YO, TÚ, EL ARTISTA

Publicado: 17-05-2016 en Sin categoría

¿Qué es, quién es el artista cubano de hoy? ¿El afortunado producto de las escuelas de arte? ¿Un vividor que ha encontrado la manera de pasarse la existencia vacilando, sin trabajar? ¿Un mecenas que, en lugar de irse a África a apadrinar niños como las estrellas de Hollywood, los tiene acá a la mano y abre espacios para ellos y los visita después de los ciclones?

Para el cubano de a pie, el artista es desde luego un tipo con suerte. Se levanta a la hora que le da la gana, se pasa el día, aparentemente, sin hacer nada –esto es, soplando una cornetica, embarrándose de colorines en su estudio como un chama o aporreando un teclado- y la vida, injusta como es, lo premia con un montón de viajes, muchísimo dinero y sistemática presencia en los medios masivos. Y uno de bestia. Por si fuera poco, dice cosas por las que ese mismo ciudadano corriente explotaría como Cafunga, y al muy cabrón no le pasa nada. Algunos que se fueron han regresado tan frescos y retomado acá su fama donde la dejaron.

La imagen romántica del ente sufrido y apasionado que se muere de hambre antes de traicionar su arte, que desprecia a los mercaderes y es despreciado por ellos, que se decanta decididamente por el espíritu y reniega de la frivolidad y el lujo ha quedado atrás para ser sustituida, en la percepción popular, por la del tipo que triunfa en los negocios y ha sabido cogerle la vuelta al sistema, aportando la dosis tolerable de crítica pero siempre a la caza de la oportunidad para orear el alma. Nuestro estrellato es artesanal, de segunda mano, al ciudadano le parece engreído y ridículo el artista que no esté siempre disponible, que se crea cosas, que se haga el diferente, el profundo. Cuando se queja de sus problemas o dice ser una persona normal, los demás lo miran enarcando una ceja y pensando qué sabrá ese tipo de las verdaderas candelas de la vida

Desde el punto de vista del poder, antes se consideraba traición, o poco menos, el excesivo flirteo del creador con los espacios internacionales. Ahora, por el contrario, es como si el Estado prefiriese que el artista se busque la vida por ahí, exponga sus piezas o baile o dé conferencias en sitios exóticos y deje de joder en suelo patrio. Conviene más el creador que tiene algo que perder, o bien que se larga de Cuba si se le pone el dado malo, que aquél otro cuya aspiración es, todavía, sacudir conciencias y generar iniciativas por acá. La Ley de Cine, por ejemplo. De quienes se quedan en su país, el poder espera que entonen loas cada vez que se les pida, que siempre estén disponibles para galas, homenajes o para realizar películas patrióticas; que no se enojen o se traguen su rabia si cualquier extranjero recién llegado –el equipo de Fast and Furious que en estos días ha rodado en La Habana, por ejemplo- recibe la atención y los permisos que los creadores nativos se las ven moradas para conseguir; que no protesten si les pagan tarde y mal, si sus criterios son ignorados y quedan sin respuesta sus demandas. Su rebeldía es tomada, en el mejor de los casos, por simpáticas excentricidades inherentes a la personalidad creativa; en el peor… bueno, puede que los medios masivos dejen de hablar de ti por un buen tiempo. En cuanto al artista emigrado, ya no se le borra de los registros como antes, sólo se le deja en modo reposo, en baja intensidad, pues quién quita que tenga éxito y vuelva en unos años trayendo de la mano a unos inversores entusiasmados.

Dondequiera los artistas pueden ser incómodos, pero siempre se las arreglaron para encontrar su nicho, su zona de confort, una demanda social que satisfacer. En Cuba hay mucho talento, y todavía algunos nombres convocan multitudes, pero la mayoría de los creadores –y no necesaria ni exclusivamente los nuevos– busca atajos para el éxito, necesita triunfar rápido: la creciente marea de pragmatismo ha recortado la espiritualidad y convertido el arte en otra manera de luchar. En todo caso, parece bastante claro que ni la gente ni el gobierno sabe muy bien qué hacer con este grupo, dónde ponerlos o qué rasero aplicarles. Eso sí, todos se abrogan el derecho a piratear sus obras.

(17 de mayo 2016)

Anuncios
comentarios
  1. Norman dice:

    Creo que ha sido excelente este articulo, me gusto mucho eso de qeu – y convertido el arte en otra manera de luchar. Es una fotografia al arte cubano de hoy, con el permiso de tantos buenos creadores qeu tenemos en Cuba hoy.

