COINCIDENCIAS Y PLAGIOS

Publicado: 14-04-2015 en Sin categoría

 De adolescente me fascinaban las ciencias, en particular la Astronomía. Recuerdo haber leído que a menudo dos investigadores que no se conocían entre sí, separados por la geografía y la cultura pero con objetivos comunes, hacían prácticamente a la vez un descubrimiento trascendente. En ocasiones, años más tarde se revelaba que uno copió o hizo trampas al otro, pero con no poca frecuencia resultó que la coincidencia era auténtica. Sonaba como si en determinada coyuntura el mundo estuviese preparado para un saber concreto y, surgida la necesidad, todo quedaba en ver quién levantaba primero la mano.

 De la misma manera, suele ocurrir que una idea artística germine con muy poca diferencia temporal en dos cabezas distintas. No es raro que lectores, espectadores u oyentes se pongan suspicaces cuando detectan coincidencias entre dos obras. Como diría Umberto Eco, vivimos con el síndrome de la sospecha. Es cierto que han existido los robos de ideas, el espionaje, la compra de secretos, y para evitarlos se registran ideas y obras en oficinas de Derecho de Autor. Pero no es el costado legal del problema el que me interesa ahora. Mi punto es que la explicación más simple puede ser también la correcta.

 Me referiré a dos ejemplos personales. En mi novela Bonsai hay un momento en que, describiendo los hobbies de un personaje, digo que solía hacer bonsáis, no ya de árboles, sino de ecosistemas enteros. Poco después de escribir eso leí en Thief of time, una novela de Terry Pratchett, que un monje hacía lo mismo, paisajes con montañas bonsái y elementos concomitantes. Ni en su obra ni en la mía la trama gira en torno a ese detalle –el título de mi novela es metafórico– se trata apenas de un elemento circunstancial, pero ahí está. El otro caso tiene que ver con Segundas partes, una historia que escribí el 15 de octubre de 2014 y que incluí en mi libro Omega 3, una compilación de cuarenta cuentos que verá la luz a fines de este año por la editorial Letras Cubanas. Trata sobre un tipo que despierta una mañana y descubre que está solo en el planeta, con la excepción de la insoportable y nada atractiva vecina de los altos, que se empeña en actuar como si nada hubiera ocurrido y rechaza sus insinuaciones de formar pareja y repoblar el mundo. Bueno, ahora en marzo mi socio Bacallao me trajo los primeros tres capítulos de una nueva serie americana, The last man on Earth, que cuenta en sustancia la misma historia. La serie ni siquiera había sido emitida cuando escribí el cuento, lo leí en mi peña y lo entregué para el libro. Evidentemente, no creo que nadie de la FOX haya venido a mi peña, copiado la idea, escrito, filmado y posproducido la serie en cuatro meses; viéndolo por el lado bueno, si alguna lección hay que sacar de ahí, es que mis ideas funciona(ría)n en Hollywood…

 Hay un relato de la escritora cubana Karla Suárez, que si no recuerdo mal se titula En esta casa hay un fantasma y aparece publicado en su libro Espuma (1999), que prefigura la historia contada por Amenábar en Los otros. La película salió dos años después que el libro, pero francamente, tampoco imagino a Amenábar viniendo a Cuba para robar ideas y husmear en los papeles de una joven escritora.

 Naturalmente, también existen los plagios, conscientes o no. Pasemos de la literatura a la música: Lennon copió parte de la melodía e incluso alguna línea de la letra de You can’t catch me, de su ídolo Chuck Berry, en Come together. Harrison plagió, al parecer inconscientemente, He’s so fine del conjunto femenino The Chiffons en su famoso tema My sweet lord de 1970. Es irónico que uno de los rasgos más distintivos de My sweet lord, el riff de guitarra, fuera a la vez copiado con todo descaro por Noel Gallagher en el éxito de 1994 de Oasis, Supersonic. No fue la única vez que Oasis copió a los Beatles o a otras bandas sesenteras: su tema Shakermaker, del mismo álbum de 1994, Definitely maybe, toma la melodía de I’d like to teach the world to sing, viejo hit de una agrupación de tercera fila llamada The New Seekers. También Led Zeppelin… en fin, por ahí está el documental seriado Everything is a remix, de Kirby Ferguson. Si sigo poniendo ejemplos acabaré plagiándolo…

 Las coincidencias y los plagios son frecuentes en la creación artística: inocentes las primeras, casi siempre conscientes los últimos. Por otra parte, en un mundo saturado de textos –entendido el término en un sentido amplio, esto es, como cualquier tejido sígnico– donde la cita, el pastiche, la parodia revisitan e incorporan abiertamente unos textos a otros, un mundo de versiones, remakes, novelizaciones y partidos pirata, los límites se desdibujan, todo vale, todo, efectivamente, parece ser un remix. Es difícil generar una idea nueva, incluso una arista inédita de una idea vieja, sacarla de la nada sin que la permeen tus audiciones, tus lecturas previas. Lo demás es problema de cada cual con su conciencia. Y si la cosa se pone mala, también con los tribunales.

