APUROS

Publicado: 23-09-2014 en Sin categoría

 Todos hemos pasado por situaciones apuradas, momentos en que cuanto puede salir mal sale mal y nos parece que estamos soñando o en una película. Les cuento una historia, pintoresca donde las haya, en que me vi envuelto hace algunos años.

 En la primavera de 2003 fui invitado una vez más a Innsbruck, en el Tirol austriaco, para participar en el IFFI, el Festival Internacional de Cine que allí se celebra. Cuando todavía estaba en Cuba, mi amigo Helmut llamó para consultarme algo: “mira, cosa de un mes antes del Festival nosotros tenemos que ir a Cannes, ¿quisieras venir antes y acompañarnos?”. ¿Existirá otra pregunta más inocente que esa? Dije que sí, naturalmente, y durante cinco o seis días estuve en Cannes sin hacer otra cosa que ver películas, ir a restaurantes y a la playa. Que por cierto, es de topless.

 Cuando terminaba Cannes, aún faltaba un par de semanas para el arranque del IFFI. Se me ocurrió ir a Barcelona. Nunca había estado allí, y ya yo había cumplido cuarenta años y tenía algo de dinero. En lugar de estar dos semanas en Innsbruck estorbando a Helmut –habitualmente me quedaba en su casa–, pensé, mejor me voy a Barcelona por mi cuenta, es una aventura, uno de esos lugares que hay que ver de todos modos, tengo amigos allí y, argumento decisivo, están las cosas de Gaudí. Hice unas llamadas, y resultó que el novio de la hermana de una amiga mía, la escritora cubana Karla Suárez, podía alojarme unos días en el apartamento que alquilaba nada menos que frente a la Sagrada Familia. Mis socios austriacos me llevaron al tren y me dejaron solo. Atravesé el sur de Francia con una breve parada en Montpellier, entré en España –donde los rieles son más estrechos– y unas horas más tarde estaba en Barcelona. Los próximos días fueron de fábula: dormía en un cuarto que, cuando abrías el balcón, tenías la Sagrada Familia ahí, al otro lado de la calle, casi al alcance de la mano. Visité a mi amigo Ramón Fernández Larrea, con quien había trabajado en Cuba en El Programa de Ramón una docena de años antes, a otros conocidos como el locutor José Luis Bergantiños (también del Programa de Ramón), al trovador Adrián Morales… Me sumergí en el piélago de tiendecitas de bootlegs en la calle Tallers, visité todos los edificios de Gaudí… La segunda semana me mudé al apartamento de otro conocido, el caricaturista cubano Félix, en un barrio costero que se llama la Barceloneta. Y aquí comienza la parte dramática de la historia. 

 Saqué pasaje por tren hasta Munich, que está a dos horas de Innsbruck. La noche antes, Félix tenía que marchar a Madrid, y me dice: mira, un amigo mío vendrá al amanecer, dale a él la llave del apartamento antes de irte. Por la mañana entregué la llave y me fui a la estación… para descubrir que había una huelga de los ferroviarios franceses que afectaba a todos los trenes entre Cataluña y el resto de Europa, pues claro, para llegar desde allí a cualquier otro país europeo hay que atravesar Francia. Ya yo llevaba dos semanas en Barcelona, andaba con una maleta relativamente pesada y me quedaban cosa de doscientos euros. Me dije: bueno, a casa de Félix no puedo regresar, mejor tomo un tren hasta la frontera francesa, desde allí puedo quizás hacer auto stop… En fin, llegué a la frontera, y de auto stop nada, era peor que salir a la Novia del Mediodía a coger botella. Después de un par de horas intentando en vano largarme de allí, se me ocurrió llamar a un conocido en Barcelona que me había insistido en que acudiera a él ante cualquier problema: el ensayista y teórico del arte Iván de la Nuez. Le dije: Iván, necesito al menos dónde pasar la noche en Barcelona, quizás mañana la huelga haya terminado… Las huelgas duran varios días, me contestó, mejor ven para acá, yo te compro un pasaje en avión para mañana, y después me lo pagas cuando puedas. Lo dicho, compré un boleto de regreso y volví a Barcelona con mi maleta, menos dinero y el rabo entre las piernas. Iván me recibió y se portó como un amigo de toda la vida: esa noche reservó a mi nombre en un hotel que no llegué a usar, pues me llevó al restaurant de un cubano, y los tres estuvimos bebiendo y tomando otras sustancias interesantes hasta el amanecer. A esa hora me fui a casa de Iván, eché una cabezada de un par de horas, y mi anfitrión me expidió al aeropuerto.

 Calculen mi desconcierto cuando, llegado al aeropuerto, supe que los trabajadores de las aerolíneas se habían sumado a la huelga de los puñeteros ferroviarios. Mi solidaridad con la clase trabajadora gala bajó hasta picar en la zona roja. Ahora bien, me dijeron, hay vuelos que no salen, pero algunos sí. Hitchcock habría envidiado el suspense que siguió, mientras averiguaba si mi vuelo salía o estaba condenado. Para mi gran alegría, el enlace con Munich se mantenía. Uf, ya salí del bache, me dije mientras el avión despegaba.

