IDEOLOGICAL PROBLEMS, ME?

Publicado: 26-04-2016 en Sin categoría

A propósito del concierto de The Rolling Stones en La Habana el pasado 25 de marzo, la prensa –internacional, sobre todo, y algunos blogs del patio- repitió con frecuencia que el rock había estado prohibido en Cuba, que durante varias décadas por escuchar la música del enemigo se iba a la cárcel; se habló de diversionismo ideológico y de la desconfianza del régimen hacia el género musical. Comprendo que los periodistas tienen que vivir, que los titulares y las noticias han de ser pegadizos, pero como ocurre con casi todo lo relacionado con Cuba, ahí hay simplificación deliberada, mucho de miren-lo-que-ha-pasado-en-ese-país-comunista-raro-y-exótico. A mi modo de ver, eso tiene algo de cierto, algo de falso y muchísimos matices.

Veamos: el 13 de marzo de 1963, en la clausura del acto para conmemorar el VI Aniversario del Asalto al Palacio Presidencial, Fidel Castro dijo:

(…) Claro, por ahí anda un espécimen, otro subproducto que nosotros debemos de combatir. Es ese joven que tiene 16, 17, 15 años, y ni estudia, ni trabaja; entonces, andan de lumpen, en esquinas, en bares, van a algunos teatros, y se toman algunas libertades y realizan algunos libertinajes. […] Claro que no chocan contra la Revolución como sistema, pero chocan contra la ley, y de carambola se vuelven contrarrevolucionarios. […] Muchos de esos pepillos vagos, hijos de burgueses, andan por ahí con unos pantaloncitos demasiado estrechos; algunos de ellos con una guitarrita en actitudes «elvispreslianas», y que han llevado su libertinaje a extremos de querer ir a algunos sitios de concurrencia pública a organizar sus shows feminoides por la libre.

Que no confundan la serenidad de la Revolución y la ecuanimidad de la Revolución con debilidades de la Revolución. Porque nuestra sociedad no puede darles cabida a esas degeneraciones. […] Estoy seguro de que independientemente de cualquier teoría y de las investigaciones de la medicina, entiendo que hay mucho de ambiente, mucho de ambiente y de reblandecimiento en ese problema (…)

Ahí empezó todo: Fidel no sólo estigmatizaba al rockero con pantalones demasiado estrechos que anda con una guitarra y va a teatros (¡!), identificando moda con ideología e ideología con preferencia sexual, levantando así el banderín para que los que eran más revolucionarios que nadie reprimieran a cuanto joven les pareciera retratado, sino que apelaba a sentimientos aún más profundos: el machismo y el nacionalismo (o mejor chovinismo), la desconfianza, el odio a cuanto estuviera, o aun pareciera, contaminado de ambigüedad. Dice Ernesto Juan Castellanos en su ensayo de 2008 El diversionismo ideológico del rock, la moda y los enfermitos

(…) hubo por aquella época muchos casos de autotitulados «revolucionarios de Patria o Muerte» que, escudados tras uniformes y carnés de los más diversos orígenes, solían organizar piquetes de furibundos extremistas y, empuñando filosas tijeras, acudían a las zonas más concurridas de El Vedado, sobre todo La Rampa, para arremeter contra cualquier joven cuya apariencia personal no fuera de su agrado. Entonces, al estilo de las cuadrillas de linchamiento de las películas de Hollywood, inmovilizaban a la víctima, le desmochaban el cabello, le cortaban los pantalones a lo largo de toda la pierna si no estaban suficientemente holgados, y le caían a trompones y patadas al «culpable» si se defendía, casi siempre con absoluta impunidad ante las autoridades que acudían al lugar y se llevaban detenida a la víctima por «escándalo público» y «conducta impropia».

El ejemplo más subido de color de estas represalias contra la juventud que se resistía a la moda del almidón y los pantalones con filo, ocurrió en la noche del 25 de septiembre de 1968, cuando un operativo policial a gran escala arrestó y confinó durante días, semanas e incluso meses, a numerosos grupos de jóvenes que se encontraban en La Rampa, cerca del hotel Capri y de la heladería Coppelia, en El Vedado.

