MIS VICIOS

Publicado: 08-09-2015 en Sin categoría

Fumé de los 17 a los 37 años. Empecé en duodécimo grado, allá en la Lenin. A diferencia de lo que ocurría a mis amigos, mis padres no me prohibían hacerlo, y es cosa sabida que una adicción aceptada pierde buena parte de su gracia, de manera que hasta entonces me había limitado a alguna calada ocasional –o cachada, según sea nuestro talante castellano o criollo-. Intenté dejarlo tres veces, y a la tercera fue la vencida: me fumé el último cigarrillo el 25 de abril de 2000, a las 10 de la mañana, hora británica. A la sazón me encontraba en Hawthornden Castle, en Escocia, disfrutando una beca por un mes para escribir algo (fue el primer borrador del guión de Perfecto amor equivocado, la película del 2004 de Gerardo Chijona) y entre el precio del producto y del autobús hasta Edinburgh para comprarlo, cada cajetilla me costaba cosa de once dólares. Era una señal del destino. O del espíritu de Engels, o del FMI. Me pasé varios días como un zombi, con dificultades para concentrarme, pero al cabo lo conseguí; desde entonces no he fumado tabaco ni una sola vez. Y durante varios de esos años, ni tabaco ni nada. En general, de ese nada he probado relativamente poco. Y nada inyectable.

Me gusta la buena mesa, y cocino algo. Pasta, sobre todo. Ya se sabe que la pasta es el típico plato masculino –después de abrir una lata o recalentar algo, ¿qué puede ser más rápido y sencillo?- pero no, yo me doy maña, aprendí hace tiempo con amigos italianos y austriacos, in situ, y es frecuente que cocine pasta los domingos para la familia. Me gusta además la comida mejicana, y cada cierto tiempo me dejo caer por un buen restaurante en Playa donde las tortillas son de maíz (y no exclusivamente de trigo como en muchos sitios de muerde y huye desperdigados por la ciudad) y preparan una estupenda cochinita pibil. Eso sí, luego regreso caminando a casa y tiro un par de días a base de ensaladas.

Conocí a una mujer que le inculcaba a su hija que los refrescos y dulces eran comida chatarra y mataban a los niños. La chiquilla iba a los cumpleaños y miraba encandilada a sus amigos atarugarse de golosinas, pero ella no lo hacía porque, según la madre, fulanita había muerto por comer mucha chatarra. Lo curioso es que, mientras aleccionaba a la niña, la madre fumaba un cigarrillo tras otro.

Tomo mucho café. De las marcas cubanas, mi preferida es Monte Rouge. Noblesse oblige.

No soy un gran bebedor, el tipo de gente que tiene todo el tiempo en casa una botella mediada. No le hago ascos a un trago de ron barato en una descarga con amigos, pero se me dan mejor los vinos –tintos, siempre- y la cerveza que los rones, vodkas o whiskies. 

Conozco a un tipo que se vanagloria de no haber probado alcohol en su vida. Ha vivido por períodos de varios meses en países productores de excelentes vinos, como Italia, pero jamás bebió una copita con la cena. En cambio, se toma un par de litros diarios de Tropicola.

Por otra parte, la televisión nos conmina: aleja a tus hijos del alcohol. La que está alejada es la televisión, y no tanto del alcohol como de la realidad. En La Habana se bebe al aire libre tanto o más que en los bares. Y en pueblos del interior a los niños les quitan la leche para enchufarlos a la botella de ron. No se bebe en un momento especial, se bebe para difuminar la vida cotidiana.

En lo tocante al sexo… bueno, es un tema en que la caballerosidad prohíbe dar nombres o cifras. Digamos simplemente que no puedo quejarme de mi relación con las mujeres. Aunque algunas de ellas sí.

El equilibrio entre los placeres y la salud lo diseña uno mismo. Pasar por este mundo sin disfrutar de buenas carnes y mejores caldos, sin probar el tabaco o echarse un par de risas estúpidas tras compartir un porro, es vivir dentro de un preservativo: te proteges, quién lo duda, pero te perderás momentos y sabores que, justamente, hacen que la vida valga la pena… y siempre puede atropellarte un camión a la salida de un cine. Permitirles degenerar en vicios incontrolables, por el contrario, no te convierte en hedonista refinado, sino en suicida.

