SOY ESQUIMAL

Publicado: 10-06-2016 en Sin categoría

 

Como he dicho antes, ando hace unos días por Europa, invitado a un par de festivales de cine. Me he reencontrado con algunos amigos y he conocido, como es natural, a mucha gente. Todos, al saber que soy cubano, me miran de arriba abajo y enseguida se sienten en la necesidad de preguntarme cómo veo la  Cuba de hoy, qué creo del desfile de Chanel y la visita de Obama.También se te acercan algunos compatriotas emigrados, ansiosos por hablar en cubano fresco.
La curiosidad es comprensible: Cuba vuelve a ser noticia, a estar de moda.  Lo que sucede es que a menudo siento deseos de convocar a los preguntones en cualquier espacio público y responder a todos de una vez, si prometen dejarme tranquilo más tarde. Estoy urgido de normalidad, esa normalidad por la que clamaba Padura. Los cubanos necesitamos ser normales, no destacar más allá de nuestros propios méritos y diferencias, despojarnos del cartel y la flecha que nos señalan como exóticos y, a los ojos de aduaneros y policías, un poquito peligrosos. En Austria la camiseta más popular entre los turistas es la que reza: In Austria there are no kangaroos. De eso hablo. Y no les habrá sido fácil, siendo la patria de Hitler, de Freud y casi de Mozart. No me entiendan mal: estoy orgulloso de mi nacionalidad. Lo que me incomoda es la maldición de que mi nacionalidad me convierta en un freak.
No es ni mucho menos mi primera vez por estos lares, pero los términos han variado poco: históricamente he escuchado desde las preguntas más ingenuas (¿Ustedes saben lo que es una computadora? ¿Tienen computadoras en Cuba?) hasta otras que tendrían que ser redirigidas al inner circle de Raúl Castro. El rango de curiosos abarca desde los que me pegan una palmada en el hombro y me instan, con voz conmovida, al sacrificio (¡Resistan, compañeros!) hasta aquellos que dan por sentado que voy a emigrar, que sólo vine para quedarme. Si digo que, con todo y sus contradicciones, quiero vivir en mi país, mueven comprensivos la cabeza y piensan: Claro, pobrecito, eso es lo que está obligado a decir. Si critico con dureza alguna arista de la realidad cubana, asumen que lo hago porque estoy en Europa. Dicho de otro modo, tus palabras siempre pasan por un filtro diseñado por los medios masivos.
Mentiría si dijera que no disfruto, hasta cierto punto, la situación descrita. Eres interesante, eres especial sin abrir la boca. Pero el momento en que empiezo a sentirme incómodo llega bastante rápido…  cuando comprendes que no puedes hacer nada, que varias décadas programáticamente apartados del mundo nos conviertieron en una suerte de buenos salvajes, que a cada paso tropezamos con trámites que te exigen una cuenta bancaria o inodoros de indescifrable manejo. La imagen del cubano turista es reciente y todavía insólita, en tanto la del cubano en funciones de trabajo aún sugiere cierto tinte oficialista. Te miran como un bicho raro porque lo eres, y tomará mucho tiempo y muchos cambios volver al montón.
Son pocos los que me preguntan de arte, de influencias, de gustos. Con un cubano, al parecer, se habla de política de la misma manera que con un nativo de Liverpool se habla de los Beatles. Para eso estamos, es lo que nos toca en la distribución mundial de clichés. Por mucha información que se tenga al alcance del teclado, el ciudadano común se entera de lo que ocurre en el mundo por los noticieros, no pocas veces sólo por los titulares, y ya se sabe de la traza que por lo general ostentan los titulares sobre nosotros.
La próxima vez diré que soy esquimal. Seguiré siendo raro, pero por lo menos no me preguntarán de política.
Claro que entonces no tendré un abrigo adecuado. Ya saben, uno siempre guarda en el fondo del closet un abrigo grueso que en Cuba no usa jamás, o en el mejor de los casos uno o dos días al año, cuando el termómetro se va de juerga. Ese es el abrigo de viajar… sólo que es el tipo de prenda que estaba de moda cuando Elvis empezaba a usar vaselina. En el pelo. Es un abrigo que se ve viejo y huele a viejo; en otras palabras, no es un abrigo esquimal, sino cubano, así que los europeos seguirán mirándome de arriba abajo y diciendo “Pobrecito…”
Como decía Ramón Fernández Larrea, es difícil vivir sobre los puentes.
(10 de junio 2016)

Anuncios
comentarios
  1. Rolando Perez Betancourt dice:

    Pregunto: ¿Y no se sentirá mal el bloguero, incómodo, etc cuando busca y acepta todo género de invitaciones, lo mismo a un restaurant que a un festival?

    • EL BOBO DE LA YUCA dice:

      Brother, tu fijación con el bloguero es patológica. Cuentanos cuál es el motivo: ?él “te dejó”?

      • Rolando Perez Betancourt dice:

        Soy straight, por consiguiente no entro en esos comentarios “homo” de los que tanto gustan ustedes. Supongo que lo de yuca en el nick es por tu juguete sexual preferido.

