LA EDAD, EL OLVIDO

Publicado: 05-04-2016 en Sin categoría

El anciano protagonista de Monólogo, la canción de Silvio, les muestra a los adolescentes con quienes sostiene un breve encuentro una foto de los tiempos en que actuaba, lo aclamaban multitudes y se divertía entre amigos y citas. Ellos no tienen la más puta idea de quién es y, a juzgar por los frecuentes llamados del viejo a que no se molesten, es probable que estén locos por irse e intercambien risitas entre ellos. Uno puede imaginar que tal vez una chica es la única que escucha, y el viejo se aferra a su frágil interés pues así casi revive, por unos segundos, sus orgullos perdidos: el éxito profesional y la habilidad de Casanova.

La imagen de la canción es a la vez tierna y aterradora, y no sólo para los artistas, aunque especialmente para nosotros. Tierna en tanto nos revela necesitados y vulnerables, pues cada uno quisiera para su vejez éxito y compañía; aterradora porque sabemos que la súplica del anciano cae en el emporio de la crueldad juvenil, esa banda aparte que siempre cree que el mundo surgió con ellos y que su generación es la única que importa, cuando lo cierto es que la corta edad no es un mérito en sí misma: hay jóvenes conservadores, acomodados, sin idealismo, sin ningún interés por cambiar nada. Cada generación forja sus propios héroes… aunque esta del Ipod no es que desdeñe el pasado, es que no sabe que ha existido. Pero, al mismo tiempo, el viejo hizo lo suyo: lo recuerden o no, su obra está ahí, sus vivencias lo salvan.

Aunque en lo personal todavía me falta un buen trecho para ser un anciano –el de la canción u otro con mejor suerte- es inevitable pensar a cada rato cómo será todo en treinta años, si estaré vivo, si alguien buscará todavía mis libros o sonreirá con mis películas. El arte es cada vez más un producto para usar y tirar, fugaz como el reinado de un color de ropa o un corte de pelo. 

 Hay otro olvido más abrupto, más feroz, que sobreviene cuando algo te sale mal y te dan por acabado. El artista cuyo nuevo álbum, libro o película significa un revés –y todos lo hemos tenido, de Chaplin a Spielberg, de los Beatles a García Márquez– sólo se salva si vuelve a crear, si retoma su viejo camino o se labra uno nuevo. Es sabido que no siempre el talento obtiene el triunfo que merece, ni todo lo exitoso es bueno, pero por otra parte tampoco puede uno refugiarse sistemáticamente en aquel razonamiento, en el papel del genio incomprendido que ya descubrirán y revalorizarán en el futuro; no, al menos, como excusa para cansarse de intentarlo, para dejar de crear y asumir la derrota como un halo romántico. La verdadera muerte está en rendirse, en acallar el alien que te rebulle adentro.

Peor es cuando el poder te utiliza y luego te echa a un lado. Mi padre, Candidato a Doctor en Ciencias Económicas, era el director de Cuba Socialista, una publicación teórica que, como casi todas las demás, teóricas o no, dejó de publicarse con el Período Especial; varios años después esos tipos de arriba decidieron volver a sacarla, nombraron un director de estreno… y el viejo, que no fue tronado ni mucho menos, que de hecho todo ese tiempo siguió cobrando como director, se enteró por el periódico de que su revista salía de nuevo… pues nadie se tomó siquiera el trabajo de llamarlo. La amargura resultante decoloró los últimos años de su vida, y no se recuperó de ella.

Al evocar la infinita tristeza del viejo, de cómo fue derrotado por el olvido, no estoy hablando de posiciones políticas, sino de supervivencia: en cualquier profesión o sistema social, por la causa que sea, quien está por encima puede hacernos víctimas de hijoeputadas semejantes, olvidarnos, botarnos como envases usados. Todos tenemos reveses, a todos nos tiran a mierda alguna vez, y es difícil rebasar esa sensación de que el mundo se acaba y tu existencia perdió sentido, pues no es ya que no te recuerde la posteridad, sino que te entierran en vida.

Pero en cualquier caso hay que seguir. No importa, ni hay receta infalible para saber si te recordarán o no. En definitiva, ¿cuántos de esos carcamales insensibles o esos adolescentes burlones podrán alguna vez tener delante un público en adoración, sentir que alguien encontró una respuesta vital después de leer tu libro o escuchar tu canción? ¿Cuántos conocen el placer de crear?

¿Cuántos saben lo que se siente?

   

P.S.: Hace unos días murió el realizador cubano Rogelio París.