  2. Jaime dice:

    Hola Eduardo: sigo esperando ansioso leer un artículo tuyo sobre el reciente desfile de Chanel, en el Paseo del Prado en La Habana

  3. Rolando Perez Betancourt dice:

    Asegurar que los artistas emigrados y extranjeros son culpables por el mero hecho de tener el camino expedito mientras los que viven en la Isla sufren el ninguneo de la autoridad es un argumento ad hóminem; un espejismo ludita.
    La naturaleza odiadora, cismática y, en último caso, oligofrénica del bloguero no le permite ver que son ellos, precisamente algunos creadores, los primeros responsables cuando, en unos casos, jadean y menean la cola al bully que los pisotea, y, en otros -como espóradicamente suele hacer el propio bloguero- arrojan rosas al régimen, a los “órganos de la seguridad” o al intocable padrecito.
    A ellos, los que nadan en la ambivalencia y retozan con el adjetivo, el establishment no los respeta. Les paga, sí, pero también les pega.
    De la trillada imagen decimonónica del creador tísico, sufrido y hambreado, así como del cínico argumento del artista que desprecia y es despreciado por el mercado, mejor ni hablar. Unicamente decir que es lo mas picúo y desvergonzado, respectivamente, que he leído en los últimos meses.

  4. Mr. Ladilla dice:

    Ahora fue que el bloguero se dio cuenta que los cubanos siempre hemos sido ciudadanos de quinta en su propio país. Sigue con tus loas a la casta bloguero y seguirás recibiendo patadas por el culeco. Llora y lengüetear bastante pero recuerda que no te queda mucho tiempo para darte cuenta que es mejor vivir “sin patria pero sin amo” parafraseando al maestro. De cualquier manera la mejor definición que mejor te pega es la de “Un vividor que ha encontrado la manera de pasarse la existencia vacilando, sin trabajar”

  5. charlitos dice:

    Me parece que a Del LLano le ha pasado con los “artistas” que salen a luchar el billete , lo mismo que le paso a las ‘jineteras’ pinareñas cuando quisieron suicidarse porque se enteraron que las de La Habana cobraban por hacer lo mismo que ellas hacian gratis.

  6. Dayron Paz dice:

    LLanito es un jinetero del regimen que lucha su yuca como todos los perrros chivatones comunistas. de artista nada, que calse de artista es llanito, artista lo que se dice artista no es, es un guataca

  7. Alache dice:

    Es mas viejo que sabido que en los sistemas comunistas los artistas son meros instrumentos del estado, es por eso que el globero dice…”De quienes se quedan en su país, el poder espera que entonen loas cada vez que se les pida, que siempre estén disponibles para galas, homenajes”. Si,ahora mismo Buena Fe en Miami, (como casi todos los demas), raspando los dollaritos y saliendo en programas anticastristas, para despues al regreso al llamdo del poder, ir a una tribuna antimperialista con la UJC / FEU,.tenemos el ejemplo del mismisimo globero que a veces se encabrona porque el ICAIC le puso el salario tarde en su cuenta o porque al puro lo sacaron, le cerraron la puerta y botaron la llave, pero inmediatamente se acuerda de las dietas y pasajes de los viajecitos y de las visas de la UNEAC y es ahi donde da loas a los 5 “heroes” o justifica las injusticias y crimenes de F. Castro “por que la isla estaba sitiada”. o escribe horrores de “los cubanos de Miami”. etc, etc, etc.
    Vaya que siempre lo mismo, el globero,(que asi mismo se llama artista), es el sometido y oportunista de siempre que ahora esta tratando de ganarse un gradito con la…. Ley del Cine?.. eso si, hasta que llegue la proxima invitacion a un triste y desconocido festival de cine.

  8. Pirata Somaly dice:

    Transición, frivolidad y glamour (Wendy Guerra, un caso)

    Emilio Ichikawa
    (3 de febrero, 2015)

    En un breve lapso, como quien cotiza una acción de Fuego Enterprise o CUPET, se puede pasar del sótano al penthouse. Y viceversa.

    ¿Quién puede ser en este momento un caso emblemático de inversión destinal, de paso de la vanguardia estética al inmovilismo o la tradición? La escritora Wendy Guerra. Mi afirmación se basa en el torpe cambio que ha hecho de la frivolidad existencial por la densidad histórica; por la trascendencia.

