DESCUBRIMIENTOS

Publicado: 19-01-2016 en Sin categoría

Aun cuando con la edad resulta cada vez más raro, pues uno tiende a aferrarse a autores, tendencias y géneros que conoce y prefiere, de tarde en tarde sucede que, por recomendación de un amigo o por puro azar, lees un libro de un escritor que no conocías. Después de terminar la mayoría tiendes a revisar seriamente el criterio con que seleccionas a tus amigos o por lo menos a desestimar sus nuevos consejos, pero con suerte dos o tres veces ocurre que el libro en verdad te apasiona y buscas más, y de la noche a la mañana devienes un fan del tipo. En el último año me ha ocurrido con tres autores. 

Joe Abercrombie: Empecé por La mejor venganza (Best served cold, 2009), la primera de tres novelas independientes pero relacionadas con la Trilogía de la primera ley, y no pude parar hasta leer las seis novelas. El mundo fantástico de este escritor británico recuerda la Europa medieval o el Renacimiento temprano, y es cruel y duro y lleno de humor no necesariamente negro pero que en semejante contexto se tiñe rápido. En La mejor venganza la protagonista es Monzcarro (Monza) Murcatto, una hermosa bien que vapuleada jefa de mercenarios, y sus aliados un envenenador y su discípula, un presidiario autista, un bárbaro del Norte y una torturadora profesional. Y esos son los Buenos…

China Miéville: A pesar de su nombre es también un escritor británico. En 1996, conocí a su madre, Claudia Lighfoot, en el primero de los coloquios sobre los Beatles que tuvieron lugar en La Habana en la segunda mitad de esa década, y que tuvieron su punto más alto con la actuación de The Quarrymen en el teatro América el 29 de noviembre de 1998. Claudia era una exhippie que escribió una guía cultural de La Habana por encargo de cierta editorial británica (en la que tuvo la gentileza de mencionarme entre los escritores cubanos que consideraba interesantes); en algún momento me contó de su hijo China, que escribía CF. Claudia murió hace algunos años, y en 2015 mi amigo Bacallao me pasa una novela de su primogénito, La estación de la calle Perdido (Perdido Street Station, 2000), la primera de la Serie de Bas-Lag. En las primeras páginas encontré que el protagonista era un científico gordo amante de una khepri, una mujer insecto, en una ciudad steampunk. Coño, me dije, esto empieza bien…

Jorge Enrique Lage: Es un escritor cubano absolutamente inclasificable. En este caso fue una amiga, C, quien me recomendó la novela La autopista: The movie (2014) y me gustó tanto que le escribí a Lage pidiéndole más obras suyas; poco después me hizo llegar Carbono 14 (una novela de culto) (2012). En sus textos hay ciencia ficción, sexo mondo y urgente, referencias a los manga y al cine comercial, amalgamados en una especie de globalización trash; en La Habana de Carbono 14 un personaje investiga el misterio de la ropa interior femenina, que parece anterior al origen del Homo Sapiens, mientras una chica más o menos extraterrestre aparece desorientada y desnuda en un callejón al estilo Terminator; en la otra novela se construye una autopista que enlaza a Cuba con Norteamérica, y los ciclones son antropomorfos y caminan como Voltus 5. Para mi gusto a Lage se le va un poco la mano en la transcripción de textos en inglés y la utilización de palabras en ese idioma, pero en materia de imaginación e imaginería es un demiurgo de primera fila.

PS.: Acuso recibo del volumen La utilidad de lo inútil, del filósofo calabrés Nuccio Ordine, que me ha enviado Abel Lloret. Es un ensayo erudito acerca de la necesidad de aquellos saberes y disciplinas que las sociedades contemporáneas tienden a relegar por no revertirse en ganancias inmediatas y tangibles.

(19 de enero 2016)

Anuncios
comentarios
  1. Qué interesante. Abercrombie me parece magnífico. A Miéville la califico de insuperable y a Lage de incalificable.
    Sin embargo, entre los contemporáneos prefiero a Christian Berdouare. Su novela “Twilight of the mansion rossa” es simple y llanamente insuperable.
    Espero que Eduardo del Llano o alguno de sus habituales tenga comentarios que hacer acerca de esta excelente obra, que por cierto, tiene sustancia para un buen guión cinematográfico.
    Tal vez al blogero le interese.

