LAS CLASES

Publicado: 18-08-2015 en Sin categoría

¿Es la cubana una sociedad de clases?

(Antes de entrar en materia, una anécdota: cierto día, en la Lenin, la profesora de Historia dijo algo así como “en la sociedad comunista desaparece la explotación del hombre por el hombre, y no hay clases”, y Ojeda, que dormía con la cabeza sobre el pupitre después de tres turnos aburridos, se espabiló con el final de la frase, y repitió esperanzado “¿no hay clases?”).

En el período de tránsito al socialismo la clase obrera ejerce su poder sobre los remanentes de la burguesía, hasta alcanzar la sociedad más justa, en que todos somos iguales y cada cual recibe lo que necesita. Eso nos decían; eso, palabra más o menos, copié en un montón de libretas durante mis años de estudiante. La clase dominante es la dueña de los medios de producción, y las relaciones de producción determinan la superestructura en una sociedad. Por ahí iba el materialismo histórico.

¿A alguien le parece que eso describe la sociedad cubana contemporánea? ¿Que la clase obrera es dueña de los medios de producción? ¿Que no hay burguesía y, si la hay, languidece ante el poder del proletariado?

Hace tiempo no me codeo con teóricos marxistas –ni con teóricos en general– pero supongo que no la tengan fácil si les da por definir la estratificación social en la Cuba de hoy. Para empezar, el proletario nacional no anda sobrado de conciencia de clase, no se siente parte de un grupo destinado a cambiar nada; la única conciencia que tiene es de sí mismo y su familia, de cómo sobrevivir, y no es raro que vea como un rival al compañero de trabajo y al vecino. O peor, como alguien a quien joder. No se siente reflejado en el Parlamento y sí aplastado por el Estado. AplaEstado. La ciencia de la masa pasa por alto al individuo. Como en los planos iniciales de Modern times de Chaplin, como en el cine de King Vidor, Fritz Lang o Einsenstein, el hombre corriente sólo existe en tanto parte de ese organismo colectivo y acéfalo.

Los acomodados, la clase media local, ¿constituyen una verdadera burguesía? ¿O, al menos, una verdadera clase media? El tipo que vende DVDs quemados es dueño quizás de un par de ordenadores con los que manufactura su mercancía: ¿clasifica por ello como burgués, aunque sea un burgués muy pequeñito? El botero que convierte en taxi su viejo auto y el que ha montado un pequeño restaurant o una cafetería en casa y vive cercado por los impuestos, ¿se transformaron en clase explotadora durante una noche de luna llena o son meros proletarios emprendedores? El gerente de una corporación no es el dueño del hotel o la empresa, pero su hija, que se viste e interacciona como burguesa ¿no lo es? El que tiene otra nacionalidad, o está casado con un extranjero y habla como madrileño o mexicano, el nuevo rico que no posee grandes empresas –porque no se lo permiten– pero tiene en el banco un montón de dinero, ¿integra un estrato especial, o es un burgués mondo y lirondo? Si verde y con pinchos, guanábana…

¿O se trata acaso de aristocracia? Muchos dirigentes y funcionarios que se creen indestructibles, y sus hijos, se vanaglorian de un tren de vida tan distante del de un trabajador común como el de un rey dieciochesco del de un burgués de filas. No son absolutamente ociosos como los aristócratas, pero planifican los matrimonios para bruñir sangres, consolidar alianzas y fortunas…

¿Funciona aún el marxismo para definir esta sociedad? ¿O cualquier otra? No ha existido un socialismo viable, y en cambio el imperialismo sigue ahí. No abogo por botar al niño con el agua sucia, el materialismo histórico es un corpus ideológico coherente que explica muchas cosas del pasado… lo que no necesariamente lo convierte en la verdad, la explicación inmutable y definitiva. El pensamiento y la Historia han seguido adelante.

 Sin la tutela soviética, los marxistas locales dejaron de pensar. Y el gobierno de escucharles.