 Como ocurría desde las Palabras a los intelectuales de junio de 1961, los delimitadores de primaveras tenían la mesa servida. Si te gustaba el rock en inglés serías sin duda homosexual y vago y te gustarían las drogas, así que la sociedad tenía que reprimirte y reformularte. A este respecto, es curioso que no en todos los países socialistas el rock era considerado un peligro: como dice el crítico español Diego Manrique

(…) en Bulgaria, Rumania o Cuba se reprimía a los músicos y a sus seguidores de pelos largos. Por el contrario, la República Democrática Alemana se esforzaba en desarrollar equivalentes a las estrellas de la República Federal, una política de Estado que se concretó en el llamado Ostrock (rock del Este). La descentralizada Yugoslavia permitía la coexistencia de potentes escenas musicales que se expresaban en serbio, esloveno o croata. Checoslovaquia, con su base industrial, era proveedora de instrumentos musicales —incluyendo sintetizadores— a los otros países del COMECON (…).

Pero nada es exclusivamente en blanco o negro. Todo el tiempo tendemos a mirar el pasado según la lógica del presente, a olvidarnos de la perspectiva histórica. Fidel erraba, y su error era más grave por cuanto lanzaba no tanto una prohibición como una campaña purificadora, pero téngase en cuenta, primero, que en 1963 ya había ocurrido el atentado de la Coubre, el bombardeo a los aeropuertos militares y la invasión a Bahía de Cochinos, varios atentados contra su vida, diversos sabotajes, la Crisis de Octubre… Los procesos de Hollywood contra los comunistas y sus simpatizantes, a fines de los años 40 y durante los 50, evidenciaron cómo funcionaba el mundo de la Guerra Fría: la ideología enemiga entendida como una suerte de infección que ataca el cerebro si se le da la menor entrada, de manera que al individuo contaminado hay que segregarlo para que no contagie al resto. Por demás, no sólo en el socialismo se recelaba del rock, se prohibían canciones y cancelaban conciertos. En 1966, la reacción contra la frase de Lennon de que los Beatles eran más populares que Cristo, con multitudes de adolescentes quemando los discos de los Beatles ante la mirada cómplice de la policía; la censura de A day in the life por la BBC (por referencia a las drogas) y parte de la letra de Let´s spend the night together en el Ed Sullivan Show (por implicaciones sexuales); el polémico arresto de Jagger y Richards en 1967 (el affaire Who breaks a butterfly on a wheel?); al año siguiente, la reacción de las autoridades religiosas ante Sympathy for the devil o la prohibición en USA del single Street fighting man de los Stones (ambas por razones políticas); la campaña emprendida en 1985, ya en época de Reagan, por las damas decentes y encumbradas de la PMRC contra el rock and roll porque, según ellas, glorificaba la drogadicción y la violencia, son sólo algunos ejemplos de una larga lista. En los 60, los mismos Stones eran considerados por los padres británicos unos monos gritones y desaseados con los que jamás dejarían salir a su hija (lo que fue inteligentemente manejado por su manager Andrew Loog Oldham) y sufrieron numerosas cancelaciones de gigs a uno y otro lado del Atlántico porque las autoridades de esta o aquélla ciudad se negaban a dejarlos actuar; en 1964 Dean Martin se burló de ellos en el Hollywood Palace Show de la TV norteamericana… Y, de la misma manera que acá se tenía al rock por un arma de penetración ideológica imperialista, las voces conservadoras en USA aseguraban airadas que el rock y los hippies eran parte de una estrategia comunista para hundir a los jóvenes en drogas y perversiones sexuales y anular así su conciencia social y política…

Pero, dirán algunos, la diferencia es que esa represión, esa descalificación del Otro no se convirtió en política de Estado en Occidente, se limitó a hechos aislados y remotos, y en todo caso había una legalidad, a la peor se llevaba a juicio a los rockeros, no se les excomulgaba sin más explicaciones, eso ya no pasa en los países democráticos. Bueno, ¿y qué hay con el campo de prisioneros en Guantánamo, y con el prejuicio actual de Europa y USA contra las personas que profesan el Islam, e incluso que lucen árabes? Todo el mundo sabe que en los aeropuertos los revisan y apartan más que a cualquier otro pasajero, en las grandes ciudades se les mira con recelo, se les acosa constantemente, los aparatos represivos y de inteligencia les tienen por los primeros sospechosos. De acuerdo, ocurrieron y ocurren esos terribles atentados en New York, Londres, París, y hay que prevenir nuevos actos criminales, pero ¿acaso cada musulmán es terrorista, y merece de antemano un trato discriminatorio, sólo por su color de piel? Una cosa es comprender y otra, muy distinta, disculpar: si admitimos la situación descrita en atención a las circunstancias, ¿no estamos a un paso de justificar la represión contra los rockeros, también nacida en circunstancias delicadísimas?