  2. Juan Varela Pérez dice:

    Jajajaja, excellent Liborio! Qué tipo tan picúo y egocéntrico el bloguero este. Después hay que aguantarse cuando dice que le tienen envidia…

  3. juan varela perez dice:

    Por mi parte recomiendo vehementemente Senos y Huevos, de la japonesa Mieko Kawakami. Desgarradora historia sobre la pérdida de la niñez con la llegada de la primera menstruación.
    Luz en la noche, un iluminado poemario del guineoecuatorial Recaredo Silebo Boturo que me recordó mis lecturas infantiles de Rabindranath Tagore. Y de la autora ugandesa Glaydah Namukasa la deliciosa novela Voice of a Dream, cuyo único inconveniente es que está en lengua luganda. Por cierto, le escribi para pedirsela en castellano y me envió The Deadly Ambition, pero en swahili.

  4. Mr. Ladilla dice:

    Pues lamento no coincidir con mis queridos contertulios. Realmente me apasionan varios escritores pero entre mis preferidos se encuentran la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie con su destacada novela “Purple Hibiscus” en la que describe la era post-colonial en Nigeria y su inestabilidad política y económica, realmente insuperable. Por otro lado está Christine Adjahi Gnimagnon, de Benin con su excelente libro “Do Massé: Contes fons du Bénin”, and last but not least el incomparable escritor de Botswana Leetile Disang Raditladi con ese maravilloso ensayo “Motswasele II: Historical Drama in Tswana”.

  5. charlitos dice:

    Pues yo estoy asombrado de que en este mundo existan escritores y obras con nombres tan rocambolescos, mi humilde sapiencia literaria solo me da por recordar
    LA SOLEDAD DEL RETRANQUERO DEL TREN CENTRAL, escrita por el genial Agapito Manguera. Por lo demas les deseo que sean muy felices con sus esplendidas demostraciones de literatura universal.

  6. Dayron Paz dice:

    Caballero, alguien sabe porque Eduardo del LLano le cae tan mal a la gente?

    • Mr. Ladilla dice:

      Mi estimado Dayron generalmente los tipos cara dura y oportunistas no son bien vistos.

    • Juan Varela Pérez dice:

      Por envidia, Dayron, por envidia. Es que jode no poder ser como él, realizador talentoso con una multipremiada filmografia, buen amigo, humilde, exitoso con las mujeres y, por sobre todas las cosas, honesto políticamente; un timbalúo que le canta las verdades al régimen en su cara…aaah y que va a reuniones disidentonas, pita rega’o y se sienta delante de Eliecer Ávila.

  7. Alache dice:

    Yo por mi parte estoy sumergido en la cuatrilogia sorda de los hermanos Nancy y Brisbane Casimir, a mi juicio lo mejor de la critica en la estremecedora literatura haitiana contemporanea, No me falta en mi almohada la imprescindible poesia del vasco Gorka Iparraguirre que leido en eusquera se hace adictivo, aunque desgraciadamente casi siempre lo prologan en castellano, lo cual, es un crimen para mi gusto, sigo buscando algo nuevo o lo proximo del novelista lituano Taras Domitras, insuprable y no puedo dejar de recrearme con la seguramente reconocida por el globero, escritora paquistani, Ansari Moustaki, por cierto hermana de Aditya Chopra Kampur, quien por muchisimos anos frego los carros de los miembros de Rolling Stones y hoy pasea por la 37 del SW con un letrero que dice !HUNGRY!
    De los cubanos,por supuesto, la fallecida Nivaria Tejera, me ha descubierto por estos dias el universo.
    Seguiria la lista pero en estos momentos me voy a deleitar con un pan con croquetas, una Materva y media coladita en el Versailles….. si ese lugar que tanto molesta e irrita al puntito intelectual.

  8. Mr. Ladilla dice:

    De más está decir y seguro mis amigos de club lo infieren que en mi entrada anterior hablé de escritores reales pero que no tengo ni la más puta idea de quienes son, es solo una sátira a la porquería de post que ha escrito nuestro ilustre y nunca bien ponderado bloguero. Por cierto me imagino a un tipo (lease el bloguero) leyendose cuatro o cinco libros diarios, libros que nadie o muy pocos conocen, encima de la cama de su maltrecho apartamento durante horas, lo cual me hace inferir que el bloguero tiene tanto tiempo disponible que su vida útil (si a la vida del bloguero se le puede llamar vida y se le puede llamar útil) es bastante exigua. Estos son los intelectualoides buenos para nada, vagos consuetudinarios con una cantidad de tiempo ocioso que solo se dedican a la vida “afótica” para luego venir y exponer que se leyeron tal o mas cual librito de quinta y presumir de cultos. Nada que intelectuales de sobaco es lo que se sobran por aqui.