¿Qué hay del presente? ¿Qué clases son estas? ¿Adónde pertenece un intelectual que no tiene la menor intención de erigirse en vanguardia de la clase obrera? ¿O el dirigente sindical que no representa a nadie y no puede hacer nada, o el estudiante que sólo aspira a terminar la carrera y largarse? ¿Adónde un campesino que jamás ha pretendido aliarse con el proletariado y no es dueño de sus propias reses?

¿Nos dirán que lo que no se ajusta a la teoría no existe?

 ¿Qué somos?

¿Burgueses? ¿Aristócratas? ¿Proletarios?

¿Esclavos?

(18 de agosto 2015)

Anuncios
comentarios
  1. ezray94@hotmail.com dice:

    Me parece muy bueno este escrito  de  Eduardo.

    R.

    Sent from my T-Mobile 4G LTE Device

  2. Dromedario dice:

    Esclavos, definitivamente.

  3. Sofia dice:

    Voy a regresar a ver los comentarios que te ponen los locos fanáticos esos que entran a criticarte

  4. Good, definitivamente very good, Eduardo!

  5. raissel dice:

    Más que ver todos los cortos de Nicanor o leer todos tus posts, me encantaría enredarme en una discusión sobre estos temas tomando algo una tarde cualquiera… aunque para discutir haría falta no estar de acuerdo y no es el caso.

  6. charlitos dice:

    Esto va especialmente dirigido a Sofia , de parte de uno no tan loco y muy poco fanatico.

    Mas que todo y por encima de todo, a pesar de lo que intente aparentar , Eduardo es un ignorante pues si hubiera leido a Dilas en su momento , hoy estas dudas no lo compungirian , pero ademas, tampoco leyo a Rabines, ni a Orwell , ni Don Camilo, etc, entonces que mierda de cultura es de la que presume. Veamos estas lineas acerca de lo que dice Dilas en 1957.

    “En su libro “La nueva clase”, Đilas condenaba el sistema política que había adoptado Yugoslavia y el resto de países del bloque soviético al sostener que los militantes comunistas, que controlaban toda la administración del Estado debido al monopolio del poder, estaban construyendo en torno a sí mismos una “nueva clase” social formada por burócratas que no eran propietarios de los medios de producción sino meros administradores de éstos.”

    • O. Romey dice:

      Si Ud. se hubiera limitado a copiar el comentario sobre Đilas (que murió reconociéndose marxista), habría hecho un buen aporte al post.

      Su tozudez en evacuar una introducción, que en cuatro líneas incluye “ignorante” y “mierda”, le da todo el gusto a Sofía.

  7. Mr. Ladilla dice:

    Ni leyó a José Martí que es peor y cito: “¿Cómo vendrá a ser el socialismo, ni cómo éste ha de ser una nueva esclavitud? (…) So pretexto de socorrer a los pobres (…) se convierte en pobres a los que no lo son (…) De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él (…) Y como los funcionarios son seres humanos, y por tanto abusadores, soberbios y ambiciosos (…) El funcionarismo autocrático abusará de la plebe cansada y trabajadora (…) las consecuencias posibles de la acumulación de funciones en el Estado, que vendrían a dar en esa dolorosa y menguada esclavitud” – LA FUTURA ESCLAVITUD. Nueva York, abril de 1884.

    PS. Pero lo más asombroso es que un “intelectual” que nació en Moscu y ha vivido casi hasta la senectud haya tenido que esperar mas de 50 año para hacerse esas preguntas.

    • faraoncuba dice:

      Ese artículo no es la opinión de Martí, Martí sólo esta analizando casi sin juzgar las palabras de Herbert Spencer

      • Mr. Ladilla dice:

        Y dice Marti: ” Teme Spencer, NO SIN FUNDAMENTO, que al llegar a ser tan varia, activa y dominante la acción del Estado, habría este de imponer considerables cargas a la parte de la nación trabajadora en provecho de la parte páupera.”