(5 de abril 2016)

Anuncios
comentarios
  1. Dayron Paz dice:

    A todo el mundo lo tiran a mieda alguna vez, pero a Eduardo del LLano lo tiran a mierda todos los dias, ja ja jaja jaj ajaja jaja jajaja jaj ajja jajaja jajjaj ajja jajaja jajajajja!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Eduardo, o Llanito, como te conocí de niño. Le envié este post a mi viejo, quien fue compañero y amigo del tuyo por muchos años. Le ha tocado bien dentro y quisiera ponerse en contacto contigo para enviarte lo que escribió al respecto. Si te parece, hazme saber cómo. Saludos.

  3. Dromedario dice:

    Lo mas sabio que ha escrito el bloguero en su vida: “El arte es cada vez más un producto para usar y tirar, fugaz como el reinado de un color de ropa o un corte de pelo”

    El arte y todo lo demas diria yo. Todo es fugaz, hasta la vida misma.

    • Dromedario dice:

      Dicho sea de paso, muy preocupado el bloguero por trascender. Que clase de comemierda.
      ! Sigue con esas pajas mentales !

  4. Rolando Perez Betancourt dice:

    El bloguero ha comenzado a “moderar” el blog y tiene censurado a todo el que le resulta incomodo. Resultado, esto esta peor que el cementerio de los chinos.

  5. Ray dice:

    No sé a qué viene esta oda a la cagalitrosidad, pero el bloguero se equivoca de medio a medio. Contradiciendo toda la historia de la humanidad quiere insinuar que los jóvenes pueden ser menos progresistas que los viejos. Le hubiera bastado con levantar la vista, mirar para la raspadura y ver cuán retrogrado son los viejucos que llevan allí enquistados más de medio siglo, han destruido al país y se niegan a ceder un milímetro en sus prerrogativas dictatoriales y que en última instancia, son los máximos responsables de lo sucedido a personas que van desde Lezama a el padre del bloguero filosofante.

    También podía haber pensado algo y comparar al “necio” actual, ya setentón, que por conveniencia o cerrazón mental apoya a muerte a una dictadura que ha hundido al país, con el joven que en los 70`s criticaba, quiero pensar que honestamente, y en sus canciones vendía el humo de utopías de mejoramiento humano y material para los cubanos y sacar conclusiones sobre la edad, acomodamiento y conservadurismo.

  6. Carlos dice:

    Buen Post. Buena cancion, pero nunca conoci las verduras en latas en Cuba, creo que Silvio no encontro otra cosa que rimara alli y si estaba hablando de Cuba por otras referencias en la cancion. Eduardo ha hecho varias cosas buenas, si sera recordado, pero eso cada vez cobra menos sentido. Lo que importa es aproximarse lo mas posible a esa idealizacion de ser feliz. Hay personas aca en el blog con tanta amargura que no se como pueden la verdad.

    • Coincido contigo, Carlos, lo más importante es no rendirse, perseguir la belleza, ser fiel a uno mismo. Y ahora que lo mencionas, en la época previa al Período Especial hubo algunas verduras socialistas en lata, pero es cierto que después no. Como también tienes razón en que hay muchos resentidos y amargados entre quienes comentan mi blog, esos que sufren mi trabajo, mis éxitos y mi existencia misma, y no comentan los posts sino que me atacan con patrañas que ellos mismos crearon. Se supone que se fueron de Cuba buscando la democracia, el respeto al Otro, pero es evidente que no lo han encontrado, pues tienen el espíritu de las Brigadas de Respuesta Rápida, sólo que invertido. Yo los llamo el Club, y después de ver la película chilena homónima, de Pablo Larraín, creo que el nombre les viene como anillo al dedo…
      Un abrazo
      E.

  7. rolando perez betancourt dice:

    De eso, precisamente, se trata la democracia…..Llanito

  8. Dayron Paz dice:

    Dice Llanito que “esos que sufren mi trabajo, mis éxitos y mi existencia misma”, j ajajajajaj, ¿que trabajo, pedaso de vago y que exitos? ja jaj ajjajaja, un penco chivato sin talento!!!! vayase a hablar mierda al escusado!!!

  9. Sindulfo dice:

    Me gusta mas que se cante lo contrario:

    May your hands always be busy,
    May your feet always be swift,
    May you have a strong foundation
    When the winds of changes shift.
    May your heart always be joyful,
    May your song always be sung,
    May you stay forever young,
    Forever young, forever young,
    May you stay forever young.

  10. Omar Gutierrez Arenas dice:

    Excelente post. Me gusta mucho mas el blog desde que no aparecen los troll.
    Fuerza Eduardo. El 23 salimos con Brainstorm e Intermezzo. Dos de tus clasicos.

    Abrazo,

    Omar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s