 Pero no, no era tan fácil. Cuando llegué a Munich me quedaban cien euros. Bueno, pues al comemierda aquí presente no se le ocurrió nada mejor que tomar un taxi hasta la Hauptbanhof, la Estación Central de Ferrocarriles. El chofer del taxi empezó a conversar conmigo, y enseguida a mirarme con suspicacia: estábamos en 2003, año y medio después del 11 de septiembre, y he aquí a un cubano sin demasiada pinta de cubano que habla inglés y algo de alemán, que dice ser cineasta, al parecer tiene dinero y cuenta una historia inverosímil… Sin embargo, más que la opinión del chofer me aterraba otra cosa: el taxímetro iba marcando diez, veinte, treinta, cuarenta euros y aún no llegaba a la Estación, y cuando arribe allí todavía tengo que comprar el pasaje en tren de Munich a Innsbruck, que no sé cuánto cuesta, y me quedan sesenta euros… cincuenta y cinco… cincuenta… 

 Cuando el taxista me dejó en la Hauptbanhof me quedaban cuarenta y cuatro euros. Caminé lentamente hasta la ventanilla. Si el boleto cuesta más me veo quedándome en la estación cagándome de hambre y frío, reflexionaba, pues no conozco a casi nadie en Munich e igual no tengo los teléfonos de los dos o tres que podría llamar, no tengo tarjeta de crédito, soy un cubano improbable sin nada más que una maleta que cada minuto pesa más y cuarenta y cuatro euros… Esforzándome por esconder el pánico, pedí un boleto a Innsbruck.

 – Treinta y ocho euros –me dijo el empleado.

 El dinero me alcanzó todavía para comprarme un par de sándwiches repletos de colesterol, una Coca Cola y un chocolate y desplomarme en mi asiento como Colón, Marco Polo o Livingstone. Llegué a Innsbruck a la una de la mañana, fui a casa de Helmut, Helmut no estaba, lo busqué en el sitio más probable, lo encontré allí, me dio la llave de su casa, me fui allá y dormí como una momia hasta que el sol estuvo muy, muy alto en el cielo.

 Este es mi apuro. Cuéntame el tuyo.

 

 Ps: Esta semana se ha celebrado en el Chaplin una semana dedicada a la familia Bichir, los actores mexicanos. Vinieron Odiseo y Demián, a Bruno le resultó imposible. Han pasado películas como Rojo amanecer (1989) y El callejón de los milagros (1995) de Jorge Fons, Un dulce olor a muerte (1998) de Gabriel Retes, Hidalgo: la historia jamás contada (2010) de Antonio Serrano…

 Pps: El jueves 18 se estrenó mi corto No somos nada en los cines habaneros. Ya anda por ahí…   

(23 de septiembre 2014)

Anuncios
comentarios
  1. Este es mi apuro:
    Una vez mi hijo tenía 8 años y, como podrán suponer, ya no recibía la cuota de leche para su desayuno. En Cuba la leche es un privilegio para los menores de 7. A mi hijo le daban una bolsa de yogur de soya tres veces por semana. Tenía derecho a desayunar un pequeño vaso del brebaje cada día antes de salir para la escuela.
    Yo trabajaba como profesional cubano que soy. Mi esposa ídem. Pero un día… Ah, un día nos quedamos sin dinero (como tantas veces, solo que esta vez la ausencia de efectivo fue absoluta). Cuando llegó el momento de sacar nuestra bolsa de yogur he aquí que no teníamos ni un solo peso… Mi esposa y yo estuvimos a punto de llorar, pensando en que nuestro hijo no desayunaría durante al menos dos días… Ah, pero un amigo, un amigo salvador, me prestó 20 pesos. Pesitos cubanos, de los que valen poco… pero cuánto se agradece tenerlos! Saqué la bolsa de yogur. Mi hijo desayunó. Y mi esposa y yo fuimos tan felices que nos miramos a los ojos y ella me dijo: “Dios aprieta, pero no ahoga”. Salí de mi apuro esa vez. He salido de otros apuros que mejor no cuento ahora.
    Eduardo, le ronca, hermano. ¿No tenías otro ejemplo más al alcance de un simple mortal? ¿Te imaginas cuántos de tus lectores hemos ido a Europa? ¿Siquiera hemos subido a un avión para viajar a otra ciudad de la isla?
    Oh, claro, es que somos cerdos. Los cerdos no volamos (salvo en la canción de Pink Floyd). Y tú sigues arrojándonos perlas…
    Oh, Eduardo, Eduardo, ¿quién te vio y no te recuerda?
    Tu apuro europeo sería el paraíso de cualquiera de nosotros.
    Qué pena.

  2. Samuel Smith dice:

    Es como tirarle fotos a los mercados repletos de alimentos o a los platos de una cena colosal y enviárselas a nuestra familia o a los amigos en Cuba. Simplemente, cuando menos, inapropiado por no decir CRUEL para el cubano de a pie que lidia con otros apuros más terrenales a diario. Definitivamente, no me gusta esta entrada de Eduardo

  3. charlitos dice:

    Tienes mucha razon Samuel , esta entrada parece hecha por un portugues o italiano para ser leida por portugueses o italianos , pero nunca para cubanos pero nunca que durante varias decadas hemos tenido que arañar la tierra para resolver las necesidades mas elementales de nuestra familia. En mi caso particular una de mis muchas odiseas fue el conseguir tela antiseptica para los pañales de mis hijos . No digo mas pues con solo pensar en ello se me amarga el dia .

  4. Eduardo: He reído he reído he reído a carcajada limpia. Como hacia rato no me pasaba. Gratos recuerdos vienen a mí. Encima el lenguaje puro cubano. Gracias muchas gracias

  5. Mr. Ladilla dice:

    Pero con todo respeto a los participantes. ¿Alguien duda que esta entrada no es más que otra de las especulaciones del bloguero-realizador izquierdoso? Lo triste de todo (y además) es que solo ha hecho todo lo que describe en el blog gracias a la gentileza o generosidad de amistades (como se le dice a eso, ¿parasitismo?) A fin de cuentas que más podemos esperar de este enano mental, con todo y lo de realizador cinematográfico graduado de Historia del Arte (que es lo mismo que no estar graduado de nada) con libros escritos que nadie lee y peliculitas de 5ta categoria.