        ¿Casi sin juzgar?

  8. Augusto Juarrero dice:

    Proletarios esclavizados por un amo ineficiente

  9. Felicidades, Eduardo. El post es magnífico y yo diría que es uno de los artículos más esclarecedores que he leído sobre el tema.
    Te propongo algunas correcciones, para “ajustarnos” al teoría pura y dura.
    Primero: las relaciones de producción no determinan la superestructura de una sociedad, sino la base económica. Relaciones de producción son las que establecen los hombres durante el proceso productivo. Dependen, a su vez, del modo de producción imperante en la sociedad, de los medios de producción (instrumentos de trabajo) y de las fuerzas productivas.
    Segundo: en la Cuba de 1959 estaban muy bien delimitadas las clases sociales. De hecho, existía una alianza tácita entre el proletariado, un amplio sector del campesinado y algunos representantes de la burguesía (sobre todo a nivel provincial). Sin excluir al estudiantado (que no constituye per se un estamento social). Ahora bien, con la desaparición paulatina de la pequeña y mediana propiedad a partir de la ofensiva revolucionaria (1966-1968) la burguesía (la pequeña burguesía, porque el latifundio y el monopolio fueron erradicados durante los primeros años) desapareció completamente. Con el proceso de cooperativización (que ganó fuerza durante la década del ’70) se eliminó también al campesinado, porque quienes trabajaban el campo pasaron a ser “obreros agrícolas”. Por último se evaporó el proletariado mismo cuando cerraron masivamente las industrias a principios de los ’90. En la Cuba actual, Eduardo, no existen las clases sociales tradicionales. Ni campesinos ni obreros ni burgueses. El concepto de “clase” entraña una connotación política. En Cuba los ciudadanos carecen de influencia política. Lo que sobrevive en la isla es un sistema de castas económicas (similar al de la India en tiempos del protectorado inglés). La estructura social, por demás, es piramidal. En la cúpide se asienta un reducido grupo de militares y jerarcas del partido único (el monarca y su corte). Le sigue una pléyade de burócratas que abarcan el nivel medio. Más abajo los llamados “nuevos ricos”, a quienes describes acertadamente cuando te refieres a los propietarios de “almendrones” y distribuidores de discos piratas (cuyas “riquezas” son, por cierto, limitadísimas). En la base de la pirámide hay una casta de esclavos-desposeídos-hambrientos-miserables que constituye alrededor del 70 por ciento de la población (según estudios que realicé entre 1990 y 2005, cuando era profesor titular de Marxismo en la Universidad de La Habana).
    Espero los comentarios de los lectores (y el del autor, si fuera posible). Sé que el bombardeo será intenso, pero hay que arriesgarse.
    Los respeto y saludo,
    Liborio Mendigutía (el carrero de Hialeah).

    • Augusto Juarrero dice:

      muy bueno liborio, muy bueno!

    • Samuel Smith dice:

      Su observación sobre las clases en Cuba me parece esclarecedora y bien fundamentada. No cabe dudas que está presente el Materialismo Histórico como método de análisis en su pequeño ensayo, lo cual, lejos de ser una limitante, le da más valor aun porque usando la filosofía marxista (caldo de su propia taza) ha llegado al tuétano del problema. Felicidades.

      • Samuel Smith dice:

        Mi comentario es sobre la entrada de Liborio. De la de Eduardo, el chiste de ¿no hay clases? buenísimo.

    • Mr. Ladilla dice:

      Brillante exposición mi estimado Liborio, felicidades. Vergüenza ajena que a estas alturas ud tenga que darle clases de sociología a un “intelectual” y “profesor universitario”. Indiscutible, la preparación intelectual del bloguero es bastante deficiente. Ahora en lo que si es un experto es en la cinematografía rusa, Bolek and Lolek y el payaso Ferdiando.