En Cuba, la satanización del rock y sus seguidores –y la consideración de que el inglés era la lengua del diablo- tuvo su peor momento a fines de los sesenta; luego las cosas fueron cambiando poco a poco, aunque todavía ahora mucha gente en el gobierno -con todo y haber canonizado a Lennon- piensa que los melenudos son unos depravados peligrosos. En mi artículo El rock como estigma (revisited) digo que (…) El rock en Cuba de Humberto Manduley (Atril Ediciones musicales, 2001), es el primer libro que se aventuró a contar la historia invisible. Todavía recuerdo una frase de Manduley durante el lanzamiento del libro en la Cabaña: durante varias décadas, la única institución revolucionaria que se interesó por el rock cubano fue la PNR. Y en verdad, por varias décadas rarísima fue la banda, si alguna hubo, que no tuviera frecuentes encontronazos con las fuerzas represivas, como relata estremecido el propio (Juanito) Camacho en La verdad acerca del G2, o Frank Delgado en su pieza Los Almas contra Tropas Especiales.

Pero, como queda dicho, no todo –ni todo el tiempo– fueron burócratas miedosos e inflexibles tratando de ostentar lealtades a costa de los sufridos jóvenes y sus preferencias musicales. Por un lado, sé de gente que fue expulsada de una escuela, castigada o al menos severamente reprendida por escuchar rock y lucir rockero, especialmente en los 60 y tempranos 70. Por otro, la represión coexistía con el pragmatismo, la lucidez y la rebeldía: yo estudié en la Vocacional Lenin durante esa última década, y recuerdo que más de una vez vino algún especialista a darnos una charla sobre los riesgos del diversionismo ideológico, y sin embargo los miércoles había bailables en las plazas de formación… y se ponía rock. Todos nosotros seguíamos el hit parade norteamericano e intercambiábamos grabaciones en cassettes, y prácticamente cada sábado había fiesta en casa de alguien y se ponía rock… y bueno, Feliciano y Roberto Carlos. Nadie entró nunca a requisarnos los discos o a meternos presos. En la radio estaba el programa Now, que insistía en la decadencia del capitalismo, decadencia que ilustraban con música norteamericana y británica. Juanito Camacho recuerda otros espacios anteriores, de la segunda mitad de los 60: Escenas de la vida norteamericana, Sorpresa Musical, De, ¿Qué tal, gente joven? y desde luego Nocturno, que no sólo radiaba temas de rock como Let´s spend the night together o Hush, sino que tuvo una pieza de los Yardbirds (Hot house of Omagarashid) y otra de los Beatles (Hey Jude) como tema de cierre. Y añade Ernesto Juan Castellanos: (…) resulta irónico que mientras las escuelas, la radio y la televisión gastaban sus mejores empeños en desterrar la música popular anglosajona del gusto de la juventud cubana, en uno de los edificios del ICR, a un costado del Pabellón Cuba, se prensaran placas con la selección musical preferida hasta por los más exigentes, que pagaban $5 por un disco de cartón de dos canciones y $20 por uno de aluminio con ocho temas. Y el extremo de la falta de lógica era que, mientras estaba prohibido hablar sobre los Beatles y el rock en las escuelas, Juventud Rebelde, el órgano de prensa de la Unión de Jóvenes Comunistas, los mencionaba para bien y casi diario, a fines de los años 60.

A la larga, Porno para Ricardo tenía razón: ¡viva el diversionismo ideológico!

P.S.: Falleció Prince. No era de mis artistas favoritos, pero igual se trataba de un gran músico y, lo que es peor, de un hombre relativamente joven.

P.P.S.: Acabo de ganar, en el 12 Festival de Cine Pobre de Gibara, el Premio Especial del Jurado de Guion Inédito otorgado por el Brooklyn Filmmakers Collective (BFC) al Mejor Guión Inédito de Largometraje de Ficción, por mi guión Making. 

P.P.P.S.: Recién he terminado mi nuevo corto, La leyenda de los Abominables Hombres de Confianza. El estreno será en mi peña de la Casa del ALBA, en Línea y D, este viernes 29, a las 8 pm.