    • el buen Peder dice:

      Cuando un maricón, inútil, envidioso y leche cortá, como esta puta de Edier bajo disfraz de Ladilla (¿es que no se han dado todavía cuenta de que son el mismo? La misma), se encarna con un hombre, es, como lo prueban sus vomitivas intervenciones, desde hace ya años, para siempre. ¡Qué un día al fin le ponga Dios en su vida a esta recalcitrante puta algún hombre que la quiera y le haga el debido caso! pa’ ver si acaba de irse de este blog pa la pinga y pa siempre, cosa que todos agradeceríamos. ¡Apaga de una vez tu maloliente tabaco despreciable engendro de mierda!.

  6. Andy Crabb dice:

    Te voy a contar mi apuro. En el año 1998 yo estaba en Brasil y regresé a Cuba a pasar el fin de año con mi familia. Al segundo díaa de estar en Cuba mi hija se enfermó y tenía mucha fiebre. No había en ninguna farmacia ningún medicamento para la fiebre (a pesar de que yo tenía dinero para comprar una farmacia completa). Terminé yendo a la farmacia del Cira García a la cual no me dejaron entrar porque era para extranjeros. Me paré en la puerta y cada vez que alguien se acercaba para entrar le pedía por favor que me comprara las medicinas, que yo tenía dinero. Pasaron por delante de mi varios funcionarios cubanos y varios “juniors” ( a juzgar por su acento y ropas) y nadie se compadeció de mi. De pronto llegó a la puerta un gordo italiano, con una jinetera debajo de cada sobaco. Le pedí que me comprara la medicina para mi hija. El tipo no solo me la compró sino que después me la quería regalar, cosa que me negué. Llegue a mi casa, le di la medicina a mi hija y decidí súbitamente QUE ME IBA PA LA PINGA DE ESA ISLA DE PINGAS Y MIERDAS. Quince días después regrese a Brasil y comencé el trámite para sacar a mi familia y no he regresado mas a aquella mierda.

  7. Kamikaze dice:

    De tranca tener que estar contando los quilos para viajar en un taxi y angustiarse con el precio del pasaje para el tren.

    Aquí va mi anécdota: En los 90` para fin de año decidimos viajar a Pinar del Rio, más o menos el día 28 o 29 de diciembre por la tarde nos fuímos para la famosa terminal del Lido, aquello estaba como se dice “en candela” pero no queríamos quitarle el embullo del viaje al niño. Como a las nueve de la noche se pareció un camión de esos cerrados que viajan para Artemisa y Pinar, la molotera fue vigueta,a duras penas conseguí montar a mi esposa e hijo, luego yo entré (como muchos otros, por una ventanilla). El viaje alucinante e infernal, oscuro y claustrofóbico, en fin tremenda mierda, me desgració el fin de año. Es increíble, he conocido más lugares fuera de Cuba que los que conocí allá, desgraciadamente el solo hecho de desplazarse allí hacia casi cualquier lugar de la geografía cubana se convierte en una tortura.

  8. Carlos dice:

    Siempre andaba con socios vagabundeando por La Habana, soy de provincia, siempre lo sere aunque he vivido ya unos cuantos anos en un par de capitales. Vi varias veces todos los museos de La Habana y siempre estabamos metidos en todos los festivales de cine, teatro, conciertos, etc. Tenia unos socios que participaban en los concursos aquelarre, no eran muy comicos y no duraron mucho. Vi a Nos y Otros solo una vez en el teatro nacional. Comico lo que se dice comico no eran, Sin embargo si tenian un nivel profesional un poco mas elevado que los otros grupos. Siempre estabamos metidos en todas las becas universitarias mi socios y yo somos ingenieros hoy dia emigrados la mayor parte. Un par de veces no me fue posible entrar a F y 3ra o la que esta en el 12 y Malecon y dormimos literalmente en la calle, tuvimos muchos apuros en La Habana pero en aquel entonces yo era muy pobre y muy feliz, incluso sin cazar palomas que por aquel entonces en La Habana no las habia.

  9. Cuco dice:

    Este es mi apuro:
    Pleno periodo especial, creo que año 93. Llegamos esa mañana a desyerbar un campo de boniato como parte de la sesion obligatoria de trabajo agricola que se alternaba todos los dias con las clases en el IPVCE donde estudiaba. Por aquellos dias era muy comun pasarse sin cagar 2 o 3 dias por la poca comida que daban, por eso me sorprendio las ganas tremendas que me dieron apenas llegue al campo. No era dolor de barriga ni cagalera, era unas perras ganas de soltar lo que tenia en los intestinos a como diese lugar. Divise un campo de caña como a 200 metros del surco, pero mientras avanzaba a toda prisa me empece a hacer la pregunta critica que da pie a este relato: con que me limpiaba? Mucha gente que son veteranos en estos menesteres enseguida pensarian en haber usado el calzoncillo y dejarlo botado, pero yo no estaba dispuesto a sacrificar mi ropa interior en aquello –ni mis medias tampoco- tas loco, en aquella epoca! La cosa fue que luego de soltar la carga tuve que empezar a buscar por entre los plantones de caña con que limpiarme, siempre teniendo cuidado que no me vieran la gente desde los surcos, sino el chucho iba a ser tremendo. Luego de rastrear como 10 metros la redonda, bam! alli estaba, una caja de cigarros populares recien desechada. Era de las azulitas con rayas horizontales y por suerte ademas de la envoltura, tenia otra capa de papel blanco por dentro. No me pregunten como pero aquella caja de cigarros me alcanzo para mis propositos y ha sido desde entonces una de mis mejores hazañas.

  10. Aquiles Baeza dice:

    A mí un día, resulta que cuando enciendo el jacuzzi, la presión de las burbujas era mucho menor de lo habitual. Me deprimí tanto que me retiré al único cuarto de la casa que no tiene vista al mar y allí estuve durmiendo 25 horas seguidas, sin siquiera revisar mis acciones en la bolsa de New York a ver si habían subido o bajado. Ojalá nunca me vuelva a pasar algo así. Y lamento contar esto ante tanta gente miserable que no tiene (sabrá Dios por qué) la posibilidad de hacer algo mejor con su vida que no sea una cola para comprar el pan, pero tampoco agredo al que ha tenido la posibilidad de tener una vida más interesante y mejor que la mía. Excelente crónica, Eduardo, ninguna bolsa de yogurt en el mundo (por muy ácida que sea) logrará mancillarla.

