SEÑALIZADO

Publicado: 27-10-2015 en Sin categoría

En 2010 me reencontré con Pepe Pelayo y Aramís Quintero en Santiago de Chile. Les mostré GNYO, el documental acerca de NOS-Y-OTROS que había terminado un año antes. Pelayo, sobre todo, reaccionó con suspicacia: según él, tendría que haber hablado mucho más de la Seña del Humor –en la película sólo se les menciona una vez– y más tarde insinuó en la red que aquello era parte de una campaña destinada a ignorar la trascendencia de La Seña en la cultura cubana. Le expliqué que no, que nadie me ordenó hacerlo, que era un documental sobre mi grupo, no sobre todo el movimiento humorístico de los 80, que me encantaría realizar otro acerca de La Seña, etcétera. No quedó convencido, aunque tampoco rompió conmigo. Aramís, en cambio, fue mucho más positivo, e incluso se prestó a oficiar de notario en una boda virtual que celebramos mi pareja de entonces y yo… pero esa es otra historia. Aunque les aseguro que había que verlo fungiendo de notario.

Lamenté mucho esa reacción inicial de Pelayo, porque para mí ellos eran dioses y La Seña el Olimpo: el mejor grupo humorístico, probablemente, que ha habido en la Cuba revolucionaria. Los más versátiles, los más creativos, y desde luego los más divertidos. Fundado en 1983, lo primero que leí de ellos fue un alucinante Menú que La Hiena Triste reprodujo del semanario matancero Yumurí. En ese menú aparecían platos como huevos cocidos, y debajo huevos zurcidos, huevos bordados… El epistolario entre Pelayo y Pible, por entonces director de La Leña de Santa Clara, era un prodigio de uso ingenioso del idioma; la Editorial Capiro lo publicó en 1994, bajo el título El cartero en llamas dos veces.

Pero era en escena donde los tipos no tenían rival. Hablo de la época de Sala-manca, un grupo formado por actores egresados del ISA, entre ellos Osvaldo Doimeadiós y Leonardo García; de La Leña, con Telo, Pible y Baudilio Espinosa; de NOS-Y-OTROS; de los Hepáticos con Omar Franco y Otto Ortiz, de Onondivepa con Ulises Toirac; en una palabra, de colectivos esenciales… y sin embargo la Seña, para mí, era el más completo de todos. Sólo el dúo formado por Pelayo (un tipo grande y expansivo) y Aramís (bajito, correcto, del porte intelectual que uno esperaría del poeta que es) en piezas como el Duólogo o Roberto Roberto lo hacía a uno retorcerse de risa, además de quedar pasmado ante la agudeza del texto. Y luego estaba el resto del grupo, con varios músicos de talento, personajes inolvidables como el anciano cantante Yunisexis López (Antonio Carbonell) y su interpretación de Para Elisa Crespo, números clásicos como la Controversia campesina, el coro de los Caballeros Templarios o el programa televisivo El hombre y su instrumento… musical. Sus puestas en escena, el uso del vestuario y la utilería, su sentido del espectáculo, no tenían, repito, competencia posible en nuestro medio. Recibieron, como todos nosotros, el tremendo impacto de Les Luthiers (que actuaron en La Habana en 1983 y 1984), pero procesaron esa y otras influencias en un estilo propio, como debe ser.

 Los integrantes de La Seña eran famosos además por jodedores –y eso no es poco, créanme, en un contexto en que todos lo éramos–, y sus castings en provincia, por… originales. Llegaron a crear un festival en Matanzas, instaurar un premio (el Melocactus matanzanus) y hasta publicar una revista, Seña, de la cual salió un solo número (en 1988). En 1991, Pelayo emigra a Chile; la mayoría fue tras él a diversos destinos. A Rubén Aguiar –estupendo trovador, por cierto– me lo encontré en Madrid años más tarde, y por un tiempo nos vimos con frecuencia; cuatro minutos antes de comenzar el año 2000, los NOS-Y-OTROS, reunidos para celebrarlo, pusimos Siglo XX, un hermoso tema suyo que resumía la centuria que se iba. A Pelayo y Aramís, como queda dicho, los vi en Santiago en 2010; con Moisés el loco (integrante en la actualidad del dúo cómico Los Robertos, y que, de tan loco, es el único señero clásico que sigue en Cuba) tropiezo en la TV o en la calle a cada rato.

Aunque llevaron a escena un montón de espectáculos, escasean las grabaciones de La Seña. La TV cubana debe conservar algo todavía; por ahí andan videos de presentaciones de Aramís y Pelayo en La Habana, en un homenaje allá por 2002, con los pocos números que podían hacer como dúo (Duólogo, Roberto Roberto, El poeta primerizo, Los pescadores, este último escrito y estrenado previamente en Chile). JAPE, que prepara una serie documental sobre el movimiento humorístico iniciado en la década del 80, también debe tener sus tesoros escondidos. En cualquier caso, los que tuvimos la suerte de verlos en escena los recordamos y, diga lo que diga Pelayo –a quien espero a estas alturas se le haya pasado el berro– sabemos del lugar de honor que ocupan en la historia del humor cubano.