(26 de abril 2016)

Anuncios
comentarios
  1. charlitos dice:

    “”cuando el poder te utiliza y luego te echa a un lado. Mi padre, Candidato a Doctor en Ciencias Económicas, era el director de Cuba Socialista, una publicación teórica que, como casi todas las demás, teóricas o no, dejó de publicarse con el Período Especial; varios años después esos tipos de arriba decidieron volver a sacarla, nombraron un director de estreno… y el viejo, que no fue tronado ni mucho menos, que de hecho todo ese tiempo siguió cobrando como director, se enteró por el periódico de que su revista salía de nuevo… pues nadie se tomó siquiera el trabajo de llamarlo. La amargura resultante decoloró los últimos años de su vida, y no se recuperó de ella.””

    E.

  2. rolando perez betancourt dice:

    Lo siento, no encuentro otro calificativo: qué pendejo eres, Llanito! Asi que las monstruosidades de tu sensei se justifican con la explosion de la Coubre, Bahia de Cochinos, la Crisis de Octubre o los intentos de asesinato. El mismo estilo, para referirse de soslayo a la barbarie cubana ataca al gobierno y la sociedad norteamericanos. Repito, que pendejo eres! Deberias de sentir vergüenza, querido.

  3. Dromedario dice:

    Este post es el epilogo de un miserable !!!

  4. Ruben dice:

    Silvio Rodriguez, Eduardo del Llano, etc, etc…La mierda y el vomito comunista produce inevitablemente mierda y vomito intelectual.

  5. Nada, un post tan bien escrito como cualquiera que lleve la firma de Eduardo del Llano. Un post que revela la proverbial inconsistencia ideológica de un intelectual acostumbrado a cuestionar lo cuestionable. Siempre a un lado de la delgada línea roja…
    No, Eduardo, no metían presos a los jóvenes por escuchar rock. Los expulsaban de las universidades, y no en los 70 sino bien entrados los 80. Los conozco con nombre y apellidos.
    Fidel no respondía a los ataques contra su persona, ni se defendía de las agresiones imperiales cuando reprimía a los suyos. Esa brutalidad, esa intolerancia para con su propio pueblo es parte de su estrategia de sojuzgación (incólume hasta hoy).
    Lo sabes. Pero no voy a llamarte pendejo por ello.
    Yo también viví en La Habana.

    • Carlos dice:

      Liborio, fui expulsado del Pre en el 72 o 73, no puedo precisar bien, por escuchar en la BBC la historia de The Beatles que transmitían en onda corta. Éramos becados y nos subíamos a la azotea en la noche para hacerlo, pero fuimos delatados. Nos expulsaron a tres, aunque por gestiones de nuestros padre fuimos readmitidos, bajo severas advertencias, claro está enfrente de toda la escuela formada en el patio. Más tarde en 1976 me separaron un año de la Universidad por problemas ideológicos, rock y pelo largo, y me mandaron a “proletarizarme” (exactamente así me dijeron) de peón a un taller pues estudiaba ingeniería mecánica. En 1981 se repetía el castigo en una etapa de cacería de brujas que se llamaron “Asambleas por la Educación Comunista”. Por cierto, el del concepto de “proletarizar” fue el padre de un famoso académico y cubanólogo residente en USA que se cambió el nombre (un poco).

  6. EL BOBO DE LA YUCA dice:

    Apretaste, brother. Asi que “Fidel erraba […] pero téngase en cuenta…”

    Aplicando tu lógica, podemos decir: Hitler erraba, pero tengase en cuenta que Alemania estaba en una crisis profunda, el pueblo alemán sufria… etc, etc, toda esa babosada que conoces.

    Desde todos los ángulos que se mire, y teniendo en cuenta todas las Coubres y Crisis de Octubre que tú quieras, la gran obra de Fidel fue descojonar Cuba y las familias cubanas. Y el resultado fue, es tan “perfecto”, que no creo que fue producto de errores, sino de un plan deliberado.

  7. el ciego sin bastón dice:

    A mí lo que más jode del cruel bloqueo es que el níspero, el caimito, el marañón, la guanabana, el café con leche y los pescados de mar se han perdido…

  8. Samuel Smith dice:

    Las contradicciones de la personalidad de Eduardo que son inverosímiles. A veces escribe a raja tabla demostrando coraje; otras da pena leerlo. Las atrocidades del régimen no tienen justificación y san se acabó. No le busques excusa a lo que no lo tiene.