  11. Abel Lloret dice:

    En una ocasión había encargado al concesionario de estos vehículos un Lamborghini Gallardo del año, edición limitada, por $275.000, utilizando una de mis cuentas bancarias, esas de las que sólo dispongo para acumular los intereses generados anualmente por los depósitos que, para tal propósito, nunca toco. Resulta que ese año, el banco donde mantenía una de dichas cuentas, no había acabado de procesar toda la información con respecto a la cantidad exacta de mis réditos, quedándose corto por unos $25.000. Llego al concesionario, listo ya para irme en mi Lamborghini de elección, cuando el agente de ventas me dice que no podía llevarme el Gallardo, pues habiendo revisado mi cuenta, por $250.000 o menos, sólo había a la venta algunos modelos Diablo y Murciélago, edición estándar y nuevos, pero del año anterior. Mi frustación no tuvo límites, y más cuando ni siquiera los anteriores modelos estaban a mano el mismo día, cosa que tampoco me interesaba porque yo no quería otro que el Gallardo. Entonces para añadir insulto a mi frustración, el tipo me dijo que por ese precio podrían ofrecerme el último modelo de Ferrari. Oyeron eso. ¡Un Ferrari! ¡Yo, rebajándome de categoría! No la cogí con el tipo porque comprendí que no era culpa suya, pero el empleado del banco pasó un mal rato con su “manager” por no procesar la información de mi cuenta a su debido tiempo. Finalmente, al día siguiente todo se arregló y obtuve mi Gallardo, como debió ser desde un principio. A veces también paso momentos incómodos con los amigos que frecuento, cuando por alguna razón no tengo mi Lamborghini disponible, por llevarlo al taller para revisiones, ajustes, etc, y debo usar el Maserati de mi mujer, que además de tener ya un par de años no es ni siquiera edición limitada.

  12. Abel Lloret dice:

    Y aparte, y respetando a quienes merecen ser respetados, también me agrada no incluirme en ese característico grupo de quienes sin importar el tema de que hable el autor, hallarán siempre motivo para la censura y la crítica en cualquier sentido; parece ser otro rasgo distintivo de muchos cubanos nacidos y criados en la isla, eso de hacer de jueces de todo y de todos, la mayoría de las veces con sentencia de condena. Ni siquiera a una historia neutral e inofensiva como ésta le ven el derecho a existir por sí misma, ni son capaces de disfrutarla por lo que es. De haber viajado Eduardo a Sierra Leona y escrito sobre la epidemia del Ebola, muchos le habrían igual reprochado que ya bastantes problemas se tiene como pa amargarse con esas cosas. Cuando vivía en Cuba, y aún durante la peor época, me gustaba que los amigos de fuera me contaran todo lo bueno que les sucedía y veían en sus países. Y a Eduardo, que siga compartiendo todas sus historias con nosotros, con su peculiar y ameno estilo. Y que viva el derecho a opinar de todos los que, aunque critican, lo hacen con respeto y sin mezquinos ataques personales. Saludos a todos, excluyendo, por supuesto, a la aberración Edier/Ladilla.

    • ¿”Una historia neutral e inofensiva como ésta”? Muchos lectores de este blog querríamos saber cuál considerarías tú, Abel, una historia ofensiva y parcial. ¿Nos das un ejemplo?
      Y voy a ponerme el sayo, pues creo que me sirve: Nací, me crié, vivo y moriré en la isla. No tengo de que avergonzarme. Tal vez no sea tu caso.
      Eduardo del Llano escribe y nosotros comentamos. Así funciona. Si él lo quisiera de otro modo no tuviera el blog. Se limitaría a escribir sus novelas y realizar sus películas, para las que somos solo espectadores.
      Este post, como cualquier otro, es una invitación a disentir, a decir lo que nos venga en gana, en pleno ejercicio democrático. Eduardo es demasiado inteligente para no saberlo. Pregúntale.
      ¿Estás de acuerdo, te parece bien todo lo que él escribe? Perfecto. Alaba siempre. Algunos no lo vemos de otra manera. ¿Qué te importa?

      • Abel Lloret dice:

        ¿Y yo también tengo derecho a opinar, disentir con respeto sobre lo que comentan algunos comentaristas de algunas entradas, ejercicio democrático, verdad, Liborio? Para eso también es el blog, y alabo el derecho de opinar de todos, ¿no lo dije ya? A propósito, yo también soy nacido y criado en la isla(hasta 1995), y tampoco me avergüenzo, todo lo contrario, exhibo con honor mi nacionalidad de origen y el idioma; la creatividad y el ingenio de los cubanos me enorgullece; critico lo que me parece mal, como todo. Y conociendo la amplitud mental de aquellos con quienes convivo socialmente y trabajo, lo que menos quisiera ser sería un gringo, de los del sur; no conozco los de más arriba. Por muchas cosas, largas de enumerar, a pesar de dictadura, penurias y todo. me alegra haber nacido en Cuba y no aquí, y nunca lo cambiaría. Así que, ¿cuál es tu calentura asere? .Pero estás en tu derecho y bienvenida tu discrepancia. Siempre. Y yo trabajo duro con cojones pa ganarme el pan y no tengo ningún Lamborghini, ni puedo, ni me interesa.

      • Mr. Ladilla dice:

        Y por que si reniegas tanto de los gringos y te gusta tanto Cubita no te vas a vivir para el Cerro y dejas de sufrir tanto….Abel el baboso.