(14 de abril 2015)

Anuncios
comentarios
  1. juan varela perez dice:

    Por favor, alguien que medique a este individuo, pues continua con las crisis de autoestima. Ahora se cae con que tambien él puede triunfar en Hollywwod; que tiene tanto talento como Will Forte o Terry Pratchett (no es Prattchett, bloguero). Vamos, que es un triunfador a la espera de que lo descubran, una especie de diamante en bruto. Y, como para demostrarlo, al final larga el profundo razonamiento de que las coincidencias son inocentes y los plagios, conscientes.

    • Abel Lloret dice:

      Oye, ilustre corrector perfeccionista, no es “Hollywwod”, sino “Hollywood”

      • Yomero dice:

        Jeje, excelente lección que viene como viga al ojo del corrector perfeccionista. Los que necesitan tratamiento son los que esperan toda la noche por el sol para despotricar histéricos contra sus manchas. Yo también sé que las tiene, pero hay otros asuntos de los cuales ocuparse. Por ejemplo, del sol.

  2. juan varela perez dice:

    Abel, ve a lo tuyo: leer Granma

  3. Ahmed (desde el portal del Guiñol) dice:

    Eduardo (lee esto que a lo mejor no te habías percatado en este dato sobre todo el segundo ejemplo que te incumbe indirectamente);

    Te voy a poner dos ejemplos de, digamos, coincidencias artísticas que me vienen a la mente ahora mismo.

    1-) Hace unos años ví en la TV una comedia belga que se llamaba algo así como “El tren de la esperanza”; (filme que trato de buscar entre las personas que tienen catálogos de películas para copiar en USB, pero nadie la tiene). Esta película narra en tono de comedia hechos vinculados con los judíos y los alemanes en la 2da guerra mundial: un pueblo judío en Francia se entera de que los alemanes están recogiendo a todos los judíos y ellos mismos hacen un tren y escapan haciéndose pasar por un tren de nazis que está llevando judíos a un campo de concentración. En el pueblo hay un loco-bobo que es la persona a la que se le ocurren casi todas las buenas ideas. Pues resulta que el director (no recuerdo su nombre) le presentó el guión a Roberto Benigni para que interpretara al loco-bobo (el personaje más interesante del filme) y este lo rechazó después de leer el guión. La “coincidencia” estriba en que meses después se aparece Benigni con una película que trata sobre sobre los judios y los alemanes en tono de comedia, que se llama “La vida es bella”. Es cierto que las sinopsis de ambos filmes no son iguales, pero si la manera de tratar el holocausto judío en tono de comedia.

    2-) El segundo caso de coincidencia que menciono es un caso nacional. En un Aquelarre de finales de los 90 un grupo humorístico de Santa Clara (creo que la Leña del Humor) presentó una obra llamada “Los Convidados”; de Carlos Fundora; que narraba cómo se encuentran en un estudio radial, varios autores célebres universales que han escrito personajes pícaros al estilo de Tartufo, Casanova, Don Juan Tenorio, y otros. La obra está genial; pero ese año tuvo la “coincidencia” de que el grupo Nos y Otros (GNYO) presentara una obra en la que vemos a varios personajes infantiles (Peter Pan, Asterix –maravilloso Rigo Ferrera en este papel–, el emperador de los Ruiseñores, la Sirenita, etc) tratando de descubrir quién era el asesino de Elpidio Valdés en una obra que se llama así “El asesinato de Elpidio Valdés”. Ese año esta obra arrasó con varios premios Aquelarre quitándole algo de ¿importancia? a “Los Convidados” que merecía algo más que el anonimato. Es cierto que las sinopsis de ambas obras no son iguales, pero si la manera de reunir personajes que en la vida real y artística nunca estuvieron juntas.
    Para mayor ¿coincidencia? más acá en el tiempo se hizo un teleplay para la TV con aquel guión de “Los Convidados” y el mismo fue dirigido por un integrante de GNYO: JAPE: ¿coincidencia, verdad?