      • Me dan asco las ladillas dice:

        Creo que no ha existido nunca un payaso “Ferdiando”. Un tipo tan inteligente como usted lo debería saber.

    • Omar dice:

      Carajo Liborio, que buen complemento/aclaracion.
      Estare en Hialeah en unos dias. Nos juntamos a comer y hablar un poco?

      Omar

      • charlitos dice:

        No lo vayas a inviter a comer en el Happy Buffet de la 15 y la 49, hay alto riesgo de comer perro. les sugiero el LongHorn Steakhouse.

    • Desde mi punto de vista, los ciudadanos de cualquier democracia del Primer Mundo son esclavos en cierto sentido. El Poder no necesita confinarlos, pues viajen cuanto viajen y hagan lo que hagan sabe que consumirán sus productos, reproducirán las opiniones aparecidas en sus medios, se ajustarán a lo que se espera de ellos, los mantendrá controlados con Facebook y los teléfonos móviles, y regresarán pronto de vacaciones para seguir trabajando muy duro y pagar los plazos del carro y de la casa, pues se pasan la vida endeudados. En todo caso, podrán decir que esa es su esclavitud favorita.

      E.

      • Abel Lloret dice:

        Pero por lo menos Eduardo, y atrévete a negarlo, en Estados Unidos la NSA ha echado contundentemente por tierra la calumnia enemiga de que el gobierno no escucha a su pueblo.

      • Je, je. Genial, Abel.
        E.

      • Mr. Ladilla dice:

        Patética, por no decir ridícula la respuesta de un “intelectual”. Clásica de un adoctrinado ignorante y envidioso que prefiere no pagar nada a plazos (o mejor no pagar nada) y vivir de parásito y en la cochambre. En una cosa si estamos de acuerdo, el bloguero no tiene deudas, la casa (si a eso se le puede llamar casa) la heredó, no tiene carro, no tiene internet, no tiene dinero, vive de favores, etc, etc, etc. Si eso es lo que le gusta, entonces para que se queja tanto? Definitivamente tiene la cara de ladrillo.

      • Alache dice:

        ! Que clase de esclavo ese que puede tener carro,casa,pagar sus deudas e ir de vacaciones a donde le salga de los c………es, leer lo que quiera, escuchar y ver la musica que quiera cuando quiera, ver el filme o documental que quiera el dia que quiera, informarse de lo que quiera, decir, opinar y manifestarse sobre lo que quiera, etc, etc, etc, etc, etc !…..Sin dudas, el globero segun se imagina el “pogre”, que diga el pobre, a los ciudadanos del primer mundo y que por supesto “somos unos infelices” por no vivir como el; es un sometido mas.

      • Dromedario dice:

        Este analisis del bloguero sobre los “esclavos” del capitalismo esta al mismo nivel de la del despreciable Ricardo Alarcon cuando dijo que los cubanos no podian viajar porque los aviones chocaban en el cielo. Da pena leer estas cosas.

      • ¿No será, Eduardo, que no existe la libertad?
        Siempre tienes que someterte para sobrevivir.
        A algo, a alguien.

      • Es probable que haya algo de eso, Liborio.
        Definitivamente, este Liborio I9 es la mejor versión hasta hoy.
        E.

      • juan varela perez dice:

        Señores, lo que decia: mantequilla por aqui y vaselina por alla. Con este comentario, el bloguero pone la curita a su entrada, pues parece que se asusto o le metieron “frio”. Como dijo Marx (Groucho), “estos son mis principios, si no les gustan tengo otros”.

      • O. Romey dice:

        Bróder, el post me gustó mucho, pero esta intervención tuya (24-08-2015 en 21:04) es tan endeble que parece apócrifa. Vaya, ni siquiera voy a poner tu nombre porque no me creo que la haya escrito quien no acostumbra a caer en esos pataleos de ahorcado.