P.S.: Del 22 de octubre al 1ro de noviembre se celebra el XVI Festival de Teatro de La Habana. De lo visto hasta ahora, me encantó Ubu sobre la mesa (basada, claro, en Ubú rey de Alfred Jarry) presentada por Theatre de la pire espèce, un dúo de actores-marionetistas canadienses.

(27 de octubre 2015)

Anuncios
comentarios
  1. Mr. Ladilla dice:

    “el mejor grupo humorístico, probablemente, que ha habido en la Cuba revolucionaria” (…) “sabemos del lugar de honor que ocupan en la historia del humor cubano” ¡¡¡ Que manera de hablar mierda !!! Con la pila de batidos de tuerca que se han mencionado en este post (Doimeadiós como máximo exponente de esta comparsa) se puede fundir una réplica de la torre Eiffel.

  2. Uf, ese es un tema que el autor conoce bien de cerca. Sobre el humor cubano hay que escribir mucho. Ojalá JAPE se baje con algo bueno… A mí me gusta deslindar escritores de actores, entre los humoristas, porque de ninguna manera es lo mismo. Siempre me pareció que los mejores escritores no eran buenos actores… y viceversa. Eduardo del Llano, Aramís Quintero, Pible o Baudilio Espinosa son excelentes escritores. Osvaldo Doimeadiós o Carlos Gonzalvo son magníficos actores. Nelson Gudín hace las dos cosas, bastante bien, creo yo… Alexis Valdés igual. Hay también un grupo de trovadores: Virulo, Jorge Díaz… Muy interesante.
    No considero que sean un “batido de tuerca”, Mr. Ladilla. La gente se ríe…

  3. Mr. Ladilla dice:

    Sí mi estimado Liborio, la gente se rie pero se rie en La Habana donde no tienen otra opción. Pero cuando andan por estos lares hay que verlos actuando en programitas de televisión locales de quinta categoría y mal gusto y en antros nocturnos de mala muerte. Ahora, si ud mi querido Liborio se rie con Doimeadiós, el tal Gonzalvo y otros batidos de puntilla que menciona entonces creo tiene que visitar al psicólogo. Estos son humoristas de cuatro cuadras alrededor de su casa como el bloguero que escribe libros que nadie lee y realiza bodrios cinematográficos. En cuanto a Alexis Valdés, ya estamos hablando de un tipo brillante, un humorista de verdad. No hay comparación.

    • Edier La Puta dice:

      Edier Valdes alias Mr. Ladilla… yo ahora mismo me cago en el maricon de tu padre… “Mariconson Valdes” y en la resinga de tu madre “Putona de Valdes”…si, Putona de Valdes, la mas ladillosa del pueblo donde naciste. La que rego la ladilla entro todos los guajiros que le dieron cabilla por alante, por atras, por la izquiera y por la derecha. Ladillas que agarro el tarru maricon de tu padre “Mariconson Valdes” y de donde naciste tu: Edier Mamarrabo Ladilla Valdes.

      • Dromedario dice:

        A este blog que ya es un asco ahora se le aparece este personaje despreciable de lenguaje ecatologico. Lo unico que faltaba.

  4. Kamikaze dice:

    Considero a Doimeadios y a Gonzalvo buenos actores, y el humorismo que hacen está (hasta donde he podido apreciar) muy por encima de la media del humor en Cuba, donde prolifera la vulgaridad (estilo Robertico y otros); respecto a Gudín sus actuaciones no están mal, nunca a la altura de los que mencioné al principio. Creo se debe mencionar también a Luis Silva con su personaje de Pánfilo. En sentido general yo pienso que en Cuba el humor debería gozar de mejor salud, tal vez no es así por las limitaciones (lease censura) a que está sometido. Todo lo que se sale del carrilito causa la ojeriza de los censores, a veces sueltan un poquito de cordel, pero en determinado momento lo recogen nuevamente. José Martí dijo: “El humor es un látigo con cascabeles en la punta”, al tiempo que divierte y regocija, arremete contra la chapucería y lo mal hecho, resulta un termómetro que tantea la temperatura de la sociedad. Esta máxima martiana en Cuba se cumple, si acaso, en ambientes bien reducidos como una sala de teatro, donde el público rie y escucha cosas que, aunque de todos conocidas, no se escuchan en otros ambientes más abiertos (la TV por ejemplo). El humor inteligente, que da para pensar, está bien limitado, de mucha mejor suerte goza el humor chabacano, el de grosería y chusmería.