  4. Ahmed (desde el portal del Guiñol) dice:

    Eduardo;

    Aprovecho para comentarte que le hago llegar el comentario anterior que hice en esta entrada a Fundora, porque también lo menciono a él y su obra.

    Otra cosa: acabo de leer la respuesta que me dejaste en el comentario que hice en “La tribu de Diogenes”. Me dices que cuando esté en la Habana te contacte para “copiarme con placer” lo que me falta de tu obra. Te comento que vivo en la Habana, (en Alamar, para ser más exactos); y no sé de que manera puedo contactarte. Por favor, escríbeme a mi email personal (que queda registrado cuando hago un comentario) diciéndome cómo ponerme en contacto contigo. Discúlpame que coja esta manera tan publica para contactarte, pero no tengo otra.

  5. Alache dice:

    El globero esta escapao, ademas de su invisible para los demas, genio, lee en ingles.,,,Thief of time,…The last man on Earth, . que clase e tipo !!!….. vaya lo dicho, un cabronazo !!!!!!

  6. Mr. Ladilla dice:

    Oye bloguero no te conviene estar tocando el tema de los plagios, recuerda que las malas lenguas dicen que tu mayor orgullo, el guión de la película Alicia… se lo plagiaste a un socio tuyo del grupo Nos y Otros. Asi que mejor dedica tus post a otros asuntos como siempre intrascendentes. De paso me enteré que hay plazas en Hollywood de guionista. ¿Por que no aplicas?

  7. Abel Lloret dice:

    Eduardo, después de todo me da envidia esto bro. Qué bueno ha de ser tener un blog como el tuyo con toda esta dedicada piara a tu servicio de amanuenses, correctores, exégetas, anacoretas, concientizadores políticos… y gente toda con un nivel increíble, como pa’ sentirse uno cuidado y arropado en todo aspecto. Como la propia conciencia.
    Y no desdeño la utilidad de algunos, como las oportunas y perspicaces correcciones de Varela, que ayudan a entender y disfrutar mejor tus entradas. Coño Varela, cuántas más cosas útiles nos hubieras descubierto de haberte dado por comentar desde mucho antes. ¿Dónde estabas todo ese tiempo? Ahora me queda aquello de que el dueño del blog pueda habernos estado inoculando subrepticiamente desde antes ese tipo de errores y deslices tan memorables e imperdonables.

    Y pa’ comentar algo del tema “coincidencias y plagios”, uno de los casos más representativos es quizás el de Newton y Leibniz descubriendo ¿al mismo tiempo? el Cálculo Infinitesimal. El primero acusando de plagio al segundo, y éste negándolo.

    Creo que Cuarentena se presta pa’ una buena adaptación cinematográfica.

    La primera vez que, habiendo leído de dicha influencia, noté la similitud de “Come together” con “You can’t catch me” fue un poquito “disappointing” con respecto a la originalidad del éxito beatle. Y para hacerlo más evidente Lennon copió exactamente de Berry la línea “Here come a flat-top”, con que empieza la de los Beatles. Pero es hasta ahí,y en la primera línea melódica, donde ambas se asemejan, y algo en el ritmo. Después “Come together” halla su propio camino, y a partir de “..hair, down, to his knee..” y lo que sigue, es totalmente otra composición, hasta tocada con diferentes acordes. Así y todo, la arrancada delata su clonación de la primera. Una influencia muy distinta a la que tiene, por ejemplo, “I saw her standing there” de otro tema de Berry “I’m talking about you”, de la que Paul usa el riff de bajo, o “Lady Madonna” del piano de “Bad Penny Blues”, un número de jazz de los años 50’s. Nada de copia en las melodías. Hay mentes demasiado hurgadoras en este tipo de detalles, o demasiado suspicaces, que dicen que la melodía inicial de “With a little help from my friends” recuerda un poco la música de la famosa “Oda a la alegría” de la novena sinfonía de Beethoven.

    Y para Eduardo y otros beatle-fans, me he enterado del próximo lanzamiento de un bootleg, no puedo precisar si original por ellos, o de versiones o adaptaciones, llamado “Something in the way she moos”-Beatles for cattle (“Algo en su manera de mugir-Beatles para el ganado vacuno”). Además del tema del título contiene otros como: “Lucy in the farm with cows”, “I saw her grazing there”, “The bull on the hill”, “I want to hold your horn”, “Please milk me”, y otras.

    Y sinceramente, saludos para todo el ganado de aquí.