        Toma tu párrafo íntegro, déjalo igualito, pero en vez de “Primer Mundo”, escribe “Tercer Mundo”… Dime algo, Manolo. ¿No le sucede lo mismo a la clase media (y no tan media) en México, Chile, Egipto o Bulgaria? Entonces ¿por qué enfatizar lo de “Primer Mundo”?

        Además, eso de “los productos del Poder”… Entra en cualquier TRD y fíjate en las marcas de electrodomésticos, de vinos o de zapatos. Mira la televisión cubana y dime si no nos estamos tragando HBO y NBC por paletadas. ¿Qué marcas de celulares pululan en la universidad donde fuiste profesor? ¿Realmente crees que hay que vivir en el “Primer Mundo” para consumir los productos del Poder?

        Para colmo, la frase “reproducirán las opiniones aparecidas en sus medios, se ajustarán a lo que se espera de ellos” describe, literalmente, lo que he visto y vivido del Cabo de San Antonio a la Punta de Maisí. Con la diferencia de que muchos de mis vecinos no tienen Facebook, ni teléfonos móviles, ni viajes de vacaciones, ni carro, ni casa.

        Honestamente, mis vecinos no viven en la miseria. Muchos de ellos se consideran felices y yo a veces les creo (y cuando les creo, créeme que lo hago con agrado). Pero me encantaría escucharlos si vas a hacerles el cuento de los “pobres” esclavos del Primer Mundo…

      • Mira, a cada rato me gusta provocar al Club Ladilla. Claro que yo no pienso a rajatabla que los ciudadanos del Primer Mundo sean esclavos (aunque cada argumento que di sea absolutamente cierto) de la misma manera que tampoco pienso que lo seamos los cubanos de adentro. Quise hacerles ver que, seleccionando ciertos hechos, cualquier cosa es demostrable, que de cualquier sociedad puede decirse que la constituye un rebaño. De hecho, tu comentario lo prueba, pues tú no tratas de demostrar que lo que digo es falso, sino que también funciona para nosotros, para cualquiera.

        A la gente del Club Ladilla quisiera darles una buena noticia: ¡por ahí por el mundo se han inventado una serie de conceptos nuevos e interesantes! Se llaman ironía, sarcasmo, sátira y sentido del humor. Yo los utilizo desde que surgieron, pero me resulta difícil explicárselos. Creo que lo mejor que harían es buscarlos y copiarlos de Internet –ustedes son buenos en eso- reunirse y estudiarlos a fondo. Quién quita que cualquier día acaben cogiéndole el truco…

        E.

      • Mr. Ladilla dice:

        La libertad absoluta no existirá pero se es más libre donde más opciones y oportunidades se tengan.

      • O. Romey dice:

        No, Eduardo, no intentaba quitarte razón. Incluso suscribo que “de cualquier sociedad puede decirse que la constituye un rebaño”. Solo apuntaba que la realidad que describías abarca muchísimo más allá del Primer Mundo (aunque no todo él, por cierto), hasta nuestras mismas narices.

        Ya puestos, estamos sometidos a la tiranía de las señales de tráfico, del cepillo de dientes, a la de responder el teléfono y a la de bajar a Personal el día del cobro…

        El sarcasmo pandea la realidad, como mismo puede torcer el rumbo de un debate y licuarlo en un daiquirí exquisito. A mí me divierte la ironía. Supongo que a la realidad también.

        Aunque admito que me espanta eso de que “seleccionando ciertos hechos, cualquier cosa es demostrable”. No se me quitan de la cabeza ciertos ideólogos, eternos candidatos a la jubilación, frotándose las manos.

        Tampoco deja de ser cierto. Necesitamos esa mezcla de insolencia y sátira. Juntas. Es todo lo que pido. Y menos calor. Y que aprueben la Ley de Cine. Y que liberen a María. Coño.

