WELLS

Publicado: 04-11-2014 en Sin categoría

 ¡Los marcianos avanzan hacia Londres! ¡Huyamos por el camino de Surrey!

 Eso le decía un personaje a otro en la portada de aquella edición de La guerra de los mundos de Ediciones Huracán de 1968, diseñada por Raúl Martínez y con un memorable prólogo de Oscar Hurtado. En dicho texto introductorio, Hurtado contaba que, en vida, Wells gozó de merecida fama de profeta; también observaba que, si alguna vez los extraterrestres decidían por fin revelar su presencia, Wells tendría todo el derecho a decir a la humanidad ¿de qué se sorprenden? Estaban advertidos.

 Lo que más impresiona de la obra de Herbert George Wells (1866-1946) no son tanto las predicciones, acertadas o no, frecuentes en su obra, sino el hecho de que abordó, reformuló y en algunos casos creó todos los grandes temas de la ciencia ficción contemporánea. En sus novelas aparecen el viaje por el tiempo (The time machine, 1895), las guerras interplanetarias y las invasiones extraterrestres (The war of the worlds, 1898), la exploración de la Luna (The first men on the Moon, 1901), la manipulación biológica (en The island of Dr. Moreau, [1896] se convierte a animales en hombres, en The food of the Gods and how it came to Earth [1904], se obtiene un alimento transgénico capaz de garantizar el crecimiento continuo), la invisibilidad (The invisible man, 1897), las distopías (The world set free [1914], donde aparecen bombas atómicas lanzadas desde aviones, y The shape of things to come [1933], en cuyas páginas Wells vaticina la guerra mundial para 1940). En relatos breves hallamos ideas igualmente fundacionales: la consecución de velocidades tan increíbles (The new accelerator) que provocarían ese efecto, tantas veces visto en el cine, en que todo -personas, animales y objetos- parece detenerse mientras el protagonista camina libremente entre ellos; en The truth about Pyecraft un gordo decidido a adelgazar consigue literalmente perder todo su peso, con lo que sigue obeso pero flota en el aire, pegado al techo; en Empire of the ants se refiere a una colonia de hormigas inteligentes; en Aepyornis island un náufrago cría y luego convive con un gigantesco pájaro extinguido, pero luego no puede probarlo. Como si no bastara, el británico explora el género fantástico en relatos como The magic shop, A story of the Stone Age, The crystal egg, The story of the inexperienced ghost, Mr Skerlmersdale in Fairyland

 ¿Quién puede olvidar al enloquecido vicario de La guerra de los mundos? Cuando leí por primera vez la novela, a la altura de mis diez años, no tenía la menor idea de qué era un vicario y qué representaba –la verdad, me sonaba a algo así como un vendedor de flores– pero me impresionó la labia fanática del personaje. ¿Quién no recuerda ese momento escalofriante en que el tentáculo exploratorio del marciano llega a palparle al protagonista una de las botas? Y es que Wells era un maestro en descripciones estilizadas, diálogos ingeniosos y personajes que casi podemos ver y tocar. Tal vez no clasifique entre los estilistas más originales de la lengua inglesa, pero no cabe duda de que fue un gran humorista. Convencido de la validez de la sátira, y siendo como era un hombre de ideas izquierdistas que veía en la educación y la erradicación de la pobreza el camino a la transformación del mundo, se burló de los prejuicios sociales (Miss Winchelsea´s heart), alertó de los peligros que podrían derivar del uso irracional de la tecnología (en The food of the Gods, el alimento manipulado da como resultado seres humanos de doce metros) y la creciente desigualdad de clases (así, The time machine puede ser entendida como una proyección al futuro de la sociedad burguesa, con los capitalistas convertidos en Eloi y los trabajadores en Morlocks). Resulta aleccionador que, como el Lemuel Gulliver de Swift de vuelta del país de los Houyhnhnms, el protagonista de The island of Dr Moreau a su regreso descubra bajo la máscara de civilidad de sus contemporáneos gestos y actitudes animales; no es casual que Griffin, el hombre invisible, sea albino y discriminado por ello. Wells criticó la guerra, el imperialismo británico y se adelantó a muchas causas y campañas que hoy nos resultan familiares, como la lucha por la igualdad de la mujer.