    Cuando el tardo fidelismo insistía en insuflar una misión histórica en lo más leve y grácil de la superficialidad cubana; cuando en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana una Doctora, más por envidiosa que por clasicista, aseguraba que los libros de Guerra servían para aprender cómo no se debe escribir, Wendy se paseaba La Rampa vestida de negro en auténtico performance, dictando recetas de curry y aconsejando cómo enrollar el sushi a las otras niñas bien no solo del Vedado, Playa y de La Habana entera.

    En la penúltima noticia que tuve de ella, “Naricita Fría” escapaba junto al profesor y demócrata William Navarrete de unos secuaces de Evo Morales que les querían matar por su condición de intelectuales anticastristas. Ideales que ni la residencia de Guerra, ni los viajes de Navarrete a la isla del tirano rojo, han podido menguar.

    Sobre el libro de Guerra titulado Cabeza rapada escribí la nota “Elogio de la frivolidad”… Y ya en el umbral del desastre un breve apunte que entre otras cosas decía: “… Wendy es, hoy por hoy, la escritora cubana de la transición: es la movida cubana… Wendy Guerra es la consecuencia, es la frivolidad exitosa”. Me equivoqué. Porque por algún motivo (me parece que fue la impaciencia) Guerra cedió la representatividad (un personaje) que tenía ganada de antemano.

    El raulismo, como otros intentos de transitar a alguna forma de democracia, lleva un importante ingrediente “frívolo” encargado de bajar a la sociedad del pedestal moral donde el gobernante recto y severo quería encaramarla.

    A diferencia del “consecuentismo”, que es esclerotizador, la “frivolidad” es vasodilatadora en la irrigación democrática porque es compatible con la paz, los pactos, los consensos y el debilitamiento de las misiones históricas.

    La “frivolidad” anula escrúpulos, relaja la voluntad y flexibiliza la moral, con lo que facilita la consumación de traiciones; sin las que es imposible concretar una transición a la democracia.

    Preñada con lo “frívolo”, este proceso engendra o potencia formas culturales afines como la “prensa rosa” o “prensa del corazón”. Hay quien diferencia entre ambas, pero dejémoslo ahí.

    En una transición a la democracia la “prensa rosa” tiene la función de dotar de “glamour” a la “frivolidad”. Es decir, de ofrecerla en versión positiva. El “glamour” es el elogio y exhibición desinhibida de lo banal.

    En el fidelismo había “frivolidad”, pero era ilegal y culpable. Sobre todo cuando la practicaban católicos y comunistas convencidos como Mons. Carlos Manuel de Céspedes y Alfredo Guevara.

    Frente a esta “frivolidad púdica” del antiguo régimen, la transición restauradora desata una “frivolidad semoviente” que se convierte en descarada cuando se han alcanzado índices razonables de libertad individual.

    Cuba se encuentra hoy en un momento muy interesante de este proceso: va dejando de ser lo que fue, pero no ha llegado a ser lo que será. De modo que junto al trascendentalismo histórico del fidelismo coexisten formas nuevas de superficialidad.

    El Varadero de la Cuba del 2015 no llega a ser la Marbella de los ’80. Ni en Miami ni en La Habana se ha podido posicionar debidamente una “prensa rosa” porque todavía existe el complejo inercial de imponerle a la situación “frívola” un significado histórico o político. Se está a medio camino: proyectos como Cubadebate (un periódico digital contra el terrorismo) coquetea con lo “frívolo”; mientras una revista como Cuba contemporánea (folletín de a bordo de Cubana de Aviación) coquetea con lo académico.

    El Festival del Habano es otro ejemplo del centauro uterizado entre el pasado y el presente cubano. El encuentro entre Paris Hilton y Fidel Castro Díaz-Balart no pudo ser más simbólico de esa estación intermedia: Un físico nuclear y una fisiculturista. En términos españoles, el diálogo entre la Hilton y Castro Díaz-Balart equivaldría a otro entre Isabel Pantoja (La Viuda de España y de Paquirri) y Severo Ochoa de Albornoz (Premio Nobel de Fisiología y Medicina).

    Pero el Festival del Habano tuvo otros visitantes de demasiada gravedad histórica y cultural que ralentizan la necesaria (e inevitable) consagración de lo “frívolo”: un músico del peso de Leo Brouwer, y una representación de Los Cinco. Sin embargo, y quizás porque son conscientes del tiempo que viene, ningún alto dirigente cubano estuvo presente en ese evento para hedonistas.