    • Vaya, Liborio, gracias por tu comentario, ponderado y enriquecedor, virtudes cada vez más raras entre los comentaristas del blog. Y gracias por tus precisiones teóricas. Tienes razón, las relaciones de producción determinan la base económica; en realidad, lo que hice fue saltarme una instancia, pues, la base económica a su vez determina (o al menos condiciona) la superestructura. Y, aunque no estoy enteramente de acuerdo con tu criterio acerca de la sociedad cubana actual, en el sentido de que la integren castas según sus posibilidades económicas y sin posibilidades políticas reales –creo, por el contrario, que algo de las viejas clases está resurgiendo (pues no fueron eliminadas sino privadas de posibilidad de acción y sumidas en una especie de letargo, o bien forzadas al exilio) y que empiezan a recobrar cierto peso político, aunque no siempre a plazo corto y visible- es este tipo de exposición tuya la que puede permitir un debate serio. Nada que ver con los ladridos goebbelianos de Ladilla –cree que por repetir mil veces que soy un fracasado muerto de hambre acabará siendo cierto- o los insultos extemporáneos de Charlitos -¿quién coño le dijo que no he leído a Orwell, e incluso las novelas de Guareschi? Que para hablar del abismo entre la enseñanza del marxismo en las escuelas cubanas en los 70 y la realidad actual sea necesario dejar constancia de un repaso a cuanto criterio anticomunista se ha vertido en los últimos cien años, no ya entre filósofos y sociólogos sino entre novelistas, es una estupidez de Charlitos, empecinado como siempre en tildarme de ignorante a como dé lugar. En fin, tengo que confesar, Liborio, que sea cual sea esta versión tuya, es la que más me gusta.

      Un saludo

      E.

      • Vale, no había pensado en que tal vez algo de las “viejas clases” perdure (en el letargo insular o en el exilio) y puedan recobrar “cierto peso politico”… Es más, ojalá así fuera. Pensemos como pensemos, Cuba necesita moverse en alguna dirección; los cubanos precisamos asistir al fin de nuestra propia “Era Brezhnev”.
        Saludos.

      • Mr. Ladilla dice:

        ¿Se podrá tener un “debate serio” con alguien que escribe tanta boberia sin fundamento, rozando la ridiculez y la ignorancia? Por cierto bloguero no tienes carro, posiblemente tampoco teléfono, ni internet, vives en un cuchitril, no tienes solvencia económica para decidir cuando y a donde ir y tienes que esperar que te inviten. Si con esas condiciones y casi en la senectud no eres un muerto de hambre, entonces que eres?

      • O. Romey dice:

        En el comentario del 25-08-2015 a las 14:50, ¿la primera pregunta es una autocrítica?

  10. juan varela perez dice:

    Yo felicito a los que han podido agarrar el hilo de esta entrada, porque para mi es un arroz con mango que ni el mismo bloguero entiende. Pero es su estilo tradicional de untar vaselina por aqui y mantequilla por alla; el del verbo cauteloso, el adjetivo retozon y la sintaxis opaca para evitar llamar las cosas por su nombre. Asi ha sido desde el grupito humorístico hasta hoy.

    • Mr. Ladilla dice:

      Muy atinado mi estimado Varela y como dice ud observen esta perlita – “No ha existido un socialismo viable, y en cambio el imperialismo sigue ahí”. Un tipo casi en el ocaso de su vida (que su carrera está en el ocaso hace mucho rato) el cual no ha podido ni siquiera vivir decorosamente fruto de su talento, viviendo en condiciones paupérrimas y a la espera que le paguen algún que otro viajecito, hablando de imperialismo y escribiendo un post como este a estas alturas. Por cierto tampoco leyó a Winston Churchill: “El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria”

      • juan varela perez dice:

        Mr. Ladilla, ademas de la síntesis perfecta, en mi opinion el mayor mérito de la frase de Churchil que cita es el temprano momento en que la dijo. En lo personal disfruto mucho este sarcasmo de Ronald Reagan, muy a tono, por cierto, con la entrada que nos ocupa: “¿Cómo describirías a un comunista? Es alguien que lee a Marx y Lenin. ¿Y cómo a un anticomunista? Es alguien que entiende a Marx y Lenin.”