  2. EL BOBO DE LA YUCA dice:

    Yo paso constantemente por lo mismo, después de más de 20 años viviendo fuera de Cuba. Me he convencido que las personas hacen esas preguntas simplemente porque quieren ser cordiales, para establecer un diálogo. A otros se les pregunta de futbol o de pelota; a un cubano… de Cuba, de Fidel, de los “cambios”. No es porque les interese realmente o porque nuestra respuesta haga la menor diferencia.

    • Respeto tu veteranía, pero es justamente ese cliché lo que me molesta, ese zapatero a tus zapatos con que nos asumen. Sé que los guía la cordialidad y una curiosidad lógica pero me encantaría que un día me preguntaran en primer lugar qué opino del calentamiento global o de la situación en Siria. O algo de cine…
      Gracias por tu opinión.
      E.

      • Dromedario dice:

        Leyendo la prensa internacional no saben de Cuba no por que solo lean los titulares sino porque para entenderla hay que vivir en ella. El que no ha vivido en regimen dictatorial jamas sabra lo que eso significa a menos que pase por la experiencia..

  3. Samuel Smith dice:

    Muy sencillo. Si vienes del Jurasic Park, solo querrán saber cómo le va a los dinosaurios ¿No se han extinguido aún? Entonces, a los cubanos nos ha tocado la amarga experiencia de ser el resultado del experimento social más macabro del continente. Incitamos la curiosidad de los demás seres normales del planeta. Somos como mutantes, seres de otra galaxia. Ni si quiera esquimales, Eduardo.

    • No creo ni por asomo que la experiencia cubana clasifique entre las diez peores del continente, pero respeto tu punto de vista.
      E.

      • Pepe Alicate dice:

        De acuerdo contigo en eso Eduardo pero podriamos estar mejor, mucho mejor de lo jodidos que estamos. Es como en la Univeesidad recuerdo que habia estudiantes que agarraban un 3 o un 4 y se conformaban y decian Ah total si fulano y fulano tambien tienen 3 y 4 y nada pasa, y yo les decia pero fulano y fulano tienen 5 porque no te fijas en los que tienen 5 . Esta claro el mensaje.

      • Absolutamente de acuerdo. Hay que buscar el 5+. Y me alegro de que lo digas, pues hace unos días aseguraste que no tenías fe en que una Cuba mejor fuera posible.
        Un saludo
        E.

      • Samuel Smith dice:

        En las Américas no se ha llevado un experimento más atroz que el realizado por la dictadura castrista en casi 58 años. Ni siquiera el Paraguay del Dr. Francia, el fascismo de Pinochet o el Trujillismo dominicano son comparables. Recuerda, el Marxismo- Leninismo potenciado con el paroxismo demente del autoritarismo de Fidel Castro ha sido el fundamento ideológico y práctico del Ensayo Cubano.

        La visión revolucionaria de Marx fue definida muy tempranamente en torno a la idea de la transformación total no solo del mundo existente sino también del ser humano mismo. La naturaleza humana debía ser rehecha mediante la violencia apocalíptica de la revolución comunista, surgiendo de la misma un hombre nuevo capaz de forjar una sociedad radicalmente distinta a todas las anteriormente conocidas. Lenin y Stalin se encargarían de hacer enmudecer hasta el mismo Marx.
        Llámese Estalinismo, Maoísmo, Pol-Pot, Kim Il Sung, o Fidelismo, todos llevan los mismos componentes de violencia, odio y destrucción de todos los valores de la sociedad en aras de crear un hombre nuevo, un mundo superior, cuyos resultados todos conocemos.

        Dime Eduardo ¿Todavía crees que en América haya ocurrido una catástrofe social mayor a la Cubana?

      • Mr. Ladilla dice:

        Recordemos que el bloguero nación en Moscú, la madraza de engendros que llegaron a tener más cabezas que la Hidra de Lerna. El problema del bloguero no es como piensa, que es su derecho sino tratar de defender lo indefendible para sacar provecho personal.

      • charlitos dice:

        !! EDUARDO DEL LLANO CARAJ !! TU NO TIENES NINGUN PROBLEMA CON LA G2.

  4. Mr. Ladilla dice:

    Bloguero, te voy a explicar algo que tu no entiendes porque no lo has experimentado. Cuando viajas como turista, con el dinero ganado de tu sudor nadie te pregunta nada ya que tienes tu propio programa y no dependes de nadie, quizás algún que otro curioso en un hotel cualquiera. Pero cuando se viaja de chupón, representando a un sistema fracasado y surrealista tienes que soportar todo tipo de pregunta surrealista. De cualquier manera esa incomodidad te la puedes evitar facilmente de dos maneras: O viajas con tu dinero o renuncias a tus viajecitos pagados por otros y te confinas a tu pocilga y tus paseitos por el Vedado hablando solo. La primera opción está descartada ya que no puedes pagarte ni siquiera servicio de internet y la segunda también ya que tienes la cara demasiado dura y es muy rico coger el mango bajito. Ah! y tienes razón, no clasifica entre las diez peores del continente, está entre los peores del mundo. Esa afirmación tuya es un buen ejemplo de tu desfachatez y oportunismo.