      • Mr. Ladilla dice:

        “Me alegra haber nacido en Cuba y no aquí, y nunca lo cambiaría” …!!!Hay que ser care guante!!! Si no lo cambiaste que haces (segun tu) viviendo en otro pais?

  13. Alache dice:

    Por que los cubanos de Castro, no digo ya los obreros sino los intelectuales y profesionales, no tienen tarjetas de crédito? Por que los poquísimos cubanos de Castro que pueden viajar lo tienen que hacer a costa de favores de amigos, conocidos y no tan conocidos, siempre pegados como palestinos? !Que vergüenza!
    .

    • Y, ¿quiénes son los cubanos de Castro, Alache? Yo soy cubano. Soy profesional. No tengo tarjeta de crédito (aunque no viajo). ¿Soy un cubano de Castro? Si tu respuesta es afirmativa, ¿por qué?

      • Alache dice:

        Porque el castrismo rige tu vida, eres cubano de Castro al igual que el bloguero, les guste o no, asi de facil, recuerda el yogur de soya y los 20 chavos.

  14. Bueno, bueno, Abel, tranquilo, me convenciste. Opina, opina, no hay calentura.

  15. charlitos dice:

    !! VIVA LA DEMOCRACIA !! , Aunque para ello haya que soportar heroicamente las pestes ajenas .
    (Las propias son Chanel #5)

    • Ruben dice:

      Les cuento mi apuro: Desde que tuve uso de razon, tratar de salir del pais de porqueria donde vivia y tener que soportar a la gente de tan baja ralea (el hombre nuevo) todos los dias al salir a la calle. No hace falta decir donde. A proposito tambien en dictaduras hay que soportar las pestes ajenas, y si no preguntenle a los habaneros montados en los artefactos que circulan por las calles de la Habana.

  16. Eduardo: hace unos días leí tu artículo y reía a carcajadas limpias mientras devoraba las letras, como hacía tiempo no me sucedía con algo. luego me atrapó el lenguaje típico cubano que nos hace originales y diferentes. Estaba yo desde mi móvil leyendo y luego de seguido deseaba hacerte este comentario. Por alguna razón no inicié mi sesión y después de escribir el comentario no pude publicarlo. Entonces me da pereza volver a escribirlo y comienzo a leer los comentarios de los demás lectores. ¡Eran absolutamente opuestos al mío¡ La reflexión entonces se hace intensa. Es increíble como la percepción cambia radicalmente en dependencia del ambiente que estés viviendo. Pero el problema a mi entender en su raíz se reduce al hecho de pensar (fíjate tú que cosa es en la que yo estoy pensando) ¿Quién fue primero La Materia o la Consciencia? Y este es el simple hecho que nos lleva a pensar si creemos o no en un Dios. Pero hasta los que creemos en Él nos vemos en situaciones que no podemos evitar ni controlar porque estamos genéticamente programados y no sabemos como variar las condiciones del entorno. Antes yo viví La cola de los Huevos en el Mercado por 3 horas, el yogurt de soya caliente un caldo horrible para mi nena de 7 años, un muslo de pollo que luego que ella se lo comía yo cogía las sobras de los cartílagos y los huesos con un poco de arroz blanco y esa era mi comida,cuando más joven y hacía deporte: una guagua que venía tan llena que yo cogí por costumbre simplemente bajarme por la ventanilla,un huevo hecho tortilla para dos. Ahora me toca extrañar todo eso junto con las 2 nenas incluidas.
    Admiro tu valor y tu estrella. La genética de la que te construyeron te hace vivir aquel tipo de situaciones dignas de contar en las que tu inconsciente sabe que de todas formas al final de la historia tú vas a salir bien parado porque el premio consiste en contarla y como regalo tener detractores y reidores como yo jaja. Sigue así, ese es el objetivo de este cuento, del tuyo y del mío. Que cada idea te refuerce y te haga crecer. Eres de los valientes, no importa quien esté o no de acuerdo. Un saludo

  17. Mr. Ladilla dice:

    “Antes yo viví La cola de los Huevos en el Mercado por 3 horas, el yogurt de soya caliente un caldo horrible para mi nena de 7 años, un muslo de pollo que luego que ella se lo comía yo cogía las sobras de los cartílagos y los huesos con un poco de arroz blanco y esa era mi comida (…) una guagua que venía tan llena que yo cogí por costumbre simplemente bajarme por la ventanilla,un huevo hecho tortilla para dos. Ahora me toca extrañar todo eso… ”

    ¿Y es obligado soportar esta sarta de mentiras? ¿Por que no te regresas con tus dos nenas y comienzas a disfrutar todo eso que extrañas, incluyendo los cartílagos de pollo? ¿De que materia esta hecha la cara de ciertas personas? Habria que hacerles una biopsia.

    • el buen Peder dice:

      Ailimedalia, no gastes retina de tu vista en leer nunca más lo que escribe ese abominable engendro bien apodado Ladilla, cuya verdadera identidad conocemos; ni mucho menos emplees un segundo de tu vida en responderle. Si no te habías dado cuenta, este bicho es una especie de virus, un bacilo del blog, que antes firmaba como Edier Valdez( revisa posts de antes y verás que son el mismo), y que está tan envidioso y obsesionado por Eduardo, por amor no correspondido, que vive y muere para él metido aquí, tratando por despecho de denigrarlo, minimizar su obra, así como atacar con enconados celos a todo el que manifieste alguna mínima simpatía o admiración por el autor del blog, sea hombre o mujer, como si las cagadas de una tan inmunda mosca pudieran conseguir ese objetivo. No lo eleves a la categoría de persona haciéndole el mínimo caso. Déjame a mí lidiar con ese excremento, ya que soy el dedicado plaguicida del blog.