 Además, si la maniera de Verne se centraba ante todo en el aspecto científico de las historias, las ensoñaciones de Wells eran poéticas: el viajero del tiempo trae del futuro, como única prueba de su viaje, una flor marchita, y regresa luego al año 802701 no sólo por altruismo, sino por amor; Mr Skelmersdale se enamora de un hada y luego no puede regresar, y la nostalgia lo consume…

 NOS-Y-OTROS tenía un sketch (publicado en el volumen Anodino y la lámpara maravillosa, Ediciones Alarcos, 2009) en que la máquina del tiempo era un servicio público no muy diferente a una guagua; la pieza se desarrollaba en una parada donde coincidían viajeros que iban a diferentes siglos. En la presentación yo hacía referencia a H. G. Wells, “a quien sus amigos llamaban cariñosamente Herbert George Wells”.

 El autor británico es también uno de los más llevados al cine. Incluso hay al menos una película que lo convierte en protagonista, Time after time (1979) de Nicholas Meyer, en que Jack the Ripper viaja a finales del siglo XX y Wells lo persigue. Byron Haskin (con George Pal como productor) y Steven Spielberg realizaron sendas adaptaciones de The war of the worlds en 1953 y 2005 respectivamente; el propio Pal y Simon Wells (bisnieto, por cierto, de Herbert George) de The time machine, en 1960 y 2002; The island of Dr Moreau ha tenido numerosas versiones fílmicas, la más reciente –y la peor, a pesar de contar con Val Kilmer, David Thewlis y un vetusto Marlon Brando– por John Frankenheimer en 1996; Things to comepor William C. Menzies en 1936; First men in the Moon en 1964 por Nathan Juran; The invisible man en 1933 por James Whale, etcétera. Contrariamente a la opinión de muchos, creo que hay casos en que las películas mejoran los originales literarios. Wells no es uno de ellos: la magia de su prosa no admite sucedáneo.

(4 de noviembre 2014)

Anuncios
comentarios
  1. Aquiles Baeza dice:

    ¿Yo de primero? Na.

  2. Mr. Ladilla dice:

    Pues yo de tercero.

    Estoy de acuerdo con la reflexión sobre H.G. Wells y su obra. Lo curioso es que el bloguero-¿realizador?-¿escritor?-miembro de la UNEAC-trabajador del ICAIC tiene mucho conocimiento de cine y en lo referente a otros temas habla bastante mierda, a lo que se le llama “monotemático” Eso me recuerda la frase “Sabe tanto de “tal” cosa que solo de eso sabe”. De cualquier manera para saber de H.G. Wells, de Julio Verne o cualquier otro tópico solo hay que buscar la información en los múltiples sitios de internet y no leerse este anémico post.

  3. Omar dice:

    Eduardo, eres un nerd. Y yo un ignorante. Mira esto:

    “¿Quién no recuerda ese momento escalofriante en que el tentáculo exploratorio del marciano llega a palparle al protagonista una de las botas?”

    Que entusiasmo tan loco! Yo ni idea.

    Omar

  4. Omar, con todo respeto, no hay que ser un nerd para preguntarse “¿quién no recuerda ese momento escalofriante en que el tentáculo exploratorio del marciano llega a palparle al protagonista una de las botas?” Yo mismo lo recuerdo, aunque no experimenté el escalofrío a que alude Eduardo. La verdad es que no comprendo bien el objetivo del post… ¿Quién necesita a estas alturas una reseña biográfica de H.G Wells? Como apunta charlitos: puede obtenerse en Wikipedia. Yo creo que Eduardo del Llano está como Fidel Castro: reflexionando sobre lo humano y lo divino mientras envejece y pierde facultades progresivamente. Tal vez hasta le dé por recomendarnos un cocimiento de moringa…

    • Omar dice:

      Es probable que tu tambien seas un nerd, Liborio.
      Yo necesito una resena de Jorge Pozos.
      Yo compadre, yo.
      Disculpa la ignorancia mi hermano.

      Saludos,

      Omar

      • No soy un nerd, Omar. Ojalá lo fuera. Si fuera un nerd tal vez me dieran una visa para visitar un país europeo (quizá hasta el mismo Estados Unidos) y aprovecharía para pedir asilo. Pero soy un simple empleado de oficina (trabajo en una dependencia del Ministerio de Cultura) donde el único privilegio que tengo es la Internet. Fíjate que ni siquiera sé quien es Jorge Pozos.