  5. Gonzalo dice:

    Bueno como se mudo y cambio su IP, Liborio aprovecho para hacerse un nuevo personaje, el de Alicate, y ahora viene 100% de hueleculo del bloguero.

  6. Mr. Ladilla dice:

    QUIZ: Bloguero, ¿podrías responder las siguientes preguntas?

    – ¿Cuándo vas a escribir sobre Venezuela y los emigrados cubanos en Centroamérica?
    – ¿Como lograste salir de una casa en 26 y terminar en un tugurio?
    – ¿Es verdad que le plagiaste la idea de Alicia a un amigo?
    – ¿Por qué no te dieron la residencia en España después de más de un año “jineteandola”?
    – ¿Es verdad que durante ese tiempo viviste a costilla de una novia?
    – ¿Por que tanta aversión hacia Miami?
    – ¿Es verdad que haces rechazo al agua?
    – ¿Por qué cuando Antonio Rodiles te invito a Estado de SATS le diste un “NO” rotundo sin más explicación?

    Argumente su respuesta.

    • Edierzitico Ladilla, mi amor, ayer no pude dormir en toda la noche tras enterarme de la matanza masiva en el club gay de Orlando, pensando que pudieras estar allí y ser una de las víctimas. Me moría por ver otra entrada tuya aquí, pero ya respiro tranquilo, aunque tu macho sea ahora Eduardo y no yo. Gracias por escribir y poner fin a mi desesperación. Este blog es mi esperanza de saber siempre de ti. Escribe siempre, por favor, lo que sea, aunque me muera de celos, te prefiero vivo. Gracias Eduardo por mantenérmelo enganchado.

      • Cuco dice:

        Socio usar la matanza de Orlando como parte de un chiste o jodedera esta completamente fuera de lugar. A proposito, hubieron 2 cubanos muertos por si no lo sabias…

      • Mr. Ladilla dice:

        Cuco, bien dicho pero lo que tu no sabes es que el tal Buen Peder es el mismo bloguero con un seudónimo. Por supuesto de un miserable se puede esperar cualquier cosa.

  7. Rafael dice:

    Hola, Cómo Y Dónde Puedo ENCONTAR El DOCUMENTAL De Nos y Otros. Muchas Gracias

  8. Carlos dice:

    La primera vez que sali de Cuba (Inglaterra) la mayoria de la gente con la que hable no sabia ni donde estaba Cuba. Somos mucho menos conocidos de lo que nos creemos. Algunos se asombran de que seas blanco (en el caso que lo seas) o te preguntan por Fidel como si lo conocieras. Te preguntan bussiness or pleasure y la verdad no es ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario.
    Recordemos a Les Luthier: “Pasen a ver lo nunca visto: El hombre normal.” Eso no existe.

  9. Samuel Smith dice:

    A veces algunos amigos americanos me preguntan si la Revolución Cubana tuvo o tiene logros. Al contestar trato de ser lo más objetivo y balanceado posible. Respondo de este modo:

    1. La campaña de alfabetización fue el inicio de acto majestuoso de llevar la educación a todos los rincones del país. Miles de escuelas de todos los niveles germinaron por toda la isla dando luz y esperanza a millones de personas.

    2. Desde el principio la medicina y la graduación de médicos y profesionales de la salud trajo un mejoramiento del sistema sanitario con índices envidiables.

    Entonces, viene la consabida pregunta ¿por qué se van tantos cubanos del país? Respondo.

    No basta con educación y salud para traer prosperidad y felicidad a una nación. Más cuando estos “logros” no están sustentados en un desarrollo económico sostenido, sino en la perenne ayuda de la extinta Unión Soviética o en tiempos más recientes del petróleo subsidiado venezolano. Al derrumbarse la URSS, como un castillo de naipes la economía cubana se desplomó mostrando la realidad de un país subdesarrollado y mono productor. La industria azucarera se desmoronó y con ello el espejismo de la “potencia medica” y su sistema educativo. Las carencia de profesores preparados y la fuga masiva de estos hacia otros sectores mejores remunerados los hizo recurrir a “maestros emergentes”, o sea, los alumnos de bajo índices académicos sin opciones de carreras universitarias fueron usados para enfrentar el déficit de maestros. El resultado fue desastroso. Dando el caso bochornoso de graduados universitarios con colosales faltas de ortografías y lagunas de conocimientos básicos en historia y ciencias.

    Sumémosle a eso, la situación de la alimentación, la vivienda, la ropa y el calzado, la calidad de vida en general en estados deprimentes; la falta de libertad, democracia, diversión, la represión contra los opositores pacíficos y cualquier movimiento disidente, entonces tendremos el cuadro de un país en quiebra moral y económica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s