      Si no hay papel sanitario
      no os rompáis la coronilla;
      pues a mano y necesario,
      aquí está Mr Ladilla

  18. charlitos dice:

    Esta cientificamente demostrado que la ingestion de cartilagos de pollo “cortocircuitea’ las conexiones neuuronales , dejando a los individuos incapaces de razonar con coherencia.
    Hay muy buenos especialistas en esta patologia , en Cuba tienen al Profesor Mentepollo” , (el mismo que fracaso en su empeño en Omega 3) y aqui en Miami tenemos al Dr Saavedra y su auxiliar “la aplanadora”.

  19. Soy un cubano de Castro,
    de Castro cubano soy.
    Si Castro me llama, voy
    corriendo… ¡soy un cagastro!
    Mi libertad yo me lastro
    a mí mismo, pues no opino.
    Si Castro bebe su vino
    soy más mudo que una hache…
    En cambio el bravo de Alache
    se bebe lo que yo orino.

    • Alache dice:

      Sin orines,yo no necesito ofender..

      Pero cuando el gobernante del pais en donde vives puede determinarte hasta la edad en que tu hijo va a tomar leche o no, eres de El, le perteneces, te conviertes en un tipo sin dignidad, ni siquiera con la suficiente para poder alimentar a tus hijos.

      Yo quiero que la ley PRIMERA de mi patria sea la dignidad PLENA del hombre.
      Jose Marti.

  20. ¿Quién coño te dijo, Alache, que la dignidad tiene que ver la libertad? No soy un hombre físicamente libre (aunque lo soy en espíritu). Mas soy un hombre digno. No puedo decidir qué darle de comer a mi hijo, pero trabajo honestamente cada día para procurarle sustento. No puedo decir públicamente lo que pienso, pero sí puedo callar las alabanzas que otros profieren. Puedo, en fin, no decir lo que no pienso. Le pertenezco al comandante, pero no vendí mi independencia: me la usurparon. Cuando nací ya otros la habían cedido por mí a los inefables barbudos de la Sierra.
    Ahora probablemente me llamarás cobarde, puesto que no estoy en la cárcel por defender mis derechos y los del resto de los cubanos. No llevas razón, créeme, si así pensaras… Pero si fuera el caso: quédate aquí, luchando conmigo!

    • tinmarin dice:

      Así se habla! Yo mismo he pensado en alzarme en las lomas apara defender los derechos de todos los cubanos, pero con lo malo que está el transporte, como coño llego a las lomas ?!

      • Abel Lloret dice:

        Y yo creo que ni aunque se resolviera el transporte van a poder alzarse en las lomas; he tenido noticia de que el régimen de los Castro trabaja ya secretamente en la producción, con ayuda de China, del primer avión teledirigido (drone) de fabricación nacional “Tocororo Vigilante” para escuchas, rastreo y cacería de disidentes, y una versión armada con misiles para exterminio de posibles grupitos de alzados. No habrá donde esconderse. En fin que parece que la dinastía del faraón TutanCastrón llegó para quedarse, o va a ser dura de pelar.

    • Alache dice:

      Cuando como reconoces no puedes decir publicamente lo que piensas, (como por cierto SI hacen los dicidentes), entonces socio, no tienes dignidad, ni tienes decoro, confundes dignidad con honradez y decencia. Trabajas dia a dia, ok eres honrado y decente, pero no necesariamente eres digno porque entre otras muchas mezquindades que soportas te tienes que morder la lengua todos los dias y lo peor, estar alerta para que tus hijos tambien se la muerdan.
      Si de alguna o de muchas maneras perteneces a un gobernante como tambien reconoces, entonces no eres digno socio, no, no, claro que no eres cobarde y lo demuestras aqui donde al menos sacas tus miserias dejando saber lo que piensas de tus gobernantes, pero socio aunque no lo acabes de entender, no puedes ser digno soportando lo que soportas, sabiendo y sufriendo el crimen que tus hijos en la escuela todos los dias tengan que pagar la matricula diciendo a viva voz antes de entrar al aula..”PIONEROS POR EL COMUNISMO”….inocentes que sin saber nada de ideologias ya tienen casi de parbulos que jurar por una,, Ah y por supuesto que no ser una persona digna no es tu culpa. No acepto tu invitacion a “quedarme aqui luchando contigo”, yo soy digno, libre, honrado, honesto y con decoro para decir lo que pienso y creo sin miedo a nada, porque en el pais donde vivo y de donde soy un buen ciudadano, la dignidad de las personas es sagrada, !Pobre del gobernante que trate de coartarla!

      El coño sobro, no es necesario ofender y mucho menos un tipo tan simpatico como tu.

      • El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española sabe más que tú:

        Dignidad: Cualidad de digno. Excelencia, realce. Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse.

        Y para tu aclaración: Mi manera de comportarme, que es en definitiva lo que define mi dignidad y decoro, no tiene nada que ver con el gobierno. Confundes los valores. Un esclavo africano muy bien podía enfrentar con dignidad la explotación a que le sometían sus amos españoles. Te pregunto: ¿Es indigna e indecorosa Yoani Sánchez? ¿Lo son las Damas de Blanco? Ellas también son esclavas (aunque esclavas rebeldes). Eduardo del Llano es un esclavo, aunque él mismo no lo note… Pero no es indigno. Lo que te ocurre, Alache, es que, como buen cubano, eres una persona muy bien intencionada pero incapaz de dar tu brazo a torcer. Sé humilde. Muy en tu interior sabes que estás equivocado. Llámame esclavo de Castro si te parece (no te faltará razón) pero no me llames indigno, porque no lo soy. Como no lo era tú probablemente cuando vivías en Cuba. Indigno es quien se arrastra para suplicar lo que los poderosos no nos dan. Yo no lo conquisto con el filo del machete (como tal vez debería) pero al menos guardo silencio. Y mi silencio, repito, es digno. Con esto dejo zanjado en diferendo, sin importar que no logre convencerte. He dicho.