  5. Edier La Puta dice:

    @Dromedario no me creo mas despreciable que la Ladilla asquerosa hija de Mariconson Valdes y Putona de Valdes. Es mas, de no ser por Edier Ladilla Mamarrabo Valdes no creo que hubiera escrito nada nunca en este blog, a pesar de que lo sigo hace rato, desde el comienzo creo. Tengo un concepto muy elevado de lo que es el respeto. Pero esto es lo que se ganan tipos como ese. Yo solo estoy dandole a Edier Ladilla Mamarrabo Valdes, y solo a él, un poco, un poquito nama, de mierda de su propia mierda. El resto sencillamente ignoreme. No me lean.

    Ahora esto es para ti yeguita hija del mariconson y la putona con ladillas, estoy ansioso porque asomes tus antenas por aqui pa arremeter contra ti. Dale asomate. Yegua.

  6. Mr. Ladilla dice:

    Y dice el bloguero en el post anterior referente al rock cubano… “Y tanto en el libro de Manduley como en varios artículos de Borges Triana hay citas de mi artículo primigenio, aparezco como bibliografía”

    Ahora resulta que el bloguero, aparte de realizador de quinta, escritor de cuarta, profesor universitario, licenciado en historia del arte y parásito consuetudinario es referencia bibliográfica sobre el rock cubano por haber escrito 3 articulitos en una revistica de mala muerte. No si cuando yo lo digo, definitivamente un todólogo.

    • “…No si cuando yo lo digo, ..” “todólogo” Edier Valdes, Edierzitico mío, esas frasecitas tuyas, de siempre, son inconfundibles, aun con tu disfraz de Ladilla. Mi mosca inmunda que no cesas en tu amor/envidia/obsesión por Eduardo. Parece que ya no vas a conseguir marido. Aquí estoy para ti, mi rata, te escondas bajo el disfraz que te escondas.

  7. Aquiles Baeza dice:

    El humor es para divertirse y nada más, la cosa está en la manera en que cada cual se divierte, eso hace que nos guste más un cómico u otro. Yo prefiero el humor que me haga pensar, pero en definitiva cualquier comicucho de séptima categoría es menos chabacano que muchos de los que dejan sus comentarios aquí.

  8. Mr. Ladilla dice:

    Oye bloguero están pasando tu último bodrio en la televisión de Miami, y después hablas mierda de la mafia. Por cierto anda (o andaba) por Miami tu cúmbila Cremata pidiendo donaciones (dinero) para poder seguir filmando ya que cayó en baja. ¿Por qué no lo ayudas y le haces un préstamo? Total para la fortuna del mejor realizador cinematográfico de Cuba con una de las mejores 100 películas de habla hispana eso no debe ser mucho problema.

    • Carlos dice:

      Hubo cosas muy buenas en los grupos humoristicos. Mencionaria a la Lena de Santa Clara, la Sena de Mantanzas, Nos y Otros (aunque comicos lo que se dice comicos no era), Salamanca, …
      Sin embargo, hubo un par de espectaculos de Humoris Causa con Omar Franco en los 90 que se fueron por encima de los demas. Ese muchacho Camejo tenia mucho talento. Creo que no se desarrollo como debia incluso aca en Miami con todos los recursos habidos y por deber. Diran lo que quieran pero los comicos cubanos son mucho mas comicos en Cuba que aca. Domeidios y Gudin son montruos. Alexis Valdes tiende mucho mas al Cabaret, pero es bueno, que duda cabe.

      • Aquiles Baeza dice:

        Camejo es el que le escribe los guiones y los monólogos a Alexis Valdés, así que desarrollo ha tenido, pero fuera de eso no ha hecho más nada, un par de presentaciones en teatro que han pasado sin penas ni glorias. Yo creo que la cosa se jodió cuando todos esos humoristas, que arrancaron bien, se dieron cuenta que del humor no podían vivir allá y por eso muchos se fueron, otros se dedicaron a otra cosa y otros se quedaron haciendo lo que podían.

  9. Abel Lloret dice:

    Bueno, según le leí una vez decir a Alexis Valdés, en la escritura de sus guiones humorísticos participan también el mismo Alexis, el Pible y Ramón Fernández Larrea.

    • Abel, Pepe Pelayo publicó Señalizado en su portal de Facebook, y ha tenido muchos comentarios. Es interesante, porque todos los comentarios son sobre el tema. ¡Qué sensación tan rara, gente que comenta serena y razonadamente, sin insultar! A qué extremos de extravagancia se puede llegar, ¿no?

      Un abrazo

      E.

      • Exacto, ya se está perdiendo la noble tradición del exabrupto y el ataque personal. Y hasta se atreven a usar su propio nombre cuando emplear seudónimos para mantenerse en el anonimato es una tradición literaria de larga data.

        En fin, que la senectud está perdida.

  10. Abel Lloret dice:

    Eduardo, ya lo vi bro, en el portal de Pepe Pelayo. Tienes razón, y comparto la preocupación de Luis Felipe. Es increíble como la civilidad, si se desata, puede corromper ciertos foros, ¡incluso con gente que da la cara! Si esta tendencia de ciertas personas a dialogar sin tirarse mierda unos a otros logra expandirse malsanamente a otros ámbitos, no sé a dónde vamos a parar.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s