  5. CARTA ABIERTA A Mr. LADILLA

    Asunto: Conexión a Internet

    Compañero (a):

    Por medio de la presente le hago saber que me conecto a Internet desde mi trabajo. Por eso siempre lo hago entre lunes y viernes y nunca los fines de semana. Si me cogen en el brinco me parten los (palabreja del argot que empieza con c y que se usa eufemísticamente para designar los testículos). Pero yo me las arreglo para escurrirme cada vez que puedo y leer las entradas de Eduardo del Llano y los comentarios de sus lectores. En otra época fui bastante cercano al autor de este blog, cuando ambos éramos estudiantes de la Universidad de La Habana. Ha llovido desde entonces. Eduardo no me recuerda (o dice no recordarme). Pero yo sigo aquí. Y sigo en Cuba. Seguiré viviendo en Cuba (con o sin Internet). Si los informáticos chivatones de mi trabajo me descubren la pasaré mal, pero mientras eso no ocurra seguirá contando cada semana con la presencia de vuestro

    Liborio Mendigutía.

    • Omar dice:

      Guapo ahi Liborio, que no te va a pasar nada.

      Saludos,

      Omar

    • Mr. Ladilla dice:

      Me alegra que pueda conectarse, disfruto sus entradas y ojalá nunca tenga problemas. Trate de ayudar al bloguero-realizador con la conexión ya que “dice” no tener. Si conoció al bloguero en otra época no es que él no le recuerde sino que no quiere (o no le conviene) recordarlo, no se preocupe ya conozco a otros en su mismo caso, y en segundo lugar al conocerlo sabrá la capacidad transformante que tiene según las circunstancias. Por lo demás tiene usted razón a quién le importa a estas alturas Mr. Wells. ¿El post? una porquería. Saludos.

    • Kamikaze dice:

      Buena esa!!! Sigue ahí Liborio, guapo y faja´o con los chivatientes!!! Saludos.

  6. Ruben dice:

    Nerd: Una persona sin estilo, poco atractivo, o socialmente inepto; especialmente uno dedicado totalmente a actividades intelectuales o académicas. Una persona que se comporta torpemente alrededor de la gente y por lo general tiene la ropa sin estilo, el pelo, etc. Una persona que carece de habilidades sociales o es aburridamente estudioso.

    Es exactamente la impresión que da el dueño del blog. Buena descripción .

    • charlitos dice:

      POR ESO YO ME BAÑO, ME AFEITO Y ME CAMBIO EL CALZONCILLO TODOS LOS DIAS,
      NO SEA QUE ALGUN CABRON ME DIGA “NERD” POR ANDAR SUCIO, PATILLUO Y CON PESTE A CULO.

      • Abel Lloret dice:

        Y seguro que antes de cambiártelo la parte cagá del calzoncillo la usas siempre por dentro.

      • charlitos dice:

        El calzoncillo con su parte cagada o no va a la lavadora , me pongo spray desodorante para co-jones y uno limpio . Eso de virarlo por la parte cagada debe ser un habito que arrastras desde que vivias en la Habana vieja.

  7. Abel Lloret dice:

    Sí, sí, sí, Charly, las tradiciones nunca se pierden.

    Después de comer un poco de mojones con Charlitos, comento algo sobre el post.
    Hace ya tiempo, unos tres años, un socio de Cuba, con quien también compartía, y comparto, gustos por la Ciencia Ficción, con Wells una de las figuras clave, me envió en papel un artículo fresco, original, del periódico El País, titulado: “La máquina del tiempo trae de vuelta a su inventor”, donde tras muchos años de olvido se rendía por fin homenaje y se hacía justicia (incluso en el Reino Unido) a quien es considerado el verdadero “inventor” de ese artilugio, el diplomático español del siglo XIX, autor de zarzuelas, Enrique Gaspar, quien presentándolo en 1887, se adelantó en la idea ocho años a H.G. Wells. Aunque antes, se decía, ya los dioses griegos, y algún que otro personaje de cuentos viajaron en el tiempo, fue Gaspar el primero en relacionar esa posibilidad con una máquina construida por humanos, a la que llamó “anacronópete”, del griego “ana” (atrás); “crono”, (tiempo), y “pete”, (el que vuela): “el que vuela atrás en el tiempo”, que poco tenía que ver con el aparato de Wells, similar a una motocicleta con un enorme ventilador en el respaldo. El artículo describía en detalle el cachivache imaginado por Gaspar, algo así como una enorme caja de hierro que navegaba gracias a cuatro grandes cucharas movidas por electricidad, y hasta contaba con un fluido para contrarrestar los efectos del viaje, entre otros detalles técnicamente muy bien pensados. La obra en que apareció dicho artilugio, una novela satírica salpicada de controversia política lleva precisamente el mismo nombre de éste, publicada en el año antes mencionado. Abundaba, por supuesto, mucho más el artículo y los interesados pueden informarse más en los multiples motores de búsqueda de la red, o Wikipedia.
    Bro, de verdad que recuerdo con placer aquella película del ’79 que en español vimos, si mal no recuerdo, con el título de “Escape al futuro”. Y para mí, ninguno de esos remakes como el de “The time machine”, “War of the worlds”, tiene el encanto y la magia de aquellos originales americanos de los ’50 y tempranos ’60, que con todo su primitivismo y parquedad de efectos por estándares actuales, preferiré siempre. Lo mismo con otra de mis preferidas de la época: “The day the earth stood still” de 1951, cuyo remake del 2008, a pesar del derroche de efectos, para mí tampoco se le acerca ni por arribita en coherencia y fuerza a la original. No hace mucho la compré, la vieja, remasterizada, en glorioso blanco y negro y con una tonga de cortos y extras relacionados.
    Nice, el post. Ya sea Wells archifamoso, le imprimes tu perspectiva, otros detalles, además de que nunca está de más rememorar a los grandes .