    Sin “frivolidad” no hay transición. Tampoco sin “prensa rosa”, que es la encargada de dotar de “glamour” a lo “frívolo”, convirtiéndolo en un valor social.
    Publicado por cuba en 3:20

    • charlitos dice:

      Creo que la profesora de la facultad fue extremadamente piadosa con los bodrios que escribe Wendy, en mi opinion el mejor uso que se le puede dar es para hacer cucuruchos de mani, Digo, siempre y cuando no haya una necesidad fisiologica que justifique otro uso.

      • Mr. Ladilla dice:

        No solamente la tal Wendy es mala escritora, escribe hasta con faltas de ortografía producto (imagino) de los profesores emergentes. Y por si fuera poco no se cansa de hacer el ridículo con poses de diva que no le vienen. El colofón fue la entrevista que le dio a Juan Manuel Cao, quien por sierto la colmó de halagos hipócritas en inmerecidos. Los “intelectuales” como Wendy y el bloguero, lamentablemente para la cultura cubana son una verdadera plaga. Por eso no pasan de ser intelectuales de sobaco que por su mediocridad se tienen que dedicar la primera a desnudarse en poses lésbicas para ganarse unos pesos y el segundo a servir de cortesano del rey para conseguir algún que otro viajecito parásito.

  9. Pirata Somaly dice:

    Ademas ahora hay un Grupo que tienen secuestrado el Arte Cubano ,empezando por Darsi de las Sgae,X, Kcho,Rochi,Yoana,en fin entre el Omelette y los Companeros como los antes mencionado y Amaury que decide quien es importante y quien no,para llevarlo a su programa

  10. arielmaceo dice:

    Está genial el artículo así sin mas, es muy bueno, y si es cierto que quedarse es cosa seria, pero bueno, en el fondo todos los artistas tienen una opción. Un saludo para todos

  11. Dromedario dice:

    Unos de los logros del engendro cubano es inducir a que algunos artistas, demasiados quizas pierdan la verguenza y el bloguero es un buen ejemplo de ello. Este blog es un asco.

  12. Ruben dice:

    Hay “intelectuales” que jamas dicen que en Cuba lo que hay es una dictadura longeva y que los vejestorios babosos son unos dictadores. El bloguero es uno de ellos.

  13. zoilam1946 dice:

    Enviado desde Samsung Mobile

  14. Abel Lloret dice:

    En este reciente artículo del Nuevo Herald de Miami, sobre el aniversario de la República, el periodista menciona y comenta tu nuevo cortometraje.

    Mayo 18, 2016 4:56 am

    HOMBRES DE CONFIANZA

    Alejandro Ríos

    El presidente de los Estados Unidos rinde tributo a los mexicanos y celebra la patriótica fecha del 5 de mayo con un concierto del grupo Maná en la Casa Blanca.

    Mañana es 20 de mayo, históricamente considerada la fecha que marca el nacimiento de la República de Cuba en 1902, pero que el castrismo, con una serie de subterfugios, se tomó la libertad de desestimar y cambiar para el primero de enero, cuando las tropas rebeldes de la Sierra Maestra derrotaron el gobierno de Fulgencio Batista en 1959.

    Menuda tarea se ha echado sobre sus espaldas el mandatario norteamericano si intenta tratar de complacer las dos “Cubas”, aquella acoquinada con una férrea dictadura de más de medio siglo, y la otra en una diáspora que crece exponencialmente por los caminos del mundo.

    Queda por ver si Willy Chirino, Gloria Estefan o Paquito D’Rivera, a quien suspicazmente por poco dejan fuera de un concierto de jazzistas famosos en la Casa Blanca, donde sí fue incluido, sin mayores tropiezos, Chucho Valdés, son convocados a una presentación presidencial, como corresponde, o habrá que esperar hasta el primero de enero próximo –con una nueva administración– para que Silvio Rodríguez o la Orquesta los Van Van hagan las delicias de los invitados en Washington.

    El dilema de las dos “Cubas”, la crisis migratoria que acontece por las Américas, la llegada de más balseros y hasta nuevas maneras de fuga, como la de los tres cubanos que llegaron como polizones en el barco que traía carga de la filmación de la película Rápido y furioso 8 en La Habana, son circunstancias truculentas para la administración de los Estados Unidos, tratando de estabilizar relaciones diplomáticas, a partir de un concepto democrático, con una pícara e inescrupulosa dictadura que saca partido oportuno de cada crisis.

