luchando todo el tiempo contra apagones y averías en los ordenadores.

 Hace algunas décadas los cinéfilos discutían fascinados cómo se filmó esta o aquella escena de acción o fantasía, cómo se las ingeniaron para lograr determinado truco. Hoy con la gráfica VFX todo es posible, pero no nos engañemos: los efectos visuales son una herramienta en el arsenal del cineasta que asume la realización de una película, sea o no de CF, y por sí solos no hacen una obra maestra. La dirección de arte, el vestuario, la fotografía no son menos importantes. Y la historia. Esa es siempre mi apuesta.

– No seguí el congreso de la UNEAC, no esperaba gran cosa de él. Por lo que he escuchado y leído de algunos delegados, fue decepcionante. Otra excelente oportunidad perdida para cambiar cosas. Promover la Ley de Cine, por ejemplo.

– Hablando de pérdidas, el primero de mayo falleció el gran Juan Formell. Tristeza de todos. Y el 4 de mayo Tatiana Samóilova, la actriz de Cuando vuelan las cigüeñas.

(9 de mayo 2014)

Anuncios
comentarios
  1. charlitos dice:

    Recientemente he vuelto a ver tres de mis favoritas (Lo que el viento se llevo , Casablanca y Memorias del subdesarrollo) no creo que a ninguna de ellas ni a muchas otras de mi preferencia los efectos visuales las hubieran mejorado . Definitivamente cuando hay talento en Guion , Direccion y Actuacion , los artificios son prescindibles y que conste , esto lo digo sin animo de ofender.
    En cuanto a lo de la UNEAC , en Cuba cuando se anuncia un congreso , ya se sabe la fecha de la proxima cagada.

  2. Kamikaze dice:

    Considero que la utilización de efectos especiales en determinada producción está supeditada, en mayor o menor medida, al género al que responda la misma, también a la disponibilidad real de tecnología y tiempo de producción, amén del talento de guionista, director y resto del equipo de hacer válido su relato sin tener que recurrir en demasía a los efectos especiales.

    Del congreso de la UNEAC lo primero que hay que preguntarse es: Existía una voluntad real (de la propia Dirección de la UNEAC y, principalmente, de la Dirección del país) de cambiar el estado de cosas imperante? Me parece que no.

  3. […] Publicado en el Blog de Eduardo del Llano. […]

  4. Edier Valdez dice:

    Eduardo del Llano dice: “En producciones hollywoodenses del cariz de las arriba citadas la superabundancia de efectos visuales a menudo busca compensar la endeblez del relato, supliendo con la magnificencia del espectáculo las costuras de una fábula ramplona”…

    Me imagino que si Hollywood descubre que existe del Llano pues de inmediato lo contrataria para ahorrarse millones de dolares en efectos visuals con los guiones brillantes de Eduardito que incluyen microfonos en el bano, una tertulia en un baño publico despues de una asamblea laboral o un tipo robandose una bandera cubana. Sin dudas con estos guiones no hace falta efectos visuales.

    Eduardo del Llano dice: “Por cierto, hoy no es raro que editores, especialistas en efectos visuales y en diferentes fases de la posproducción audiovisual trabajen en sus casas. Los realizadores independientes y hasta el ICAIC se los disputan: el hecho es que con frecuencia tienen igual o mejor tecnología y habilidades que los profesionales de plantilla. (…) y esto luchando todo el tiempo contra apagones y averías en los ordenadores”…Y en el post anterior dice que el ICAIC trabaja con tecnologia avanzada. En que quedamos?

    Yo por mi parte le recomiendo a Eduardito (que nacio en Rusia y es fanatico de la filmografia sovietica) que se ponga en contacto con los productores filmicos rusos si quiere ganar mucho dinero. Por si no lo sabe por estos dias hay un creciente desarrollo de la industria porno rusa y estan necesitados de guionistas, de hecho hay varios actores pornos que se han hecho millonarios debidido al exito del genero entre los que se destacan Fyodor Miravoyenko, Lyudmila Papáyovna, Alexei Manguerovich y Vladimir Morrongonovich.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s