(8 de septiembre 2015)

Anuncios
comentarios
  1. Mr. Ladilla dice:

    “A la sazón me encontraba en Hawthornden Castle, en Escocia, disfrutando una beca por un mes para escribir algo”…Le ronca pagarle a un tipo un mes de mantenido para escribir una porquería de guión. Por lo demás queda la especulación consuetudinaria de viajecitos parásitos, la “buena alimentación” con gustos refinados ( ¿no es de izquierda proletaria?), castigador de mujeres. Sin embargo presumo que la cara de alcohólico, el poco fijador con las féminas y el aspecto antihigiénico desmienten todas las cuasi-mentiras anteriores. ¿Y la mariguana? Bien y tu.

    • yolanda dice:

      no tienes que ser tan grosero, por favor, no agredas Mr Ladilla. cada persona tiene vivencias, gusten o no a otras personas, que pueden resultar aburridas para uno o interesantes para otros, de cualquier manera lo que toca vivir, pues toca. en lo que a mirespecto aplaudo a eduardo, prefiere quedarse y aportar desde aquí en un botero o en el camello, pero aquí.

      • juan varela perezn dice:

        Muy señora mía, ¿dónde está el mérito de vivir en Cuba o en la conchinchina? ¿Y aportar qué? Es que no me imagino a alguien aportando algo desde un almendron o un camello.

      • Mr. Ladilla dice:

        Mi estimada Yolanda despues del “punto y seguido” va mayúscula, además de Eduardo como nombre. ¿También es ud de las formadas con maestros emergentes?

      • O. Romey dice:

        Coño, Ladilla, no te me pongas así. Si vas a coger el rábano por las hojas, no tomes el sendero del extremismo ortográfico.

        Tal vez otro se anima y te dice que después de “Yolanda” debes agregar una coma, que “después” lleva tilde, que lo que entrecomillaste no lo necesitaba y, en cambio, debiste entrecomillar “Eduardo”, que la abreviatura de “usted” debe escribirse “Ud.”…

        Pero no tiene sentido señalarte nada de eso, porque son licencias menores que nos permitimos y que no afectan la comprensión ni (mayormente) el idioma.

        Las licencias que no deberíamos permitirnos son las de la grosería, la burla agresiva, el sabotaje obsesivo-compulsivo a un espacio donde confluyen otras personas y la violencia ejercida sistemáticamente contra otra persona para que piense o exprese una idea ajena.

        Esas no solo afectan la comprensión, sino el pedacito de vida que nos regalaron para disfrutarla.

      • Mr. Ladilla dice:

        Mi estimado Romey, tiene ud razón. La tilde de después es falta de ortografía pero todo lo demás es verborrea, ud lo haría de esa forma y yo no. Como ud bien dice son licencias menores que nos permitimos. En otras palabras no son reglas ortográficas absolutas como si lo es la tilde. Por lo demás solo entro aquí para opinar en un foro público cuyo dueño tiene un ego desmedido, por lo que le molestaría más la indiferencia. Pero, por si no se ha dado ud cuenta yo soy un “troll” que entra aquí entre otras cosas para joder y decirle al bloguero algunas verdades que sus adulones no le dirían. Saludos.

      • Mr. Ladilla dice:

        PS: ¡Ah! me falto la tilde de sí. Sorry.

      • O. Romey dice:

        Chico, no sé si entendiste que mi comentario no iba por la parte ortográfica… Vaya, en este caso es lo que menos me interesa. Pero, por si acaso todavía no lo entiendes, vamos a entretenernos mientras tanto. Para empezar, te faltó la tilde de “faltó.”

  2. charlitos dice:

    Segun me dijo Don Nicolas, la letra mas importante del alfabeto es la ‘Y’ , porque con ella se escriben los tres grandes placeres humanos: El Yantar, El Yacezgo, y La Yerba.

  3. arielmaceo dice:

    mister ladilla, cuales son tus placeres? tranquilo es solo curiosidad

  4. Alache dice:

    Lo dicho, vaya que el punto es un cabronazo, en camello a pata o en botero, jamando lo que lo toque en la buena mesa, tomando chispa, vino dulce y cafe con chicharos “Monte Rouge” fumando prajos con oregano,con una “pila de jevas” de las que “un caballero no dice los nombres” y viviendo del cuento y de las becas, sin dudas senores, es un cabronazo,

  5. Augusto Juarrero dice:

    Doy fe de la buena pasta cocinada por Eduardo (realmente muy buena), de aquellos tiempos cuando alternabamos buena comida y escuchabamos nuestra musica.