      • Mr. Ladilla dice:

        Amigo Varela ya sabia de la frase de Reagan, brillante por cierto y leyendola me hace pensar que el bloguero no ha entendido a Marx y Engels, que por cierto si ambos vivieran hoy en el Vedado cerca del Submarino Amarillo serían muy buenos amigos del bloguero. Recordemos que Marx y Engels eran unos vagos consuetudinarios al igual que el bloguero, utiles para nada o mejor dicho solo para escribir mierda.

  11. Mr. Yero dice:

    Ah, Ojeda, brindo por ti. Yo también me desperté esperanzado. Y volví a dormirme.

  12. EL BOBO DE LA YUCA dice:

    Brother, ?y tú alguna vez te creiste de verdad ese “cuento”?

  13. Alache dice:

    El bloguero tiene un atraso tremebundo, acaba de descubrir el hielo y aun asi tiene dudas si es frio.
    El globero no sabe aun que en Cuba nunca hubo socialismo, siempre hubo castrismo con tres clases, el dios barbado los semidioses y los comemierdas, ese cuento del materialismo y la dialectica bla bla bla, lo perpetuaron, confundieron, enganaron y les funciono de maravillas al punto que todavia hoy hay tipos como el y otros por aqui que recitan los postulados de ese opio, por suerte para la humanidad hace muchos anos que la teoria de Carl Marx esta muerta y enterrada. Marti tuvo tiempo de leer El Capital y sentencio lo que muy bien menciono Ladilla, fulminandolo de una.
    A estas alturas en las que muy tardiamente el globero duda de las clases en Cuba, lo que se prepara por la casta dinastica es el capitalismo de estado castrista duro y puro, con inversion solo extranjera de USA y los demas, (estimulados por los bajos costos de la sometida mano de obra barata nacional) y los herederos de las grandes familias castristas, fin del cuento. Quiza el globero, ya en su inminente tercera edad y con alguna suerte pueda dedicarse en ese inmediato entorno al cine porno, porque los comerciales por supuesto que se haran afuera y llegaran enlatados a la isla. Mejor preocupese en globero entonces a que clase va a pertenecer siendo un pornografo, ademas por supuesto el puntico de siempre.

  14. Kamikaze dice:

    Buen post, con más ironía que los cuentos de Nicanor; quién se va a creer que, a estas alturas, Eduardo (o cualquier otro) va a ignorar lo que sucede y las clases sociales que existen en Cuba?

    Acá les dejo un video, profético Carlos Varela.

    http://www.youtube.com/watch?v=zN_1KJRIynY

  15. Eduardo Fernández dice:

    ¿Adónde un campesino que jamás ha pretendido aliarse con el proletariado?

    Al anarquismo tocallo

  16. ¿Adónde pertenece un intelectual que no tiene la menor intención de erigirse en vanguardia de la clase obrera? ¿Adónde un campesino que jamás ha pretendido aliarse con el proletariado?

    Al anarquismo tocallo, lo demas ha sido un cuento

  17. paloma dice:

    Excelente, Eduardo, no es que estemos de acuerdo con absolutamente todo, pero lo mejor de todo esto es que nos pones a pensar…..
    Me encanta lo que escribes, y lo que comentan los otros, en la diversidad de puntos de vista, esta lo que nos enriquece a todos. Ojalá que podamos expresarnos sin ofensas. Al final…..todos somos leñadores sin bosque!!!!!

  18. Aquiles Baeza dice:

    Hoy en día es muy difícil encontrar personas con clase. Si tienen duda chequeen los comentarios

  19. Guillermo Sambra dice:

    Pues no deberiamos temee a botar al nino junto al agua sucia porque de haber uno no nacio en el seno de la nacion sino que fue una adopcion forzada por quienes secuestron Cuba en el 59.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s