  9. Augusto Juarrero de Varona dice:

    Ya ves Dayron Paz, no siempre coincido con Eduardo del Llano, es un excelente post pero discrepo totalmente a partir de.. pero téngase en cuenta, primero, que…..Y
    Mas de medio siglo a demostrado que la dictadura no cederia jamas por legitima democracia.
    Eduardo brotherson, felicidades por tu premio al Mejor Guión Inédito de Largometraje de Ficción.

  10. Bavaro41 dice:

    Eduardo del Llamo es un intellectual genial, pero tiene una inconsistencia ideologica que mete miedo, bueno la de la mayoria de los intelectuales que vivendra en Cuba, sera por que nacio en Moscu?

  11. Dayron Paz dice:

    Igual tarrú y guataca del perro LLanito.

  12. kamikaze dice:

    Entonces el Profe nos insinua o nos dice directamente en su post que…el fin justifica los medios; no jodas,, a muchísimas personas les descojonaron la vida en esos años, por ejemplo una persona presentaba papeles para irse del pais con su familia (legal), pues al momento lo sacaban de su trabajo y de cabeza para la agricultura , repartir cartas, etc, Eduardo, eso tenía algo que ver con la guerra fria o los atentados? Un poquito más pa´ca en el tiempo, 1980, las golpizas, los bochornosos actos de repudio, el salvajismo desatado, también fue culpa de la guerra fria?,

  13. Kurt Turing dice:

    Francamente, lo que se hizo con los jóvenes cubanos de aquella época es injustificable. De paso, de la Crisis de Octubre tiene la culpa el octogenario cagado de Punto Cero. Como de la persecución de los jovenes, UMAP y cuanta mierda ocurrió en esa Isla. ¿Como llego a esa conclusión? Muy fácil. EL siempre decidir sin contar con nadie. Tu tienes tus días Eduardo….

  14. Eduardo, lo cierto es que tomas de fuentes diversas y manipuladas sobre un tiempo que tu no viviste. Los que lo vivimos y lo sufrimos, no pudimos escribir sobre ello,porque no nos dejaron. Nada justifica la represion, puede que la explique, pero no la justifica. Se buscaron acaso los judios los campos de concentracion? Se puede explicar por los odios generados tras la I Guerra Mundial y la Republica de Weimar, pero nunca se puede justificar el horror. Hubo matices? Claro, como en todo, pero hablale de eso al que expulsaron del Pre y no pudo estudiar mas, al que mandaron para la UMAP y se le desgracio la vida, al que no dejaron entar a la universidad y le arruinaron su futuro. Y si, en miles de casos fue solo por escuchar esa musica. El rock estuvo prohibido en Cuba entre el 63 y el 66. Luego estuvo “perseguido” no estricamente prohibdo, pero el estado siempre tuvo la prerrogativa de darte el mazazo cuando le viniera en gana. No hables de lo que no sabes ni justifiques lo injustificable. Tu eres un muy buen guionista y sabes ser critico cuando quieres, pero esto es boronilla. Te rebaja.

    • Roberto, es muy interesante que automáticamente asumes que mis fuentes están manipuladas. Si es porque vivo en Cuba y, según tu lógica, todo lo que está a mi alcance acá es mentira, te aseguro que, además de esgrimir una argumentación prejuiciosa, no puedes estar más equivocado. Es cierto que no viví como rockero la década de los sesenta (nací en el 62), pero, ¿qué importa? Un par de líneas más abajo hablas de los judíos y la República de Weimar, ¿acaso tú estabas ahí? Yo no justifico nada, sólo le refresco a la gente un contexto histórico que olvidan o simplifican con dolorosa frecuencia, pero también me solidarizo con el que expulsaron por oír rock, creo que eso está clarísimo en mi texto; lo que me jode es que la prensa extranjera, como siempre, simplifique nuestra realidad.

      En el 63, obviamente, nadie sabía lo que vendría después, y las reacciones norteamericanas a la Revolución y las nacionalizaciones habían sido violentas. Por otra parte, había pasado la Campaña de Alfabetización, muchos jóvenes estaban haciendo algo, estudiando o trabajando, y se miraba con recelo al que parecía apartarse de eso. Segregarlos y estigmatizarlos fue cruel, denigrante, incluso criminal, pero esas cosas no salían del aire y si tenían el apoyo del pueblo no era por miedo; al menos, no todavía. Ya la Guerra Fría estaba ahí, simplificadora, virulenta, con el fantasma del enemigo a un lado y otro, con cacerías y listas negras a un lado y otro. Son hechos.