  6. juan varela perezn dice:

    Es que no entiendo nada: este es el mismo bloguero de izquierdas, la voz de los desposeídos, el vengador de las injusticias, el látigo del Primer Mundo o es otro, un sibarita amante del buen vino y la buena mesa; que adora viajar a Europa y no dona un centavo a nadie, ni ha puesto una retropectiva gratis de sus cortos a los pobres? ¿Será el mismo o lo habran cambiado, como decian de Fidel Castro?

    • Mr. Ladilla dice:

      Claro que no puede ud entender nada mi estimado Varela. A estos izquierdosos no los entiende nadie porque de lo primero que padecen es de tener muy poca vergüenza, además de demagogos y oportunistas. Quieren para los demás lo que no para ellos. ¿Ud cree que se puede construir un país con gente de esta catadura moral? Estoy comenzando a pensar que el daño antropológico del cubano es casi irreversible.

      • Charladilla dice:

        Mamá, estás apareciendo con mucha frecuencia debajo de J. Varicela, pegaditos los dos. ¿un affaire? Mi papi Charlitos se va a poner celoso.

  7. Alache dice:

    Otra del Castrofascismo en pleno siglo XXI y un genuino intelectual cubano de izquierda.
    !Que diferencia con el oportunista globero!.

    http://www.martinoticias.com/content/resolucion-borra-a-juan-carlos-cremata-del-mapa-del-teatro-cubano/103956.html

    • charlitos dice:

      Ni pensarlo Alache, eso seria esperar demasiado del Globero. El no esta peparado para sobrevivir
      sin la tutela de papito estado y ademas, no lo desea.

      • Charladilla dice:

        Ay qué bueno, ya están otra vez junticos consecutivamente los del piquete de mi mamá, nada más falta Dromierdario para completar.

    • Mr. Ladilla dice:

      Mi estimado Alache el bloguero tiene que seguir con el jueguito del mono y la cadena, no porque le guste sino porque sabe que con los bodrios que produce y el dudoso talento lo único que le esperaría allende los mares es una buena bandeja de platos sucios y es muy vago para asumir esa tarea. Cremata si puede dar ese paso, no porque esté seguro del triunfo (que nadie lo está) sino porque no tiene miedo a enfrentar un futuro incierto en cualquier lugar, valor que al bloguero le falta. El “intelectual” de pacotilla se siente muy cómodo al amparo del ” Big Brother” aunque para ello tenga que perder la verguenza.

      • Charladilla dice:

        Mamá deja ya la obsesiva envidia y el enamoramiento con Eduardo, que ya todos saben lo que siempre vas a decir de él, el mismo tabaco refumao y reciclao de siempre, y dedícate a mí coño.

  8. Betty dice:

    Hola Eduardo, como siempre, o casi siempre para ser exactos, me gusta lo que escribes. Hemos coincidido algunas veces, en tu peña, en algunos teatros (la última vez en “El rey se muere” de Cremata) cruzamos miradas, pero estoy casi segura que no te acordarás de mi. Coincido contigo en esto de los vicios, ninguno de los dos extremos puede ser bueno, yo tengo mis vicios, no los “quemo” mucho, pero de vez en cuando alguito no anda mal. Te envío algunos besos y dime por favor si hay alguna manera de acceder a tus cortos por Internet, tengo algunos, pero no todos, y soy tu seguidora…
    Pd: Me encantó Bonsai.

  9. Dayron Paz dice:

    Eduardo, respóndele, eso es una declaración de amor.

  10. Juan Pin dice:

    Que nivel de pajareria entre los comentaristas

  11. Williams Calero dice:

    Eduardo: ya veo que asi pasen los años, sigues con el ingenio a full. Me alegro que rescataras para el staff a Carlitos Gonzalvo. Aca en Santiago de Chile se te quiere y recuerda. Un abrazo Santaclareño.

  12. Acostumbro cada mediodia buscar articulos para pasar un buen rato leyendo y de esta forma he encontrado vuetro post. La verdad me ha gustado el post y pienso volver para seguir pasando buenos momentos.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s