  9. Abel Lloret dice:

    Gracias Eduardo por mencionar ese magnífico ensayo, que deberían leer todos aquellos que creen que hay valores inútiles y desdeñables. Sobre todo quienes tienen poder de decisión en el asunto. Y bueno, siempre se agradecen las reseñas de autores desconocidos (por uno), aunque al final uno decida buscarlos o no. Ya hay una referencia cercana, y sirve mucho. Yo también quiero recomendar o mencionar algunos.

    Primeramente, de los otros mencionados aquí, y a petición de Liborio, le comento que, aunque de excelente factura literaria, profundo humanismo y otros innegables méritos, la trama y sobre todo el espíritu entero de la novela “Twilight of the Mansion Rossa” me parecen un cuasi-plagio-fusilamiento del cuento “The Fall of the House of Usher” de Edgar Allan Poe. Extendido, floreado, enriquecido con otros elementos y todo lo que se quiera; pero en esencia, variaciones del magistral cuento allanpoeiano. Ni siquiera con el título ocultó el autor su guiño y cuánto le debe a su genial precedente. Ahora, eso sí, es uno de esos libros pegatina, como se dice, que una vez empezados ya no se pueden soltar. Por los que uno sería capaz hasta de faltar al trabajo para quedarse leyendo uno o varios capítulos más, si no terminarlo hasta el final. Llevada al cine, y viéndola en pantalla grande, no me imagino yendo al baño a mear ni por un minuto. Si no puede ponérsele pausa como en un DVD, o darle pa’trás, no hay opción.

    Lamentando la sarta de títulos apócrifos con los que los mismos del piquetico malaleche de siempre han pretendido hacerse los graciosos voy a exponer algunos de mis recientes descubrimientos, de los que mayor impresión me han causado, en materia de obras y autores.

    “Metafísica de los Tubos” de la escritora belga, nacida en Japón, Amelie Nothomb. De corte autobiográfico, narra la historia de un ser obsesionado por la agua, a quien el rechazo por el entorno le hace adoptar la inerte condición existencial de un tubo, hasta que…y no es pertinente contar más.

    El hermoso poemario “Los camellos del atardecer” de Lalla Ag Markunda, poeta tuareg, el pueblo nómada de origen bereber del desierto del Sahara. La marginalización cultural y económica a que ha estado sometido este pueblo, su lucha por ancestrales reivindicaciones, han sido tradicionalmente los temas abordados por sus escritores. Pero nunca antes, y con tan honda sensibilidad, dice el prólogo a su poemario, se había dedicado alguno a descubrir la poesía de las grandes extensiones desérticas, la nostalgia por la arcadia perdida de nobles caravanas y mercaderes. Qué suerte que se vertiera también al castellano, aunque no directamente del tamashek, la lengua original de Ag Markunda, sino de una previa traducción francesa.

    “Flatland- A romance of many dimensions.” Esta corta novela del británico del siglo XIX Edwin A. Abbot, es para mí una verdadera obra maestra de la Ciencia Ficción y la sátira, además de que es única en todo sentido. Describe el viaje de un habitante de Flatland, él mismo, un ser plano o bidimensional, por inconcebibles mundos habitados por seres de más dimensiones, representados por animadas figuras geométricas de todo tipo. El hallazgo de la cuarta dimensión será como el de la piedra filosofal. Rara combinación matemática-filosofía a la vez al alcance de un amplio público. Puede ser lo mismo una mordaz sátira contra la estrechez de miras, nuestras engañosas asunciones, o, como han notado muchos, un sutil ataque a la desigualdad institucionalizada de la Inglaterra victoriana. Highly recommended.

    Para quienes gustan de los libros de autoayuda, uno muy bonito de la española Zobeida Montero, que trata de su experiencia con la práctica del Zen, la rama japonesa del budismo; esa sana filosofía de meditación y apego a la naturaleza, que a todos nos vendría bien al menos intentar de vez en cuando. “El Zentido de mi vida”, lo titula, revelando su pasión por esta filosofía y la verdadera transformación que animó a la autora a su escritura.

    Por último, para quienes todavía se fuman el tabaco de la llamada excepcionalidad americana, y vibran con el orgullo gringo, no puedo dejar de recomendar el best seller que refleja como ninguno la esencia de tal orgullo y sentimiento. Se trata de:

    “Proud to be an arrogant, ignorant, obese, god fearing, church goer, multiple gun owner, southern republican asshole” de Ralph Anvilhead

  10. juan varela perez dice:

    Liborio, corrreeee, ven a ver esto. Agarraste un pez! El amigo Abelito leyó la obra que recomendaste. Seguro se la dedicó el mismísimo Escobar.