    Y bueno, ahora estoy listo pa’ seguir comiendo mojones con Charlitos o alguien más.

    • Abel Lloret dice:

      Y también leí “La guerra de los mundos” en esa misma edición. Hasta recuerdo el dibujo de los personajes en la portada.

    • Mr. Ladilla dice:

      Asere una preguntica: ¿Por que tu eres tan baboso?

    • Tengo la referencia del anacronópete de Enrique Gaspar, de ahí que escribo acerca de Wells que “abordó, reformuló y en algunos casos creó todos los grandes temas…” etcétera. Sí, es fascinante ver como esas ideas fantásticas aparecen una y otra vez a lo largo de la historia. Y coincido plenamente contigo en que The day the Earth stood still del 51 es mucho mejor que su insípido remake.
      Un abrazo
      E.

  8. Abel Lloret dice:

    ¡Con tu ejemplo siempre en alto! , ¡¡¡maeeestroooooo!!!

  9. Samuel Smith dice:

    …Siendo como era un hombre de ideas izquierdistas que veía en la educación y la erradicación de la pobreza el camino a la transformación del mundo… Con todo el respeto del mundo, la izquierda lo único que crea es miseria y subdesarrollo. Son los típicos idiotas también analizados por Carlos Alberto Montaner. Hasta tanto los tigres asiáticos no se liberaron de la izquierda eran tigres de papel. Los pensadores más progresistas son los demócratas que a través de la economía de mercado impulsan el desarrollo económico-social de sus pueblos. Lo demás es jerga vacía. La izquierda irracional es fabricante de miseria: Cuba, Corea del Norte, Venezuela, Mozambique, un gran etc.

    • Mr. Ladilla dice:

      Totalmente de acuerdo: …”Siendo como era un hombre de ideas izquierdistas que veía en la educación y la erradicación de la pobreza el camino a la transformación del mundo”… ¿Educación? ¿Erradicación de la pobreza? ¿Tranformación del mundo? La transformación que quiere el bloguero-realizador para el mundo es la misma que ha ocurrido en Cuba despues de más de medio siglo? !!! Hay que tener la cara de concreto para hablar tanta mierda !!!

  10. charlitos dice:

    Samuel , hace muchos años ,(a finales de los 60’s) un ex comunista me dijo que la izquierda solo es buena en la oposicion , pues una vez que toman el poder se vuelven unos chacales .
    Unos dias despues me regalo un libro y me dijo “todo lo que ahi esta es verdad” , era “Rebelion en la Granja ” de Orwell , le agradeci el obsequio , pero llego tarde , ya yo lo habia leido años atras.

  11. Samuel Smith dice:

    En los 70’s, pude leer “La Gran Estafa” de Eudocio Ravines, un excomunista peruano de la época de Stalin, inclusive menciona haber conocido al Blas Roca en Moscú. Me sorprendí al leer lo que en ese momento estábamos viviendo. El libro es una incisión dentro del Comunismo, uno de los análisis críticos más exhaustivos hecho sobre este sistema. Después de esa lectura y ver la realidad en torno, ya no hubo marcha atrás y me volví un anticomunista por convicciones. La Granja no la leí hasta muchos años después ya en el exilio.