  8. juan varela perez dice:

    Abel, acepto el adjetivo corrector. Supongo que estabas pensando en ti cuando hablas de piara, exégetas y amanuenses. Lo de anacoreta sí que no tengo idea de por quién lo dirás; tal vez por ti tambien, que te la pasas contemplando y adorando cuanta tontería escribe el bloguero. O quizás no y simplemente te pareció cool el término y lo deslizaste. Finalmente, lamento haberte privado de mis entradas, pero ese fue un tiempo de observacion; vaya, una especie de “tregua fecunda” en que, entre otras cosas, leía los agudos y divertidos comentarios de Liborio, Charlitos, Mr. Ladillla y también tus incesantes guataquerías al Mediocre con manía de grandeza.
    PS: No creo que debas felicitar al bloguero. La piara a la que aludes no pasa de seis o siete cerditos

  9. charlitos dice:

    Entre genios hay “coincidencias”, entre un genio y un mediocre “plagio” y entre mediocres “chapuceria”. Siempre me ha llamado la atencion la coincidencia entre los primeros compases de “La quinta sinfonia de Beethoven” y el “Mama Ines’ de nuestro Grenet . No creo que a nadie con cordura se le ocurra decir que uno de los dos era un mediocre.
    Por tanto amigo Varela, no voy a comentar nada acerca de su diamantina respuesta al Sr Abel, pues temo que me acusen de plagiario

  10. Abel Lloret dice:

    Pues ahora estás más preparado para corregir. Adelante, estás en todo tu derecho de corregir y denigrar al bloguero como yo de “guataquearle”, como dices. Anacoreta me pareció simplemente cool, o puedo ser yo. Y ya bróder, no es mi interés confrontarte particularmente, aunque a veces me dé por ser corrector de correctores. Nadie debe estar por encima de la ley. Diviértete y sé feliz haciendo lo que haces.

  11. Abel Lloret dice:

    Este comentario es para j.v.p. no pa’l que se metió sorpresivamente en el medio. Me voy a leer el Granma.

  12. juan varela perez dice:

    ¿Qué sería la vida, Abel, sin el debate, el intercambio y la confrontación? Mas acepto la rama de olivo y agradezco tu gentil recordatorio sobre mis derechos. Como prueba de ello me atrevo a sugerirte “La revolución parió al socialismo”, interesantísimo artículo del inefable Granma, que según dices vas a leer.
    PS: Charlitos, soy un melómano con una amazónica ignorancia musical, asi que me ha resultado, además de noticioso, muy interesante lo que dices sobre “La V” y Mama Inés. Ya había notado que varios aqui, como tú, Liborio e incluso el amigo Abel, son verdaderos especialistas en la materia. ¡Sana envidia la mía!

  13. Dromedario dice:

    “El historiador Eusebio Leal dice en Panamá que los opositores son ‘personas impuras’ que ‘carecen de capacidad intelectual”…Repulsivo personajillo servil con tanta desverguenza que no se abochorna de las cosas que dice.

  14. Alache dice:

    SI si esta bien, “Condenadme no importa, la historia me absolvera”, es de Hitler, pero el que diga que no es mia lo meto preso, por traidor a la revolucion, co….nes.
    Fidel Castro.

  15. Yunsuan Valdes Moya dice:

    Primera ves que coemnto aqui pero este bloc es mui ueno de verlda porequue elduarodo ldel lallno es el cabayo

    • charlitos dice:

      Yunsuan, sin animos de ofender, pero compadre, cuando termine el pre-escolar regrese por aqui, le prometo que al menos yo pondre todo mi empeño en tratar de entenderlo.

  16. Ana Maria Rivas dice:

    charlitos: creo que Yunsuan (sin acento?) està bromeando … a modo suyo …

  17. Ahmed (desde el portal del Guiñol) dice:

    El otro día me puse a re-ver clips de los que tengo guardados por ahí y hubo uno que me recordó la peña a la que fui en abril o mayo y al comentario tuyo sobre los plagios y coincidencias. Es sobre “Men at Work, Who can it be now?” y “Donato Poveda/Síntesis: Alguien llama” ¿los recuerdas? ¿Plagio o coincidencia? No tengo claro los años en que se hicieron ambos clips, para saber quien vino primero. Tengo grabado por ahí el de Men at Work, pero el de Poveda/Síntesis lo tengo solamente dentro de mis recuerdos: de hecho lo volví a recordar recientemente cuando murió Lucía Huergo, porque ella “..era la vecina, como casi siempre, pidiendo un poquito de sal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s