      Gracias por los piropos. Tú eres un crítico interesante: aunque ocho de cada diez veces no coincido con tus análisis, creo que tienes garra y buen ojo.

      E.

      • Alache dice:

        Hablo y evaluo EL OPORTUNISTON e incondicional castrista Globero del Llano. Nominado al Premio nacional de videitos y omeguitas 2016.

      • Gracias por tu respuesta Eduardo. No creo que tus fuentes estan erradas porque vives en Cuba. La experiencia me ha ensenado que esa epoca, gracias a la censura ejercida por el gobierno, es un hueco negro que muy poca gente entiende y solo los testigos que lo vivieron pueden aportar y la mayoria no lo hace. El error de vision de la epoca esta tanto en los talibanes de alla, como en los de aca, en los mas objetivos de alla, como en los de aca. Gracias por el piropo, los mios fueron sinceros y supongo que los tuyos lo son, no importa, no hay que coincidir para respetarse, a veces el desacuerdo es tan grato como la admiracion mutua.

  15. EL BOBO DE LA YUCA dice:

    Otro ejemplo de la “obra gloriosa” del Comandante “Sexo en el boulevard de San Rafael”. El video puede ser visto en:
    https://www.cubanet.org/destacados/sexo-en-el-boulevard-de-san-rafael/

  16. EL BOBO DE LA YUCA dice:

    Continúa el “legado glorioso” del Comandante: “El nombre de un nieto de Castro suena entre los modelos cubanos para el desfile de Chanel”. Sin dudas, el ilustre abuelo lo calificaria de “espécimen, otro subproducto que nosotros debemos de combatir […] pepillos vagos, hijos de burgueses, andan por ahí con unos pantaloncitos demasiado estrechos; […] en actitudes «elvispreslianas», y que han llevado su libertinaje a extremos de querer ir a algunos sitios de concurrencia pública a organizar sus shows feminoides por la libre.”

    La noticia con fotos en:
    http://www.diariodecuba.com/cultura/1461952398_22027.html

  17. Pero qué brutos se ponen los del Club, chico. Y, como en todas las aulas, los más ignorantes hacen mucho ruido y a veces arrastran a los buenos alumnos.

    Para empezar, no leen lo que escribo. No estoy justificando a Fidel, ni la represión a los rockeros, dejo muy claro que una cosa es entender y otra disculpar. No es una interpretación: lo digo en el texto. No quieran convertirme en un incondicional del régimen porque no lo soy.

    No disculpo ese ni ningún otro de los errores, los abusos, la represión cometidos por el gobierno contra el pueblo cubano. Pero en cualquier caso hay que entender el contexto histórico del hecho que se analiza, al menos si uno pretende ser serio. Intento demostrar cómo eran las cosas durante la Guerra Fría, afirmo que el recelo contra el rock y sus admiradores no era un fenómeno privativo de Cuba, aunque acá haya ocurrido con mayor fuerza que en otros sitios, y nos haya herido a todos, y nos duela más porque somos cubanos. Tampoco es ese tipo de prejuicios exclusivo del pasado: ocurre ahora, y pongo el ejemplo del temor y la discriminación a los ciudadanos que profesan la religión islámica. Que les guste o no es otra cosa, pero la verdad es que en esa época de un lado y del otro ocurrían cosas por el estilo: Stalin acusaba de cosmopolitismo criminal a los intelectuales y los fusilaba o enviaba a Siberia, en tanto en USA, durante la IIGM, existieron campos de concentración para ciudadanos japoneses –esto no era en la Guerra Fría sino en la Caliente, pero lo menciono porque no arrestaban sólo a militares sino, y principalmente, civiles–; el Departamento de Estado expulsaba en 1950 a sus empleados homosexuales pues se les suponía débiles y permeables a la penetración comunista, etc. Además de lo diabólico que Fidel pueda parecerles, ese era el clima de la época, amiguitos. A ver si estudiamos más y dejamos de creer que el mundo es en blanco y negro. Si no se sitúan en la perspectiva histórica y entienden cómo se hacían las cosas por entonces, se están convirtiendo en la versión de las brigadas de Respuesta Rápida: con el enemigo no se discute, Fidel es malo porque es malo. Bueno, puede funcionar como plataforma para el odio, pero no para un ensayo de tema histórico.