  11. Abel Lloret dice:

    Coño Liborio, me tomo el tiempo por una vez de atender a tu pedido, de hacerte un elaborado juego en la descarga del sorbeto ese de “Twilight…”, por haberme gustado (la descarga) y ni siquiera te dignas en una breve respuesta, aunque fuera de burla. Y me haces hacer todo un papelazo y un ridículo. Y para mayor frustración quienes responden son de los seres con quienes no me interesa la mínima interacción, ni siquiera leerles o intercambiar dos líneas, o sea, las bacterias. En este caso Bacteria Varela y Bacteria Dromedario. Que hasta se llaman con nombres propios, humanizados, o animalizados, las muy vanidosas. Pues no te comentaré más, por desatento. De ahora en adelante interactúa sólo con las bacterias si eso es lo que te estimula. Estás en tu derecho. Saludos.
    Dejando ya bromas, descargas, y pidiendo perdón por haber atraído sólo bacterias, o parecido actuar al ritmo de ellas, para Eduardo o algún interesado serio, la excepcional “Flatland” es una recomendación real y seria, para los aficionados a la CF/sátira. La leí en inglés porque así la encontré primero. En castellano creo que está titulada “Planilandia”.
    “Metafísica de los Tubos”, (also real), es otra muy buena novela, pero ya esto es a gusto de cada cual. Las demás mencionadas de verdad que no las recomiendo mucho que digamos…..

    Volviendo al tema del post, más que buscando cosas nuevas ahora en género de CF, estoy sintiendo un poco de nostalgia y tratando de adquirir algunas obras viejas, sobre todo de la CF ruso-soviética, por el hecho de no existir aquí. De aquellas leídas en Cuba en la época de oro de la afición por el género. Las que puedo, o no están excesivamente caras, como “El Hiperboloide del Ingeniero Garin” de Alexei Tolstoi, “La cabeza del profesor Dowel” de A. Beliáiev, y las obras más conocidas de Efremov, Kazantsev, y otros, con las que en su época pasé buenos ratos. Además de que es un tipo de CF peculiar, que tiene su onda, distinta de la americana. Un socio de Cuba quedó en conseguirme aquella antología que contenía cuentos como “El Polígono” y “Los cangrejos andan por la isla”, y otras antologías que ojalá sigan existiendo en sus viejas ediciones, en manos de polilleros de la Habana.
    De los yanquis, maestros también del género, con su onda, también válida, de los menos famosos, aunque no desconocidos, busqué hace tiempo y leí, al menos una obra de gente como Clifford Simak, Ursula le Guin, Robert Silverberg y otros.

    Y bueno, hasta el próximo post, que hay que dejar ahora a las bacterias hacer su trabajo de siempre, el de fermentación y podredumbre de posts y comentarios. De algo tienen que vivir. Bienvenidas si quieren.

  12. jefry dice:

    Hola
    No soy guionista .
    Pero se me ocurre una historia para nicanor.
    Es parqueador estatal, tiene problemas con el alcohol.
    En las noches en medio de su borrachera mira el Paquete semanal a travez de la cajita
    la cual resulto angustiosa de conseguir entre colas y costo.
    Sigue una novela asiatica llamada Galletas de Mantequilla asi como videos relacionados con el paquete donde la ficcion de este se confunda con la realidad del personaje.
    Seria un poco como El elefante y la bicicleta y claro con Luis Alberto aunque pudieras prescindir de esto ultimo que te menciono en caso de que no te resultara original.
    Eso si, mantener la novela y sobre todo el nombre de Galletas de Mantequilla asi como el hecho de que sea asiatica
    Saludos

  13. Estuve jodido el fin de semana. Tuve que trabajar con el frío que hay. Estoy tan cansado que no me queda una neurona para pensar en literatura.

  14. Mr. Ladilla dice:

    Viendo que cada vez son menos los admiradores (lease aduladores) del bloguero, sería bueno que fuera pensando en tomar el camino de la poetisa, escritora (con faltas de ortografía) y en su tiempo de esplendor nudista, la inefable Wendy Guerra que al parecer ha decidido y a buena hora no escribir más en su maltrecho ¿blog? Bloguero creo que deberías dedicarte a otra de sus múltiples cualidades. Dejenme repasar: El bloguero es realizador cinematográfico, escritor, licenciado en Historia del Arte (que es lo mismo que nada), profesor universitario, escritor de canciones, politólogo, poeta, crítico de cine, periodista, en fin todólogo. Pues bien pudiera dedicarse a sus peliculitas de quinta y seguir escribiendo los libritos de 100 tiradas que nadie lee para que se auto-alimente el ego y se le pegue algún que otro viajecito parásito y dejar los blog para la gente que tiene algo interesante que decir. Por cierto ¿como dice ese dicho?: “Aprendiz de todo, maestro de nada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s