    • Mr. Ladilla dice:

      Todo eso está muy bien pero las mejores ediciones de “La Granja” y “La Gran Estafa” se pueden comprar en la librería ubicada en Malecon y 90, al sur de la Florida.

      • charlitos dice:

        Ladilla , no se si lo dices en serio o en broma, pero yo he estado en tres ocasiones en el tumulo que marca las 90 millas en Key West , pero la ultima me resulto muy conmovedor el ver a una familia echando flores al mar y llorando sin consuelo por la desaparicion de un familiar unos meses antes . Despues de eso he vuelto un par de veces al cayo , pero al tumulo no vuelvo mas . Dios sabe que no soy flojo, pero el recuerdo de esa familia no ha dejado de estremecerme y no me averguenzo.

      • Mr. Ladilla dice:

        Sr. Charlitos la librería a la que hice referencia nada tiene que ver con la boya de hormigón (Southernmost point buoy) en Key West que yo también he visitado y nada tiene que ver con el mar y la triste tragedia de los balseros cubanos. Realmente la libreria esta ubicada en nuestra tierra. Lo de Malecon y 90 significa el malecón de La Habana a 90 millas de la Florida (Malecón y 90). Dicho más simple, el que quiera vivir de verdad la trama de “La Granja” y “La Gran Estafa” pues que se de un brinquito a esta librería. Gracias por permitirme la aclaración para evitar malos entendidos. No soy balsero pero respeto mucho a los que han tenido que arriesgarlo todo a cambio de libertad.

  12. el buen Peder dice:

    ¡Cómo me gusta cuando Charlitos y Ladilla dialogan! Es una verdadera “charladilla”; y ojalá se mantuviera siempre sólo entre ellos, o abrieran ambos un blog en conjunto con lo bien que engranan. Ladilla cobijada en la ingle de Charlitos. Hacen buena parejita. A ver si dejas un poco la de Eduardo, y de seguir estúpidamente creyendo que en algo dañas al dueño y a los comentaristas con tus insidiosas e idiotas entradas, jodiendo en este blog, a veces con planificada y aparente decencia, recurso para confundir, y que busca ocultar el ruin y podrido ser que llevas dentro. Considero Eduardo, mantener un blog con entradas semanales de todo tipo pa’ que sean energúmenos de esta especie los más asiduos visitantes. No digo yo si hay tantos que se abstienen de comentar, pa’ no chocar con sus cagarrutas. Pero no dejes el blog bro. Y a los buenos comentaristas, o por lo menos quienes no sean simples parásitos saboteadores de oficio como éstos, les digo que, siempre que tengan algo que decir, no se abstengan ni dejen que sea este tipo de mierda lo que prevalezca. No os dejéis confundir amiguitos por palabras dulces, comedidas, humanitarias, pronunciadas por parásitos de esta índole.

    • Bro, hay mucha gente que me lee en Cuba, uno toma el artículo de mi website y se lo pasa por correo a sus conocidos, con esas cadenas de emails nos enteramos de muchas cosas. La mayoría no escribe comentarios por dificultad de conexión, por recelo o por lo que sea, pero me leen. Para ellos no es tan fácil buscar datos sobre Wells en la red. Y en cualquier caso, con artículos como estos no se hace gala de conocimiento, sino se dirige la atención de la gente hacia temas interesantes. De la gente, digo, no de nuestros sapingos de plantilla, a esos cualquier cosa más profunda que un calzoncillo cagao los saca de paso. Me encanta lo del antivirus combinado.
      Un abrazo
      E.

  13. charlitos dice:

    Buen pedo, apestas a eructo de meretriz envidiosa.

    • el buen Peder dice:

      Olor que tú conoces muy bien por llevarlo dentro Ladicharly. Coño me gusta eso de Buen pedo; pero mejor Pedo, con mayúscula, no me disminuyas así. A lo mejor en el futuro entro aquí como “Buen Pedo Charladilla” dedicado sólo a ustedes. Y aquí está tu parejita de nuevo, ahora con una de sus facetas, la divulgadora, que tanto desplegaba antes cuando entraba sin disfraz, como la rata de Edier. Ya que son ustedes los virus que infectan este blog, no se separen nunca muchachones, que juntos serán siempre más fuertes.

  14. Mr. Ladilla dice:

    “Carlos Otero reunirá al elenco de Sabadazo en Diciembre en Miami. Han confirmado su presencia Ángel García (Antolín El Pichón), Geonel Martín (Gustavito), Conrado Cowgley (Boncó), Osvaldo Doimeadiós (Margot), Ulises Toirac (Matute) y Carlos Otero.”