    Yo me considero de izquierda, pero tengo más valor que todos ustedes juntos porque critico lo que me parece mal desde adentro, aunque eso implique que los comunistas me consideren gusano y ustedes me crean comunista. Y soy sincero conmigo mismo: lo que escribo es lo que pienso, y los hechos que cito son irrefutables. Ustedes actúan como los periodistas blanditos que, desde la retaguardia, tratan de explicarle al soldado que combate en el frente cómo hay que empuñar el fusil.

    Los que estén pensando ahora: bueno, sí, puede que nos hayamos pasado un poco, que no hayamos analizado bien el texto de Eduardo, pueden saltarse los párrafos que siguen, que son para los diehards del Club:

    Me da lástima de ustedes, porque mi semana se llena con películas, libros, mujeres, noticias científicas, proyectos, admiradores –sí, lo crean o no tengo muchísimos– etcétera, pero la vuestra se llena indiscutiblemente con Fidel, pues no parece haber otro tema que os guste. Miren, les propongo algo. Visto que, a pesar de que semana tras semana abordo asuntos de literatura, cine, música, sociedad o análisis políticos diversos, los cluberos se niegan a someter a debate los temas que sugiero y persisten en descalificarme una y otra vez con sus argumentos ad hominem –el epítome lo trae el esforzado Dromedario en su particular versión de Carthago delenda est (“este blog está hecho un asco”)–, aquí les va una idea: en lo adelante no lean mis posts, sino, semanalmente, esto que transcribo abajo, que parece resumir la dieta requerida por los miembros del Club

    HISTORIA DE CUBA PARA EMIGRADOS MONONEURONALES

    Fidel se levantó un día y se dijo: voy a dedicar mi existencia a resingarle la vida al pueblo cubano, voy a planificarlo bien para joderlos durante los próximos setenta años por lo menos, porque es divertido, vaya, es rico ser un hijoeputa, y así fue mientras el resto de los países del mundo, democracias irreprochables, miraban horrorizados lo que ocurría en la isla caribeña y trataban desinteresadamente de ayudar al pueblo cubano

    Ah, y me cago en la rebombeadísima y rockera madre de RPB. Y de JVP. Oh, pero si son la misma persona… bueno, pues eso, me resingo por partida doble en la pendeja que lo parió tan miserable.

    E.

    (29 de abril 2016)

    • EL BOBO DE LA YUCA dice:

      Brother, te recomiendo a ti y todos los miembros del club un trabajo en El Pais “¿Debería leer los comentarios?”. Está en: http://verne.elpais.com/verne/2015/09/01/articulo/1441118789_352890.html

      Es un poco extenso, así que tendrás que pedirle al montón de jevitas esas que te den un break, porque vale la pena.

      Para los del club que sólo te leen a ti porque están sin jevas, por lo menos que vean la “caricatura” en medio del trabajo, para que sepan por que comentan aquí en vez de buscarse una jeva. La describo (aunque sé que es lo peor que se puede hacer con una caricatura):

      Un tipo escribiendo en la compu. La mujer lo llama: -¿Vienes a la cama?
      -No puedo, esto es importante. — responde.
      -¿Qué?
      -Alguien está EQUIVOCADO en internet..

    • rolando perez betancourt dice:

      Llanito, historiador profundo, contextualizador profesional e izquierdista valeroso: no es dificil comprender por que los comunistas te consideren gusano y los gusanos, comunista. Tu ambivalencia y ambigüedad politicas son la explicación. Eres, por decirlo de algun modo, un travestido, hermafrodita, monoico. Y toda esa duplicidad siempre levanta sospechas.
      PS: Lamento decirte esto, pero no puedes andar por ahi insultando a la madre de otros. No cuando se es hijo de una de las señoras mas populares en las residencias estudiantiles y los campamentos cañeros. Una señora que siempre aspiro al poder por via vaginal. La historia esta ahi, hijo; no te metas en ese lodazal

    • Dromedario dice:

      Bloguero eres un asco, un indecente, un miserable. Que tienes mujeres con el feo que mandas? Dime de que alardeas…

    • Pongamos, Eduardo, que Fidel no pretendía resingarle la vida al pueblo cubano… En tu opinión, ¿cuál era su objetivo? ¿Cuál es el objetivo de Raúl ahora mismo? ¿Satisfacer las necesidades siempre crecientes de la población?
      Los miembros del “club”, como los llamas (y entre quienes tal vez me incluyas), se extreman a la hora de razonar disparatadamente. Algunos ofenden, por el mero placer de hacerlo. Olvídemonos de ellos por un momento y seamos serios: simplificar la historia es un error inexcusable, pero ¿tergiversarla?
      Me encantaría que me respondieras con el mismo respeto que te profeso como escritor y cineasta: ¿Qué pretendía Fidel? En serio… ¿Qué prentedía?