        PD: Y el coño no sobra nunca. Coño.

      • No iba a añadir nada más, pero leyendo tu comentario por segunda vez he aquí que reparo en lo siguiente. Dices: “No acepto tu invitacion a “quedarme aqui luchando contigo”, yo soy digno, libre, honrado, honesto y con decoro para decir lo que pienso y creo sin miedo a nada, porque en el pais donde vivo y de donde soy un buen ciudadano…”
        Mira, no lo has pensado bien. Tú no eres un buen ciudadano. Tú lo que eres es un pendejo.
        Je je. ¿Cómo no me había percatado? Pendejo de mierda. Je je. Te fuiste echando, ¿no? ¿Cómo no levantaste tu apendejada vocecilla cuando estabas bajo la bota de Castro, so penco? Y escribes “dicidente” con c de coco. Ni siquiera fuiste a la escuela. Debías abstenerte de comentar en un blog como este. Sé digno: calla.

  21. […] Publicado por Eduardo del Llano en su Blog […]

  22. Aquiles Baeza dice:

    Primera vez que veo que los post de los visitantes están más cómicos que los del autor del blog. Esto está mejorando, al final va a ser “colectivo de autores”.

    • Mr. Ladilla dice:

      En realidad cualquiera escribe algo mas cómico que el autor del blog.

      • Mr. Ladilla dice:

        Por cierto Descemer Bueno, que dicen que es cantante (en Cuba cualquiera sapingo es cantante, humorista, escritor o realizador de cine) que en Cuba no se puede tomar jugo por causa del bloqueo americano. Yo creo que en vez de la fiebre de la Chikungunya, en Cuba lo que se ha propagado es la fiebre de la Desverguenzuya y la Descaruya.

  23. En cada uno de los post de Eduardo del Llano voy a introducir el siguiente anuncio promocional: ALACHE ES UN PENDEJO. ALACHE ES UN PENDEJO. ALACHE ES UN PENDEJO. ALACHE ES UN PENDEJO. ALACHE ES UN PENDEJO. ALACHE ES UN PENDEJO.
    Y así hasta que Eduardo me bloquee la IP.

  24. Abel Lloret dice:

    Habiendo leído esta última polémica, y sin que esté en mi ánimo tomar partido excluyente con nada ni nadie, en este caso, de acuerdo con lo aquí expuesto, no puedo menos que
    solidarizarme con Liborio, y detestar las actitudes de aquellos que habiendo escapado de la isla, se crean con derecho de juzgar a quienes aún viven dentro, y exigirles lo que ellos mismos nunca se atrevieron a hacer, y esto en el mejor de los casos. Porque de hecho desconfío también de todo aquel emigrado que haga excesivo alarde de anticomunismo y ataque a quien no haga lo mismo; pues no dudo de que pueda ser un recurso de “autoredención” por un pasado que no quieren recordar, ni que se recuerde, quién sabe si de mezquina complicidad con la dictadura.
    Está bien sentir indignación por desmanes de regímenes totalitarios y expresarla siempre; pero a los pregoneros hirientes, los incitadores a acciones, los excesivos reprochadores que la emprenden contra cualquier persona sin conocerla a fondo no puedo evitar asociarlos con indignos oportunistas con incómodos pasados.

  25. Mr. Ladilla dice:

    Yo creo, sin ánimo de polemizar que el hecho de quedarse en Cuba y en silencio no hace a nadie indigno. Los que se han ido a otros lares, bienvenido sea (libraron) pero no los hace más dignos que los que se quedaron (por las razones que sean) aun en silencio. Ahora bien, si es despreciable aquel que se quedó y le hace el juego al gobierno, lamiendo botas para a cambio coger prebendas, entre ellas filmar peliculitas de quinta y dar viejecitos prestados.

  26. charlitos dice:

    Segun mi diccionario privado , INDIGNOS son los que estando fuera pretenden que los que estan dentro hagan lo que ellos no tuvieron el coraje de hacer , siempre y cuando no sea perrear en cualquiera de sus modalidades. Al que le sirva que se la ponga.

  27. Ruben dice:

    Claro que es indigno pedirle a otros lo que uno no es o fue capaz de hacer. En otro orden de cosas estan derrumbado las estatuas de Lenin en Ucrania, y en Hong Kong estan en la calle protestando contra el gobierno Chino (y este reprimiendo) por tratar de imponer las leyes comunistas en un territorio que siempre fue Ingles y adaptado al capitalismo. Parece que las ideas de izquierda no son bien vistas por casi nadie, excepto por algun que otro trasnochado.

  28. Me molesté con Alache y fui grosero. Te pido disculpas, Alache. No volveré a ofenderte. En mi defensa solo añadiré una cosa: Le ronca tener que aguantar que alguien que no te conoce te llame indigno. Le ronca, además, que ese alguien generalice y llame indignos a millones de sus compatriotas que sobreviven como pueden en medio de una pesadilla de la que no pueden escapar (y todo el mundo sabe bien por qué razones).
    Del mismo modo daré por concluida esta discusión inútil.
    Quienes tuvieron la oportunidad de “librar”, como expresó alguien en un comentario, deberían ser más solidarios con quienes nos quedamos acá. Está bueno ya de arremeter contra el pueblo de Cuba y hacerle cargar la culpa de todos los males que padece. La tiranía no es culpa de nadie. Y aunque lo fuera: ¿de qué nos salva? Quienes vivimos en Cuba no tenemos más responsabilidad que quienes se fueron. Y aquellos que se ufanan de “luchar” por la libertad de nuestro pueblo y no sé cuántas otras lindezas, les digo lo siguiente: ESTE ES EL PUEBLO QUE TIENEN. LO QUE SEA QUE ESTEN HACIENDO ES POR ESTE PUEBLO Y NO POR OTRO. Y SI ESTE PUEBLO POR EL QUE LUCHAN LES PARECE INDIGNO, PUES YA PUEDEN IR RENUNCIANDO A SU HEROICA LUCHA. SE PUEDEN CAMBIAR LOS GOBIERNOS, PERO LOS PUEBLOS… NO!
    Con esta declaración de principios me retiro y anuncio que difícilmente volveré a pronunciarme sobre el asunto. Me concentraré en las entradas de Eduardo del Llano, sobre todo las que giran en torno a temas culturales. Agradezco la solidaridad de quienes se mostraron solidarios y la apatía de los apáticos. Agradezco incluso los improperios de Alache, con la esperanza de no volver a leerlos en un sitio como este.
    Liborio Mendigutía.