    Hubo un tiempo que el próximo éxodo masivo sería interpretado como un acto hostil, casi de guerra. El castrismo y sus víctimas, sin embargo, han encontrado una manera de continuar la huida hacia el norte, por vías distintas, pero con la misma intensidad de una expatriación indetenible. Hasta ahora, el vecino del norte no lo ha calificado como agresión.

    Este domingo el programa que conduzco en Canal 41, La Mirada Indiscreta (8:00 p.m.), se refiere a la manipulación histórica de la figura de José Martí, a quien le pasan la cuenta de todos los desmanes de la dictadura y ahora lo distribuyen nacionalmente en deleznables bustos plásticos, y al nuevo cortometraje del notable realizador Eduardo del Llano que se titula La leyenda de los abominables hombres de confianza.

    Del Llano coincide con (Mikhail) Bulgakov en cuanto a la capacidad que tiene el humor para dilucidar las tropelías e incongruencias del socialismo (tropical) y nos presenta un falso documental, donde investigadores y ciudadanos comunes tratan de esclarecer la desaparición abrupta –tronados– del panorama político nacional de dirigentes que fueron llamados “hombres de confianza” y de cómo han sido avistados en los lugares más insólitos, cual yetis del intrincado monte revolucionario.

    Aunque con nombres cambiados, los personajes del corto recuerdan la caterva de incapaces y arrogantes funcionarios que el propio Fidel Castro nombró en puestos claves del régimen, como Robaina, Pérez Roque, Lage y Hassan Pérez, para luego defenestrarlos por corruptos y hacerlos desaparecer, sin mayores explicaciones, en un ciclo que se ha repetido hasta la saciedad, donde manda una sola voluntad inalienable, la del “máximo líder”.

    Eduardo del Llano vuelve por sus fueros y nos hace reír a carcajadas con el destino merecido que el propio régimen deparó a algunos de sus más abyectos servidores.
    Crítico y periodista cultural.

  15. Rolando Perez Betancourt dice:

    Y he aqui al bueno y leal Abelito metido a apologista. Viene con los esfínteres dilatados y dando saltitos de felicidad con la noticia en la mano. Obviamente Alejandro Rios solo conoce el lado “expotable” del bloguero y no los golpes de pecho que suele darse frente al régimen.

    • Mr. Ladilla dice:

      Claro que Alejandro Ríos conoce muy bien las diferentes caretas del bloguero, lo que pasa es que también (vaya usted a saber por qué) se le dilata el esfínter trasero frente al bloguero oportunista y cara de guante. Asi andamos los cubanos, no por casualidad llevamos casi 60 años en estas tropelías sin ver la luz al final del túnel. Entre los intelectuales desvergonzados como el bloguero y los tontos útiles como el tal Rios anda la cultura nacional.

  16. charlitos dice:

    Señores, tengan en cuenta que Rios aunque parezca mayor fue, PIONEROS POR EL COMUNISMO, SEREMOS COMO EL CHE, y ese es un trauma muy dificil de superar.
    Por estos lares se asoman de vez en cuando algunos de esos Ej: Pirata Somali, Abelito,Maceo, Luis Felipe y otros .

    • Mr. Ladilla dice:

      Mas temprano que tarde espero ver al bloguero entrevistado en el programa del tal Rios en el 41 a ver que responde cuando le pregunten si sus cortos son contra el gobierno o si él es desafecto. Me imagino la cara del presentador cuando oiga de boca del bloguero que sus cortos son mal interpretados (lo que ha dicho tantas veces) por los intransigentes de Miami o que él admira a los 5 heroes, o que la revolución es lo mejor. Ese programa será para coger balcones.

      • Mr. Ladilla dice:

        PS: A ver cual de las caretas saca en esa entrevista.

      • Rolando Perez Betancourt dice:

        No coincido, Mr. Ladilla. Si eso llegara a suceder -lo cual dudo, porque aunque le gustan las luces el tipo sabe bañarse y guardar la ropa-, destapará el pomo de vaselina que siempre carga y se la untará a dos manos. Dirá un par de cosas sobre los bodegueros ladrones, los burócratas corruptos de la OFICODA y el insostenible precio de la carne de puerco. Si llega con par de tragos, quizás le de un roce a eso de la ley de cine.

  17. Dayron Paz dice:

    lo digo y lo repito y no es matraca mia, abelito es un perrito del comunista llanito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s