      • Mr. Ladilla dice:

        “Los miembros del “club”(…) se extreman a la hora de razonar disparatadamente” Resulta que los únicos “juiciosos” por estos lares son el bloguero y el señor Liborio, los demás no. Ese argumento, a menos que sea para lamer el zapato cicotero del bloguero es una perfecta cretinada.

    • Alache dice:

      Globero no solo eres un incondicional del regimen como Silvio, Kacho A Alonso, Retamar, Barnet, etc, etc, (claro salvando las distancias artisticas,eso si), si no que eres EL OPORTINON. Ya habia dicho antes que los dos posts medio gusanoides que habias puesto aqui justo antes del concierto de los Rolling eran para poder a traves de amigos de amigos mendigarle a la Embajada Britanica una entradita a la recepcion , para despues volver a tus andadas castristas como la que nos ocupa.
      Como mismo ya tienen a un cantante en jefe a un pintor en jefe como un un poeta en jefe, un novelista en jefe, un ensayista en jefe y una bailarina con los mismos pampers del cagandante en jefe!!!, te tienen a ti como Videitos en jefe. Que manera tan asquerosa de venderse este puntico tan desechable y provisional.

      Enterate de esto chorizo:
      http://www.martinoticias.com/a/castro-onsequio-al-papa-obra-plagiada-por-kacho/120720.html

    • Magnolia Hernández dice:

      Ibas bien hasta los dos últimos párrafos..entonces…perdiste altura tú y valor toda tu digresión anterior. Definitivamente, los paisanos no saben discrepar sin ofender…Así nos va, así nos irá…Imperio de la emoción…Todo el mundo quiere decir lo que siente, porque lo que siente es muy importante…No nos escuchamos, sólo queremos hablar, y hablar, y quejarnos, y maldecir, y legitimar un dolor que parece ser más dolor que otros dolores sentidos por otros hombres en circunstancias iguales o peores, antes y en otros escenarios…En fin, que yo pasaba por aquí…y me voy rapidito…pero triste…Será que me estoy haciendo mayor.

  18. Carlos dice:

    Eduardo, tus argumentos son flojitos y tus análisis históricos cagones pero ese no es el problema, la cosa es que si empezaste con la cagadera de madres es la prueba de que no tienes tabla ni argumentos. Tienes los rasgos de personalidad del “trajín” de las becas. ¿Cuantas veces te echaron leche condensada en el culo en la Vocacional?

    • Rolando Perez Betancourt dice:

      Cuidado Sr. Carlos, que el tipo es peligroso. Segun el mismo dice le suena una trompada a cualquiera y al regimen cubano le canta las verdades en la cara. Que le echaban leche condensada? OK, pero cuando estaba domido, porque despierto seguro nadie se atrevia.

  19. Mr. Ladilla dice:

    Oyeme bloguero, me imagino que me hayas extrañado pero ya estoy de regreso, para felicidad tuya. Por lo que veo no has mejorado mucho en mi ausencia, sigues siendo el mismo cara de ladrillo y oportunista de siempre. Pero no te preocupes, recuerda que los récords quedan en la web “for a long time” y ya te veré justificando tus “reptilezas” nauseabundas en Miami cuando te den la visa. Por cierto, ¿sigues viviendo en el mismo cuchitril de siempre? ¿Sigues siendo el mismo salapastroso con aspecto de travesti? ¿Ya trabajas en algo útil o sigue viviendo de parásito? Me gustaría saber si ha habido algún cambio en tu pordiosera vida. Dicho sea de paso, no dudo que tengas muchas mujeres pero al parecer no tienes fijador, eres mala hoja. O te dejan por aburrido y “nerd” o te pegan los tarros por inconsistente. ¿Qué me dices?

  20. charlitos dice:

    Resingarse en la madre ajena, al igual que el CORDON DE LA HABANA y LA ZAFRA DE LOS 10 MILLONES son consecuencias de la Guerra fria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s