    • Alache dice:

      Si como bien menciona tu diccionario, dignidad es igual a decoro, mira lo que dejo el apostol al respecto sobre el decoro que es sinonimo de DIGNIDAD:

      Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Yoani, las damas de blanco y todos aquellos que dicienten se oponen y combaten con las ideas a la dictadura castrista SI tienen decoro, que es lo mismo que tener dignidad.

      Mira lo que nos dejo el apostol sobre libertad:

      Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía. En América no se podía ser honrado, ni pensar ni hablar. Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado. Un hombre que obedece a un mal gobierno, sin trabajar para que el gobierno sea bueno, no es un hombre honrado. Un hombre que se conforma con obedecer a leyes injustas, y permite que pisen el país en que nació, los hombres que se lo maltratan, no es un hombre honrado.

  29. Alache dice:

    Me pones esto:
    “Te fuiste echando, ¿no? ¿Cómo no levantaste tu apendejada vocecilla cuando estabas bajo la bota de Castro, so penco? Y escribes “dicidente” con c de coco. Ni siquiera fuiste a la escuela. Debías abstenerte de comentar en un blog como este”

    Me conoces acaso? Sabes quien soy?, Quien te dice que no soy un expreso politico que se rebelo contra el regimen castrista y se tuvo que exiliar despues.
    O quiza me sacaron mis padres con la edad de 5, 7 u 8.
    Por que oportunistamente y ahora si cobardemente sin pruebas ni argumento me pones como “uno que no levanto su voz” como haces tu todos los dias de tu vida y ahora desde fuera comodamente juzga?

    El alcoholoco para resolver su problema tiene primero que reconocer que lo es, el indigno lo mismo, pobre infeliz que no se entera del mal que padece, el lavado de cerebro fue muy eficiente contigo, te conviertieron en un indigno y juras te desganitas,pataleas en tu perreta asegurando que no lo eres. te repito que no es tu culpa serlo como tampoco lo es el “Pueblo de Cuba”, (Vaya manida politiqueria populista), que no puede protestar ni hacer nada y que cada !ro de Mayo llena la plaza.
    Socio te guste o no eres un indigno porque no tienes decoro y dignidad como bien dice tu diccionario es SINONIMO de decoro.

    Disculpa mi ortografia castellana, reconozco que no soy bueno en ella, pero no lo uses para burlarte y ofender porque entonces se convierte en otraa bajeza mas de tu parte.
    Chao INDIGNO!!

  30. Je je, y… ¿qué cosa es un “alcoholoco”? ¿Un alcohólico loco? Eres muy gracioso. Chao, DIGNISIMO ALACHE!!

  31. ¿Eres un ex preso político que se rebeló contra el régimen castrista? Ja ja ja ja ja ja jal. Es lo más gracioso que he leído en mi vida!!! ¿De verdad te rebelaste contra el régimen castrista? Cuéntanos, Alache, ¿dónde te alzaste en armas? ¿Qué grado alcanzaste en la guerrilla, el de Comandante? Je je je, en lo adelante te llamaré pues “Comandante Alache”. A la orden, jefe!

  32. Alache dice:

    Sabes que nunca dije eso, DIJE que Por que en vez de asumir que soy uno que desde afuera dice las cosas por su nombre comodamente no asumes que soy un expreso politico o uno que lo sacaron sus padres de muy nino?, No, esa posibilidad la niegas e ignoras ni siquiera la sopesas porque destruye tu unica defensa que es el ataque personal, vaya lo mismo de siempre recursos del perdedor, jajaja, “yogur de soya pide cabizbajo el papa”, jajajaja.

    Chao indigno

  33. Sí, mi comandante! Yo soy el perdedor. El ganador es usted. El valiente cubano que llama las cosas por su nombre. Me descalifico a mí mismo con los ataques personales. Usted no, usted no ataca. Usted no menosprecia a sus compatriotas, a quienes llama cobardes e indignos. Usted es el futuro, el ejemplo a seguir. Es más, le propongo una cosa… ¿Por qué no se abre un blog para que nos dé lecciones de civilidad y patriotismo? Oh, cuánto me honraría ser su alumno. Tal vez hasta me llene de valor y no acuda el próximo 1 de mayo a la Plaza… Tal vez, incluso, renuncie a mi ración semanal de yogur de soya. Ejemplos como el suyo lo fortalecen a uno.

  34. Alache dice:

    Te avisare cuando lo abra alumno, aunque sin decoro, no por tu culpa, eres un buen cubano

  35. Qué honor! Seré alumno del excelso e inmaculado luchador por la democracia!!! Aprenderé muchas cosas… Caballero, qué bueno haber descubierto este blog. Gracias, Eduardo del Llano, gracias! A través de ti me he ganado un cupo en la escuelita de Alache!!! Todos aquí deberían aprender de ese hombre grande que pasó sus mejores años en una prisión castrista por alzar su voz contra la dictadura y para defender los derechos de todos nosotros. Salud, mi comandante!

  36. Por nada, maestro. Un honor.

  37. Eduardo, super fan de tu blog, pero cuando leo pa abajo me da mareo, los apuros se me revolvieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s