    Yo entiendo que tienen que venir al norte revuelto y brutal a buscar los dólares ya que todos son unos muertos de hambre, pero lo que quisiera saber quién paga por ver a esta tanda de chorros de plomo que cada dia son más pesados. Me imagino que los trasnochados nostálgico que viven en Miami añorando el humor de quinta categoría. Si esta gente se presenta gratis a dos cuadras de mi casa les llamo al 911 por desorden público y atentar contra el buen gusto.

    • Mr. Ladilla dice:

      Por cierto ya hemos tenido que sufrir por acá una cantidad excesiva de músicos de pacotilla, humoristas café con leche y un largo etc. Solo falta que caiga por aquí el bloguero-realizador dueño de este blog con sus peliculitas de mala muerte, para que se presente en los programas de Miami diciendo que es un marginado y censurado. Espero estar en primera fila para verlo.

      • el buen Peder dice:

        En primera fila pa hacerte pajas en directo a su costa, como siempre quisiste, mariconzón rural y de playa. Paramecio travestido.

      • Ruben dice:

        Eso lo veremos cuando al bloguero le pisen el callo, como siempre ocurre cuando la gente que tiene los favores del gobierno se les acaban las prebendas. No hay nada mejor que un dia tras otro.

  15. charlitos dice:

    Es paradojico que miles de cubanos conozcan el punto exacto de los EEUU donde se miden las 90 millas desde Cuba y sin embargo son muy pocos (casi nadie yo diria) que conocen el punto exacto de la geografia cubana que marcan las 90 millas exactas . Este lugar esta situado en lo que se conoce como “Punta de Tijera” , al Este de Boca de Jaruco en el municipio Santa Cruz del Norte , es un lugar donde se pesca muy bien , pero un poco peligroso porque suelen batir olas imprevistas. Quizas algun dia se construya alli un tumulo similar al de Cayo Hueso y los Americanos vayan a tomarse fotos.
    Por tanto Ladilla , si nos atenemos al dato geografico mas estrictamente exacto , la biblioteca de que hablas estaria en Malecon y 105 que son las millas que hay de El Morro a Cayo Hueso.

    • Mr. Ladilla dice:

      Vale

      • el buen Peder dice:

        Me alegra ser siempre un Buen Pedo para ti, y como es lo que mereces, Pedos siempre te dedico, mi paramecio amargado y mariconzón.
        Información: además de mi habitual buen Peder o Pedo(para ti), estoy en la etapa de preparación de un nuevo antivirus con nombre combinado, dedicado en conjunto a ti y a tu bienamado padrino Charly, para cuando ataquen en pareja. Nos vamos a divertir.

  16. Ruben dice:

    9 de Noviembre (mañana) se conmemoran 25 años de la caida del muro de Berlin, una de las infamias más grandes que han existido en la era moderna. Y después hay gente que dice ser de izquierda. Que verguenza.

  17. […] Publicado por Eduardo del Llano en su Blog […]

  18. Aquiles Baeza dice:

    Cojone, había tremenda bronca aquí y yo perdiendo el tiempo en otras cosas, me cago en la madre de Liborio

  19. Mr. Ladilla dice:

    “no de nuestros sapingos de plantilla, a esos cualquier cosa más profunda que un calzoncillo cagao los saca de paso”…¿Y quién le dijo al bloguero-realizador de pacotilla que un articulito de Wells saca del paso a nadie? Solamente un semi-analfabeto sin conexión a internet se asombraría de la información que da el bloguero-realizador en su mediocre post.

    • charlitos dice:

      Definitivamente Eduardo escribe para los infelices que tienen conexion a 50 Kb por hora , pero nunca para los que tenemos 25 Gb/s , que con solo tocar una tecla tenemos infinidad de veces mas informacion de la que el les pueda dar, asi que si venimos aqui es por hacerle el favor de que a su blog de runcunchacata venga gente mejor informada.
      En conclusion: El bloguero es un beneficiario del bloqueo interior.

  20. Perdón, Sr. Baeza, pero Liborio soy yo… Y como tuvo usted el gesto de mencionar a mi señora madre, pues me sentí aludido y estimé prudente agradecerle. Si se refería usted a otro Liborio, pues le pido disculpas. No faltaba más. Consciente vivo de mi escasa importancia en este vasto universo donde abundan personas inteligentes y educadas como usted.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s